viernes, noviembre 01, 2019

VIVIR CON MIEDO


Resultado de imagen para Disturbios en Chile
Chile hoy

Poco ha cambiado desde mi anterior artículo sobre el vandalismo desbordado en mi país, asolado por dos fenómenos: las manifestaciones masivas y relativamente pacíficas, y el saqueo de negocios grandes y pequeños, quema de accesos al Metro y ataque despiadado sobre recintos públicos. Anteayer fue prácticamente pulverizado el tradicional edificio de la Municipalidad (ayuntamiento) de Quilpué, localidad de la zona de Valparaíso, y ayer el café literario de Providencia, tradicional espacio para la cultura en el corazón de Santiago.

El gobierno modificó gran parte de su gabinete de ministros, cambió su agenda legislativa y se abrió también a modificar el eje de una de sus más relevantes reformas, la tributaria, en busca de una resolución de demandas sociales. Algunos sectores califican de insuficientes las propuestas y -mientras millones de chilenos anhelan el pronto retorno de la tranquilidad en paralelo al diálogo por cambios sociales-, ellos presentan una acusación constitucional contra el ex Ministro del Interior y pretenden incluso presentar otra contra el Presidente, ambas sustentadas en las supuestas violaciones a los Derechos Humanos que habrían sido cometidas por la policía y el Ejército, en medio del control del orden público en los días de furia desatada que inutilizaron el Metro, arrasaron con supermercados, cortaron la cadena de suministro y paralizaron las ciudades.

De los derechos que poco se habla en la agenda de los políticos que intentan adueñarse de las demandas de la calle, son los de cientos de propietarios de comercios pequeños o medianos que se han quedado de brazos cruzados ante la destrucción y el fuego generado por los vándalos; de los miles de trabajadores que perderán el empleo o de los miles que han visto definitivamente dañada su calidad de vida ante la destrucción de las estaciones de Metro y el colapso del sistema de transporte. Suma y sigue.

Ya las Cumbres de APEC y COP 25 no se harán en suelo chileno, de modo que el tan esperado encuentro entre los mandatarios de Estados Unidos y China, no será bajo nuestros cielo. Queda por definirse si la final de Copa Libertadores, a cargo esta vez de los futbolistas de River de Argentina y de Flamengo del Brasil  correrá la misma suerte. Se teme una importante fuga de capitales de inversión y el erario nacional se verá inmensamente afectado en la recuperación de los bienes destruidos. Actividades de recreación como las propias competencias del deporte más popular, también se encuentran inactivas por la falta de seguridad.

En varios barrios de Santiago, establecimientos de primerísima importancia como las farmacias o no atienden por haber sido desvalijadas o cierran muy temprano para que sus trabajadores alcancen a regresar a sus hogares antes de que anochezca. Comunas completas, algunas de las más populares, se han quedado sin supermercados, obligando a sus habitantes a desplazarse por la ciudad para abastecerse.

Me hace sentido lo que señaló en el diario La Tercera el ingeniero comercial Álvaro Pezoa, doctor en filosofía: "Se ha ido sembrando una sociedad de sujetos de derechos sin correlativos deberes. Por ahí caminan miles de individuos súper conscientes de sus innumerables (supuestas) prerrogativas e indolentes a todo auténtico compromiso y obligación. Se ha cosechado a millares de pseudoinfantes y adolescentes (aunque ya no se encuentren en edad para darse tal lujo), que piden sin mesura tantas veces, sin ofrecer nada a cambio".

Lo que vive Chile hoy duele en el alma. Ha habido una explicable reacción de gran parte del mundo político, sensibilizado para imponer o apurar medidas conducentes a una mejor distribución de la riqueza, tratando de interpretar a una calle que se expresa con furia y que no tiene una demanda en particular, como sucedió en 2011 con las marchas de universitarios por “educación gratuita”. 

La democracia está amenazada, en el parlamento por una minoría que quiere cambiar por secretaría el abrumador resultado de las elecciones de hace solo dos años, y en la calle por una masa que quiere, supuestamente, “cambiar el modelo”. En la otra vereda, algunos ven en esta "fiebre de justicia súbita", de incierto origen, la pista que alimenta las sospechas contra quienes se vanaglorian de que "estamos cumpliendo al pie de la letra lo mandatado en el Foro de Sao Paulo" y que "una brisita bolivariana se ha dejado caer sobre algunos países". 

Me siento parte de otra gran mayoría, esa que no marcha, que vive hoy con miedo, que anhela recuperar la calma en medio de este clima de polarización y odio, y que, sin desconocer problemas sociales que aún existen en Chile, se siente orgullosa de la trayectoria positiva y el avance que hemos construido entre todos durante las últimas décadas.


sábado, octubre 19, 2019

Estado de Emergencia en Santiago de Chile



Son las dramáticas portadas de hoy de los diarios más importantes de Chile:El Mercurio y La Tercera

Por motivos de salud mental y de respeto a mis amables lectores, no escribo de política en este blog, pero hay veces en que las circunstancias obligan a hacerlo. Es desolador ver tanta destrucción como la que se ha producido en horas recientes en esta ciudad-capital de Chile. Todo empezó por la invasión de estudiantes sin pagar el pasaje durante un par de días, a diferentes estaciones de Metro por el alza de ellos. A los menores no les subieron la tarifa, a los llamados adultos mayores tampoco, pero decían "hacemos esta manifestación, porque a nuestros padres les afecta gravemente". El alza en la tarifa del Metro y de la locomoción colectiva en general se realiza periódicamente y ningún gobierno está libre de ello. Esta vez el que haya subido el valor en treinta pesos durante las horas punta, desencadenó la "fiebre justiciera" que llevó a los niños y jóvenes a evadir en grandes grupos el pago mínimo que les permite su credencial, en medio de consignas y bastantes risas. Treinta pesos son equivalentes a menos de cinco centavos de dólar. Por cierto que sumando los treinta pesos por los días  laborales, la suma puede afectar a muchos trabajadores, pero en cantidades mínimas en comparación a alzas de mayor envergadura en que las legítimas protestas se diluyen en reclamos individuales. Ahí surgen las voces justificadoras: "Es la gota que rebalsa el vaso. Nunca hemos estado tan mal como ahora." 

Caramba! ¿Tan mal como ahora? Al través de los años, con gobernantes de diferente origen, Chile ha experimentado un incuestionable progreso reconocido mundialmente. Miles de personas han accedido a la universidad por primera vez en la trayectoria de sus familias y el país tiene un 8,5% de pobreza, comparado con el 35% de nuestra hermana República Argentina, por ejemplo. Sectores comúnmente marginados del progreso, hoy llegan en su propio automóvil a cumplir sus funciones, tienen acceso a bienes y servicios que antes parecían reservados solo a unos pocos, como automóvil, viajes en avión y tantos otros. Por supuesto que quedan inequidades y persisten injusticias, pero Roma no se construyó en un día.

Como contrapartida en términos económicos, hay un clamor generalizado contra la llamada "clase política" porque mientras se hace cuestión de sueldos y pensiones bajas, los parlamentarios chilenos tienen una situación de privilegio excesivo, percibiendo sueldos de primera categoría mundial y ventajas tales como jubilación con tan solo completar dos períodos. Además parece un contrasentido que mientras la gente común abomina cada día más de los políticos, estos por votación transversal hace algunos años decidieran aumentar la cantidad de senadores y diputados.

Lo condenable es lo sucedido tras la acción de los estudiantes. Aprovechando la ocasión, sectores extremistas destruyeron literalmente muchas estaciones de Metro con el mayor encono y un odio latente. Además, las bestias destructoras en la superficie, quemaron 22 buses y actuaron con extrema violencia digna de mejor causa. Incluso generaron un incendio en el edificio de la empresa Enel, que abastece de electricidad a un amplio sector del país, debiendo sus trabajadores ser evacuados de urgencia. Lo más deplorable, va una treintena de heridos. 

Santiago vive "Estado de Emergencia" con militares a cargo del orden público, en un sábado muy triste y plagado de desesperanza.

AGREGADO EN DOMINGO 20 DE OCTUBRE 2019:
Resumen de calamidades: 3 muertos tras incendio y saqueos en San Bernardo, a 20 Km. de Santiago. Toque de ollas y cacerolas en apoyo a protestas. Incendios, saqueos y disturbios a granel. Daños en el Metro sobre US$200 millones, 77 estaciones de Metro destruidas, 20 de ellas incendiadas. Santiago  se asemeja a una ciudad de posguerra.

En tanto hay toque de queda desde las 22 hasta las 6 horas del día siguiente en Santiago, Valparaíso y Concepción y se suspende el aumento de los 30 pesos en horas punta de tarifa del Metro, detonante de la barbarie. 

AGREGADO EN MIÉRCOLES 23 DE OCTUBRE 2019
Yo pensaba mantener un flujo informativo habitual durante los difíciles días que vive Chile.
Sin embargo desistí de la idea porque la magnitud de la tragedia en mi país, la ha convertido en noticia mundial, de modo que a ese nivel la importancia de los blog es menor.
En todo caso sigo perplejo, porque Chile pese a sus desigualdades muy menores comparativamente, no merecía esta explosión desorbitada de muertes, heridos, intolerancia, mala intención, violencia sin freno, saqueos, incendios generados por turbas y otras calamidades. Hoy en el Parlamento, los "honorables" dieron el peor de los espectáculos, al actuar como la más vociferante Barra Brava del fútbol con motivo de la visita del Ministro del Interior. 

martes, octubre 15, 2019

Chile-Guinea, ganamos pero...

Fue nuevamente en Alicante donde habíamos empatado con Colombia, en otro  amistoso de selecciones nacionales. Había muy poco público. Se habla de unas 500 personas y eso que los organizadores para evitar el "papelón" de estadio vacío, repartieron invitaciones a establecimientos educacionales. En la llamada Fecha Fifa, Chile enfrentaba a Guinea, ubicado en el lugar 74 del ranking mundial, de bajísimo desempeño internacional y derrotado hace algunos días por las Islas Camores.  Pero todo sea para aprovechar el tiempo y llegar "con la mente despejada"a las clasificatorias de marzo rumbo a Qatar 2022.

El primer tiempo incentivó para que los aficionados chilenos se tomaran la cabeza constantemente. Fue un equipo muy renovado, claro. Habían sido liberados los lesionados Alexis Sánchez y Gary Medel; también Fabián Orellana y Pablo Díaz, porque nuestro DT Reinaldo Rueda dijo creer que les puede ser más útil jugar o tratar al menos de ganarse una camiseta en sus clubes, Eibar (que iba a enfrentar a Barcelona) y River Plate, que quedarse a actuar ante Guinea.

En esos 45 minutos iniciales no solamente jugamos mal, sino que asombraba la falta de matices y coraje de los rojos.  Para colmo convirtió Guinea, por medio de Ibrahima Conté a los 38 minutos.
O sea, siempre las cosas pueden ser peores.

En la segunda mitad, al menos Chile pudo marcar, con dos goles de quienes habiendo sido convocados escasamente por Reinaldo Rueda, habían recibido mínimos minutos para mostrarse. Primero Jean Meneses a los 64, luego Felipe Mora a los 71, además de una conquista de Arturo Vidal de penal a los 74, pero el opaco adversario se las ingenió para inquietarnos nuevamente con otra diana de Camará, también de nombre Ibrahima, muy cerca del epílogo del partido.

Haber perdido hoy ante tan escuálido rival hubiera sido bochornoso, incluso igualar. Se ganó pero las dudas siguen abiertas. La pasada Copa América en sus inicios nos dio la impresión en los primeros partidos que la selección dorada había recobrado la memoria. Sin embargo todo se diluyó al perder consecutivamente con  Uruguay, Perú y Argentina. Al paso de los meses hasta Honduras nos hizo la gracia y nos venció en otro amistoso. Tras lo visto hoy, pese a la disminución del bochorno por haber ganado, estamos más cerca de confiar en los rezos que en el equipo ...¿de todos?


sábado, octubre 12, 2019

Colombia-Chile, empate muy pobre en Alicante


Arturo Vidal y Claudio Bravo

Resultado de imagen para arturo vidal y claudio bravo

El DT de la selección chilena de fútbol,  el colombiano Reinaldo Rueda, citó juntos después de largo tiempo para jugar en encuentros amistosos pre eliminatorias Qatar 2022, a los experimentados Claudio Bravo y Arturo Vidal. El lugar para que viejas rencillas quedaran superadas entre ambos, fue  Alicante, la bella ciudad española, donde Colombia y Chile empataron sin goles.

Los hinchas en su mayoría, abogaban para que de una vez las relaciones entre dos de los principales eslabones de la campaña internacional de nuestros balompié en la última década, fumaran por fin la pipa de la paz, por muy mal que haga el consumo de tabaco.

La historia de rencillas entre ellos se inició luego de la pérdida de opción de Chile para ir al Mundial de Rusia, instancia en que la esposa de Bravo lanzó fuertes dardos contra Vidal y su grupo, culpando por los medios al actual mediocampista de Barcelona de indisciplina, a su juicio responsable de quedarnos a la vera del camino mundialista. Por lo demás no habría sido primera vez en que Arturo Vidal se olvidara de su condición de deportista "ejemplar". La frase es nuestra y no de la mujer de Bravo.
La llamada "camarilla" de Vidal hizo causa común con su líder, considerando inadmisible que un extraño ( en este caso una extraña) ventilara situaciones internas "de camarín".

Pero Claudio Bravo también traía sus propios pecadillos. El más impresentable fue cuando Rueda se hizo cargo del grupo y citó a Bravo a una mini-gira a Europa, de dos partidos frente a Suecia y Dinamarca, a lo que este se negara porque el futbolista se había autoplanificado un descanso. Con figuras de nuestro fútbol así de autosuficientes y rebeldes, no debería habernos sorprendido no ir al Mundial. Son actitudes para muchos entrenadores irreversibles en cuanto a que no se les convoca más al equipo de todos. Pero habiendo un claro déficit de estrellas de primerísimo nivel entre los nuestros, solemos hacer la vista gorda.

No faltan los que agradecen hoy la supuesta buena intención de Bravo y Vidal, sin pensar que con  "ponerse en la buena" apenas reparan sus males anteriores. Si es que hubieran conversado al menos entre ellos, situación que parece no ser tal. Testigos dicen que ni se miran. Pero ya está. Volvamos al partido de este atardecer en tierras comunitarias valencianas en la costa mediterránea. Alicante tiene más de 330.000 habitantes y fue fundada 324 años antes de Cristo. Sus moradores de hace tantos siglos no podían saber de Vidal ni de Bravo.

Algo, un poco, de novedades tuvo la selección nacional hoy. Consolidados como titulares Pablo Díaz y Erick Pulgar, incorporado Pinares de gran presente en nuestra Universidad Católica y entrando Vegas por el lesionado Medel tras un entrevero en el primer tiempo que sacó del partido al pitbull. Además, Rueda colocó a Alexis Sánchez como clásico delantero centro y sacó del olvido tras años en el fútbol español a Fabián Orellana. A eso del cuarto de hora del segundo tiempo, Alexis pasó a la punta izquierda, incorporándose a la cancha por el centro del ataque de Chile Diego Rubio, que juega en Estados Unidos. También vió acción Baeza, luego muy poco tiempo Mora y faltando un minuto entró a la cancha Pavez. Es incomprensible la manía de Rueda de hacer cambios absolutamente inconducentes, a minutos del final en amistosos.

Fue un partido pobre, con pocas llegadas, mostrando ambos equipos que aún están lejos de su puesta a punto para el comienzo de las eliminatorias mundialistas en marzo de 2020.

A comienzos del segundo tiempo un claro penal contra Juan Guillermo Cuadrado, reclamado airadamente por Colombia, no fue visto por el árbitro Jason Barceló, de Gibraltar.

Hubo futbolistas de la roja absolutamente desorbitados en su falta de templanza. Vidal, Díaz, Rubio, Isla, se ofuscaron y generaron conatos de agresión, felizmente frustrados porque sus rivales se acordaron que era solo un amistoso y que no daba para tanto. 

En suma, otro apronte internacional para los nuestros, que sigue dejando más dudas que certezas. Para colmo seguimos alejados de la red rival.





lunes, septiembre 30, 2019

Con abrigo y bufanda...a 30 grados

Resultado de imagen para piscinas públicas imágenes
Publicado en este blog por primera vez en

Octubre 21, 2008.

Verano de 1961.

En Radio Balmaceda hacíamos Ritmo en las Piscinas, llamadas piletas en algunos países.

Era una competencia entre los bañistas de varios de esos establecimientos situados en distintos puntos de Santiago, organizada por la emisora para solaz de quienes se regocijaban en esos lugares, en época de vacaciones.

La disputa por premios no solamente abarcaba a personas que estaban en la misma piscina, sino que a ratos se competía también con quienes se encontraban en las otras, del modo más diverso: recitando, cantando o en conocimientos generales.

Todo perfecto, hasta que cierta tarde para “amenizar” el programa decidimos dar premios a las primeras veinte personas que llegasen a cada una de esas piscinas con atuendos completos de invierno, esto es sombrero, bufanda, abrigo, etc.
¡Imaginen el espectáculo, con 30 o más grados de calor!

Y, claro, llegaban los 20 primeros vestidos de esa forma, pero aparecían también los que no alcanzaban a estar entre los ganadores, pero que igualmente lo habían pretendido.
De este modo en cada uno de esos balnearios estivales se completaban unas 500 personas... con abrigo, bufanda, sombrero, botas y paraguas... a la orilla del agua de la piscina.
Era un espectáculo rayano en lo inverosímil. Cada uno “asado” de calor, pero compitiendo por el premio en buena lid.

A casi 48 años de aquel entonces, (en este 2019 ya van casi 59 años) se me agiganta el recuerdo y las imágenes de quienes realizábamos la animación de los concursos en las respectivas piscinas; Juan La Rivera en una; Gastón Bunout en otra; Benito Limardo en la tercera y yo en la cuarta, que era la del entonces Estadio Municipal de Ñuñoa, donde hoy se ubica la Municipalidad de La Reina.
En los estudios de Balmaceda “movía el pandero” mi dilecto amigo y “compadre” Ruperto Estay, sensiblemente hace años ya bajo tierra.

jueves, septiembre 19, 2019

EL ATRASO DE LA NOVIA, (actualización)


Publicado por primera vez  el 
domingo, abril 15, 2007

No. No es el atraso que ustedes están imaginando. No sean mal pensados.
El pasado sábado fui a un matrimonio. La novia debía llegar a las 19 horas... pero arribó a la Iglesia a las 19.40.
¿Cuanto debe demorar una novia?
En Chile es de buen tono que la novia llegue atrasada. ¿Como será en otros países?

Cierta vez en Alemania llegamos con mi señora diez minutos tarde a almorzar a casa de unos amigos y fue un escándalo. Sin pudor, el dueño de casa nos dijo indignado que a Margot, su esposa, ya se le estaba quemando la carne.

Pero volviendo a lo del matrimonio, recuerdo que con ocasión del mío hace ya lejanos 37 años 
( (ahora en 2019, por cierto ya van a ser 50), la novia se atrasó no porque hubiera querido, sino porque le avisaban vía teléfono fijo- no había celulares, claro- que el sacerdote estaba con demora. Y eso que era su primo.

Yo espantado esperaba en la puerta de la iglesia. Nacido en hogar judío, aunque sin practicar activamente la religión de mis padres, había conseguido una dispensa eclesiástica para asistir a mi matrimonio católico en calidad de acompañante, sin necesidad de convertirme a esa fe.
Con una condición, sí. Que me comprometiera a que nuestros hijos se educaran en el marco de la religión de la madre.

Era razonable. Entre la fe inconmensurable de María Teresa y la menor vocación religiosa mía, me pareció lógico.Y mis tres hijos se educaron junto a su madre, entre misas dominicales y celebraciones de Semana Santa.

Hubo salidas de libreto al correr de los años. La mayor sigue plena y abnegadamente la ruta que les trazó su mamá. Los otros dos, son muy críticos "del sistema" y las misas dominicales no constituyen su prioridad.

Pero vuelvo al matrimonio del pasado sábado.
Con casi 40 minutos de retraso llegó la novia, blanca y radiante como en la canción. Yo que el novio le perdonaba el atraso porque se veía sumamente bella.

Un grupo de músicos irrumpió junto a un estupendo coro con acordes selectos dignos del  Municipal. Pensé que en una de esas, eran artistas exonerados de ese Teatro y que debían ganarse ahora la vida en las iglesias y que si hubieran nacido en Europa seguramente actuarían en alguno de los teatros de conciertos que ahí hay cada 20 cuadras.

Pero dejé de pensar escuchando al sacerdote:

El Macabeo esperaba siempre con firme confianza que Dios le asistiría con su socorro.
En ese momento empecé a divagar, que Dios me perdone, pero era algo más fuerte que yo. Le habrá ganado Unión Española a Palestino, pensaba. Si así fuese Colo Colo tendría mañana a los rojos pisándole los talones antes de jugar contra Everton.

Y el cura seguía:

Al mismo tiempo, el Macabeo exhortaba a los suyos a que no temiesen el encuentro de las naciones.
Mi mente se volvía a desviar. Recordaba cuando mi señora me interrogaba por la tarde acerca de si sus zapatos eran los adecuados para la ocasión. Ella, autoridad suprema desde siempre sobre lo que ambos y cómo ambos deberíamos vestir para cada oportunidad, ¿estaba dudando?. "Pero le quedan regio mijita", yo le decía, convencido que si había decidido utilizar los plomos con vestido azul, era lo que correspondía.

Y el cura:

No os engañéis, hermanos míos. De lo alto es todo bien que recibimos y todo don perfecto, descendiendo del Padre de las luces.
Mientras, mi mente me seguía llevando por otros senderos.

María Teresa y yo, habíamos llevado a la Iglesia a mis distinguidos suegros, de 90 años ella y de 89 él. Don Jorge, imponente con sus bastones por su avanzada artrosis y la señora Carmen, también con bastón , pero más por problemas con la vista que con las piernas.

Y armó a cada uno de ellos con admirables discursos y exhortaciones y con la narración de un sueño digno de fe...seguía diciendo el padre.

Pero mi mente huía y se proyectaba al futuro. Mis suegros tienen 90 y 89. Yo 71. No uso bastón y me siento pleno. ¿Como seré dentro de 19 años cuando yo llegue a los 90... si es que llego, claro. ¿Usaré bastón? ¿Podré seguir encaramado a una trotadora cada mañana por media hora como sucede actualmente? ¿Estaré lúcido?

¿Cómo estará María Teresa en mis supuestos 90, con sus entonces 81 años?

La voz del cura me vuelve a la realidad:
Os declaro marido y mujer. Les haré entrega de una libreta de familia con 8 casilleros para que los llenen con 8 hijos y si luego necesitan seguir, la segunda libreta será gratis.
No puedo dejar de divagar: 8 hijos en estos tiempos. 8 colegios, tal vez hasta 8 estudios universitarios, 8 platos diarios más los de los novios y posiblemente el de alguna asesora de hogar y con opción agregada de empezar una nueva libreta de familia ¡¡¡¡!!!!

El señor es mi pastor, nada me habrá de faltar... entona el coro. Nos damos la paz. La Paz. Muchas veces, acompañando a mi señora en estas instancias, herejemente me da por nombrar otras ciudades de Bolivia como Cochabamba o Sucre en vez de La Paz, pero me logro contener.

Finalmente doy un beso en la mejilla con gran unción a María Teresa y la mano a mis suegros, mi cuñado, mi concuñada y a toda la fila, incluyendo a algunos de los de los asientos de delante.
Ha prevalecido mi ángel bueno.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿Qué ha pasado tras 12 años en relación a los personajes y algunas situaciones de este post, por orden de aparición?
Tanto Margot como su esposo Hans, nuestros amigos en Alemania, ya han muerto. Lo mismo mis queridos suegros.
A mí me faltarían 7 años para llegar a los 90, pero por ahora sigo sin bastón y usando trotadora. Continúo lúcido, al menos eso creo. 
Pero nuestro Teatro Municipal de Santiago repite los problemas, porque hace poco se produjo otra serie de despidos masivos, mientras su director francés presentó la renuncia. Nada nuevo bajo el sol.








miércoles, septiembre 04, 2019

¿Podría hablar con...?


Resultado de imagen para Centrales telefónicas

¿Podría...hablar...con...Jessica...Tintintin? (apellido ficticio), me dice la grabación que surge por mi teléfono fijo.
Aquí...no...hay nadie...de ese nombre, contesto en la misma forma, mecanizada y lenta.

Ya parece un mal chiste. Las compañias que atienden las comunicaciones en Chile, no deberían prestarse para ser cómplices de una manera  tan burda y desvergonzada para ubicar a posibles deudores de algún servicio, imagino. Por lo general los llamados como en mi caso, los reciben personas totalmente ajenas.  Pero en el caso de Jessica Tintintin, no hay pausa. Desde hace una semana invariablemente suena el teléfono y aparece  la voz de una mujer quién quiere conversar con ella. ¿"¿podría... hablar...con Jessica......Tintintin?"

Lo peor es que como se trata claramente de una grabación, no se saca nada con decir que aquí no hay ninguna Jessica Tintintin o(y) no la conozco, porque la respuesta indiferente y  programada es ¿si vuelvo...a llamar.... podría hablar... con Jessica...Tintintin?

Las llamadas ofreciendo créditos preaprobados o cualquier tipo de productos y servicios ya no son suficientes. El hecho que lo hiciera un individuo de carne y hueso con el cuál al menos se le puede decir en términos más suaves "no friegue más" tampoco. Ahora son grabaciones que aunque dejen espacio para la respuesta, no reaccionan con un repertorio más acabado de contestaciones.


Lo llamativo es que aquellos servicios telefónicos se presten para contactar supuestamente a tantas o tantos Jessica Tintintin, posiblemente con razones de algún impago o lo que sea, sin asegurarse como en este caso que la dirección telefónica corresponda a la persona.


Desconozco si este es un problema solo chileno o si en otras latitudes también se deban soportar  llamadas de esta cuerda. Por de pronto, proclamo por este medio, que en mi casa no vive ni trabaja alguna Jessica Tintintin. Espero...que...la...señorita...de...la...grabación, lo...llegue...a...tener....claro.  


miércoles, agosto 21, 2019

Las alzas convertidas en salsas.

Tal vez yo era un iluso al pensar hace casi seis años que sería posible mayoritariamente en nuestros medios, hacer la distinción entre salsas y alzas.
pero no.
seguimos igual.

Resultado de imagen para salsas y aderezos


Publicado en este blog, en MIÉRCOLES 4 de DICIEMBRE 2013

¿Salsas...o alzas?

Hace ya muchas lunas hablé de lo que podría llamarse el síndrome del "loro olímpico" en los medios de comunicación. Pero hay casos similares y muchos.
Escucho asombrado que “el ministro inauguró las sobras de la construcción”.
Como en tantos casos,  me pregunto si acaso las sobras aquellas merecen tal honor.

Me viene al recuerdo cuando se dice muy campantemente que “las salsas de los combustibles, se repiten”.

Y nuevamente quedo perplejo por la falta de rigurosidad  en radio y televisión, al no hacerse la separación leve pero indispensable al pronunciar, principalmente en el caso de palabras muy parecidas, pero de significación tan distinta.

Si así se hiciese en esas y muchas otras situaciones, los oyentes y televidentes sabrían con certeza que se trata de “las obras de la construcción” y no de sus sobras y de las alzas de los combustibles y no de algún condimento alimenticio para las bencinas.

La excepción en lo de las salsas o alzas  podría estar en el público español, debido a que nuestro idioma pronunciado en su forma original hace un claro distingo entre las letras ese y zeta, pero en este continente bien sabemos que esa diferenciación no se practica.

Parece cosa de sentido común, aunque bien dicen que aquel es el menos común de los sentidos.

martes, agosto 13, 2019

Una narración a contrapelo

Publicado en este blog hace casi 9 años.

MARTES, OCTUBRE 05, 2010


Deporte en sentido contrario del tránsito


En mi larga trayectoria radial, me identifiqué claramente con Radio Minería, en la que trabajé durante 21 años en total. Pero hubo un período intermedio, durante 1977 y 1987, tiempo en el cual laboré en Radios Agricultura, Nacional de Chile, Nuevo Mundo y Carrera.

La anécdota que revelo ahora es de esos años y tiene relación con la transmisión de la entonces famosa Vuelta Ciclista de Chile, con participación de connotados especialistas tanto chilenos como internacionales.
En esa circunstancia Radio Minería era nuestra competencia y había que restarle sintonía. Esa emisora tenía sí una ventaja. Narraba año tras año la Vuelta Ciclista completa. Nosotros, en Radio Nacional, simplemente transmitiríamos la última etapa, la de la llegada a Santiago.

Esa jornada final de 1996, o sea un año antes de mi retorno a Minería, la iba a acometer partiendo en un Móvil (camioneta habilitada con elementos para transmisiones radiales), desde la localidad de San Bernardo, a 20 kilómetros de Santiago, siguiendo a los competidores hasta el Estadio Nacional. Pero sucedió un hecho no contemplado por cierto. Aquella jornada deportiva se inició con una hora de anticipación.
Cuando lo supimos, no me quedó más que subirnos con el conductor del Móvil al vehículo, que se encontraba en el centro de nuestra ciudad-capital. Entonces me puse los fonos (auriculares) escuchando Radio Minería y repitiendo en la medida de lo posible lo que ellos narraban siguiendo a los pedaleros metro a metro de la ruta, mientras que nosotros recién partíamos al encuentro de la caravana.
El inconveniente era que nuestro vehículo iba en busca de los deportistas en contra de la dirección de la carrera. Los ciclistas de sur a norte. Nosotros de norte a sur y a considerable distancia.
Pero, en fin: no había alternativa.

Todo iba relativamente bien hasta que nuestro Móvil llegó a una plaza de peaje, entonces situada entre Santiago y San Bernardo, en que necesariamente había que detenerse, pagar y luego de abierta la barrera... seguir.
Nunca olvidaré el rostro del cajero, quién veía estupefacto mientras mi compañero chofer le entregaba los billetes y recibía el comprobante de recibo, como un tipo (yo) al parecer enajenado, relataba la carrera en contra de la dirección que ella llevaba y sin que ni de cerca ni de lejos se viera algún ciclista.

viernes, agosto 02, 2019

El progreso y sus consecuencias

Resultado de imagen para Congestión de peatones en Santiago

867 × 1390
867 × 1390
Cada dia cuesta más caminar por muchas avenidas y calles de las ciudades chilenas. Es también un reflejo de lo que pasa a un costado de las aceras, con notoria estrechez para vehículos, con sus conductores exaltados por el lento avance. Al ser miles los automóviles cero kilómetro que se incorporan a las pistas y al no desaparecer los coches viejos en la misma medida, muchas veces dan ganas de irse a vivir a algún pueblo lejano y tranquilo. 

¿Por qué se mantienen tantos coches de años muy anteriores con vigencia? 
Por que personas que antiguamente se movilizaban exclusivamente en buses, felizmente han subido su estándar de vida y para ellas poseer ahora un coche fabricado hace unos diez años o incluso de tiempos anteriores, resulta un notable progreso. Para alguién que compra un auto de solo dos años de antigüedad también puede serlo, lo mismo que para el que adquiere uno de cuatro.
En todo caso la congestión vehicular no es un problema solamente nuestro. Al ver por televisión muchas veces las filas de coches detenidos por  lo que acá llamamos "tacos", en urbes como Ciudad de México o Sao Paulo, nos sentimos por contraste, en una aldea.

Ciertamente hay al conducir algún vehículo, consideraciones que obviamente casi todos  respetan, como hacerlo siempre por la derecha sobre todo en una arteria de doble tránsito. No obstante en las congestiones generadas por peatones en su caminar, esa regla de oro rara vez se adopta y se producen situaciones tragicómicas con un señor que viene de frente tuyo dando un paso a la derecha, al mismo tiempo que tu haces lo propio a tu izquierda. Luego el señor da dos pasos a la izquierda, pero tu  lo haces hacia la derecha.

¡Todo sea  por la modernidad!


domingo, julio 21, 2019

Escrito hace un año. Nada ha cambiado.

Hace un año publiqué el artículo que sigue.
Nada ha cambiado. 
nuestro bello idioma sigue deformado por modernismos de supuesta igualdad de género, que solamente dificultan la simpleza del idioma que nos une, en aras de reivindicaciones  que merecen un cauce más lógico.




JUNIO 14, 2018

¿Nosotres? ¡Hasta cuando deformamos el idioma! Estoy atónito ¿o atónite?


Resultado de imagen para Estoy atónito

No salgo de mi asombro. En la tarde santiaguina, leo atónito:

" COMPAÑERES, NOSOTRES Y TODES:
La Universidad Diego Portales implementará el uso de "lenguaje inclusivo". 
Lo anterior fue una exigencia aceptada por las autoridades del establecimiento, para deponer la toma feminista dentro del plantel. 29 de las 32 exigencias fueron legitimadas, por lo que la casa de estudios volvió a funcionar con normalidad."

Tan lindo idioma que era el español, hasta que (lamentablemente no es un problema solo de Chile), una oleada representante típica de las aberraciones de nuestro tiempo, decidió que de acuerdo a la época, había que usar "lenguaje inclusivo".

Me pregunto: ¿Acaso tal como todavía lo reconoce la Real Academia Española, decir NOSOTROS, no involucra a mujeres, hombres y también a quienes se consideran de una condición distinta?

Creo que Cervantes se está dando vuelta en su tumba. Es una frase dicha mil veces en relación a decenas de personajes, pero que empleo porque grafica plenamente la indignación que me causa este "nuevo" castellano.

No hay salud.
Señor, dame tu fortaleza.
¿Es verdad lo que ven mis ojos?
En vano reproduzco frases hechas, buscando alguna que venga al caso.
Una importante universidad chilena, que me resulta particularmente cercana porque allí mi hijo  obtuvo su título de periodista, ha sucumbido y bajado la guardia ante las exigencias "feministas" que se adhieren a la degeneración del idioma español.

Quedo estupefacto. ¿O acaso estupefacte?