martes, abril 17, 2018

Añoranzas de Radio Prat

PUBLICADA POR PRIMERA VEZ EN

JUEVES, NOVIEMBRE 23, 2006


Resultado de imagen para Micrófonos antiguos

Micrófono del tipo que se utilizaba en radio Prat, a fines de la década de los 50

Radio Prat


En un post anterior me refería a Radio Prat, que marcó historia en su rubro, más allá de la connotación de su nombre (Arturo Prat, héroe chileno de la Guerra del Pacífico). 


Esa emisora trajo al charro Jorge Negrete a Chile, por allá en 1945.
Allí hizo sus primeras armas en Santiago, tras sus inicios en el sur y un rápido paso por Radio Cooperativa Vitalicia Raúl Matas y se efectuaban ya a mediados de la década de los años 50 interesantes espectáculos tipo show cada noche, en un auditorio situado junto a sus estudios y oficinas, en ese entonces en calle Santa Lucía de la capital, frente al cerro.
Durante meses, recuerdo, las estrellas principales eran Silvia Infantas y los Baqueanos.

Lo que quiero contar ahora data de fines de los años 50.

Yo me había iniciado casi simultáneamente en la actividad, en Radio Continental y en Radio Prat.
Por 1954 participaba en Así Marcha el Deporte, con Raimundo Loézar Moreno y su equipo en esta última emisora.
Lo notable del caso, también impensable hoy en día, es que terminado el programa a las 20 horas, nos ibamos caminando TODOS quienes lo habíamos hecho, por Moneda hasta la calle Nueva York, donde estaban los estudios de Radio La Americana. Y allí, a las 20. 30 horas repetíamos lo mismo que habíamos dicho en la Prat, con otra característica musical-eso sí- y bajo el nombre de Sinopsis del Deporte.

Eran distintos los auspiciadores y don Raimundo, que hacía de empresario, arrendaba las dos medias horas de lunes a viernes, tanto en Prat como en La Americana. Pero el fútbol lo transmitíamos en Radio Prat, haciéndole la competencia entre otras a la propia Radio La Americana, donde campeaba el equipo dirigido por Héctor "Pituto" González y su sobrino, Luis Vicentini, hijo del exitoso boxeador chileno del mismo nombre.

En Radio Prat eran animadores y locutores, Mario Barahona, desde hace décadas trabajando en emisoras de idioma español en los Estados Unidos y un joven y promisorio Enrique Maluenda.

Ahora doy un salto en el tiempo, para referir una inolvidable experiencia personal.
En la misma Radio Prat, ya ubicada en calle Mac Iver, el director de deportes de la emisora por 1958, Nicanor Molinare de la Plaza, pensó con razón que había que hacer algo para transmitir la parte final del Mundial de Fútbol en Suecia.

Pónganse, eso sí, en la realidad de la época. Por cierto no había televisión. En Chile recién se estaba haciendo TV experimentalmente casi, en Valparaíso y en el Canal de la Universidad de Chile, ubicado en la Escuela de Ingeniería en calle Beaucheff. Tampoco nadie transmitía por radio desde Estocolmo y las demás ciudades de esa nación. Desde luego, Chile había quedado eliminado y no participaba del Mundial. Los argentinos, tras una horrible campaña, se habían ido en la primera vuelta en canchas suecas y con ello sus poderosas radios en onda corta, también.

La solución era Brasil. Jugarían la semifinal los amarillos contra Francia.
Entonces sintonizamos un gigantesco receptor de onda corta, conocido como Halicrafter o algo por el estilo.
Pero Nicanor, hombre de consolidado prestigio en la época no quiso arriesgar su fama con razón y se arrepintió de hacer lo que tenía planeado. Tampoco se atrevió Abraham Dueñas, de modo que el que se tiró a los leones fue quién escribe, imbuido con toda la vitalidad y el atrevimiento de sus entonces 22 años.

Con unos enormes fonos, yo escuchaba a duras penas una transmisión brasileña, que llegaba llena de interferencias por onda corta y además, lógico, en idioma portugués. Como simultáneamente debía relatar, se me perdía más "el original". Ante las dificultades, total ya estábamos lanzados y había que "echarle pa'lante", Nicanor instaló una especie de mapa sobre la mesa, con los nombres de los jugadores y debido a que él escuchaba mejor por el hecho que no debía hablar al mismo tiempo, me indicaba con sus dedos los supuestos desplazamientos de los futbolistas en la lejana Suecia. Yo me basaba como "fuente informativa" en lo poco que alcanzaba a oír y en las habilidosas manos de Nicanor.
Una aclaración. En todo momento dijimos lo que estábamos haciendo. No pretendíamos transmitir desde Estocolmo y revelábamos que la narración tenía como orígen una estación brasileña.
Fue tal el éxito que nos atrevimos a más.

Era un miercoles y la final Brasil- Suecia iba a ser el domingo siguiente.
Nos preparamos con esmero. Repetimos todo. El "mapa" con los jugadores estaba mucho más elaborado. Y me lancé al ruedo en esa espectacular final en que Garrincha y Pelé hicieron de las suyas.
Chile- o Santiago y en provincias hasta donde alcanzara la onda, para ser precisos- vibró con esa final que terminó 5 a 2 para la "verdeamarela".
Lo único malo es que con tanta interferencia no reparé en el último gol de los brasileños, que fue sobre la hora, y en Radio Prat sólo ganó Brasil por... 4 a 2. No obstante el mapa y los dedos de Nicanor.
Claramente, eran otros tiempos.

martes, abril 03, 2018

La botella (o la boté ya)


Mi esposa me había pedido que botara al recipiente amarillo de desperdicios en las afueras de mi casa, una botella. 

Al rato, porque ya iba a pasar el vehículo municipal que retira  desde ahí vidrios, envases plásticos y papeles, me preguntó a la distancia:
¿Botaste la botella?

Mi respuesta fue: La boté ya.

Después de eso se produjo un debate absurdo:
Resultado de imagen para Botellas de vidrio
-Por supuesto que la botella.
-La boté ya
-Me vas a volver loca y estás más sordo que nunca: La bo te lla ¡¡!!
-Pero escúchame: LA BOTÉ YA
-Claaarooo que la booteellaa. ¿Me estás tomando el pelo?
-A ver, para que me comprendas: YA LA BOTÉ.
-¡Ahhh!

En resumen, hay veces que nuestro idioma se entiende mejor escrito...que a viva voz. 

martes, marzo 27, 2018

Dinamarca 0 Chile 0, dulce y salado

Resultado de imagen para puerto de aalborg dinamarca
En el puerto de Aalborg, la cuarta ciudad danesa jugaron Dinamarca y Chile

Sentimientos encontrados genera para nosotros el amistoso internacional en que Dinamarca y Chile empataron sin goles. Lo positivo es que en esta nueva etapa del "equipo de todos" se ganó a Suecia y ante el poderoso elenco danés se consiguió un empate honroso, en el comienzo de la nueva etapa del fútbol nacional, tras el fracaso de no ir al Mundial de Rusia.

También cabe en el haber, la apuesta de su recién incorporado técnico Reinaldo Rueda de convocar y ponerlos de titulares, a defensores de mejor porte, como igualmente de devolver a Gary Medel a su antiguo puesto de mediocampista  y de tratar de generar más elaboración de juego, lo que en cierto modo habíamos perdido por el frenesí de atacar a todo trance.

También Rueda ha demostrado que a la hora de jugársela por incorporar al equipo titular algunos nombres en desmedro de otros, no se le altera el pulso.

En lo negativo cabe igualmente mucho. El bajo momento de Alexis Sánchez quién no ha sido ni ante Suecia ni frente a Dinamarca el"niño maravilla" de sus momentos estelares, prolongando en nuestras selección su débil actuar en su nuevo club, Manchester United. También hubo notorias fallas individuales las que, sin ir más lejos, hoy nos podrían haber significado una derrota, la que fue evitada en gran medida por el portero del equipo.  Herrera, opacado por años ante la magnificencia de Claudio Bravo, cada vez en que esporádicamente ocupa el arco, responde en excelente nivel.

Hay varios aspectos más que se pueden enmarcar en lo positivo y en lo negativo que dejaron estos dos compromisos midiéndonos con dos combinados que irán al Mundial, pero en buenas cuentas no ponen ni quitan rey en esta historia. Suecia y Dinamarca se arman para Rusia 2018, mientras nosotros a la distancia apenas vislumbramos recuperar días de gloria en Copa América 2019 y con sombras malignas que acechan a Rueda: La indisciplina por prepotencia.

Claudio Bravo, capitán del equipo, acaba de abandonar el país, tras auto otorgarse vacaciones imponiendo al calificado  Director Técnico colombiano hechos consumados. Bravo decidió que no iba a jugar estos dos partidos, viajando a Chile mientras sus compañeros iniciaban en Europa la nueva etapa y al irse de regreso a su club inglés dijo que no se tome como que ha renunciado a la selección. 

¿Que pasaría si los otros integrantes de primer nivel de la selección chilena, como Alexis y Medel, decidieran por sí y ante sí, cuando venir a la selección y cuando no hacerlo?
Lo de Bravo, es una falta de respeto a sus compañeros, a la afición y al técnico.Además no es primera vez que pretende imponer sus términos. Ha acusado últimamente al presidente del fútbol chileno de "amiguismo" para designar cargos, mientras que él mismo pretende que le contraten a un entrenador de arqueros determinado.

Menudo lío para Reinaldo Rueda. Parecería fácil no volver a llamar a Claudio  Bravo, pero entonces empezaría el cuestionamiento general: ¡Cómo es posible que se margine al mejor arquero chileno de la historia!  el que fue decisivo en triunfos imborrables y que todavía está en plenitud (por más que actualmente sea suplente en su club inglés).

Dentro del plantel  se espera además que se limen asperezas entre Bravo y Vidal, acrecentadas por expresiones públicas de la esposa del arquero, las que que a juicio de muchos jugadores vulnerarían el llamado "secreto de vestuario". 

Claramente, Reinaldo Rueda no la tiene fácil.

sábado, marzo 24, 2018

La reaparición de Chile tras "el numerito" de Claudio Bravo

Resultado de imagen para Estocolmo
Una vista de la hermosa Estocolmo

El famoso "ceacheí", grito de guerra de los hinchas chilenos del deporte en todo el mundo, renació en la fría tarde de Estocolmo, mientras nuestro equipo ganaba 1-2 en el anochecer sueco.

Con miles de aficionados originarios de nuestro país y sus descendientes locales presentes en el estadio, Suecia en fecha Fifa recibía a nuestra selección de fútbol. Era buena ocasión para que con nuevo entrenador, el colombiano Reinaldo Rueda, este debutara con algunos rostros distintos a su cargo entre sus titulares y suplentes. 

A diferencia de los nuestros, eliminados en su momento en las clasificatorias, el combinado nórdico irá al Mundial de mitad de año en suelo ruso. Fue un debut doloroso en el marco de la condición de "sparring" por parte de los chilenos, ante planteles como el de hoy y también como será el de Dinamarca el martes 27, en  esa nación. 

Doloroso, porque estábamos acostumbrándonos a que los chilenos eran quienes ensayaban para algún Mundial, teniendo como rivales en las previas a equipos eliminados de la magna cita. Ahora es al revés. Los muchachos compatriotas son los invitados a exigir a equipos que sí irán a Rusia 2018.

El despilfarro gigantesco e inexcusable ya está atrás. La llamada (y tal vez sea verdad) mejor selección chilena de la historia, no había podido rubricar tantos años de gloria con su asistencia  al certamen a desarrollarse en suelo ruso. Con sus integrantes reconociendo que antes del decisivo partido que Chile perdió 0-3 ante Paraguay en casa y durante su mismo desarrollo, los de "la roja de todos" no habían puesto el interés indispensable a su faena, sintiéndose ya ganadores por presencia, quedó tajantemente claro por qué quedamos al margen. 

A la larga con tan solo haber empatado ese encuentro e incluso haberlo perdido por un gol de diferencia hubiéramos ido al Mundial. Claro, hubo en todo el proceso, soberbia, indisciplina y exceso de confianza, pero de no haber dilapidado ese partido ante Paraguay, igual clasificábamos. En fin, no lloremos sobre la leche derramada.
Sin embargo esta nueva etapa partió igualmente mal. 

Poco antes, Claudio Bravo, capitán y enorme valor de la selección, quiso hacer notar su supuesta superioridad moral, emitiendo una declaración en que no dejó títere con cabeza, culpando de lo humano y lo divino a todo el mundo, incluso al actual presidente del fútbol nacional, junto con viajar a Chile desde Inglaterra a descansar, mientras sus compañeros lo hacían a Suecia y Dinamarca a trabajar. Salvo matices, tal despropósito no merece análisis por destemplado e inoportuno.

Volviendo a lo netamente deportivo, Rueda se la jugó con una defensa renovada poniendo a Roco y Maripán; con Ángelo Sagal en ataque , generalmente suplente en tiempos de Pizzi como DT; con salto a la cancha en el segundo tiempo de los promisorios Diego Valdés y Marcos Bolados, este último la máxima sorpresa en los llamados de Rueda y quién se convirtió en "héroe" al marcar el gol del triunfo a segundos del final. El estratega colombiano incorporó algunos matices tácticos y privilegió la posesión del balón, lo que parece suficiente  en tiempos iniciales de su trabajo.

Chile dominó en la mayor parte del partido. No extrañó cuando a los 22 minutos mediante soberbio tiro desde fuera del área Arturo Vidal abriera el marcador, pero de inmediato ya un minuto más tarde una desaplicación defensiva permitió el empate de los dueños de casa mediante disparo de Toivonen. 

Cuando el cotejo expiraba una muy buena jugada de Alexis Sánchez, repelida parcialmente por el arquero Norfeld, fue aprovechada por el debutante Bolados con lo que la selección nacional se quedó con la victoria.

Sin duda fue un llamativo comienzo de la llamada nueva era del fútbol chileno, pero la alegría de la victoria no alcanza a borrar la frustración "por los siglos de los siglos" de estar fuera de Rusia 2018.

jueves, marzo 08, 2018

La imaginación prodigiosa de Darío Verdugo

AL VOLVER AL BLOG AGRADEZCO A ELVIRA DE PORTUGAL, RICARDO DE MIAMI, RUD Y RAFAEL DE COLOMBIA, ROSA MARÍA DE la aRGENTINA, pedro de brasil, JORGE DEl PERÚ, ANA MARÍA, MALUCA, Manuel Y MARCOS DE ESPAÑA Y A MI COMPATRIOTA MAR, SUS AFECTUOSOS MENSAJES DURANTE MI AUSENCIA.

Publicado por primera vez en 

JUEVES, AGOSTO 23, 2007



El gran bochorno


Cuando se desató el reciente terremoto en Perú, Televisión Nacional de Chile presentó con gran rapidez los primeros aspectos del terrible sismo, sacados desde la propia TV de Lima. 
En un momento, en ese enlace en directo, la emisora peruana a falta de más noticias como acontece en las instancias iniciales de un suceso de este tipo, anunció que ya en todo el mundo la información causaba preocupación y mostró en el acto lo que TVN había graficado hace pocos segundos. 
Todo se veía también por el canal chileno.
Esta situación me recordó un famoso suceso de hace décadas que está enraizado en las anécdotas más sabrosas de la radiodifusión chilena.

                                                                       Darío Verdugo, al centro

Por 1942 o bien por 1943 en pleno desarrollo de la segunda guerra mundial, el continente seguía su vida normal con espectáculos deportivos de alto nivel como los torneos sudamericanos de varios deportes.
Durante un campeonato sudamericano de básquetbol en Lima, la expectación que despertaba el partido de Chile contra Uruguay fue atendida por la entonces radio Cooperativa Vitalicia (actualmente Cooperativa, a secas), que tenía ese nombre debido a ser por la época de propiedad de la sociedad de rentas de esa denominación.

El entonces muy joven y ya popular relator Darío Verdugo, acometió la tarea de narrar el partido, pero no "in situ", porque la emisora carecía de presupuesto para que lo hiciera desde la capital peruana, en vista de lo cual el narrador se instaló junto a un poderoso receptor de onda corta para captar lo que alguna radio en directo relatara desde allá.

Dicho y hecho: provisto de fonos, los técnicos lograron proveerle de la voz de un narrador de una radio uruguaya que anunciaba el tal partido entre Uruguay y Chile, dando cuenta de los preparativos para el mismo con los equipos ya en cancha.
Empezó el cotejo a la hora anunciada y Darío Verdugo comenzó a narrar repitiendo las evoluciones que de las jugadas daba cuenta su colega, agregando bastante "de su cosecha" personal con mucha imaginación y audacia.

Todo iba perfecto, salvo que pasaron cerca de 10 minutos y el marcador entre Uruguay y Chile seguía cero a cero. Algo insólito por cierto, tratándose de baloncesto.

¿Qué sucedía?. Muy simple y a la vez patético. El narrador a quién escuchaba Verdugo tampoco estaba en Lima, sino que desde Montevideo había captado la poderosa onda corta de Cooperativa Vitalicia y retransmitía lo que Darío propalaba. Uno escuchaba al otro sin saber la verdad del asunto.

Por ese entonces yo tenía seis o siete años y evidentemente no viví la situación ni siquiera como auditor, pero es un hecho tan notable que ha quedado al través del tiempo como una de las anécdotas más formidables de la radiotelefonía chilena. 

Muchos años después me correspondió trabajar junto a Darío en las radios Colo Colo y La Clave, pero desafortunadamente nunca se me ocurrió preguntarle por la forma en que continuó la insólita transmisión. Ya es tarde porque el distinguido colega hace tiempo que pertenece al más allá.

jueves, febrero 08, 2018

¡Como en la canción, me voy pero volveré!...espero


Resultado de imagen para Hasta la vista

Amigos, (por cierto en el concepto también van las amigas, pero no quiero complicar nuestro idioma con la absurda moda del niñas y niños, ciudadanas y ciudadanos, perros y perras, chilenas y chilenos, americanos y americanas, compatriotas y ¿compatriotos?, ¿dentistas y dentistos?, todos y todas, doctores y doctoras y así hasta el infinito)

Pero, ¿en qué estaba?
Ah, en: 

Amigos, este blog y quién escribe entraremos en receso hasta aproximadamente mediados de marzo.
Durante este tiempo, tampoco tendré la oportunidad de visitar mis apreciadas páginas amigas ni realizar comentarios en ellas.
Espero a la vuelta volver a tenerlos de visita a todos y a reanudar nuestros, para mi, maravillosos contactos.

Como dicen los españoles...¡Hasta la vista!


lunes, febrero 05, 2018

La Fórmula E y los perros vagos



Resultado de imagen para Perros vagos

Santiago estuvo de fiesta con una fecha  de la Fórmula E de automovilismo deportivo y la presencia de estrellas mundiales de la especialidad. A diferencia  de la famosa Formula Uno, estas versiones son protagonizadas solamente por coches movidos por electricidad.  Sus admiradores sostienen que con los años, cuando no queden autos a motor tradicional como los de nuestros días y solamente nos movamos con coches eléctricos, existirá nada más que la Fórmula E debido a que los motores de ahora serán solo un recuerdo. Dicen que en el futuro Chile tendrá mucho que decir en la materia, por nuestro cobre y nuestro litio.

Pero lo que traeré al tapete no es la espectacular competencia que conmovió a los santiaguinos, sino el caso de decenas de perros vagos, que lamentablemente pueblan muchos sectores de nuestra capital. Para evitar alguna infeliz interferencia de esos canes en la prueba, una cincuentena de voluntarios recorrió en días previos la ruta, para atraer con alimentación a los animalitos. Estos con temor al comienzo tras habituales humillaciones, terminaron felices junto a sus sorpresivos benefactores, quienes luego los  llevaron a un recinto especialmente habilitado en el cerro San Cristóbal, donde por algunos días pudieron jugar, recibir más atención alimentaria y desparasitaria y convencerse que para ellos  también la vida puede ser bella.

Simultáneamente fue posible para el público observar la multitud de perros y llevarse en adopción al que más le simpatizara.Hasta ahí un cuento de hadas.

Pero ¿qué pasó al día siguiente al movimiento vertiginoso de los rivales de Fórmula E?
Muy simple: los perros que no resultaron adoptados, fueron colocados nuevamente en lo que había sido su habitat hasta antes de la carrera, o sea en la calle, entregados a su suerte, con las carencias de siempre.

El sueño a su manera, de un hogar, alimentación y cuidado, solo había durado para los desconcertados canes un par de días, un par de noches, un suspiro. 

lunes, enero 22, 2018

CIRUGÍA ESTÉTICA, TATUAJES Y PELADOS


Resultado de imagen para peluqueros

El cuasi niño, Lionel Messi

Publicado en

LUNES, SEPTIEMBRE 16, 2013


En mis primeros años en televisión, cuando me resultaba incómodo someterme incluso al necesario maquillaje diario antes de presentar las noticias, un famoso estilista en peluquería se me acercó para proponerme un peinado distinto, moderno y con matices propios.
Ante mi reticencia, me señaló que el trabajo sería muy beneficioso para mi carrera, sin costo, y dijo que por el solo hecho de exhibirlo ante las pantallas él se sentiría recompensado.

A duras penas acepté, por lo cual una tarde asistí a su estudio y me senté en su sillón sin mayores expectativas, pero pensando que tal vez al hacerlo me pondría a tono con las necesidades estéticas de mi cargo.

Fue una larga sesión en que mi cabello fue sometido a una suerte de suplicio en que como epílogo se me puso una pasta especial para consolidar, aquella para mi, máscara capilar superior.

El profesional dictaminó una serie de preparados que yo debía usar obligatoriamente a diario para mantener su creación, la que sería debidamente valorada por los tele-espectadores dada su categoría de “el peluquero de los famosos”.
Eran las 5 de la tarde y mi aparición en cámara iba a ser a las 20. 30 horas de aquel martes, en los estudios del antiguo Canal 9 de la Universidad de Chile.

Grande debe haber sido la decepción del  estilista al ver junto con el comienzo de Pantalla Noticiosa, que su nuevo cliente aparecía con el mismo minipeinado de la noche anterior, propio de un tipo que empezó a perder pelo a los 25 años de edad y al cual ese hecho no le importaba en lo más mínimo.

¿Qué había pasado? Sucede que entre el término de la sesión de peluquería y mi viaje al estudio de TV, me había juntado con la en ese entonces mi novia,  esposa desde hace ya casi 44 años,  (en 2018 ya irán 48quién al verme con el nuevo look montó en cólera y casi sin preámbulo me señaló tajantemente que en ese mismo instante yo debía decidir entre mantener ese nuevo “peinado ridículo” o seguir cortejándola.
Convencido, con razón, que ella tenía todas las de ganar, lo siguiente fue permitir que me deshiciese en un minuto en plena calle y con sus propias manos la “creación” del estilista.

Recordé el caso, al ver como actualmente los varones no solamente exageran el cuidado de su cabello, aparte que algunos usan prendas tan femeninas como aros, sino que además  son dados a la cirugía estética, que en mi opinión ya me resulta inconveniente incluso en las mujeres.

Pienso que si nosotros, frágiles seres humanos, estamos expuestos a intervenciones quirúrgicas constantes por problemas que van desde operaciones cerebrales insoslayables, pasando por toda una gama de ellas vinculadas con problemas de corazón, hígado, páncreas, columna y decenas de posibilidades más, resulta un  exceso complicarnos la vida con cirugías no imprescindibles.

Incluyo en el concepto los cada día más populares tatuajes, que desde mi perspectiva son una excelente manera de “tentar al diablo”, exponiéndonos a infecciones y otros males, por no usar nuestro PC o un simple papel en lugar de nuestros brazos, pecho o espalda,  como cuadernos de dibujo.

Se dirá que son los tiempos. El argumento no me convence y prefiero quedar de anticuado.

martes, enero 09, 2018

Idiomas


Resultado de imagen para Torre de Babel


Publicado en este blog
el 20 de agosto de 2010.

la Torre de Babel nunca pudo llegar al cielo por problema de idioma entre sus ¿trabajadores?

Es que suena muy diferente ¿Cuándo me devuelve usted los mil pesos que le presté? que ¿oye oh, cuando me devolvih la luca? dicho en auténtico “chileno”. En este caso no es siquiera diferencia de idioma, sino de dialecto, por darle un nombre.

En países como España o Alemania los dialectos regionales son tan variados que una frase cambia a veces totalmente, depende de si es dicha en el norte o en el sur.
En nuestra América del Sur, a excepción de los brasileños, todos hablamos español, pero con qué diferencias, en la forma y en el fondo.
Una guagua nuestra a la que hay que cambiar pañales, no es lo mismo que una guagua en la parte más alta del continente, donde sirve para transportar pasajeros.

En Centro América también hablan español en gran parte, pero allá las radioemisoras transmiten publicidad instando a las dueñas de casa a lavar “sus trastes” que son las ollas nuestras. Aquí un anuncio de esa naturaleza causaría ofensas y escándalo, porque sería una referencia clara a las partes púdicas de nuestras mujeres. 


Por cierto hay modos de hablar mucho más penetrantes que otros. Es más fácil que un chileno hable luego el  “argentino” a que un argentino hable en “chileno”.
Nosotros nos tragamos las eses y las consonantes. Nuestros vecinos alargan las palabras sin saltarse ninguna letra.

A los chilenos al otro lado de la cordillera nos reconocen por el modo “cantadito” de hablar…según dicen ellos.
Aún así hay argentinos que hablan mucho más cantadito que nosotros, son los “coordoobeeciiitooos”.

Muchas veces no nos damos cuenta cuando se produce nuestra metamorfosis en el modo de utilizar el lenguaje: el otro día un periodista chileno que lleva seis meses trabajando en el país trasandino, me decía de vacaciones en Santiago:”Allá todavía no se me ha pegado el acento”.
En ese momento su hijo le llamó: ”Papá, mirávení”.

Es conocido el caso de dos señores que se encuentran en plena calle Corrientes de Buenos Aires:
-“Por su modo de hablar usted es chileno”
-“Siii. Lo soy”.
-“Cho también”.
-“No me diga ¿y cuanto tiempo que vive en la Argentina?”
-“Y…bueno…seis días”

Para qué hablar del lunfardo.

Creo que nosotros tampoco habríamos podido construir la Torre de Babel.


martes, diciembre 26, 2017

Con ustedes, señoras y señores, ...¡el 2018!


Resultado de imagen para 2018
Como "muchacho" de los años 30, poder vivir el 2018 me parece en su proximidad todo un acontecimiento.
Soy de los que escuché por radio la muerte de Hitler a los 9 años de edad, cuando interrumpieron la transmisión de un partido de fútbol para dar la noticia y también me conmoví dentro de las sensaciones que puede experimentar un niño, con las terribles bombas atómicas que cayeron en Japón en 1945. En calidad de hijo de refugiados y habiendo alcanzado a nacer yo mismo en Alemania, era particularmente sensible a ese tipo de informaciones. Fueron tiempos en que la radio significaba lo máximo en comunicaciones, lejos todavía de la llegada de la televisión.

A mis 15 años, corría el ya tan lejano 1949 y pensar en este mundo globalizado, con posibilidades de hablar vía Skype con personas a miles de kilómetros de distancia era utopía. Ya me asombraba que tras horas de espera desde el pedido de contacto a la telefónica, mis padres se pudieran comunicar con alguien que contestaba desde, supongamos Concepción, situada a 500 kilómetros de Santiago.

En 1950, tengo fresca la buena actuación del entonces poderoso básquetbol chileno en los Juegos Olímpicos de Londres y la voz por onda corta llena de interferencias de un relator trasandino, quién refiriéndose a Delfor Cabrera, gritaba lleno de júbilo muy justificado que "un argeeentiiinooo va a ganaaaar la maratón".

¡Cómo ha cambiado el mundo! Nuestros antepasados no podrían creer, si resucitasen, todos los adelantos en que estamos, pero tampoco que algunos fanáticos fuesen capaces en un supuesto apoyo a su Dios, de tomar un vehículo y atropellar de muerte con él a quién encuentren en el camino, sin importar malograrse ellos mismos, debido a que "serán recompensados" en la otra vida con mujeres vírgenes.

No pretendo hacer un recuento de cientos de hechos vividos de cuerpo presente en casi 82 años de existencia, porque sería latoso. Simplemente tomo unos pocos que se me vienen a la mente, para reflejar que en el recuerdo de familiares, amigos y conocidos que ya no están, es verdaderamente un privilegio entrar a 2018 en buenas condiciones físicas y psíquicas. 

A todos mis fieles lectores de tan diversas latitudes, les envío un fuerte abrazo con los mejores deseos de salud, amor y estabilidad, junto a sus seres queridos.