jueves, marzo 08, 2007

Cambio de club


Me sorprende que mucha gente considere reprochable el cambio de un futbolista a otro equipo, si es que existe cierta identificación con los colores del primero.



Incluso en cartas a los diarios, hay quienes aseguran que antaño esto no pasaba.



Vamos por partes, como dijo el carnicero.



Es plenamente legítimo que cualquier persona se cambie de trabajo, por muy identificada que esté con la empresa que deja.



Entonces, no nos sorprendamos ni consideremos escandaloso que Acuña y Arrué jueguen por la "U" después de haberlo hecho por la Católica. ¿Acaso Pancho Arrué no estuvo también en Colo Colo y el Kike Acuña en Unión Española?



Hagamos una pequeña lista de jugadores plenamente identificados con un club, que terminaron jugando por el rival tradicional y en todos los tiempos.



A principios de los años 40, cuando el clásico máximo del fútbol chileno era el de Colo Colo con Magallanes, los primeros contrataron al zaguero albiceleste Domingo Pino en la mayor suma pagada hasta ese momento por un futbolista en Chile.



Años más tarde, Jorge Peñaloza, ídolo de Colo Colo pasó a la "U", lo mismo que el delantero Pedro Hugo López, quién había sido goleador con los albos.



El Pato Yañez, décadas después volvió al país para jugar por Universidad de Chile... y al siguiente año lo hizo por Colo Colo.



Miguel Busquets, por muchos años en la "U", terminó su carrera en... la UC. Alberto Quintano, un azul insigne, jugó después por...la Católica.



Sergio Livingstone, aunque iniciado en Unión Española fue símbolo y capitán de Católica por años, pero actuó una temporada por... Colo Colo. Claro que en el caso del "sapo" existía una disposición en el sentido que no jugaría en los partidos ante la UC, cosa que se cumplió.

Leonel Sánchez (en la foto), uno de los mayores referentes de la "U" en su historia, luego fue campeón con Colo Colo.



Hay innumerables casos más en nuestro fútbol, que echan por tierra la incredulidad y crítica de algunos hinchas porque los jugadores aceptan pasar al bando rival. ¡Si esto es fútbol profesional, caramba!.



En el extranjero, Alfredo Distéfano, identificado con River Plate y Real Madrid, jugó también por Barcelona y en Argentina dirigió a... Boca Juniors.



Los hinchas de Inter aún consideran a Ronaldo un traidor, porque tras dejar ese club e irse a España, ahora ha vuelto a Italia para integrarse al clásico adversario, el Milan.



Hay decenas de otros casos, pero para muestra... basta.



AGREGO EN SÁBADO 10 DE MARZO:



MARTIN PALERMO, jugador iniciado en Estudiantes de la Plata y reconocido hincha de ese equipo, le acaba de marcar a su club de origen los tres goles con que Boca Juniors ganó por 3 a 1, por el campeonato argentino. Eso demuestra que Palermo no solamente es un jugador plenamente vigente, sino su PROFESIONALISMO.

6 comentarios:

Daniel dijo...

Yo no considero una traición que un jugador pase a un equipo que es el rival tradicional de donde este siempre habia jugado. Creo que se le da mucha importancia, confundiéndose la pasión propia que uno puede tener hacia un equipo de futbol con la estupidez de algunos que no aceptan las reglas del juego. Saludos

esteban lob dijo...

Compruebo con satisfacción, estimado Daniel, que en materia futbolistica generalmente pensamos igual.
Retribuyo saludos.

= / enzo /= dijo...

Sucede es cierto y ha pasado siempre según los recuerdos que usted hace, pero es bién doloroso que pase. Que habría pasado con nosotros los colocolinos si Matías estuviera vistiendo la camiseta de la U. Ni pensarlo tampoco para los hinchas azules.
Un gran saludo.

esteban lob dijo...

También, Enzo, hay casos contrarios. Carlos Campos SOLO jugó por la "U" y Carlos Caszelly (en Chile) solo por Colo Colo.
Retribuyo saludos.

Mary Rogers dijo...

¡Estebaaaaaan! ¡Qué gusto! Mira como la tecnología nos reune nuevamente.
Con respecto a tus post, creo que la fidelidad- en este caso- va de la mano con el crecimiento como profesional. Y parte de ese crecimiento, pienso que tiene que ver con saber tomar la mejor opción en el minuto justo.
La pasión 'per se' queda en el alma.
Un abrazo

esteban lob dijo...

Encuentro que haz dicho lo exacto, Mary, con mucha poesía.
Para mi también es muy grato que la cibernética nos haya reunido otra vez, como en los tiempos de Minería y Galaxia.