viernes, agosto 04, 2017

Autos que vuelan


A mis 81 años el futuro tecnológico que se avizora, con toda probabilidad no lo alcanzaré a vivir, pero sí mis nietos, salvo que hubiese como decían los abuelos chilenos de antaño "acabo de mundo" previo.
En ese marco pienso en una realidad con autos que vuelen, robots que atiendan en las oficinas y, suena atrayente, carreteras que se desplacen aceleradamente tipo escaleras mecánicas, para los autos antiguos que no puedan volar.

Parece fantasía, pero ya se está perfeccionando el coche sin conductor, que lo llevará a destino sin mover usted un dedo, salvo al programarlo.

Cuesta imaginar, eso sí, los nudos viales que se formarán sobre nuestras cabezas, con "las avenidas aéreas" más bajas para los autos y por supuesto las más altas para los aviones. No es entonces disparatado pensar en un titular en Internet, porque los diarios de papel habrán dejado de existir, que propale: " Tragedia en el aire. Avión al aterrizar, arrasó con 10 autos voladores." 

Pero pensemos positivo. Para esos tiempos, tal vez los aviones no necesiten aterrizar, quedándose estacionados a 5 mil metros de altura, para lo cuál sus pasajeros deberán abordarlos...en auto volador.
Se imaginan en el 2050 (supongamos) carreteras mecánicas?
Resultado de imagen para Escaleras mecánicas

lunes, julio 24, 2017

Tiempos distintos, aviones con hélice


Resultado de imagen para Aviones de pasajeros a hélice

Quién viaja en la actualidad, puede observar de cuerpo presente las mejores opciones de traslado para miles y miles de personas, lo que significa aviones y aeropuertos repletos y movimiento multidudinario en centros turísticos de latitudes muy diversas.

Recuerdo otras épocas en que alguien que volara desde Chile a cualquier lugar, pero sobre todo a algún país europeo, era mirado como un astronauta rumbo a Marte. En el muy lejano 1958 partí de Santiago a Frankfurt desde el ya desaparecido Aeropuerto Internacional de Los Cerrillos, pequeño para nuestros días

Quienes hacen hoy el mismo trayecto aéreo, no se pueden imaginar aquello. Aviones con hélice y escalas múltiples por la falta de autonomía de vuelo. La alimentación a bordo no pasaba de té o café, pero los pasajeros recibíamos vales para almorzar, cenar o servirnos algún "tentempié" , dependiendo del horario de la escala correspondiente.

Vean la cantidad de bajadas:
Buenos Aires, Montevideo, Sao Paulo, Río  de Janeiro, Recife, Dakar, Zurich y Frankfurt.
Total de horas de vuelo, TREINTA Y SEIS.

Lo irrepetible hoy es la amistad que se generaba entre los pasajeros, tras almorzar todos en el aeropuerto de la capital uruguaya, juntarnos a la hora del té en Sao Paulo, cenar en Río y desayunar en Zurich en grandes mesas colectivas en cada caso.

Actualmente todo es ciertamente más rápido y dinámico, pero el recuerdo de aquellos viejos tiempos, tranquilos, muy amigables y con gran sentido humano, se añoran con nostalgia.

jueves, julio 06, 2017

Interrupción

Amigos:

Este blog  interrumpe su actividad, con la intención de reanudarla cerca de fin de mes. 
Lamento igualmente no poder observarlas ni comentar durante este tiempo, en las apreciadas páginas de ustedes.

¡Hasta entonces!

Mano, Las Manos, Apretón De Manos

domingo, julio 02, 2017

Un dulce bocado para Alemania en la final

Resultado de imagen para San petersburgo
San Petersburgo, histórica ciudad rusa, escenario de la final de Confederaciones

Marcelo Díaz es un baluarte del mediocampo chileno, pero en la noche de San Petersburgo cometió un enorme error. Chile en esos primeros minutos había jugado en forma magistral, fue dueño absoluto del campo, con múltiples llegadas al arco de Ter Stegen, una de las cuales resultó desperdiciada por Alexis Sánchez de forma increíble. Y ahí vino el mazazo.

El equipo alemán se encontró de regalo un bombón. Díaz, en soledad cerca de su arco, dominaba tranquilamente la pelota, sin percatarse que como tigre al acecho se le acercaba vertiginosamente Werner. El teutón le arrebató el balón y en el acto quedó libre de marca frente a nuestro arquero Bravo. Con gran desprendimiento, en lugar de llevarse él mismo todos los honores de la conquista, impulsó la pelota hacia su derecha donde entraba Stindel. 

Ahí comenzó la crónica de un gol anunciado.No había escapatoria para la selección nacional. Claudio Bravo estaba ya fuera de toda posibilidad ante la maniobra de Werner, de modo que Stindel con  tranquilidad aprovechó el regalo recibido y suavemente alojó la pelota en la red.

Como muchas veces sucede, un gol marca el destino de los partidos apretados. El tanto de Stindel fue el único, el definitorio. Desde aquel fatídico minuto veinte hasta el fin del primer tiempo y principalmente en toda la segunda etapa, el equipo de Pizzi fue recobrando la memoria y terminó haciendo que la selección alemana se conformara con defender a ultranza, aunque contragolpeando de modo espectacular y acercándose varias veces al 2-0.

A poco de comenzar el segundo tiempo, Juan Antonio Pizzi había optado por remplazar a Marcelo Díaz, porque el actual jugador del Celta de Vigo parecía haberse derrumbado anímicamente y cometía errores impropios de su categoría.Valencia asumió su papel y a medida que pasaban los minutos el técnico de Chile pareció desesperarse, porque el encuentro avanzaba y el empate no llegaba. Sin embargo las incorporaciones de Sagal y Puch, aparte de la del propio Valencia, no cambiaron mayormente el curso del cotejo, e incluso Sagal se encontró con una pelota en las barbas del portero alemán y la tiró a las nubes.

Chile ganó lejos en las estadísticas. Tuvo mayor posesión de la pelota y más tiros al arco, pero el único gol lo logró Alemania, a la larga meritorio vencedor de la Copa de las Confederaciones.
El caudal de futbolistas de primer nivel del actual campeón mundial, es impresionante. La llamada selección A está en receso; La que actuó en Rusia, llamada selección de alternativa o B, ganó este título y, además, la Sub 21 acaba de doblegar a España en la final de su categoría a nivel europeo.

Esta derrota no minimiza la actuación de Chile en esta competencia. Fue creciendo y terminó a gran nivel. Claudio Bravo fue catalogado por la FIFA como el mejor arquero del torneo y el equipo en general cumplió plenamente con las expectativas.

Cabe un llamado de atención al exceso de revoluciones de algunos de estos deportistas. Hoy Gonzalo Jara, quién ya había recibido en el pasado partido ante Portugal una tarjeta amarilla ante una acción violenta en que ni siquiera había peligro de gol, hoy agredió a Timo Werner con un certero codazo no observado por el juez serbio Milorad Mazic y que merecía la expulsión. Ante las protestas de los alemanes, el árbitro decidió recurrir al controvertido VAR, que es el sistema de observación de imágenes por parte de un equipo de jueces "electrónicos". No obstante la demora en los contactos entre Mazic y sus colaboradores, al final todo se saldó con otra pálida tarjeta amarilla.

El VAR sí que fracasó en su participación en este campeonato. Hubo errores enormes principalmente por omisión. Tras comprobarse que en el encuentro de Portugal contra Chile una clara infracción penal en perjuicio de nuestro mediocampista Silva no fue indicada por el juez iraní, se le consultó a la FIFA el por qué del doble standard y la respuesta dada por Massimo Busaca, jefe de árbitros del organismo que rige el fútbol mundial fue digna de una comedia del absurdo. Dijo que no se había corregido el no cobro de la pena máxima, debido a que los jugadores de Chile no reclamaron. Primero esa es una falsedad, porque en la televisión se nota claramente que al menos dos de los futbolistas nacionales lo hicieron.

Luego habría que preguntarse conforme a la peregrina teoría de Bussaca, cuantos jugadores deben reclamar para que el VAR determine y, además, cómo se concilia esa "obligación" de reclamar, con el llamado de la misma FIFA a aligerar el juego sin reclamos de sus protagonistas. Como añadidura cabe recordar que Portugal ganó hoy en Moscú por 2-1 a México en la lucha por el tercer puesto y que tampoco el árbitro quiso asesorarse por el VAR, tras un claro penal a favor de los mexicanos, que quedó sin sanción.

miércoles, junio 28, 2017

Claudio Bravo y un Chile muy aplicado, le ganaron a Portugal

Resultado de imagen para Cristiano ronaldo
Cristiano Ronaldo generalmente es noticia por sus notables éxitos. Esta vez la hizo porque Chile lo marcó con categoría y ya no puede convertir en campeón a Portugal.

La historia dirá que en la noche de Kazán Chile se hizo finalista porque Claudio Bravo atajó los tres penales definitorios tras 120 minutos de juego, ante Portugal Campeón de Europa, luego de un disputado empate sin goles. Eso es simple estadística. La realidad tiene matices más amplios. 

Es el momento de decirle a la prensa deportiva de Gran Bretaña que se quite sus anteojeras. Debido a un par de fallas del arquero de Chile actuando por Manchester City en la Liga Inglesa, se desató una verdadera cacería mediática en contra del portero de Chile. Se llegó a decir que era el peor arquero del torneo inglés. No importaba que Claudio Bravo hubiese llegado al campeonato británico después de ser dos veces campeón de América y de fantásticas campañas en Barcelona. Contrariamente a quienes nos empapamos de fútbol y conocemos al dedillo a los deportistas y los certámenes de Europa y otras latitudes, pareciera que los colegas ingleses recién hubieran descubierto a Bravo desde que debutó en el City. 

Para colmo Claudio Bravo se lesionó de consideración y llegó a esta Copa Confederaciones falto de fútbol, pero en esta jornada en que por tercer año consecutivo la selección nacional alcanza una final trascendente, sus tres penales contenidos con brillo resultan el punto más alto y vistoso de esta victoria conseguida con una actuación casi sin fallas en todas las líneas.

Esta generación tan exitosa se puede dar el lujo de bajones enormes como en el pasado encuentro frente a Australia. Jugando como hoy, los muchachos de la tierra de los canguros no nos deberían haber hecho mella, lo que sin embargo sucedió en el empate del pasado domingo y que derivó en que esta vez tuviésemos que jugar ante Portugal y no ante México, en el papel un cuadro más abordable. ¡En el papel!

Bravo no solamente atajó los tres penales, sino que tuvo durante el partido en sí algunas contenciones que resultaron determinantes. Los defensores estuvieron excelentes tal vez con una tendencia al juego brusco por parte de Gonzalo Jara, que le valió gratuitamente una tarjeta amarilla.

El medio campo merece laureles por sí solo. Aránguiz, el Tucu Hernández, Díaz y sobre todo Vidal resultaron una vez más factor descollante en el tramado del equipo de Pizzi. En estas páginas fuimos muy duros cuando el actual jugador de Bayern Munich durante la Copa América 2015 cometió una grave falta a la disciplina y, sin embargo, fue perdonado con poco común ligereza, pero con el paso del tiempo su mejor comportamiento fuera del césped y su cada día más brillante participación en las canchas, han hecho olvidar con creces aquel episodio ingrato. Sobre todo su enorme corazón que en cada disputa del balón contagia a compañeros e hinchas.

Alexis Sánchez estuvo hoy tan bien encimado y neutralizado como Cristiano al otro lado. Así y todo lanzó uno de los penales con la misma maestría con que lo hicieron Vidal y Aránguiz.

Hay mil aspectos del choque de Kazán que en estas breves palabras no alcanzan a ser tocados, pero lo medular está en una realidad que tiene a millones de chilenos ilusionados y entusiasmados. La secuencia indica Chile Campeón de América en 2015, Chile Campeón de la Copa América Centenario en 2016 y ahora en 2017 finalista de la Copa de las Confederaciones en Rusia.


domingo, junio 25, 2017

Australianos casi nos devuelven a Santiago

Resultado de imagen para Chile Copa Confederaciones 2017
Esta vez ni siquiera Alexis Sánchez pudo hacer la diferencia.

La duda entre el periodismo y la afición chilena era si en semifinales de Copa Confederaciones íbamos a jugar contra Portugal en Kazán o en Sochi frente a México, pero Australia realizando un gran encuentro estuvo a punto de mandarnos de regreso a Santiago tras nada más que tres partidos jugados.

El uno a uno, marcador final, aunque clasifica a los nuestros, no esconde los enormes problemas que tuvo la selección nacional bajo el cielo de Moscú. Fue un primer tiempo con pases imprecisos, sin coordinación en las marcas y la sensación incluso que perdiendo al término de esos primeros 45 minutos por un solo gol de diferencia, la sacamos barata.

Costaba determinar si la débil participación chilena en el período inicial se debía a la notable marca de los australianos quienes nos cortaron todos los circuitos y neutralizaron sabiamente a Alexis y a Vidal o si el equipo de Pizzi entró a la cancha con exceso de confianza. También cabe pensar que fue una conjunción de ambos aspectos, teoría que suscribo.

No resiste el anterior primer tiempo de Chile ante Alemania comparación alguna con el de hoy. De brillante desempeño ante el actual campeón del mundo a una oncena abúlica y sin armas de eficacia, cualquiera creería que eran dos elencos distintos. Las ausencias de Beausejour, de Medel y de Marcelo Díaz quién entró en el segundo período, no alcanzan para justificar la abismante diferencia entre el lapso inicial ante los alemanes y el de hoy. 

El regreso de Claudio Bravo al arco fue ventajoso. En el gol recibido quedó a merced de Troisi a los 41 minutos de juego, sin mayor opción, luego de haber abortado antes en una gran salida la conquista rival. Sin duda que Bravo da mucha confianza a sus compañeros y no vamos a descubrir ahora que tiene un juego excepcional con los pies.

Australia sembró el pánico en millones de chilenos, cuando Sainsbury en el tiempo inicial y Mc.Laren en el segundo fallaron solos...absolutamente solos...frente a nuestro pórtico, en minutos en que nuestros defensores parecían estar en otra.

Cuando entró entre otros cambios Martín Rodríguez  al equipo chileno, daba para pensar si el ex jugador de Colo Colo, actualmente en el fútbol mexicano, iba a ser la solución ofensiva esperada para el segundo tiempo. Sin tener un comportamiento muy destacado, tuvo sin embargo el mérito de conseguir la igualdad definitiva ya muy avanzado el encuentro a los 66 minutos, con esforzado tiro pese a estar marcado severamente en la acción.

Las quejas del desgaste que sufriría el cuadro nacional parecen desproporcionadas, porque en un torneo con cotejos tan continuados todos los equipos están sometidos a esta realidad. Se decía que era preferible jugar contra México, porque el partido es el jueves y en consecuencia había un día más de descanso. Eso es cierto, aunque el argumento queda invalidado si tomamos en cuenta que el jueves está mucho más cerca del domingo en que sí o sí Chile tendrá acción, ya sea disputando el tercer puesto o el título de campeón si lográramos vencer a los lusitanos, actuales campeones de Europa, con Cristiano Ronaldo como su estandarte máximo.

La otra semifinal a cargo de Alemania, vencedor hoy de Camerún por 3-1 y México quién derrotó ayer por 2-1 a Rusia, despierta también expectación e interés general.

jueves, junio 22, 2017

Chile ante Alemania, gran comienzo con débil final

Resultado de imagen para Kazán
Vista de Kazán, ciudad rusa de 1 millón 100 mil habitantes, escenario del partido

Alemania llevó a la Copa de las Confederaciones un equipo alternativo, que según su entrenador Joachim Löw es un elenco "de proyección". Pero pese a su juventud, se trata de los representante de los campeones mundiales vigentes y cuenta con jugadores de excelente nivel. Ante ellos Chile tuvo un primer tiempo que hubiera sido magistral, de no haber sucedido un accidente: El gol alemán.

El inicio del partido fue espectacular para nosotros. Dominador absoluto del campo, Chile sometió a la selección germana, privándola por largos minutos de hacer su propio juego. Ya a los 5 minutos  una recuperación de Vidal en una salida rival, permitió a Alexis Sánchez marcar un golazo. Arrancando por la izquierda, colocó la pelota con gran justeza junto al poste derecho de Ter Stegen, quién hoy fue el portero de los europeos.

Todo era coser y cantar. Alemania solamente llegaba en forma esporádica a nuestro arco.Chile atacaba con un juego muy vistoso e incluso ante un soberbio tiro de Eduardo Vargas que devolvió el travesaño, el equipo de Juan Antonio Pizzi pudo haber aumentado el marcador.

En medio de ese despliegue físico y de innegable calidad futbolística, una de las pocas llegadas alemanas en el lapso inicial permitió que tras dos pases precisos, Lars Stindl consiguiera el empate casi al término de esa etapa. Parecía mucho premio para los teutones, pero se cumplió la regla de que los goles que no marcas en el arco rival, te los terminan haciendo en el propio .

El segundo tiempo fue muy distinto. El cansancio por el trajín previo tan acelerado se reflejó en el accionar de Chile, mientras que los alemanes equipararon la posesión de la pelota y las ocasiones de gol.
Incluso en los minutos finales, Alemania pareció estar más cerca de la victoria.

En suma, fue una igualdad que deja a los dos equipos tras la jornada en Kazán, con amplias posibilidades de llegar a semifinales.Este domingo Chile  y Alemania, ambos con 4 puntos, enfrentarán respectivamente a Australia y a Camerún, los dos con un solo punto.

Imagino que alemanes y chilenos no descartan una final entre ellos. Ahí sí que no habría tregua posible, ni conformismo aceptable.

domingo, junio 18, 2017

11 años de blog y triunfo de Chile en Moscú

Resultado de imagen para Camerún selección de fútbol
Con dificultades, la selección chilena  no la vio negra  ante Camerún


Hace 11 años un 18 de junio, nació esta página.  
Blogger da cuenta de  325.345 visitas en estos largos años, lo que agradezco desde el alma a tan amables lectores en distintas latitudes.
Mi primer post tuvo tintes deportivos, los que me acompañaron por algún tiempo, hasta que descubrí que la mayoría de mis lectores no tenían al fútbol entre sus prioridades, por lo que empecé a modificar mi conducta "literaria". No obstante cuando la selección de Chile participa en clasificatorias mundialistas, en mundiales mismos o en la Copa de las Confederaciones como lo hace actualmente, "la sangre tira" y me remito a mi condición de periodista deportivo, con el perdón de quienes no comulgan con penales ni tiros de esquina. 



Bajo el cielo de Moscú,  Chile inició su participación en la Copa Confederaciones con una victoria mucho más sufrida de lo que indica el dos por cero final. Camerún fue sometido durante largos pasajes del primer tiempo a un dominio total de "la roja" no obstante su condición de "blanca" en este día, pero al desperdiciar los nuestros una infinidad de oportunidades de gol, los escasos contragolpes africanos nos pusieron en aprietos. Incluso una infracción contra Vidal ante falla monumental de nuestro arquero Herrera, significó la anulación del gol de Camerún.

Esa conquista la invalidó el juez esloveno Skomina a instancias del árbitro asistente, pero luego hubo dos cobros muy controvertidos, en que el "otro" trío de jueces hizo de las suyas.

Ese trío desde la distancia, situado en una oficina del estadio frente a monitores, está autorizado en este certamen mediante contactos microfónicos, a informar de su punto de vista a la oreja del árbitro central. No obstante aceptar la FIFA ayuda electrónica, las discusiones no cesarán fácilmente.

Fue así como casi al término del primer tiempo los jueces electrónicos anularon un gol de Eduardo Vargas que el árbitro central  previamente había validado. En las repeticiones presentadas en millones de televisores por el mundo, no queda claro si el jugador parte en posición prohibida. En esas condiciones los árbitros tradicionales y sus asistentes tenían hasta ahora la premisa de NO sancionar fuera de juego.

El otro caso se produjo sobre el término del partido. Chile ya no podía dominar tan abiertamente como en el primer tiempo y el partido estaba de ida y vuelta. El alivio lo había puesto un excelente cabezazo de Arturo Vidal, recién en los 80 minutos de juego para el 1-0. El encuentro siguió hasta su final con opciones en ambos pórticos, hasta que a los 92 minutos, en plena adición de descuentos, tras carrerón de Alexis Sánchez y despeje de un defensor en la línea, Eduardo Vargas la pudo tirar al fondo del arco africano. Ahí ardió Troya. El juez asistente indicaba fuera de juego y se anuló el gol. Pero las voces en el oído del juez central dirían otra cosa.

Tras "largos" segundos de suspenso,  Skomina validó la conquista, en circunstancias que esta vez los espectadores televisivos en todo el globo terráqueo vieron que en la jugada previa al gol, Alexis sí arranca en off side.

Moraleja: Si este apoyo electrónico al desarrollo de los partidos no mejora, de poco servirá obligar a jugadores y público a esperar determinaciones en que las mismas dudas de años y años seguirán atormentándonos. Con imperfecciones tan ostensibles como las que hubo en el reciente Mundial Juvenil en Corea del Sur y hoy en el Camerún- Chile, más vale que el señor del pito y los hombres del banderín mantengan la exclusividad de sus resoluciones.

En suma, en un partido visto en directo por unos 10 mil chilenos desde las gradas y millones acá a 17 mil kilómetros de distancia, "la película se la robaron" los jueces electrónicos y eso no es bueno.

martes, junio 13, 2017

Insólita derrota en tierra de Drácula

Resultado de imagen para Cluj Rumania
Vista de Cluj

Cluj  es una ciudad rumana al noroeste de ese país, situada a 440 kilómetros de la capital Bucarest. Allí disputó la selección chilena de fútbol su último partido de preparación previo a la Copa Confederaciones, en que nuestra representación debutará este domingo 18 frente a Camerún.

Chile era dueño absoluto de la situación ante la selección local, hasta que la irresponsabilidad de uno de los nuestros cambió la fisonomía del partido. Las conquistas a los  8' de Vargas y a los 17 de Valencia nos dejaron con una cómoda ventaja de 2 goles. Nuestro equipo estuvo incluso muy cerca de aumentar, hasta que una serie de desaplicaciones defensivas generaron oportunidades a los dueños de casa. Como un anticipo de lo que vendría, Gary Medel tras una fuerte infracción de su compañero Aránguiz y frente a la reacción airada de los anfitriones, los encaró a todos en forma matonesca. ¿Para qué? Estábamos ganando tranquilamente y no había razón para complicarnos la vida.

A los 30, Stanku  ejecutó brillantemente un tiro libre y quedamos ganando apenas por 2 a 1 y se empezó a achicar nuestra cuenta de ahorros. Pero lo peor vino dos minutos más tarde. 

Gary Medel, actual jugador del Inter de Milán, nos hizo recordar cuando ha dicho que si no hubiera sido futbolista profesional, probablemente habría sido narcotraficante. Lamentablemente todos estos años actuando en equipos de Argentina y Europa no le han hecho sentar cabeza. Sigue con reacciones de bajofondo, impropias además de su condición de capitán del seleccionado la que ostentaba hoy.

Debido a una vistosa infracción que recibió a los 32 minutos, reaccionó contra su adversario con inusitada violencia en las barbas del árbitro holandés. Por supuesto lo expulsaron como tantas veces por desatinos similares. No escarmienta Medel y Chile quedó con 10 jugadores gratuitamente, cuando faltaba todavía una hora para el final.

A estas alturas de la carrera del jugador, iniciado en las divisiones menores de Universidad Católica, no cabe el atenuante de su infancia desvalida. Alexis Sánchez cuando niño también lavaba autos en el Cementerio de Tocopilla y no obstante nadie se lo imagina agarrando a patadas a los rivales y amenazando constantemente a sus adversarios.

Con un partido desvirtuado por la inmadurez crónica de Gary Medel, la Selección Nacional que hoy fue una mixtura de titulares con suplentes, parece haber pagado tributo a un hecho del que no se repuso jamás.

La superioridad de Rumania, elenco que estaba muy mal de ánimo después de haber perdido en sus propias eliminatorias al Mundial, con Polonia, se reconcilió con su público aprovechando la superioridad numérica y aparte de los goles marcados en el segundo tiempo por Stanciu, gran tiro de distancia, y Baluta, ante la falla de nuestro arquero suplente  Herrera, pudo haber estirado aún más la ventaja.

Al final lo de siempre, "era solo un apronte", "sacamos buenas conclusiones". Son pálidas disculpas para tranquilizar a 17 millones de compatriotas. Chile es bicampeón de América y en condición de tal  se le exige algo diferente a la, con certeza, mejor selección chilena de la historia.

viernes, junio 09, 2017

Empate a cuadras del Kremlin


Resultado de imagen para Plaza Roja Moscú    
Una vista de Moscú y sus turistas.

Gusto a poco nos dejó el resultado del amistoso previo a la Copa Confederaciones que jugó Chile ante el local Rusia en Moscú. La selección anfitriona tiene características propias de su historia, esto es velocidad endemoniada, toques rápidos y marca muy aplicada, pero nada más. Como quedó demostrado  en el estadio del CSKA los nuestros hoy de blanco, pusieron sobre el césped la elegancia en su juego y la calidad individual de su accionar, muy superior a la de su antagonista.

Sin embargo recién sobre los 10 minutos del segundo tiempo se produjo el remezón que cambió la faz del partido. Había entrado Alexis Sánchez y en su primera intervención fue infraccionado. Al reanudarse el partido recibió la pelota en la  izquierda a gran distancia del arco, no obstante lo cual envió un pase aéreo preciso a Isla que entraba como puntero derecho. Este aprovechó la genialidad para disparar excelentemente hacia el poste contrario  de donde estaba el arquero ruso para batirlo plenamente.

En la transmisión televisiva de Fox Sports se dijo que porque Isla no le había dado con justeza al balón este tomo un giro favorable  lo que en la repetición de la jugada queda desvirtuado, porque Isla tras amagar mira y lanza la pelota adonde entró. Gran gol del defensa que está actualmente en el fútbol de Italia y notable, una vez más, el pase largo de Sánchez.

En verdad un jugador como el tocopillano demuestra partido tras partido sus excepcionales capacidades. Desde que ingresó impuso sus talentos y fue una pieza inabordable para la oncena local. Rara vez perdió la pelota y otros centros precisos de su marca, fueron desperdiciados por sus compañeros.

El partido se llenó de cambios, porque ciertamente en estos amistosos no rige lo de tres por partido. Así y todo Chile parecía controlar el encuentro y el resultado, pero las constantes y desafortunadas infracciones que cometían los nuestros, empezaron a crear zozobra. Un excepcional salto de Vasin a los 66 minutos, significó el uno por uno en el marcador, tal como quedó al final.

Entre los futbolistas que fueron hoy reemplazos, algunos no llenaron la esperanza. Martín Rodríguez no fue ni la sombra de lo que acostumbraba a hacer en Huachipato y en Colo Colo, antes de ir al fútbol mexicano. Incluso desperdició hacer un gol que habría sido decisivo, ante otro pase milimétrico de Alexis.

Si miramos la historia, el resultado final no es malo. Ya en 1973 en eliminatorias mundialistas, el equipo de Caszelly y Elías Figueroa había empatado pero sin goles en suelo entonces soviético.
A la distancia eso sí aquella selección local parece muy superior a la actual de Rusia.

Ahora ambos cuadros se prepararán para la Confederaciones  con este "back round" que de algo sirve. Juan Antonio Pizzi podrá calibrar por ejemplo si mantiene su confianza en Eduardo Vargas hoy sin  chispa y desaparecido del partido o si se la juega por otra fórmula ofensiva. 

En todo caso, previo al debut chileno el 18 de este mes frente a Camerún, habrá otro amistoso este martes en suelo rumano, ante la selección local.

viernes, junio 02, 2017

Perdieron los "hombres íntegros" contra Chile


Roch Marc Christian Kaboré, actual Presidente de Burkina Faso

Antes del Mundial en Brasil de 1950 la selección chilena se despidió en un amistoso ante nuestro Santiago Morning, entonces en Primera División. El  primer tiempo lo ganaba el equipo de club por dos goles a cero, convertidos en el arco del legendario Sergio Livingstone. En el entretiempo un dirigente del fútbol  nacional fue airado al vestuario del Morning para decirles a los jugadores que no olvidaran que la selección representaría a todo un país en la magna fiesta y que ellos no debían aguarle la esperanza a millones de compatriotas.

En Santiago Morning destacaba como puntero izquierdo Guillermo Díaz, el que para algunos era superior al titular de Chile, Fernando Riera. El hecho es que la segunda etapa aquella fue muy diferente y el cotejo-adivinen- lo termino ganando Chile.

En el Estadio Nacional hace minutos, no hubo las zozobras de entonces, porque los visitantes africanos jamás fueron rivales de peligro y el 3-0 con que se despidió el llamado equipo de todos demostró una superioridad apabullante.

Burkina Faso, ex colonia francesa, se llamó antes Alto Volta, hasta que uno de sus mandatarios decidió ponerle en 1984 su actual nombre, para contrarrestar el influjo maligno de la corrupción que campeaba en esa nación africana.

En un marco de cierto exotismo por las características del rival, la selección chilena de fútbol enfrentó esta noche a los "hombres íntegros" en el partido de despedida del equipo nacional, próximo a jugar la Copa Confederaciones en Rusia, antesala del Mundial a desarrollarse en esa nación en 2018. Es un torneo destinado a jugarse entre los campeones de los diversos continentes y Chile en condición de tal participa por primera vez, debiendo enfrentar en su grupo a Camerún, Alemania y Australia. Antes en amistosos en esas lejanas tierras, a la propia Rusia y a Rumania.

Tras pactar venir con al menos 6 titulares en la última Copa de África en que los visitantes fueron terceros, la realidad es que llegó a Chile un grupo de jugadores de un nivel enormemente inferior, en que el único seleccionado para aquel certamen que midió las fuerzas de los elencos africanos, fue su tercer arquero de entonces, titular esta noche y muy buena figura del encuentro. Si no es por él, Chile habría doblado la cantidad de goles.

Nuestro equipo no tuvo a todos los supuestos titulares para Rusia en cancha. Ello permitió a habituales postulantes a tiempos mejores hacer de las suyas y en ese aspecto no desentonaron los Sagal, Rodríguez, Pinares y en menor medida por el nulo trabajo defensivo ante la escasa llegada foránea, Maripán y Roco.

Los dos goles de Vidal, uno marcado fuera de juego y de Sagal el restante, señalaron el destino de un encuentro entre "la mejor selección chilena de la historia" y un rival débil y disminuido.

Sin embargo, todo sirve. Es mejor esto que un entrenamiento a puertas cerradas. 

lunes, mayo 22, 2017

El fútbol, "adicción" benigna

Se acerca la Copa Confederaciones que reunirá en Rusia a los campeones de los 5 continentes, como anticipo del Mundial de Fútbol de 2018. Antes de aquel 17 de junio próximo, en diversas latitudes se efectuarán partidos de práctica y acondicionamiento de esas potencias del deporte popular. Por de pronto la selección chilena se despedirá de nuestro público jugando el 2 del próximo mes, un amistoso ante Burkina Faso.

El fútbol despierta pasiones que son muy difíciles de comprender para quienes no las comparten.
Explicando esos sentimientos que muchas veces van más allá de la razón, mi hijo periodista confesaba el año 2009 el por qué él era un "adicto" al fútbol. 
Me permito reproducir sus  sensaciones al respecto, que no varían mucho en relación a los "adictos" de nuestros tiempos".



Confesiones de un adicto


(Publicado en Tendencias, de La Tercera, 10 de octubre de 2009)

Por Mauricio Lob
Subeditor general de La Tercera


Hola, soy Mauricio y soy adicto al fútbol. Escribo esto cuando llevó sólo 11 horas de abstinencia: anoche vi el partido de Lota Schwager con Colo Colo por la Copa Chile. Pero, para ser sincero, en realidad llevo sólo dos, porque en la mañana escuché todos los despachos radiales desde Colombia por la previa del partido de Chile. Iba manejando y sacaba las cuentas de lo que nos sirve o no, analizaba los cambios que hará Bielsa y proyectaba el negro futuro de Maradona si Argentina no le gana a Perú.

Sí, soy adicto: voy al estadio, tengo 10 canales de deportes en mi plan de TV, veo partidos antiguos, tengo un archivo personal con grandes encuentros, juego Fifa, leo deportes, consumo deportes, escucho y navego en busca de deportes. Converso de fútbol en aperitivos, almuerzos y sobremesas, a la hora del café y del desayuno. Veo mil veces los goles y repaso mentalmente jugadas. Sí, también he viajado a otros países sólo para ver fútbol.


¿Cuándo comenzó mi adicción? Supongo que como a los tres o cuatro años, escuchando a mi padre, relator deportivo, o acompañándolo al estadio. Mi primera vez fue en el Vulco, de San Bernardo, viendo a Magallanes contra Rangers. Mi familia materna era de Magallanes y mi primer banderín fue también del "Maga", aunque al poco tiempo busqué mi propio camino y emigré del padre al hijo (aclaro: de Magallanes a Colo Colo, para los que no sean adictos).


Un par de años después ya pasaba domingos completos en el Santa Laura viendo los programas triples, en los que había -citando a los comentaristas de la época- partidos de "matiné, vermouth y noche". Grandes tardes con secuencias del tipo Palestino con O'Higgins, Unión Española con Fernández Vial y Colo Colo con Audax Italiano.

A menudo me olvido de cumpleaños y fechas históricas relevantes. Pero tengo claro lo que pasó el 3 de julio de 1987 en Córdoba, el 3 de septiembre de 1989 en el Maracaná, el 5 de junio de 1991 en el Monumental, el 11 de febrero de 1998 en Wembley o el 11 de junio de ese año en Burdeos... Me casé un día en que, para pesar mío, la "U" empató a cero con Santiago Morning y fue campeón el '99. Afortunadamente, el mal presagio no se ha materializado. Mi tercer hijo nació el 17 de octubre de 2007, cuando -ya con Bielsa en el banco- la selección le ganó a Perú en el Nacional. Vi el partido en la clínica.

Entre mis amigos adictos he escuchado muchas teorías acerca del origen de la relación del fútbol con el hombre. Y creo que puedo clasificarlos en tres grupos. 1) Los freudianos, esos que adhieren a la tesis importada a Chile por Caszely de que hacer un gol -o gritarlo- es sólo comparable y/o equivalente a un orgasmo. 2) Los darwinistas, que suponen que el fútbol fue capaz de imponerse sobre todas las otras disciplinas y se transformó en un fenómeno cultural gracias a su épica, que convierte a los jugadores en los gladiadores de hoy. 3) Los creacionistas, esos que dicen que en la Biblia se cometió un solo error, porque al séptimo día, en lugar de descansar, Dios fue al estadio.

No adscribo a ninguna de esas absurdas corrientes. Tengo claro que si se trata de buscar un motivo racional que explique el fanatismo no habrá respuesta cuerda. Dicen que los seres humanos actúan en un 93% por emoción y sólo un 7% por la razón. El fútbol claramente está en el primer grupo. ¿Por qué a los hombres nos gusta tanto? No creo que exista causa única ni científicamente comprobable.


Ni siquiera puedo contestar con certeza por qué me gusta a mí. Creo que porque de chico me permitía jugar y soñar en grande, y de grande me hace soñar y jugar como niño. Ahora último he reforzado mi afición, porque uno de mis hijos está resultando ser tanto o más fanático que yo.

Sí, soy adicto. Y a mucha honra estoy traspasando esa adicción a mi descendencia.



lunes, mayo 15, 2017

Take away


Resultado de imagen para Anuncios en inglés en el comercio chileno
Anuncio de comienzos del siglo XX.  Pero el caso es que ya estamos en el XXI



¿Qué dirían los estadounidenses, británicos y demás hablantes del idioma inglés si en lugar de anunciarse en sus países alimentos para llevar, algún siútico pusiera una inscripción en español que dijera "para llevar"?

En Chile hace muchos años- y la práctica va en aumento- les ha dado a los generadores de alimentos y otros productos y servicios por utilizar frases en el idioma  de la reina  Isabel (tal vez debería poner Elisabeth).

Una liquidación común y corriente de cualquier comercio  se anuncia con la palabra SALE. Cualquiera podría suponer que lo invitan a abandonar el local.

Hay un sinfín de palabras de nuestro bello idioma que no son utilizadas y resultan reemplazadas por expresiones en inglés.

Pero el récord del absurdo  en la materia lo leí hace pocos días en un reportaje de un matutino de circulación nacional en una de sus crónicas gastronómicas. Junto con dar cuenta de las bondades de determinado plato en un local de comida para llevar, la crónica terminaba con un asombroso anuncio acerca de aquella supuesta delicia gastronómica: 
Take away.
Si eso no es esnobismo y desatino, no sé que más podría serlo.

Salvo que se trate de una espontánea clase de inglés, rápida y poco variada, reemplazar la simple expresión para llevar por ese increíble take away, convierte el hecho en una insólita demostración de lo que el sentido común y la lógica  rechazan.

Nota del redactor:
En Chile usamos la expresión siútico, equivalente a la palabra que en otras latitudes es conocida como cursi.