sábado, diciembre 30, 2006

El drama del Ronco Retes


Hace ya varias décadas, en que todavía funcionaba el famoso teatro de revistas Bim Bam Bum, en pleno centro de la capital, concurrí a uno de sus espectáculos interesado por un caso particular.


Sucede que el entonces joven comediante Ronco Retes, en una parte de su rutina, me imitaba. Tuve el honor en esos tiempos, que mi voz fuese imitada por artistas del renombre de Coco Legrand, incluso en un Festival de Viña, o por Fernando Alarcón en un Clásico Universitario.


Todas esas imitaciones tenían como característica curiosa que para lograr mejor efecto, el Ronco, Coco y Fernando estiraban con sus manos sus mejillas. Yo traté a la vez de imitar a mis gentiles imitadores, pero no me resultaba así, y por el contrario se me deformaba la voz.


Pero es un detalle anecdótico. El hecho es que cuando me contaron de la imitación que me hacía el Ronco Retes, concurrí al Bim Bam Bum, llegando a última hora y ubicándome en la última fila, para pasar "piola".


El Ronco se dio cuenta y en el momento de la imitación, los reflectores se dirigieron hacía mi y tuve que saludar al público.


Recuerdo hoy esos años tan buenos para mi y para el propio Ronco Retes, quién iniciaba una carrera brillante, logrando la consagración más adelante con personajes inolvidables como don Fermín.


En las últimas horas me estremeció la noticia proveniente de Linares, que daba cuenta de la agresión sufrida por el Ronco, de por sí enfermo desde hace tiempo, a manos de su propio hijo.


Es todo un contrasentido que quién nos hiciera reir por décadas, en su vida real tenga tantos justificados motivos para llorar. Ya recibir una agresión por razones baladíes es una afrenta, pero que se la propine un hijo debe constituír motivo de congoja infinita.


No sé si el querido Ronco Retes pudiera tener acceso a este recuerdo, pero me agradaría que en este momento de sus dolores físicos y espirituales, el talentoso artista supiera que el imitado en el Bim Bam Bum, aquella noche primaveral de hace unos 30 años, está con él.




jueves, diciembre 28, 2006


martes, diciembre 26, 2006

Matías en España

Matías Fernández, el mayor impacto mediático del deporte chileno en los tiempos recientes, parte hoy a España para enrolarse en el Villarreal dirigido por el también chileno Manuel Pellegrini.
No hay dudas que Matías es de verdad, porque muchas veces se ha exagerado sobre las posibilidades de algún deportista nuestro. Pero el muchacho, en este caso, ha demostrado holgadamente su categoría.
Sin embargo es necesario que no nos dejemos enceguecer por confianzas desmedidas o excesos.
Puede que "por esas cosas del fútbol" Matías deslumbre de entrada, pero hay que ponerse igualmente en el caso contrario.
El ex colocolino ha demostrado cierto cansancio en los últimos partidos y, además, dificultades para hacer su fútbol ante marcas fieras que en España abundarán.
Tampoco corresponde ni es real pensar que porque el Director Técnico sea chileno, el muchacho criado en La Calera las tendrá fácil.
Aquí prevalece como en todo equipo europeo de cierto nivel, la necesidad de jugar bien y(o) sobretodo, de acumular puntos. Si ello sucede... fantástico, pero podría no ser muy sencillo.
Y, OJO: En la página de Internet de Villarreal, no han faltado los aficionados que se alegraron por la derrota de Colo Colo en la final de la Copa Sudamericana, cansados de la fiebre elogiante de nuestros hinchas que hacían ver en exceso, a juicio español en esa página Web, las bondades del Mati.
En suma, si el jugador mantiene la humildad y nuestros hinchas también, todo andaría mejor.
Ah... está claro que en España no le van a aceptar por estilo y costumbres, que el Mati se niegue a dar conferencias de prensa o, simplemente, a hablar con los periodistas, como se tornó en hábito entre nosotros. Una cosa es la sencillez y otra, muy distinta, la descortesía.

miércoles, diciembre 20, 2006

Selman


Los árbitros de cualquier deporte denotan imparcialidad, cuando se equivocan en contra de los dos equipos que están dirigiendo.



Esto pasó en un partido anterior de Rubén Selman, entre Colo Colo y Católica.



Aquella vez hasta el Presidente de la UC denostó al juez, pero en su ofuscación no consideró que les había sancionado un penal a favor, que Católica erró. De haber habido mala intención en perjuicio de los cruzados, ciertamente ese penal no se sanciona.



Pero el pasado sábado el mismo Selman se equivocó gravemente en perjuicio de UNO SOLO de los equipos.



Anuló dos goles legítimos a O'Higgins, por mucho que el juez diga que hizo sonar el silbato antes que la pelota traspusiera la línea de sentencia en una de esos conquistas, y expulsó precipitadamente a un jugador de los rancagüinos, en una acción anterior.



En suma, tal como dijo el DT de los celestes Jorge Garcés, O'Higgins marcó seis goles... pero solamente le validaron cuatro.



Lo grave es que era un partido definitorio ante Audax Italiano. Si ganaba por tres goles de diferencia forzaba a penales y si vencía por cuatro, clasificaba directamente.



El resultado final fue favorable a los rancagüinos por 4 a 2, pero no les sirvió, porque Audax había ganado en la ida 4 por 1.


De modo que con uno de los goles legítimos anulados por Selman, O'Higgins hubiera forzado los penales y si hubiera validado los dos, los de Garcés hubieran clasificado directamente a la final del campeonato de clausura.



Entonces, está claro que Selman se equivocó esta vez solo para un lado, en un cotejo decisivo.


No pienso en dobles intenciones, sino que solo se trató de una mala tarde.



Pero lo sorprendente y que me ha instado a escribir este post es que hoy, cinco días después de sus graves equivocaciones que eliminaron a O'Higgins, el juez insiste en que su cometido fue bueno, que NO erró y que la prensa ha sido muy dura con él.



Debemos entonces pensar que miles y miles de personas que vimos el partido sin pasiones ofuscantes, seguramente sin darnos cuenta fuimos hipnotizados por algún ser invisible, y que todo lo que presenciamos, en mi caso desde la televisión, sucedió distinto.



Bien intencionado el juez o lo que sea, la verdad es que en lo personal yo no veía un arbitraje tan absolutamente desequilibrado en contra de un equipo, como cuando el colega de Selman, Patricio Polic, eliminó por su cuenta a Osorno de la Copa Sudamericana de hace algunas temporadas, ante Universidad Católica.

lunes, diciembre 18, 2006

Cuando Borghi jugó con David Pizarro


Claudio Borghi estaba en el ocaso de su brillante carrera como futbolista y jugaba en el mediocampo de Wanderers de Valparaíso, junto a un promisorio David Pizarro.




Mirado con ojos de hoy, ese cuadro porteño era un equipazo, porque lo integraban también Patricio Toledo, ex arquero de la UC y la selección nacional; Miguel Ardiman, también ex UC; Rodrigo Pérez, luego gran valor de Cobreloa y de la propia selección; en el ataque destacaba el choro Reinaldo Navia.




Junto a mi amigo Fernando Sepúlveda como comentarista, relaté esa campaña de Wanderers, no solamente desde Playa Ancha, sino al través de todas las canchas del país.




Durante la semana yo ejercía como Editor de Prensa de Radio Minería, de modo que aunque también era un trabajo, esas transmisiones por Radio Festival de la Quinta Región constituían verdaderamente una terapia, en comparación con los dolores de cabeza que me generaba la otra actividad, por mucho que también me gustara.




Pero ese año, 1998, Wanderers dirigido por Pedro García, DESCENDIÓ. Sí, descendió, se fue a los llamados potreros de Segunda División. La Festival dejó por lo mismo de transmitir fútbol, y con Sepúlveda nos quedamos sin esa pega.




Analizado a la distancia, mirado desde hoy, parece increíble que eso le haya podido pasar a un equipo que contaba con Borghi, David Pizarro, Rodrigo Pérez y Reinaldo Navia, entre otros.




Será, como se dice siempre, "por esas cosas del fútbol".

viernes, diciembre 15, 2006

El chaqueteo con Borghi

Cuando hace un año Claudio Borghi se hizo cargo como DT de Colo Colo, bastaron unos partidos para que recibiese objeciones.
Nada sacamos, se decía, con hacer 3 goles si el rival hace 5.
Un equipo para tener éxito debe ser balanceado.
Pasaron los meses y como el cuadro albo se tornó casi imbatible, los argumentos fueron dados vuelta.
Por fin nos atrevemos, ésto vale: jugar igual de local como de visitante.
Hasta que se produjo la desolación.
Pachuca ganó la final en Santiago, y de nuevo se gestó el clásico chaqueteo.
Las nuevas-viejas voces eran ahora: Borghi se equivocó en los cambios, se despreocupó de la defensa, es inaceptable perder una final. Tras el uno cero a favor debió reforzar la retaguardia.
Pese a ser yo miembro de los opinantes profesionales de deportes durante más de 50 años, confieso que es para sentir vergüenza ajena.
No tenemos derecho a ser tan inconsecuentes.
Borghi, hasta el uno-cero del primer tiempo era un genio. Luego del 1-2 en contra, se convirtió en un ser imperdonable.

miércoles, diciembre 13, 2006

La altura de las palmeras

En mi reciente viaje a la República Dominicana, me llamó la atención que la altura máxima de las instalaciones hoteleras que por centenares circundan esas maravillosas playas, se base en un parámetro singular:
Ninguna de ellas puede superar la altura de...LA PALMERA MÁS ALTA del lugar.
Esto vale, naturalmente, para todas las construcciones hoteleras, ya sean de capitales y propietarios españoles (la gran mayoría), estadounidenses, alemanes y no sé que otros.
Se me ocurre que no hay propietarios propiamente dominicanos, salvo el diseñador Oscar de la Renta quién hace sociedad con Julio Iglesias, ambos dueños de un resort.
Hay sectores de la RD, como la famosa Punta Cana, cuya playa llamada Bávaro tiene una extensión cercana a los 35 kilómetros, de aguas cálidas y arenas blancas, rodeada de enormes palmeras y vegetación tropical.
Su historia como factor turístico es muy reciente:
en 1985 un hispano de apellido Barceló, propietario de la cadena mundial de hoteles de esa denominación, sobrevoló el sector vírgen y descubrió de nuevo América, como lo había hecho Colón antaño en la misma zona.
Barceló logró instalar en ese sector paradisíaco, un complejo hotelero que fue el primer resort, atrayendo a turistas norteamericanos y europeos, inicialmente.
El ejemplo cundió y hoy en la hasta mediados de los 80 zona vírgen, se extienden unos 50 hoteles, con connotación tres, cuatro o cinco estrellas. Algunos son de tanto esplendor que más pareciera que fuesen de unas siete estrellas y medio, más o menos.
Lo acontecido con Playa Bávaro se hizo extensivo a otras zonas turísticas en República Dominicana, como Puerto Plata, que al igual que Punta Cana está en el Atlántico, o Bayahibe que se encuentra en el Mar Caribe.
En las cercanías de la capital, Santo Domingo, también existen esos increíbles resort, lo mismo que en los alrededores de la antigua ciudad La Romana, en los dos casos también junto al Caribe.
La situación creó miles de empleos y convirtió el turismo en una de las principales industrias del país centroamericano, generando la construcción de aeropuertos internacionales como el de la propia Punta Cana.
Lo próximo es la construcción de una carretera de primer nivel que reemplace a la actual entre Punta Cana y Santo Domingo, que ha quedado lenta y fuera de época, con enormes baches en el pavimento, que me recordaba los de nuestra avenida La Paz.
Claro que en eso le ganamos a los dominicanos, pese a todo, porque nuestros "eventos" en Avenida La Paz son insuperables todavía. No hay "mejores" ni más indignantes.
Pero, sigo:
la nueva autopista dominicana será con pago de peaje, toda una novedad en el país, pero tendrá cuatro pistas, otra novedad absoluta.
Cuando contaba entre amigos, a mi regreso, lo de la altura de la palmera más alta como indicador oficial para la medición de las construcciones hoteleras al borde de playa, me decían que menos mal que los actuales dueños son españoles, alemanes y yankees, porque de ser chilenos ya se les habría ocurrido alguna fórmula ingeniosa para subir de altura alguna de esas palmeras.

sábado, diciembre 09, 2006

Lota Schwager

Recuerdo mis viajes para relatar fútbol a lo que es ahora la Octava Región. Eran intensos, pero entretenidos.

Por lo general, tomaba el nocturno al sur y llegaba a Concepción de madrugada.
Caminaba desde la Estación unas cuadras con mi mochila, hasta un hotel que se llama o se llamaba El Dorado.

Ahí dormía unas horas y luego me juntaba con el técnico de la emisora que nos atendía en la zona, para irnos al entonces Estadio Regional de la Avenida Collao, ahora llamado Municipal, o a Las Higueras en Talcahuano o al Estadio de Coronel, donde era local Lota Schwager, en sus años de gloria en el fútbol de Primera División.

El equipo minero no disputaba títulos, pero daba dura batalla al más pintado en su verdadera fortaleza, su cancha.

En esos terrenos surgieron entre otros que hicieron historia en el fútbol nacional, "El Ligua" Puebla, Víctor Merello y Miguel Angel Gamboa.

Hasta que vino el tiempo de las "vacas flacas" y Lota Schwager se fue por el tobogán, cayendo a la actual Primera B. antes conocida como Segunda División Profesional, estando no hace mucho muy cerca de irse al despeñadero mayor para un club que estuvo en Primera, esto es la Tercera División... pero de eso se salvó.

No se salvó, eso sí, de increíbles episodios directivos, lindantes en el absurdo, con amenazas tipo película mejicana, que lamentablemente subsisten pese al notable logro de sus futbolistas y cuerpo técnico, rubricado en su cancha en la víspera.

Es de esperar que los espíritus se aquieten y que el ascenso a la Serie de Honor, una corazones y voluntades, para que Lota Schwager reverdezca laureles y no sea el clásico equipo "ascensor" que un año sube y al siguiente o uno de los siguientes... vuelve a bajar.

Se lo merecería una afición tan cálida, habitante de una zona chilena de tantas carencias.

Al menos el municipio de Coronel, ya anunció apoyo económico para mejorar la cancha y el sector de público.

viernes, diciembre 08, 2006

Menotti: el problema NO es la edad.

Se ha desvirtuado la discusión en el proyecto de Euroamérica, en el sentido de traer como Jefe de la Dirección Técnica de la "U" al argentino César Luis Menotti, en caso de ganar ese grupo económico la concesión de la actual CORFUCH.

El líder del grupo financiero opositor a Euroamérica, José Yuraszek, sostiene que Menotti " es un abuelito".

Agrega que tiene casi 80 años de edad.

Son pésimos argumentos, porque Menotti actualmente ostenta 69 años, de modo que el segundo de los considerandos, denota falta de información.

Por lo demás, este no es un problema vinculado con el año de nacimiento del trasandino.

Al líder de Euroamérica en esta cueca, se la dieron en bandeja.
Francisco Montaner, replicó diciendo que con ese argumento no se podría traer a entrenadores de más de 60 años, mencionando a Pekerman y Bianchi.

La diferencia, pensamos, está ahí. En esos nombres.

Aunque José Pekerman no obtuvo éxitos con Argentina en el reciente mundial, es un excelente Director Técnico, avalado por 3 títulos mundiales juveniles y otros logros, mientras que Carlos Bianchi, por mal que le haya ido en sus incursiones por Italia hace algunos años y hace poco por España, ha conseguido campañas espectaculares en que lo ha ganado todo a nivel nacional e internacional con Boca Juniors.
Todos esos éxitos, son de la última década.

Esa es la mayor diferencia, porque Menotti no gana NADA desde hace más de 25 años.

Otro argumento que se da en favor de Menotti es que aseguraría "espectáculo" para la "U", por su manera de ver el fútbol.

No hay dudas del lirismo de don César Luis. El ve el fútbol como lo ven Borghi, Riera, Pellegrini, Carvallo y otros.

Como pontífice de ese estilo, Menotti les gana a todos con su labia interminable.
Pero, otra cosa es con guitarra.

En décadas y décadas sin éxitos, el no ha abdicado de sus principios futbolísticos, pero le ha ido muy mal.

Entonces, ¿porqué, DE SÚBITO, en la "U" debería irle bien?.
Que no se entienda como una exteriorización de deseos, algo que está lejos de mi ánimo, pero sí como un antecedente para sustentar que toda la parafernalia impuesta, haciendo creer que se acordó la traída de un portento, no tiene una base cierta.









jueves, diciembre 07, 2006

Cosas de DT

A propósito de Directores Técnicos o entrenadores de fútbol:

Desconozco si será verdad o es un invento, lo que achacan a Lucho Santibañez, cada vez que se recuerda alguna "metida de pata" al rechazar a algún futbolista que pide rienda.

Dicen que recién llegado a Antofagasta para probar suerte, el entonces muy joven Osvaldo Castro fue descartado por Santibañez tras algunos entrenamientos, porque "este muchacho solo maneja su pierna izquierda".

Bien sabemos que con el tiempo, Castro se hizo famoso con esa pierna, tanto que se le apodó "Pata Bendita".


Sin embargo, es real y comprobado que el actual entrenador de las divisiones menores de nuestras selecciones, José Sulantay, no llevó al mundial realizado en Holanda el año pasado, a uno de los más notables valores jovenes de nuestro fútbol, el actual delantero de Colo Colo Alexis Sánchez.

Sánchez ya había marcado goles en Cobreloa, su anterior club, con apenas 16 años. No solamente actuaba en primera división, sino que incluso jugaba Copa Libertadores. Muy pocos de los miembros de la selección juvenil podían decir lo mismo.

Pero Sulantay lo dejó en casa. Ni siquiera lo llevó al Mundial como reserva. Prefirió a "tanques" del tipo Nicolás Canales, en lugar de "buenos para el fútbol" propiamente, como Sánchez.
Por esas paradojas asombrosas, Sulantay se enoja hoy en día ante la posibilidad que Claudio Borghi, su colega de Colo Colo, le niegue a Sánchez para algunos amistosos previos al sudamericano Sub 20 de comienzos de 2007.

A Carlos Villanueva, otro notable valor joven del fútbol chileno, Sulantay sí lo llevó a Holanda, pero no lo hizo jugar. En partidos previos lo ponía a DEFENDER en el medio campo, siendo claramente un habilidoso mediocampista OFENSIVO, capaz de lograr extraordinarios goles, tal como el que marcó el pasado domingo contra la UC por los Play Off.

Y para mayor paradoja, el mismo DT se disgustó cierta vez en que Nelson Acosta convocó a Villanueva para la selección adulta, con miras a un amistoso.

Cuando Juvenal Olmos dirigía a Católica, desechó como delanteros de sus divisiones menores a Humberto "Chupete" Suazo y a Leonardo Monje. Bien sabemos que el primero es hoy estrella en Colo Colo y Monje fue goleador máximo del campeonato presente, en su fase regular, actuando para la Universidad de Concepción.






martes, diciembre 05, 2006

¿Menotti?...¡Por favor!

En 1978 Argentina fue campeón mundial de fútbol, dirigida por César Luis Menotti.
El torneo es cuestionado hasta nuestros días por partidos sospechosos, como el de los dueños de casa ante Perú, en que los trasandinos debían ganar por 4 goles de diferencia para dejar fuera a Brasil y vencieron ocho a cero.
O por arbitrajes también dudosos en favor de los anfitriones.
Pero Argentina en definición frente a Holanda obtuvo el título y ello resultó un indiscutible mérito para Menotti.
Luego el técnico se hizo cargo de la selección juvenil de su país y también su labor resultó exitosa. Y punto.
Punto porque desde entonces, fines de los años 70, Menotti nunca ganó nada más.
Ha dirigido en su país, en España, en Méjico, en Italia y... nada. Son 26 años de intentos, envueltos en un mágico encandilar con sus teorías futbolísticas esparcidas por todo el orbe y su eterna verborrea que ha descalificado a cuanto colega suyo haya estado en la banca de la selección trasandina.
Para qué decir cómo despotricó Menotti contra Pekerman, al estar éste último en calidad de DT del equipo argentino para el mundial de Alemania de este año.
Entre tanto en los 26 años que van desde el torneo mundial en casa, César Luis Menotti ha fracasado hasta en Sevilla de España, pese a contar en ese momento entre sus jugadores nada menos que con Maradona.
La última vez que dirigió en Argentina, duró lo que un suspiro en Independiente, por los malos resultados, y hace pocos meses como asesor de un club mejicano donde concurrió de "urgencia" para ayudar a que esa entidad volviera a Primera División, también falló.
Pero en fin, no es el primer entrenador ni será el último en que su exquisito hablar para pontificar sobre fútbol, no está en consecuencia con sus logros. Sería lo de menos. No es novedad.
Lo que sí sorprende y hasta asombra es que uno de los grupos económicos interesados en hacerse de la administración de Universidad de Chile, anuncie como si fuera la venida del Mesías, que si finalmente se hace cargo de los azules, Menotti vendrá para ser su Director Técnico.
Me da exactamente lo mismo cual de los grupos se adjudique el dominio de la actual Corfuch, pero es increíble que se presente a Menotti en calidad de Panacea Universal y se señale como un notable logro su presencia en la "U", de obtener ese sector financiero la concesión del actual club en quiebra.
.

lunes, diciembre 04, 2006

Cancha numerada


Continuando con el recuerdo de los tiempos en que yo trabajaba en Radio Prat, quiero referir un "invento" de Raimundo Loézar Moreno que marcó época, y que, sorpresivamente, al través de tantas décadas posteriores no ha sido imitado.
Se repartían miles de volantes con publicidad de nuestras transmisiones deportivas, pero que además traían insertos una especie de mapa con una cancha de fútbol numerada.

En la parte alta, aparecía la última zona de uno de los supuestos equipos, con numeración UNO por derecha, DOS por el centro y TRES por izquierda. Y así sucesivamente.
En total, eran 12 las cifras expuestas en el papel, por lo que en la parte baja del volante se veía el supuesto sector defensivo del otro elenco, terminando entonces con numeración DIEZ, ONCE y DOCE en el sector correspondiente al accionar de su retaguardia y también zona de evoluciones de los delanteros contrarios.
En cada transmisión desde las canchas, nuestro volante cobraba vida.
El relato era condimentado con frases como "avanza fulano por derecha, entra al área por la zona ONCE, sale el arquero desde la zona DOCE, rechaza el defensa zutano lanzando la pelota fuera por la zona DIEZ".
O bien: "Merengano defiende y realiza un fuerte rechazo que hace llegar el balón desde la zona ONCE a la DOS".
Ciertamente el volante, generado gracias al auspicio extra de uno de nuestros avisadores, graficaba notablemente la narración y los auditores podían sentirse en la cancha con solamente observar el papel.
Por mucho que aquello sucediera en épocas anteriores a la televisión en Chile, sigue-a mi juicio- siendo una opción que alguno de los programas deportivos actuales podría adoptar, en circunstancias que no toda la gente observa simultáneamente por TV el partido que escucha por radio y, además, en muchos casos hay infinidad de cotejos que van por radio y no por la pantalla chica.
Habría un plus hoy en día. Se podría entregar la "cancha numerada" por Internet.

jueves, noviembre 30, 2006

El niño gol

La gira a Europa de la selección chilena de fútbol que preparaba Fernando Riera para el Mundial en casa en 1962, no tuvo, lógicamente, la resonancia que habría tenido en nuestros días. Ello se debía a la falta de cobertura periodistica en el estilo actual, con radios, canales de TV y diarios insertos en esos viajes. En Radio Prat recurrimos para informar debidamente, a un sistema que ahora parece primario, pero que en su momento era eficiente. El de los teletipos.
No todos los medios podían darse el lujo de contar en sus instalaciones con tal avance, de modo que conseguimos albergue para el efecto en el diario El Mercurio, en su vieja casona de calle Compañía.
Y con micrófono abierto para interrumpir cualquier disco o lo que fuera, me correspondió seguir al minuto el partido de nuestro equipo en la ciudad alemana de Stuttgart, ante la poderosa selección germana.
En días previos, compañeros de trabajo habían hecho lo mismo para Radio Prat en otros encuentros de esa gira, como por ejemplo el desastroso debut en París en que Francia nos goleó 6 a 0.
Creo que nunca antes ni nunca después viví un partido internacional de un modo tan singular. Primero me correspondió informar, claro, de la formación de los equipos, cantidad de público en el estadio y detalles similares.
No había entonces en el cable de teletipos, la información amplia que permite seguir un cotejo deportivo como hoy "on line", jugada por jugada.
Tan solo había que remitirse a lo básico, que era movimiento del marcador, término del primer tiempo y término del partido.
Al final, tras algunos minutos, las agencias internacionales de noticias harían un recuento más completo, que incluía comentarios.
Por ahí cerca de los 30 minutos de iniciado el match, la máquina que entre tanto refería una enorme cantidad de otras noticias desde todo el mundo, provocó nuestra expectación al anunciar STUTTGART, URGENTE.
Verlo y salir al aire de inmediato fue un solo acto. Debe haber sido el gol más lento de la historia, porque cobraba fuerza a medida que se generaban las letras en el teletipo. Era, más o menos, así: " A los...29 minu...tos...del pri... mer tiem...po, el delan...tero...de la...selección chi...le...na de fút...bol, Juan Soto,...abre... el marca...dor. Ale..mania 0, Chi...le 1."
Por cierto los puntos suspensivos reemplazan la demora que parecía eterna, con que la máquina muy precaria dada la época, parecía atormentar nuestra ansiedad entre letra y letra, palabra y palabra.
Juan Soto, jugador de Colo Colo, apodado "El niño gol" daba, de ese modo, satisfacción al anhelo de victoria, aunque parcial, de millones de hinchas chilenos... pese a que a la larga el encuentro terminó con triunfo alemán por 2 a 1.
Sin embargo, era parte del extenso camino preparatorio para el Mundial del 62, en que terminamos terceros, aunque por esas "cosas del fútbol", como se suele decir, en la nómina de convocados definitivamente por Riera no figurara, entre otros que hicieron la campaña, el niño gol.
Los llamados, en definitiva, como centro delanteros, fueron Honorino Landa y Carlos Campos.

jueves, noviembre 23, 2006

Radio Prat





En un post anterior me refería a Radio Prat, que marcó historia en su rubro, más allá de la connotación de su nombre.

Cabe recordar que esa emisora trajo al charro Jorge Negrete a Chile, por allá en 1945.
Allí hizo sus primeras armas en Santiago, tras sus inicios en el sur y un rápido paso por Cooperativa Vitalicia, Raúl Matas, y se efectuaban ya a mediados de la década de los años 50 interesantes espectáculos tipo show cada noche, en un auditorio situado junto a sus estudios y oficinas, en ese entonces en calle Santa Lucía de la capital, frente al cerro.
Durante meses, recuerdo, las estrellas principales eran Silvia Infantas y los Baqueanos.

Lo que quiero contar ahora data de fines de los años 50.

Yo me había iniciado casi simultáneamente en la actividad, en Radio Continental y en Radio Prat.
Por 1954 participaba en Así Marcha el Deporte, con Raimundo Loézar Moreno y su equipo.
Lo notable del caso, también impensable hoy en día, es que terminado el programa a las 20 horas, nos ibamos caminando TODOS quienes lo habíamos hecho, por Moneda hasta la calle Nueva York, donde estaban los estudios de Radio La Americana. Y allí, a las 20. 30 horas repetíamos lo mismo que habíamos dicho en la Prat, con otra característica musical-eso sí- y bajo el nombre de Sinopsis del Deporte.
Eran distintos los auspiciadores y don Raimundo, que hacía de empresario, arrendaba las dos medias horas de lunes a viernes, tanto en Prat como en La Americana. Pero el fútbol lo transmitíamos en Radio Prat, haciéndole la competencia- entre otras- a...La Americana, donde campeaba el equipo dirigido por Héctor "Pituto" González y su sobrino, Luis Vicentini, hijo del exitoso boxeador chileno del mismo nombre.
En Radio Prat eran animadores y locutores, entre otras voces, Mario Barahona, desde hace décadas trabajando en emisoras de idioma español en los Estados Unidos y un joven y promisorio...Enrique Maluenda.
Ahora doy un salto en el tiempo, para referir una inolvidable experiencia personal.
En la misma Radio Prat, ya ubicada en calle Mac Iver, el director de deportes de la emisora por 1958, Nicanor Molinare de la Plaza, pensó con razón que había que hacer algo para transmitir la parte final del Mundial de Fútbol en Suecia.
Pónganse, eso sí, en la realidad de la época. Por cierto no había televisión. En Chile recién se estaba haciendo TV experimentalmente casi, en Valparaíso y en el Canal de la Universidad de Chile, ubicado en la Escuela de Ingeniería en calle Beaucheff. Tampoco nadie transmitía por radio desde Estocolmo y las demás ciudades de esa nación. Desde luego, Chile había quedado eliminado y no participaba del Mundial. Los argentinos, tras una horrible campaña, se habían ido en la primera vuelta en canchas suecas...y con ello sus poderosas radios en onda corta, también.

La solución era Brasil. Jugarían la semifinal los amarillos contra Francia.
Entonces sintonizamos un gigantesco receptor de onda corta, conocido como Halicrafter o algo por el estilo.
Pero Nicanor, hombre de consolidado prestigio en la época no quiso arriesgar su fama con razón y se arrepintió de hacer lo que tenía planeado. Tampoco se atrevió Abraham Dueñas, de modo que el que se tiró a los leones fue quién escribe, imbuido con toda la vitalidad y el atrevimiento de sus entonces 22 años.
Con unos enormes fonos, yo escuchaba a duras penas una transmisión brasileña, que llegaba llena de interferencias por onda corta y además, lógico, en idioma portugués. Como simultáneamente debía relatar, se me perdía más "el original". Ante las dificultades, total ya estábamos lanzados y había que "echarle pa'lante", Nicanor instaló una especie de mapa sobre la mesa, con los nombres de los jugadores y debido a que él escuchaba mejor por el hecho que no debía hablar al mismo tiempo, me indicaba con sus dedos los supuestos desplazamientos de los futbolistas en la lejana Suecia. Yo me basaba como "fuente informativa" en lo poco que alcanzaba a oír y en las diestras manos de Nicanor.
Una aclaración. En todo momento dijimos lo que estábamos haciendo. No pretendíamos transmitir desde Estocolmo y revelábamos que la narración tenía como orígen una estación brasileña.
Fue tal el éxito que nos atrevimos a más.
Era un miercoles y la final Brasil- Suecia iba a ser el domingo siguiente.
Nos preparamos con esmero. Repetimos todo. El "mapa" con los jugadores estaba mucho más elaborado. Y me lancé en esa espectacular final en que Garrincha y Pelé hicieron de las suyas.
Chile- o Santiago y en provincias hasta donde alcanzara la onda, para ser precisos- vibró con esa final que terminó 5 a 2 para la "verdeamarela".
Lo único malo es que con tanta interferencia no reparé en el último gol de los brasileños, que fue sobre la hora, y en Radio Prat sólo ganó Brasil por... 4 a 2. No obstante el mapa y los dedos de Nicanor.
Claramente, eran otros tiempos.

lunes, noviembre 20, 2006

Mendoza sin chilenos

Godoy Cruz es un club ascendido no hace mucho a la primera división del fútbol argentino. Originario de Mendoza, sus dirigentes soñaban con la gran asistencia y enorme recaudación que se generería en los dos próximos partidos como local, ante los históricos River Plate y Racing de Buenos Aires.

MIL HINCHAS CHILENOS, aproximadamente, ya habían reservado o comprado sus entradas para estar presentes en algún partido de un torneo tan apasionante como el trasandino. Nótese que se trata de chilenos en buena onda, no de los que buscan el odio, asaltan minimarkets en la ruta, insultan y ofenden como gran parte de Los de Abajo, La Garra Blanca y otras seudo organizaciones similares.

Pero NO. Sucede que a los chilenos que soñaban con que con sólo cruzar la cordillera se podrían empapar de la pasíón del fútbol argentino en vivo, y a otros miles de aficionados locales (Godoy Cruz esperaba 35 mil personas en cada partido) la propia AFA, Asociación del Fútbol Argentino, les jugó chueco.

Debido a graves incidentes acaecidos hace poco en canchas de Buenos Aires, motivados por el comportamiento de los llamados "barras bravas", se determinó que hasta fin de campeonato en TODOS los estadios podrán concurrir exclusivamente los socios del equipo local. Ni los demás hinchas ni los socios y partidarios del equipo contrario. En este caso, unas 6 mil personas asociadas a Godoy Cruz. Nadie más.

Es como cuando don Otto vendió el sofá para que no lo engañara su esposa.

Los violentistas del fútbol argentino ayer triunfaron de nuevo, al impedir la salida del bus con los jugadores de San Lorenzo para su partido contra Racing, argumentando que "el fútbol no se juega sin hinchas".

En lo conceptual pueden tener razón, pero en la práctica fueron más fuertes que la policía. Salieron con la suya. Lograron suspender el partido.

Aquí hemos vivido episodios similares. Ayer vándalos vestidos de azul lanzaron piedras contra los jugadores de Antofagasta, afortunadamente con mala puntería.

Mientras en Argentina, Chile y otros de nuestros países no exista la voluntad política de actuar contra el vandalismo en las canchas con decisión, no habrá remedio a este mal.

En Inglaterra se erradicó en los estadios la presencia de los hooligans, terror de terrores. Mientras todos ellos, absolutamente identificados, deben firmar ante la policía a la hora de los partidos, las familias, la gente sana de espíritu, va a las canchas y no se necesita ni siquiera reja olímpìca, porque a nadie en su sano juicio se le ocurriría entrar al césped, escenario exclusivo para los deportistas y árbitros.

En Argentina y en Chile "parchamos " soluciones con lo que como pasa hoy en el país vecino, se toman medidas que afectan a los bien intencionados a quienes no dejan ir a los estadios, mientras los agresivos siguen haciendo de las suyas impunemente.