jueves, marzo 29, 2007

Juguemos contra Andorra

No es para cortarse las venas- nada del fútbol lo es- pero la esperanza basada en que por fin teníamos un gran equipo se hace humo.

Ni ante Brasil con todos los llamados "magos" más el Mati juntos pudimos... ni tampoco ante Costa Rica, bastantes peldaños más abajo.

Cuando nuestra Selección volvió de Suecia, después del suplicio verde-amarillo, Arturo Sanhueza dijo que "no estamos para enfrentar a Costa Rica, no hemos entrenado y venimos cansados".

¡Menos mal que no era una guerra el asunto¡... Le debe haber parecido poco el tremendo "entrenamiento" que tuvo frente a Brasil. ¿Cansancio?. Claro, el trayecto de vuelta desde Europa no fue el ideal, pero aún así era esperable en casa algo mejor que lo mostrado ante los centroamericanos, como para haber empatado apenas en la noche talquina.

Para lavado de cara de nuestro aporreado fútbol, está la gira invicta de la Sub 20 que regresa desde el oriente del mundo cargada de gloria, en sus aprontes para el Mundial de la especialidad. Y eso que no pudo ir su DT titular. El mérito es entonces también de quién estuvo a cargo de este éxito.

Rodolfo Dubó, recordado como aguerrido mediocampista de nuestra selección y principalmente de Palestino, muy poco mencionado en esta vuelta, merece el crédito.

Pero nuestro fútbol es muy irregular y capaz que los adultos mejoren con miras a la Copa América, mientras los Sub 20 se apaguen en el Mundial. "Roguemos al Señor" por lo primero y para que no pase lo segundo.

Lástima, para levantar el entusiasmo al menos, que en nuestro mundo americano no hay equipos tan débiles como Andorra, Liechtenstein, San Marino y las Islas Feroes, que sirven en Europa para que los otros limpien sus afrentas y los goleen o al menos los ganen con facilidad. ¡Que le vamos a hacer¡.

4 comentarios:

Daniel dijo...

El futbol chileno no salva a nadie. La cruel y triste realidad. Saludos

esteban lob dijo...

Compruebo de nuevo tu esceptisismo, estimado Daniel, pero como colocolino que eres se me ocurre que debes guardar algún sentimiento de esperanza en torno a lo que el equipo de Borghi todavía pueda hacer en la Libertadores. ¿O tampoco?

Charly Karl dijo...

Esteban, le comento que aquí en Argentina en el ámbito futbolístico hay bastantes problemas, especialmente económicos y dirigenciales, a lo que hay que agregarle la violencia que se suele producir en los estadios, sin que hasta el momento las autoridades hayan hecho nada para solucionarla. Además muchos pensamos que los árbitros intentan beneficiar a Boca y River, perjudicando al resto de los equipos.

Un abrazo!

esteban lob dijo...

Charly:
Después de haber visto el insólito "gol" validado en favor de River frente a Quilmes hace poco, hecho con la mano y a los 93 minutos de juego, que significó la victoria del equipo de Pasarella, encuentro mucha base en lo que dices. Sobretodo porque el árbitro no era un novato, sino el experimentado "sargento " Jiménez.