domingo, marzo 25, 2007

La camiseta de Ronaldinho

Rara vez un futbolista debe haber sido insultado tanto por millones de hinchas chilenos, como Luis Pedro Figueroa, después del partido ante Brasil en Suecia con el apabullante resultado de 4-0 a favor de los amarillos.

No solamente tuvimos que ver por televisión la pésima constitución de la barrera previa al tiro libre de Ronaldhino, que fue antesala del tercer gol. También, tuvimos que tragarnos la forma en que Kaká entraba totalmente desmarcado, antes de convertir el segundo tanto. Previamente la manera irresponsable con que Von Schwedler desoyendo la advertencia del árbitro noruego, seguía a los manotazos con un amarillo, tanto así que le cobraron penal... y fue el primer gol en contra.

No solamente tuvimos que ver la forma descoordinada en que nuestra defensa desechó realizar la llamada trampa del offside, y Juan marcó el cuarto gol, aprovechándose que uno de los nuestros lo habilitó quedándose parado en la línea del arco.

No solamente tuvimos que ver como, en el segundo tiempo, los brasileños nos pasaban por encima, y los nuestros parecían no inmutarse, sin poner algo...algo...un poco siquiera... de corazón, de fuego en las acciones, por muy amistoso que hubiera sido el partido.

Lo peor fue al final. Luis Pedro Figueroa hacía declaraciones con la camiseta de Ronaldhino puesta, lo que parece haberlo llenado de orgullo. Fue el gran trofeo que consiguió, tras pedírsela al brasileño, sin ninguna vergüenza, después de haber jugado pésimo, al igual que muchos de sus compañeros.

Esa sí que fue bofetada en el rostro de millones de hinchas, quienes pegados al televisor esperaban por lo menos una actuación más honrosa de los nuestros, y no una sórdida lucha por las camisetas de los vencedores.

Tras un empate o una derrota honrosa, pase.
Pero luego de una masacre futbolística en contra, y siendo el jugador de Arsenal de Argentina, ex Universidad de Chile, uno de los principales responsables de que se hubiera producido la debacle, la actitud de Figueroa resulta inaceptable.

¿Se imaginan a uruguayos, argentinos o los mismos brasileños intercambiando camisetas después de haber perdido 4-0?. Claramente no, porque se hubieran arrancado a los camarines, mascando su humillación.

6 comentarios:

Daniel dijo...

Don Esteban: Es por partidos como el del sábado, que prefiero que se destaquen otros deportes en el país. Deportes que nos dan campeones mundiales (Hockey patín, caza submarina, raquetball) pero que los medios de comunicación, sobre todo la TV, derechamente ignoran. Saludos

Enzo Antonio dijo...

Me había hecho ilusiones de hacerle un buen partido a los brasileños, pero esta actuación del sábado dio verguenza. El capitán Vargas dijo una gran verdad y que ahora poco menos que lo están obligando a retractarse de lo que dijo. Comparto el juicio de Acosta de echarle la culpa a los jugadores. Da rabia ver que el fútbol nuestro progrese tan poco y nos sigan goleando como siempre.
Lo de la camiseta es comprensible, es mas importante eso que jugar bien.
Saludos.

NatanielBL dijo...

¿somos realmente muy malos para el fútbol? Yo creo que si. Estamos mas arriba de Venezuela y Bolivia en el concierto sudamericano lo que es muy pobre. Pero el periodismo y a veces los mismos jugadores prometen lo que para mi hace rato que va cuesta arriba. Hablan de llegar a semifinales, o la final, o de ganarle a este o a este otro con una base de realidad pobrísima.
Por eso hace rato que vivo los triunfos al día, sin pensar mucho que pasará mañana, tengo bastantes cosas por las cuales me puedo deprimir.
Saludos.
(llegué acá por un soplo de mi amigo Enzo)

el 17 dijo...

Comparto la opinión de daniel, y por eso le dedique´un espacio a kristel.

Sobre el bochornoso elpisodia de la camiseta, portada ayer de lun, solo puedo decir que si nuestro técnico tuviese personalidad y a se habría pronunciado al respecto. Sencillamente una pena, fue como perder una guerra e ir donde el rival a pedirle su cantimplora, inaudito!.

saludos desde el potrero, tu comentario nos motiva seguir trabajando.
agur!

esteban lob dijo...

DANIEL:

Es verdad lo que dices, pero conozco la situación desde la otra trinchera. Si los medios destacan esos deportes que SÍ nos dan satisfacciones, el público televidente u oyente se va en busca de más fútbol.

ENZO ANTONIO:

Yo también me había hecho esas ilusiones.Pero...
Gracias por "el soplo" a tu amigo
Nataniel.

NATANIEL:

Me parece una excelente filosofía, la de vivir los triunfos al día, sin pensar en lo que pasará mañana. Es cierto que en la vida hay suficientes motivos para deprimirse, sin necesidad que el fútbol chileno nos provea de uno más.

EL 17:

Me reí mucho con el ejemplo de la cantimplora. Gracias por la visita.

Tomás H. dijo...

Lo de Figueroa: demuestra cuánto le duele perder 4-0: absolutamente nada. Jugadores así no merecen vestir nunca más la Roja.
Y ojalá se vaya pronto Acosta, que tampoco puede echarle la culpa a los jugadores... si él es el responsable del equipo, no puede desentenderse de esa manera cobarde de su equipo.
Saludos