viernes, junio 19, 2015

No. No comentaré Chile-Bolivia


Más de alguien dirá ¿y qué me importa?  Tendría razón.
Pero este blog es un gusto que me doy después de más de 50 años en los medios de comunicación  y ya en tiempos de pensionado.
Puedo decidir sobre qué escribir, libremente, sin ataduras de ningún tipo, ni horarios rígidos salvo los que me auto-impongo. Había decidido por pasión y desahogo tratar los partidos de la llamada "Roja de Todos" en el marco de mi visión de la actual Copa América de fútbol que se realiza en mi país. Así lo estaba haciendo. Supuse inocentemente que las actitudes de divos de algunos de nuestros deportistas "de élite", que significaron bochornosos episodios no hace mucho, fueron cosa del pasado y que verdaderamente la meta común de aficionados y futbolistas era ser campeón del magno torneo por primera vez y en casa. De por sí no se trata de algo fácil, ante potencias y países emergentes en este deporte, pero me gustaba la ambición de quienes se autoproclaman como la mejor selección chilena de la historia.

Claro que para eso no basta pegarle bien a la pelota. Tampoco jugar en las mejores ligas del mundo. Los privilegiados en integrar "el equipo de todos" deben estar conscientes de representar a todos los chilenos dignamente, no solamente haciendo goles o evitándolos. Ya es inaceptable que algunos hayan exigido que el público los aliente más. El público, formado por miles de aficionados que laboran de sol a sol para, aparte de mantener a sus familias, darse el gusto de comprar las caras entradas a los estadios, no puede ser pauteado por los miembros del equipo. El que quiere gritar todo el partido que lo haga y el que prefiere quedarse callado, está en su derecho.

Pero habría sido un detalle menor si una vez más no nos hubiéramos visto sacudidos por el escándalo de Arturo Vidal. Lo peor es  que hay compatriotas que justifican que en estado de ebriedad, adquirido en las horas que el entrenador les dio libre para que compartieran con los suyos, el  ¿deportista? ostentando su Ferrari nuevo a 160 kilómetros por hora, chocara a un vehículo menor que se volcó. Quiso la providencia que ni Vidal, ni su esposa que lo acompañaba ni el conductor del otro auto sufrieran más que contusiones leves. Pero si exigimos de una vez responsabilidad derivada de cientos de accidentes por conducir bajo los efectos del alcohol, es inaceptable que en plena concentración en que un pueblo entero vibra y sueña con sus astros del deporte, estos no tomen conciencia de que las horas libres hay que asumirlas sin los excesos de otras lunas, por que además los primeros beneficiados en ausencia de inconductas serán, sin duda, ellos mismos. 

Como lo digo en el post anterior, si Vidal no hubiera colisionado, habría llegado sobre el filo del horario concordado, pero ebrio. Y contrariamente al técnico anterior que en circunstancias similares puso " de patitas en la calle" a varios "imprescindibles" entre ellos el mismo Arturo Vidal, el DT actual se dio el gusto de minimizar el suceso, perdonar al reincidente y "hay que echarle paelante". 

Con el paso de las horas se han conocido otras "lindezas" de la actuación del jugador perteneciente a la Juventus de Turín, como por ejemplo que al llegar la policía al lugar, insultó y empujó a un carabinero, hecho que para cualquier ciudadano común ya debiera ser motivo por si solo de graves sanciones...y con razón.

Pero ¿por qué no escribiré esta noche sobre el partido Chile-Bolivia?
Porque a mi entender este se ha desvirtuado, con la asombrosa determinación del DT de amparar a Vidal.  Burlándose de lo que dice la ley chilena, Sampaoli minimiza un delito. Manejar en estado de ebriedad lo es. De modo que no se trata como dice Sampaoli de un simple "error".

Sin duda que esta noche si Vidal entra de titular, los fanáticos a quienes  solamente les importa una hipotética victoria, ovacionarán al futbolista. Porque "quién no se toma un traguito", porque "les paró el carro a los pacos (así se les dice en forma despectiva en Chile a los cuidadores del orden), porque, "total, no hubo muertos".

Allá ellos. Lo que es yo, veré el cotejo muy tranquilo, sin los sobresaltos que habitualmente me generan los partidos de Chile. Me parece que alguien como Sampaoli, quién con su actitud perdió todo ascendiente en el tema de la disciplina de los suyos, junto con minimizar una inconducta inaceptable, no merece más un apoyo irrestricto. Al menos ni Vidal ni Sampaoli debieran ser un ejemplo para mis nietos. Dios me libre. 

15 comentarios:

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Es lamentable que estas cosas sucedan, más aún, cuando los deportistas de élite son el referente para las nuevas generaciones, pero en fin vayamos a lo deportivo: leyendo tus entradas anteriores y he quedado muy bien empapado sobre la actuación Chilena, el partido de hoy será definitivo en las aspiraciones de llegar a ser campeones, tienen que demostrar su verdadero valor como anfitriones.

Nosotros, gracias a Dios le ganamos a Brasil y todavía estamos vivos hasta el domingo en los partidos finales de la primera ronda.

Un abrazo.

Taty Cascada dijo...

Solo una cosa le faltó a cu comentario, que no deben pagar justos por pecadores. Me quedo con Bravo y Sánchez que han sabido respetar su camiseta y los millones de chilenos que están detrás.
Abrazos.

Elvira Carvalho dijo...

Percebo a sua revolta. A falta de educação e respeito pelos outros é algo que eu também não gostaria de ver na minha neta.
Um abraço e bom fim de semana

RosaMaría dijo...

Una crónica con la que concuerdo plenamente. El fútbol como espectáculo y más intercontinental e internacional debe dar ejemplo de conductas positivas a los que admiran a sus equipos. Un abrazo y mi admiración diría por tu pluma, pero ahora que todo cambió y digo por tus dedos y tu inspiración verdadera y sagaz.

Gabriela dijo...

Qué triste debe ser para alguien como tú, que VIVE el fútbol, tener que escribir un texto como este. Me solidarizo con tu indignación porque la comparto. También creo que Vidal debería ser excluido. ¿Qué mensaje reciben los demás que sí cumplieron con el horario y no tomaron cuando no debían?
Vivo en otro país, uno donde lamentablemente estos episodios de indisciplinas y de creerse divos de los futbolistas son casi pan de cada día. Mientras tanto, me indigna que Inés Melchor, una atleta con todas las de la ley que gana maratón tras maratón batiendo récords, no recibe ni la décima parte de la atención ni menos del apoyo que reciben los futbolistas.
Ayer ganó Perú, con gol de Pizarro, y los mismos que ayer le decían de todo hoy lo hacen un héroe. De tener asco, así de simple.

esteban lob dijo...

En el caso, estimado Rafael, de Bravo y Alexis, aunque explicable, no me gustó que ellos y otros salieron a apoyar a Vidal. Desde un simple punto de vista deportivo, al margen de las otras consideraciones, un futbolista no se debe ir a "curar" a tres días de un partido, aprovechando su día libre. David Pizarro, uno de los mejores jugadores de Chile que actúa por más de una década en Europa, se había retirado de la selección por la indisciplina de sus compañeros. Sampaoli lo convenció para volver, porque había dicho que no estaba para ser niñero de los demás. El pobre David debe pensar ahora que los miembros del equipo no han escarmentado y "para qué volví" porque además, sin explicación lógica, Sampaoli ni lo hace jugar.

esteban lob dijo...

Estimada Taty, mi opinión al respecto de tus amables palabras está reflejada en el comentario anterior.Como por lo expuesto voy a ver el partido sin mayores pasiones, ojalá que "la roja" me haga salir de mi letargo.

Un abrazo, amiga poeta.

esteban lob dijo...

Eso es verdad, Elvira. A los ídolos deportivos de nuestros nietos, es dable pedirles un mínimo compromiso con las buenas maneras.

Feliz fin de semana y otro abrazo.

esteban lob dijo...

Muchas gracias RosaMaría. Lo de "la pluma" se ha quedado en el subconsciente colectivo, tal como la expresión " se me quedó en el tintero".

Cariños.

esteban lob dijo...

El de Inés Melchor, Gabriela, es en Chile el de Kristel Köbrich, esforzada nadadora, quién vive en Argentina por el bajo apoyo a su actividad en nuestro país, y se levanta cada día a las 4 de la mañana para entrenar. Pero es una realidad que el deporte de Kristel no genera los millones y millones del fútbol. Con mayor razón, sus beneficiarios debieran actuar en consecuencia.

LAO Paunero dijo...

Me agrada profundamente tu actitud y concepto que plenamente comparto. Estoy convencido que personas como Sampaoli y Vidal, ya han "perdido el campeonato" y que, vos con seguridad LO HAS GANADO CON CRECES EN ESPECIAL ANTE TUS NIETOS Y OTROS QUE TE RODEAN Y ASIMILAN TUS ENSEÑANZAS. Un conmovido abrazo.

esteban lob dijo...

Tal como yo lo suponía, estimado poeta Lao, la multitud "homenajeó" a Vidal al ingresar este a la cancha en el partido frente a Bolivia y, al final, las más altas autoridades del país se fotografiaron con él en la zona de vestuarios.Incluso el Presidente del Senado, estaba acompañado por su hijo en la gráfica junto al jugador. Tras esto, la campaña "cuando beba no conduzca y cuando conduzca no beba" parece destinada a habitantes de algún otro país, o posiblemente de alguna galaxia muy lejana.

Manuel dijo...

Comparto totalmente tu reflexión. Es una vergüenza esta forma de actuar, tanto del entrenador como del jugador, que debería ser éste, un ejemplo para las futuras generaciones de aficionados.
Suerte para la final, y que gane el mejor esta descafeinada Copa de América, en la que he visto muchas cosas que me han decepcionado.
Un abrazo, amigo.

esteban lob dijo...

Gracias Manuel. No solamente dejé de comentar Chile-Bolivia, sino también el resto de la Copa.El triunfo de Chile ante Uruguay se vio empañado gravemente por la actitud de Jara frente a Cavani y anoche la gran victoria ante Perú, por la impunidad de la que se vio favorecido Vidal, quién se hizo digno de expulsión o al menos de amarilla en los minutos iniciales.Eso, amén de otros "detalles" me hacen decidir simplemente abstenerme de seguir comentando sobre el tema. Total, no quiero ser aguafiestas y , además, nadie me obliga.

Un abrazo.

esteban lob dijo...

Para terminar el capítulo y para que tampoco haya malas interpretaciones, aclaro que a mi juicio sin duda el peruano Zambrano fue bien expulsado (no cabía otra opción ante la patada más violenta y malintencionada de la Copa)y que habiendo sido fuera de juego la acción previa al primer gol de Chile, luego se le anuló un gol legítimo al mismo Vargas.Creo que el arbitraje, con errores claros en perjuicio de ambos equipos, fue localista en términos de oportunidad. Esto es que no se atrevió a expulsar o al menos mostrar amarilla a Vidal a los pocos minutos de iniciado el encuentro (ahí Zambrano no fue culpable de nada) y que el gol validado a favor de Chile estando cero a cero fue mucho más significativo que anular uno cuando ya se está en ventaja.Imagino que el juez estuvo condicionado por la presión del ambiente, algo común en árbitros sin mayor recorrido, y me parece desorbitada la reacción en Perú de personas como el escritor Jaime Baily que señala muy suelto de cuerpo que el árbitro dada las carencias en su país, Venezuela, se vendió por dos kilos de arroz y otros pocos comestibles.