miércoles, junio 17, 2015

Insólito:Sampaoli aprueba la indisciplina


Imagen para el resultado de noticias
Chile futbolizado por la Copa América, vive la conmoción de un hecho repudiable. Arturo Vidal, su máxima figura en la actual competencia y goleador del equipo, repitió uno de sus actos de indisciplina que datan de anteriores convocatorias, con agravantes indudables.

En las horas libres que le otorgó al plantel su técnico Jorge Sampaoli, el futbolista concurrió a un Casino cerca de la ciudad de Rancagua en compañía de su esposa. Volvieron, manejando él su Ferrari, con la intención de reintegrarse el deportista al lugar de concentración del llamado "equipo de todos", antes de las 23, hora tope en la autorización del entrenador. Pero hubo un "pequeño" detalle. En estado de ebriedad, Vidal, a una velocidad que según testigos alcanzaba los 160 kilómetros por hora, embistió a un coche que le precedía. Afortunadamente no hubo desgracias personales que lamentar, salvo lesiones leves de Vidal, su mujer y el conductor del auto chocado, vehículo que volcó a raíz del impacto.

Después del suceso, al aparecer la policía en el lugar, hay una grabación en que en medio del procedimiento correspondiente de los que en Chile llamamos Carabineros, Vidal amenazó a la autoridad y le dijo que no lo espose, porque si lo hacía "estará cagando a todo Chile" en referencia a su labor en Copa América.

Este es un resumen de la historia previa a las resoluciones que hace poco adoptaron tanto la justicia oficial como la  "justicia" deportiva. La oficial abrió un juicio de 4 meses en que Arturo Vidal deberá firmar habitualmente en el Consulado de Chile en Milán (juega en Turín) mientras dure el procedimiento legal. Además, obviamente fue suspendida su licencia de conducir. 

La "justicia" deportiva, en decisión del Director Técnico, sencillamente fue pasada por alto. No importa que cada futbolista seleccionado sea ejemplo para niños y jóvenes, tampoco importa que en lugar de presenciar por televisión el encuentro entre Argentina y Uruguay, como lo haría cualquier jugador seleccionado responsable, haya faltado a la confianza de  la gran mayoría de los habitantes del país y "pasado de copas", cometer luego la irresponsabilidad de manejar, además acompañado de su esposa. 

¿Qué dijo Sampaoli? 
Contrariamente al técnico anterior Claudio Borghi, quién por mucho menos expulsó de la Selección a varios jugadores, INCLUIDO VIDAL, se limitó a deplorar el hecho, entre una confusa explicación, en que solamente quedaba en claro que privilegiaba la calidad como futbolista del afectado. 

Inexplicable. Desde hoy habrá que convenir que para la Dirección Técnica del fútbol chileno, todo es válido, aunque antes  hubiera marginado cierta vez a Charles Aránguiz  por haberse quedado dormido y no llegar a un entrenamiento. 

Hoy la Selección Nacional, el "equipo de todos" aprobó por medio de su cabeza, la indisciplina y el desapego a millones de hinchas, excluyendo a los grupos que fueron a vitorear a Vidal al Juzgado como si hubiera hecho una hazaña. Desde ahora cualquier acto de indisciplina será legítimo en el equipo de Sampaoli, porque en este caso no cabía más que la expulsión inmediata de Vidal desde el plantel. Pero claro, hay que ganarle el viernes a Bolivia y, entonces, todo vale. 

AGREGADO 4 HORAS DESPUÉS:
Sorprendentemente  en nuestros medios de comunicación, hay quienes defienden a Vidal con el argumento de que todos en nuestras horas libres podemos hacer lo que queramos.Claro que la ley no permite conducir ebrio aunque sea en las horas francas. Además, si Vidal hubiera tenido la fortuna de no chocar, habría llegado ebrio al lugar de concentración del equipo. Por ese hecho a él mismo y a otros hace años, el entonces entrenador los despidió de inmediato sin importar las consecuencias "deportivas". Si esta vez hubiese sido así, dada la actitud de Sampaoli, evidentemente que se habría tapado. Nadie fuera de Pinto Durán lo sabría. 

9 comentarios:

Felipe Tajafuerte dijo...

Todo supeditado a los resultados. Así nos va.

esteban lob dijo...

Es cuando uno preferiría perder, amigo Felipe. Aunque nada garantiza que sin Vidal no se pudiera ganar. "Son cosas del fútbol".

LAO Paunero dijo...

Una verdadera vergûenza, eso cultiva la indolencia en algunos deportistas que se ensoberbecen por sus llamados "triunfos" pero pierden la autoridad moral ante sus hijos, entre otros... Cuando no son artífices del escándalo, son cómplices del mismo..... ¡muy triste! Creo que esa es la tarea de un buen comentarista, no ocultar las cosas que se justifican con la frase de "son cosas del fútbol"

esteban lob dijo...

Me asombra, estimado Lao, que en torno a este tema haya opiniones "divididas" en los medios chilenos y lo que es peor-claro que a mi modesto juicio-entre la gente misma. Habiéndose endurecido la ley en lo que respecta a castigos por manejar en estado de ebriedad debido a las funestas consecuencias de ello, da la impresión que aquel afán de "protección colectiva" por decirlo de alguna manera, no es válido tratándose de un ídolo del deporte.El que "aficionados"hayan concurrido al Tribunal para vitorearlo como si hubiera marcado un gol, nos indica....perdón, ME indica o me hace creer que estamos todos locos... o tal vez sean todos cuerdos y el loco soy yo.

esteban lob dijo...

SI A ALGUIEN PUDIERA INTERESARLE, no comentaré más en forma individual los partidos de la Selección Chilena en esta Copa. Para mi se ha privilegiado la reiterada inconducta de un protagonista en "homenaje " a su calidad deportiva. Las campañas destinadas a convencer a los ciudadanos de que "cuando beba no conduzca y cuando conduzca no beba", han resultado con esta situación una pérdida gigantesca de dinero. En algún momento volveré a referirme a la Copa América en general.

Gabriela dijo...

Lamentablemente, en el Perú también hemos tenido esta clase de incidentes más de una vez y lamentablemente, más de una vez todo termina con una palmadita en la mano y nada más.
Ahora, cambiando un poco el meollo del asunto, siempre me intriga por qué muchos jugadores hacen alarde de sus "éxitos" (tan efímeros casi siempre) comprando unos autos tan excesivamente costosos. No le encuentro sentido más allá de simple y triste exhibicionismo. Como quien le saca la lengua a los demás: "yo llegué a la cima, jo jo. ¿Tú qué has hecho?"

Gabriela dijo...

PD: otra costumbre, lamentablemente cada vez más extendida, es la de los cortes de pelo estrafalarios. Algunos se preocupan más de su peinado (y de hacerse mil tatuajes) que de cuidar su cuerpo y de dejar de lado los excesos de alcohol y de velocidad.

esteban lob dijo...

Absolutamente cierto, Gabriela. Comparto tus palabras en su totalidad.Vidal se inserta en todos tus ejemplos.

En esta historia, causa indignación que Jorge Sampaoli, al justificar lo injustificable y tras la simple pena de "la palmadita en la mano" que mencionas, entre las razones que expone, se atreve a minimizar el ¿accidente?. Un tipo (cualquiera) manejando ese bólido estando ebrio, puede matar a 10 personas perfectamente, hecho que gracias a Dios no se produjo.Pero nuestro DT minimiza lo sucedido, mientras que Vidal (reincidente a nivel de Selección Chilena en situaciones de "intemperancia"), se atreve a decirles a los periodistas "me tomé dos tragos". No agrega el porte que tenía la copa, pero de cualquier modo es igualmente inaceptable.

Elvira Carvalho dijo...

É deveras lamentável a actuação do treinador e os demais jogadores vão sentir-se no direito de serem igualmente indisciplinados. Penso que nada de bom poderá vir dessa atitude. Um treinador tem que se fazer respeitar e essa não é uma atitude digna de respeito.
Um abraço