lunes, junio 15, 2015

Chile y México, empate con sabor agridulce


Miguel Herrera, DT de la Selección Mexicana de fútbol

La selección de Chile jugó en el segundo tiempo frente a México en el Estadio Nacional de Santiago, como a la afición nacional le gusta. Con afán inclaudicable, agilidad para pasar de defensa a ataque y potencia goleadora, al punto que marcó en esa etapa un gol validado y dos anulados, uno  de ellos  al menos, plenamente legítimo. El problema es que los  rojos regalaron el primer tiempo en que se asemejaron al accionar errático que habían tenido en el partido inicial frente a Ecuador, en que no obstante ganaron. Más de alguien usaría la vieja frase "son cosas del fútbol".

Todo empezó cuesta arriba, cuando el argentino de origen Matías Vuoso, nacionalizado mexicano, silenció a la multitud dejando a los nuestros en desventaja, pero el balde de agua heladísima se vio atenuado un minuto después con gol de cabeza de Arturo Vidal, en que no resultó un hecho menor el que Miiko Albornoz obstaculizara al estilo del básquetbol al marcador del futbolista de Juventus, el cual pudo entonces cabecear sin inconveniente.

Pero duró poco la satisfacción. El aguerrido equipo mexicano, pese a ser  formado sin altos valores del balompié azteca que se preparan para la Copa de Oro a realizarse en Estados Unidos, pudo marcar nuevamente al través de Raúl Jiménez de cabeza, en que llegó algo tarde nuestro portero Claudio Bravo. Y si de frases hechas se trata, no era un partido "apto para cardíacos". Eduardo Vargas a los 42 minutos nos dejaba nuevamente en igualdad. 

En el entretiempo seguramente el DT de Chile Jorge Sampaoli, insto a los suyos a efectuar el juego agresivo y dominador de tantas jornadas y, efectivamente, la segunda etapa de los locales fue muy diferente, con un score engañoso, porque en ese lapso final solamente Vidal, de nuevo, ahora de penal esta vez indiscutible, y el mismo Vuoso dejaron servido el 3-3.
No caben lamentos. Chile devolvió con creces en la segunda etapa el precio de la entrada, aunque no le alcanzó para ganar, pero mantiene en alto la opción de ser primero en el grupo este viernes frente a la sorprendente Bolivia.

Desde otro ángulo, tampoco es cosa menor la equiparidad de fuerzas que se está dando en los tres grupos, con Argentina frenada por Paraguay, con Jamaica cayendo apenas ante Uruguay, con Colombia fracasando ante Venezuela, con Brasil ganando a Perú en los descuentos y Bolivia dejando a Ecuador al borde del colapso. 

Desde la óptica chilena, el encuentro del fin de semana adquiere matices impensados. Era muy difícil pensar que a estas alturas Chile y Bolivia llegarían con 4 puntos a luchar por el liderato final del grupo, en desmedro de Ecuador y el mismo México. Por lo hecho hoy, no cabe analizar individualidades en el equipo local. La pasión y el vértigo chilenos durante el segundo tiempo, amén del despliegue técnico, los pone a todos en alto nivel. Si así y todo el triunfo no quedó en casa, se debe a que México fue un excelente rival y a que esta vez el arbitraje, más bien las fallas de un juez asistente, nos jugaron en contra.    




13 comentarios:

LAO Paunero dijo...

Sin saber tanto como vos, estoy sorprendido por los resultados hasta el momento. Con respecto a Argentina, se esperaba mas. A mi entender hubo individualidades dormidas en los laureles, podría ser "mas equipo" que hasta ahora. Saludos amigo comentarista .Todo un especialista para relatar, analizar y enseñarnos a los que poco sabemos. Te agradezco por ello.

TheJab dijo...

A mí lo que me sorprendió fue el "buen" resultado que Méjico le sacó a los chilenos. No he visto mucho esta edición de la Copa, y del partido referido alcancé a observar algunos segmentos del segundo tiempo donde, a mi parecer, el equipo de la Concacaf pedía la hora desde el cuarto.

Ya que andamos de frases, le dejo una que aprendí de mi madre: "Así es el béisbol".

esteban lob dijo...

¡Vaya Joel! Veo que en tu México Querido (Tú me enseñaste que no era Méjico, con jota) no toda la población está pegada al televisor como en Chile. Me hace gracia lo del béisbol. Creí que era "exclusividad"del fútbol la tan repetida frase.Ahora, no creo que México pidiera la hora desde temprano, porque defendiendo muy bien, en los contra golpes era mortal. Nos hizo tres goles y del mismo modo nos pudo haber ganado.

Me alegra volver a saber de ti.

Abrazo.

esteban lob dijo...

Muchas gracias por tus conceptos, poeta Lao.

Sea como sea, Argentina dicta cátedra justificadamente como país señero en este deporte. Al margen de ganar o no ganar (aunque generalmente gana) de los 12 entrenadores de esta Copa América SEIS son argentinos, incluido el nuestro. Casi no hay equipo sin un argentino nacionalizado. Lucas Barrios, autor del gol CONTRA Argentina del 2-2, es argentino nacionalizado paraguayo. Lizio de Bolivia, a quién le hicieron un penal frente a Ecuador, es argentino nacionalizado boliviano. Por el mundo la tendencia es igual. No hay país que tenga más jugadores en todas partes. Cualquier nación si pudiera contar con argentinos en sus selecciones nacionales-por cierto no es posible, salvo naturalizaciones-tendría equipos más poderosos.De modo que independientemente de resultados más o resultados menos, no tengo dudas que los reyes del fútbol mundial son ustedes. Piensa solamente en el caso de Lucas Barrios. En Argentina, su país natal, no lo conocían mucho. Vino a Chile y la rompió. No faltaron los que querían hacerlo chileno tras 5 años de permanencia, pero se fue a Europa y siguió siendo figura. Como tenía madre paraguaya lo nacionalizaron guaraní ... y actuando por Paraguay hizo el 2-2 contra Argentina. "Son cosas del fútbol" jajaja.

esteban lob dijo...

No puedo dejar de agregar, Lao, que el autor de dos goles mexicanos contra Chile, Matías Vuoso, también es ARGENTINO de nacimiento¡¡¡

Gabriela dijo...

Acá andamos sin mucha expectativa. Perder es una cosa, pero perder en los descuentos después de haberse adelantado en el marcador a Brasil (aunque haya sido apenas por dos minutos) es casi una tragedia.

esteban lob dijo...

Gabriela:

En Chile, debido a las habituales caídas nuestras frente a Brasil, alguien acuñó la frase "jugamos como nunca...perdimos como siempre". Creo que calza plenamente con la derrota de Perú esta vez.Se nota la mano de Gareca. Me pareció un Perú dinámico y a ratos espectacular.Debería dar frutos, amiga.

Anónimo dijo...

ESTEBAN, IMAGINO QUE POR SORTEO HEMOS TENIDO LA MALA SUERTE, DE SER ARBITRADOS POR ARGENTINOS Y PERUANOS, OJALA QUE EN PROXIMO PARTIDO EL ARBITRO SEA DE JAMAICA, PORQUE NUESTROS VECINOS AL PARECER NO QUIEREN QUE SEAMOS CAMPEONES, HEMOS VIAJADO DESDE U.S.A., PARA ESTAR EN EL ESTADIO Y APOYAR A LA ROJA DE TODOS

esteban lob dijo...

Anónimo:

Gracias por tu comentario.

Puede que yo todavía crea en el viejo pascuero, pero los arbitrajes malos, estimo que son ajenos a un deseo de perjudicar, en este caso a Chile por ser Chile. Sencillamente me parecen MALOS, sin que los jueces deban ser antichilenos. En el primer partido, el argentino le regaló un penal a Chile que fue gol nuestro y luego no sancionó uno que sí existió contra Matías Fernández. Ayer el peruano Carrillo tuvo un buen comportamiento, echado a perder por su juez asistente, quién invalidó dos goles de Chile, uno que puede que haya estado levemente off side y el otro ABSOLUTA Y TOTALMENTE LEGÍTIMO.Pero el tipo mostró su incapacidad y a mi juicio nada más. A ellos los juzgan en su cometido y ciertamente la nota que le pondrán no será la mejor. Además, al ver el video, él mismo se dará cuenta de su ineptitud.
.

Manuel dijo...

El fútbol es así, unas veces nos perjudican y otras nos favorecen. Por tu excelente crónica y por el resultado, tuvo que ser un partido como tu bien dices, no apto para cardíacos.
Saludos.

esteban lob dijo...

Eso es muy cierto, Manuel. A veces nos favorecen y a veces nos perjudican. En el fútbol, como en la vida.

Francisco Méndez S. dijo...

En el primer tiempo Creia que Mejico nos iba a ganar, pero en el segundo tiempo Chile cambíó y pudo haber ganado. la verdad es que fue un partido Entretenido, pero se sufrio bastante.

Saludos Esteban

esteban lob dijo...

Como alguien dijo, Francisco, " nos arropamos mucho arriba y andamos desnudos abajo".Tres goles marcados no es mala cosa, salvo que también recibimos tres.