viernes, agosto 29, 2014

Mi Ángel bueno (repetición)

Publicado en 15 se abril de 2007





No es el atraso que ustedes están imaginando. No sean mal pensados.

El pasado sábado fui a un matrimonio. La novia debía llegar a las 19 horas... pero arribó a la Iglesia 20 para las 8 de la noche.

¿Cuanto debe demorar una novia?

En Chile es de buen tono que la novia llegue atrasada. ¿Como será en otros países?

Cierta vez en Alemania llegamos con mi señora 10 minutos tarde a almorzar a casa de unos amigos y fue un escándalo. Sin pudor, el dueño de casa nos dijo indignado que a Margot, su esposa, ya se le estaba quemando la carne.

Pero volviendo a lo del matrimonio, recuerdo que con ocasión del mío hace ya lejanos 37 años, la

novia se atrasó no porque hubiera querido, sino porque le avisaban vía teléfono fijo- no había celulares, claro- que el sacerdote estaba con demora.

Yo espantado esperaba en la puerta de la iglesia. Nacido en hogar judío, aunque sin practicar la religión de mis padres, había conseguido una dispensa eclesiástica para asistir a mi matrimonio católico en calidad de acompañante, sin necesidad de convertirme a esa fe.
Con una condición. Que me comprometiera a que nuestros hijos se educaran en el marco de la religión de la madre.

Era razonable. Entre la fe inconmensurable de María Teresa y las dudas mías, me pareció lógico.Y mis tres hijos se educaron junto a su madre, entre misas dominicales y celebraciones de Semana Santa.

Hubo salidas de libreto al correr de los años. La mayor sigue plena y abnegadamente la ruta religiosa que les trazó su mamá. Para los otros dos, las misas dominicales no constituyen su prioridad.

Pero vuelvo al matrimonio del pasado sábado.

Con casi 40 minutos de retraso la novia llegó blanca y radiante como en la canción. Yo que el novio le perdonaba el atraso porque se veía sumamente bella.

Un grupo de músicos irrumpió junto a un estupendo coro con acordes selectos dignos del Municipal. Pensé que en una de esas, eran artistas exonerados de ese teatro y que debían ganarse ahora la vida en las iglesias y que si hubieran nacido en Europa seguramente tocarían en alguno de los teatros de conciertos que ahí hay cada 20 cuadras.

Pero dejé de pensar escuchando al sacerdote:

El Macabeo esperaba siempre con firme confianza que Dios le asistiría con su socorro.

En ese momento empecé a divagar, que Dios me perdone, pero era algo más fuerte que yo. Le habrá ganado Unión Española a Palestino, pensaba. Si así fuese Colo Colo tendría mañana a los rojos pisándole los talones antes de jugar contra Everton.

Y el cura seguía:

Al mismo tiempo, el Macabeo exhortaba a los suyos a que no temiesen el encuentro de las naciones.

Mi mente se volvía a desviar. Recordaba cuando mi señora me interrogaba por la tarde acerca de si sus zapatos eran los adecuados para la ocasión. Ella, autoridad suprema desde siempre sobre lo que ambos y como ambos deberíamos vestir para cada oportunidad, ¿estaba dudando? "Pero le quedan regio mijita", yo le decía, convencido que si había decidido utilizar los plomos con vestido azul, era lo que correspondía.

Y el cura:

No os engañéis, hermanos míos carísimos. De lo alto es todo bien que recibimos y todo don perfecto, descendiendo del Padre de las luces.

Mientras, mi pensamiento me seguía llevando por otros senderos.

María Teresa y yo, habíamos llevado a la Iglesia a mis distinguidos suegros, de 90 años ella y de 89 él. Don Jorge, imponente con sus bastones por su avanzada artrosis y la señora Carmen, también con bastón , pero más por problemas con la vista que con las piernas.

Y armó a cada uno de ellos con admirables discursos y exhortaciones y con la narración de un sueño digno de fe...seguía diciendo el padre.

Pero mi mente huía y se proyectaba al futuro. Mis suegros tienen 90 y 89. Yo 71. No uso bastón y me siento pleno. ¿Como seré dentro de 19 años cuando yo llegue a los 90... si es que llego, claro. ¿Usaré bastón? ¿Podré seguir encaramado a una trotadora cada mañana por media hora como sucede actualmente? ¿Estaré lúcido?

¿Cómo estará María Teresa en mis supuestos 90, con sus entonces 81 años?

La voz del cura me vuelve a la realidad:

Os declaro marido y mujer. Les haré entrega de una libreta de familia con 8 casilleros para que los llenen con 8 hijos y si luego necesitan seguir, la segunda libreta será gratis.

No puedo dejar de divagar: 8 hijos en estos tiempos. 8 colegios, tal vez 8 universidades, 8 platos diarios más los de los novios y posiblemente el de alguna nana, y con opción agregada de empezar una nueva libreta de familia. ¡¡¡¡!!!!

El señor es mi pastor, nada me habrá de faltar... entona el coro. Nos damos la paz.  Muchas veces, acompañando a mi señora en estas instancias, herejemente me da por decir Cochabamba o Sucre en vez de La Paz, pero me logro contener.

Finalmente doy un beso en la mejilla con gran unción a María Teresa y la mano a mis suegros, mi cuñado, mi concuñada y a toda la fila, incluyendo a algunos de los de los asientos de adelante.


NOTA:
Lo anterior, lo escribí hace 7 años. 
A todo esto, algo ha cambiado. º

Llevo ya 44 años de casado con la misma mujer, algo no habitual en nuestros tiempos. 

Mis queridos suegros ya están hace tiempo bajo tierra.

De los equipos mencionados en el lejano 2007, Colo Colo es hoy segundo y la Unión quedó rezagada en la tabla tras perder con la U, mientras que Everton juega en  Primera B.

Ilustración de :
capitantoon.blogspot.com

19 comentarios:

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Esteban:

De todas maneras, es ambos casos, hubo matrimonio que era lo importante. He pasado unos momentos muy agradables, leyendo tus anécdotas y recuerdos.

Ya me preguntaba yo, si era que el tiempo iba en reversa, por lo de tu edad.

Un abrazo.

Rud dijo...

Jajajaja Esteban
Cómo he gozado con tu relato. Me pasaba lo mismo cuando me obligaban a ir a ese tipo de eventos.
Respecto de los retrasos, los detesto, trato de ser puntual; hay países en los cuales la gente es muy puntual, mientras que en otros la gente no tiene miramientos a la hora de llegar atrasados.
De las novias, estimado Esteban, en verdad no estoy muy enterada, sé que, por regla general llegan hasta 10 minutos más tarde de lo pactado; depende del lugar pues algunos pastores o curas tienen horarios estrictos.
Feliz fin de semana, un gran abrazo

esteban lob dijo...

Rafael:

Tengo la alegría de poder establecer por medio de este blog, contactos tan cordiales, particularmente con amigos cibernéticos entrañables de un puñado de países, en que Colombia tiene un lugar especial. Así lo indican los primeros comentarios de esta entrada, que vienen de Rud y de ti. Muchas gracias, apreciado poeta.

El tiempo en reversa solamente funciona en estos casos, cuando las ideas se declaran en huelga y se recurre a situaciones del pasado.

Abrazo.

esteban lob dijo...

Rud:

Qué bueno haberte arrancado una sonrisa, amiga.

Lamentablemente en Chile pasa lo de la falta de miramientos a la hora de llegar atrasados, o-por ejemplo- existen los gasfiter que te dicen "voy el martes" pero no agregan de que semana.

Que pases un excelente fin de semana.

Carlos Montecinos dijo...

Amigo mío, he leído su relato y de verdad que me enorgullece ver mi ilustración usada para éste, personas como usted quedan pocas,un abrazo de su amigo Carlos.

esteban lob dijo...

Carlos:

El agradecido soy yo. Recorriendo imágenes vía Goggle y bajo el concepto de "novios", no encontré ninguna mejor que la que me atreví a publicar. Es estupenda.

Gabriela dijo...

Qué bonito post con esas reflexiones, Esteban.
Yo estuve en un matrimonio donde la novia se demoraba tanto que el padre empezó la misma sin ella. Cuando llegó, ¡45 minutos tarde!, todo se suspendió para que ella entrara con paso triunfal. Luego la misa retomó en el punto donde se interrumpió. Como para pensar, en un día tan importante, ¿qué puede motivar tanta demora?

Anónimo dijo...

Esteban, me alegra que despues de tanto tiempo tengas presente al Tata y a la Mimima. Con respecto a las ceremonia de matrimonio con misa nunca he estado muy de acuerdo, porque uno lo unico que quiere es ver a la novia y después irse a tomar la champaña. Saludos
Carmen Florencia

esteban lob dijo...

Jajajaja, Carmen Florencia.

Sería simple, pero creo que es legítimo y respetable el sentimiento de quienes, muy observantes, hacen de la ceremonia religiosa parte fundamental del acto de casarse.Muchas veces en un marco de fe y convicción conmovedores. Pienso que, en ese marco de tolerancia, el mundo es mejor, con personas y (o) grupos celebrando ceremonias y ritos de diversas creencias o pensando distinto. La verdad absoluta la sabremos cada uno tras la última palada, si es qué.

esteban lob dijo...

Eso no lo había sabido nunca, Gabriela:
Una ceremonia matrimonial que empieza sin la novia.
¿Qué hubiera pasado si en definitiva ella no hubiera alcanzado a llegar?

Gabriela dijo...

Buena pregunta, Esteban, para la que no tengo respuesta.

esteban lob dijo...

Jaja, Gabriela. Vale.

Marcos dijo...

El humor ha de presidir todas las circunstancias de la vida. Muy agradable tu narración. Nosotros llevamos 46 de casados.

Chela dijo...

¡Muy simpático post! Lleno de comentarios coincidentes con experiencias similares.

Aquí también eran frecuentes los retrasos de las novias cuando no había teléfonos móviles para poder avisarse. El novio debía llegar primero a la iglesia y esperar a la novía en la entrada, lo contrario resultaba un poco rídiculo, algo así como un desplante para ella. Para no verse en esa situación la novia salia un poco más tarde de su casa pero si surgía cualquier complicacion o imprevisto el retraso se prolongaba demasiado.

Hoy con los teléfonos móviles se sincronizan los tiempos más facilmente y no hay ya aquellas escandalosas esperas.

Un cariñoso saludo.

esteban lob dijo...

Gracias Chela.

Los teléfonos personales significan un tremendo avance para la humanidad. En cambio, por aquel "lejano" entonces, el atraso del sacerdote significó la mantención de la novia en su casa, muy intranquila, a la espera de un llamado al teléfono fijo, hasta el minuto que le dieron el ok para la partida a la iglesia.

!Menos mal que su casa quedaba a pocas cuadras de distancia!

RosaMaría dijo...

Qué entrañable relato! Cuántas cosas pasan por la cabeza de uno en determinados momentos! El tiempo dirá amigo, lo importante es que tu cerebro y tus ganas de compartir están a full. Abrazo grandote.

esteban lob dijo...

Otro abrazo para ti, RosaMaría y muchas gracias.

Elvira Carvalho dijo...

Parabéns pelo aniversário de casamento. E pelo humor com que encarou a cerimónia. Atraso de noiva, deve ser moda em todos os países. Em Portugal também é assim. Há 5 anos fui madrinha da noiva que se casou na Beira Baixa, uns bons Kms de onde vivo. Correu tudo bem até chegamos ao jardim da cidade, onde nos mandaram parar e nos fizeram estar parados quase meia hora porque pasme-se, a noiva estava pontualmente certa e não podia chegar à igreja na hora marcada.
Também fiz há pouco tempo aniversário de casamento. Em 64 comecei a namorar o meu marido, em 67 fomos à Igreja e nos prometemos em casamento. Em 69 nos casamos na Conservatória do Registo Civil do Barreiro, e em 72 nos casámos na Catedral de Nossa Senhora de Fátima em Nampula, Moçambique. Ou seja estamos juntos há 50 anos.
Um abraço e tudo de bom para si e sua esposa
Bom fim de semana

esteban lob dijo...

También para ti, Elvira, un buen fin de semana.

Qué historia más interesante esta de los 50 años junto a tu marido y bastante variada, como que hasta Mozambique fue escenario de tus escalones de amor.