domingo, abril 15, 2007

El atraso de la novia


No. No es el atraso que ustedes están imaginando. No sean mal pensados.



El pasado sábado fui a un matrimonio. La novia debía llegar a las 19 horas... pero arribó a la Iglesia 20 para las 8 de la noche.




¿Cuanto debe demorar una novia?



En Chile es de buen tono que la novia llegue atrasada. ¿Como será en otros países?



Cierta vez en Alemania llegamos con mi señora 10 minutos tarde a almorzar a casa de unos amigos y fue un escándalo. Sin pudor, el dueño de casa nos dijo indignado que a Margot, su esposa, ya se le estaba quemando la carne.



Pero volviendo a lo del matrimonio, recuerdo que con ocasión del mío hace ya lejanos 37 años, la novia se atrasó no porque hubiera querido, sino porque le avisaban vía teléfono fijo- no había celulares, claro- que el sacerdote estaba con demora.



Yo espantado esperaba en la puerta de la iglesia. Nacido en hogar judío, aunque sin practicar la religión de mis padres, había conseguido una dispensa eclesiástica para asistir a mi matrimonio católico en calidad de acompañante, sin necesidad de convertirme a esa fe.



Con una condición, sí. Que me comprometiera a que nuestros hijos se educaran en el marco de la religión de la madre.



Era razonable. Entre la fe inconmensurable de María Teresa y las dudas mías, me pareció lógico.Y mis tres hijos se educaron junto a su madre, entre misas dominicales y celebraciones de Semana Santa.



Hubo salidas de libreto al correr de los años. La mayor siguió plena y abnegadamente la ruta religiosa que les trazó su mamá. Los otros dos, son algo críticos "del sistema" y las misas dominicales no constituyen su prioridad.



Pero vuelvo al matrimonio del pasado sábado.



Con casi 40 minutos de retraso llegó blanca y radiante como en la canción, la novia. Yo que el novio le perdonaba el atraso porque se veía sumamente bella.



Un grupo de músicos irrumpió junto a un estupendo coro con acordes selectos dignos del Municipal. Pensé que en una de esas, eran artistas exonerados de ese teatro y que debían ganarse ahora la vida en las iglesias y que si hubieran nacido en Europa seguramente tocarían en alguno de los teatros de conciertos que ahí hay cada 20 cuadras.



Pero dejé de pensar escuchando al sacerdote:



El Macabeo esperaba siempre con firme confianza que Dios le asistiría con su socorro.



En ese momento empecé a divagar, que Dios me perdone, pero era algo más fuerte que yo. Le habrá ganado Unión Española a Palestino, pensaba. Si así fuese Colo Colo tendría mañana a los rojos pisándole los talones antes de jugar contra Everton.



Y el cura seguía: al mismo tiempo, el Macabeo exhortaba a los suyos a que no temiesen el encuentro de las naciones...



Mi mente se volvía a desviar. Recordaba cuando mi señora me interrogaba por la tarde acerca de si sus zapatos eran los adecuados para la ocasión. Ella, autoridad suprema desde siempre sobre lo que ambos y como ambos deberíamos vestir para cada oportunidad, ¿estaba dudando?. "Pero le quedan regio mijita", yo le decía, convencido que si había decidido utilizar los plomos con vestido azul, era lo que correspondía.



Y el cura: No os engañéis, hermanos míos carísimos. De lo alto es todo bien que recibimos y todo don perfecto, descendiendo del Padre de las luces.



Mientras, mi mente me seguía llevando por otros senderos.



María Teresa y yo, habíamos llevado a la Iglesia a mis distinguidos suegros, de 90 años ella y de 89 él. Don Jorge, imponente con sus bastones por su avanzada artrosis y la señora Carmen, también con bastón , pero más por problemas con la vista que con las piernas.



Y armó a cada uno de ellos con admirables discursos y exhortaciones y con la narración de un sueño digno de fe...seguía diciendo el Padre.



Pero mi mente huía y se proyectaba al futuro. Mis suegros tienen 90 y 89. Yo 71. No uso bastón y me siento pleno. ¿Como seré dentro de 19 años cuando yo llegue a los 90... si es que llego, claro. ¿Usaré bastón? ¿Podré seguir encaramado a una trotadora cada mañana por media hora como sucede actualmente?. ¿Estaré lúcido?

¿Cómo estará María Teresa en mis supuestos 90, con sus entonces 81 años?



La voz del cura me vuelve a la realidad: Os declaro marido y mujer. Les haré entrega de una libreta de familia con 8 casilleros para que los llenen con 8 hijos y si luego necesitan seguir, la segunda libreta será gratis.



No puedo dejar de divagar: 8 hijos en estos tiempos. 8 colegios, tal vez 8 universidades, 8 platos diarios más los de los novios y posiblemente el de alguna nana, y con opción agregada de empezar una nueva libreta de familia. ¡¡¡¡!!!!



El señor es mi pastor, nada me habrá de faltar... entona el coro. Nos damos la paz. La Paz. Muchas veces, acompañando a mi señora en estas instancias, herejemente me da por decir Cochabamba o Sucre en vez de La Paz, pero me logro contener.




Finalmente doy un beso en la mejilla con gran unción a María Teresa y la mano a mis suegros, mi cuñado, mi concuñada y a toda la fila, incluyendo a algunos de los de los asientos de delante.




Ha prevalecido mi ángel bueno.







19 comentarios:

maks dijo...

¿Y nunca te complico que tus hijos profesaran algo en lo que no crees?

Ron dijo...

muy interesante post, muy buena pregunta de maks, primera vez que visito por aqui creo wue voy a volver, saludos

esteban lob dijo...

MAKS:
Nunca me complicó que mis hijos profesaran algo en lo que no creo. Yo creo en Dios a mi manera y pienso que por diferentes caminos se llega a él. Admiro la fe y convicción religiosa de mi señora.
El asunto no era la religión de ella versus la mía. Era la convicción plena de ella y las enormes dudas mías.
RON:
¡Bienvenido!

Silvia dijo...

¡Que buen post! me encanto casi que me sente en el banco de la iglesia, el del frente para verlo bien con su familia.
En Venezuela la novia solia demorarse antes,pero a las ultimas bodas familiares que he asistido (la generacion de los treinta: mis primo,hermano menor, hijo de mi comadre)la novia llega antes de la misa, para tomarse con calma la foto dentro del auto antiguo que la lleva a la iglesia,incluso aveces hay que esperar porque faltan invitados (algun padre, abuelo etc distraido o atrapado en el tráfico).

Saludos,

Silvia.

DEPELOS dijo...

Excelente post.
este fin de semana, también fui a un matrimonio, y también tiendo a divagar en esos momentos, por que tengo serios problemas de concentración.
La novia llegó atrasadisima también, y el novio la esperaba con mucha alegría (como lo hice yo hace algunos años atrás)
El curita, era aleman, y la iglesia tenia eco, no se le entendió ni la mitad.
Pero, al final estuvo bonito, nuestros amigos salieron contentos, el novio le brillaban los ojos, estaban felices.
en resumen como dice Esteban todo es un tema de FE y convicción.

saludos

DEPELOSEXGROOM

gonzalo dijo...

al menos tienes un ángel.

Daniel dijo...

Creo que salvo que a mi futura señora (que aún no llega a mi vida) le importe mucho casarse por la Iglesia, por mi solo habría matrimonio civil. Saludos

Paz dijo...

JAJAJAJAJAJAAJ , que delicioso relato sobre el " matricidio " , que forma tan sencilla de narrar un suceso cotidiano y que fabuloso entrar en la mente de un hombre que divaga mientras el cura y el sacristan hacen la homilìa para unir en santo matrimonio a una pareja ,tal vez puedan llegar juntos a los 90 y 89 años y ojalà asì sea .

Y daos la Paz

Paz/

esteban lob dijo...

SILVIA:

Con razón me pareció ver en la fila de enfrente a una venezolana muy buenamoza. (¿ves que aprendí de tu post en que había quejas acerca de la falta de gentilezas de los hombres para con las mujeres?

DEPELOS:

Compruebo que no soy el único que adolece de falta de concentración en ceremonias religiosas.

GONZALO:

Sí. Uno bueno y otro malo. Este último a veces me provoca muchas dificultades.

DANIEL:

Llegado el momento te quiero ver. Por amor uno hace muchas cosas.

PAZ:

Me halaga que una escritora tan notable como tú, me diga lo que me dices.

Saludos a todos.

Danilo dijo...

Que historia no, si parece de película Italiana, y el Fútbol siempre presente, deformación profesional dicen. Hace un año atrás me paso algo parecido, se volvían a casar mis tíos (bodas de oro), renovaron vínculo, ellos de sus años ya, pero la novia se demoró más de la cuenta y bromas para todos lados, que se había arrepentido, claro harto tarde con 8 hijos y 12 nietos a esta altura.
Actitud, creo que es la clave y claro esa media hora diaria en la trotadora hacen re bien. Suerte y nos leemos

esteban lob dijo...

Eso del "nuevo" casamiento de tus tíos, Danilo, lo conozco de cuando mis suegros "se volvieron a casar" al cumplir 50 años de matrimonio, con presencia hasta de los bisnietos en la ceremonia.

Lo curioso sucedió al día siguiente, cuando pretendieron iniciar un nuevo viaje de luna de miel y al tratar de salir del país mi suegra fue impedida de hacerlo por una lamentable coincidencia de nombre y apellidos. Una mujer que se llama exactamente igual, estaba objetada para abandonar Chile por "abandono de familia".

Todavía mi suegra (y por consecuencia mi suegro) tal como Condorito, exigen una explicación. (¡¡¡¡!!!!)

Saludos...

Charly W. Karl dijo...

Esteban, el novio se debe de haber asustado mucho pensando que iba a ser abandonado, momentos antes del casamiento. No hubiera sido la primera vez que ocurre.

Un abrazo!

JORGE BRAVO TESSEO dijo...

Esteban:
Te felicito por tu post, es de lo mejor que has publicado, y espero que insistas en esta veta semi humorística, en la que se cuentan experiencias vividas, con sencillez y humanidad. ¿Acostumbras usar grabadoras en los matrimonios? Saludos.

esteban lob dijo...

Uso grabadoras mentales.

eduardobravo dijo...

Me pregunto cuál sería el porcentaje de personas que escucharan a los curas en esas ocasiones. En el caso de ese matrimonio estaba pendiente de los gestos de los recien casados. Imaginaba que estaban pensando, y lo nervioso que deben haber estado.


Creo haber escuchado sólo al sacerdote cuando hizo alusión a GANDHI, y la razón por la que él no era católico. Su respuesta fue que si los católicos fueron católicos las 24 horas del día, el también lo sería.


Eso fue todo lo que aprendí de esa misa. Y me di cuenta indirectamente una de las razones por las cuales yo tampoco nunca me podría considerar católico.

esteban lob dijo...

Pienso Eduardo que ese matrimonio al que aludes y al que asistimos juntos en San Juan, no es el mismo al que me refiero. El del post tuvo lugar el sábado 14 y a el concurrimos con tu tía María Teresa y tus abuelitos. Sin embargo, ambos sacerdotes dijeron al final lo mismo, en lo que respecta a los 8 hijos y la segunda libreta de familia sin costo.
Pero todo esto es un detalle y valoro la autenticidad de tu planteamiento.

Saludos para ti y para Pamela.

Marta Salazar dijo...

"Cierta vez en Alemania llegamos con mi señora 10 minutos tarde a almorzar a casa de unos amigos y fue un escándalo".

revela la falta absoluta de flexibilidad del alemán común, además de su deseo innato e insano de querer ensenar a los demás,

.-)

afortunadamente, las nuevas generaciones son más "relajadas"...

es distinto hacer esperar a una personas 10 minutos en una esquina en medio de un temporal a que te esperen tranquilamente en su casa.

A la inflexible pareja, la habría recomendado sacar la carne del horno y... leer un libro que es lo que hago yo cuando mis invitados no llegan a la hora,

lo que no es inusual y nunca los he retado, je je

un abrazo Esteban, estupendo relato!

esteban lob dijo...

Querida MARTA:
Te agradezco tu amabilidad una vez más.
Me alegro que las nuevas generaciones alemanas sean más flexibles.

Un abrazo.

Marta Salazar dijo...

Esteban! Me acordé tanto de ti hace un par de semanas!

Nuestro invitados llegaron 3/4 de hr. más tarde!

claro que son rhenanos y en el Rhenland, la gente siempre ha tenido la fama de ser impuntual.

Un abrazo!