jueves, agosto 21, 2014

Lo que no prohibe la FIFA




                                               Nery Veloso




La FIFA cuyo poder es absoluto en el fútbol mundial, todavía no acepta como factor de prueba algún gol mostrado por la televisión.Por ello suceden hechos tan cuestionables éticamente como el acontecido hace algunos días en el Estadio Bicentenario de La Florida, acá en Santiago. 

En gran remontada, Cobresal, equipo de primera división asentado en el campamento minero de El Salvador en el norte de Chile, lograba un espectacular empate a dos frente a Audax Italiano, lo que sería el resultado final. 
Como el arquero de Audax, tras haber cruzado el balón la línea de sentencia, sacó rápidamente la pelota de ahí, el árbitro y el juez asistente de esa zona dudaron en sancionar el tanto, pero tras largos cabildeos el señor del pito indicó la mitad de la cancha, de modo que el gol quedó concretado. 

Cuál movidos por un resorte, los jugadores itálicos y su entrenador rodearon al árbitro y a su colaborador de la banderola, instándolo en forma airada a modificar su decisión. 
Al ser televisado el partido, centenares de miles de personas vieron y escucharon en todo Chile al Director Técnico de Audax increpar al árbitro y al juez asistente por varios minutos, no en términos groseros pero sí descalificatorios por- a su juicio- haber marcado el gol a instancias del llamado "cuarto árbitro" (figura reglamentaria que cumple un papel secundario) y que éste  habría actuado tras haber visto la jugada por la TV o que alguien que la observó le "pasó el soplo".

Hasta varios día después el técnico, Jorge Pellicer, seguía argumentando que es inconcebible haber sancionado el gol, siendo que ni el árbitro central ni el guardalíneas se habían podido percatar que la pelota cruzó la línea de sentencia. 
¡Qué ejemplo nefasto dio Pellicer a todos los niños quienes observaban el cotejo por televisión! No tenía importancia que el gol hubiera sido legítimo. Lo que sí lo tenía para él, era que supuestamente la imagen televisiva hubiera determinado la sanción. 

Para colmo, el portero itálico Nery Veloso, al ser entrevistado por la misma entidad televisiva al término del encuentro, se manifestaba sorprendido por el cobro, sin reconocer que sacó la pelota desde dentro del arco y, lo peor, sin que el entrevistador le dijera que la imagen lo había delatado. Incluso lo ideal hubiera sido que se le hubiera exhibido la acción porque nada impide, ni siquiera la FIFA, que se use esa fórmula una vez finalizados los partidos, aunque no siempre el buen periodismo parece ser la prioridad  del  medio que tiene asegurado, por legítimo derecho, la exclusividad de las transmisiones del futbol en nuestro país por la pantalla chica. Más vale la ley del menor esfuerzo.

En suma, un gol decisivo resulta puesto en discusión no porque no lo haya sido, sino porque el árbitro y el juez de línea "no tenían cómo haberlo visto".

La pertinacia del arquero de Audax en negarlo, me recuerda mi lejana infancia en que fue destacada como noticia nacional en diarios, revistas y radios de la época, el gesto del arquero de Magallanes, entonces equipo de la Primera División chilena. 
Se llamaba Carlos Pérez y  el árbitro de un partido ante Colo Colo no validó  una conquista del rival porque no había visto si la pelota había cruzado la línea. Ante las protestas de los afectados, el juez tuvo el impulso de preguntarle al propio golero: "Mire Carlos, usted es el único que me puede sacar de la duda. ¿Fue gol?"
Pérez dijo "Si. La pelota cruzó la línea. La saqué de adentro".

Pasaron  unos 70 años desde entonces, pero no me he olvidado de la actitud ejemplar de Carlos Pérez. Pero en  70 años más, nadie va a recordar la falta de sinceridad de Nery Veloso.

15 comentarios:

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Muy seguramente Carlos Pérez era una buena persona, todo lo contrario a Nery Velozo. Ahí está el detalle, decía Cantinflas.

Un abrazo, Esteban.

esteban lob dijo...

Y qué gran comediante, RAFAEL,era el notable Cantinflas.

Gabriela dijo...

Es contradictorio que se use la tecnología hasta para el diseño de las pelotas de fútbol y la cantidad de paños que deben tener, pero no para decidir cuándo es gol y cuándo no.

esteban lob dijo...

Lo llamativo, Gabriela, es que en los Mundiales se inauguró esa tecnología, pero para los torneos locales todavía es muy cara.

RosaMaría dijo...

El fútbol de antes era competitivo pero no al extremo del de hoy en que el compromiso con el éxito quita valores y objetividad tanto a los árbitros, como a la entidad y a los jugadores. Si le ponemos sal y pimienta, es decir, economía y política todo suma para que, como bien dices, no sea ya buen ejemplo para nadie.

esteban lob dijo...

Pienso, apreciada Rosa María,que proporcionalmente lo bueno y lo malo del fútbol y del deporte en general no tiene que ver necesariamente con épocas, sino con valores y principios.

Nunca he olvidado cuando en mi infancia observé aquí en Santiago, como corredores de una prueba de larga distancia, se colgaban de los buses para llegar antes al Estadio Nacional.
Hoy, al menos, la televisión delataría a los desleales.Por lo demás sería imposible la convivencia de una competencia atlética importante, con la continuidad normal del servicio de buses por la misma avenida.

Francisco Méndez S. dijo...

Los valores y virtudes se enseñan con ejemplos desde la infancia

¡Que mal ejemplo ha dado este portero a los niños!. Al ver las imágenes pensarań que todo está permitido para ganar

esteban lob dijo...

Y lo peor, Francisco, es que ese tipo de conducta consagra el "todo vale".

Marcos dijo...

Son privilegiados con unos sueldos hasta inmorales, y ni siquiera tienen la nobleza de ser ecuánimes, además de estar siempre queriendo engañar al colegiado con caídas ficticias. Merecerían un escarmiento

LAO Paunero dijo...

Es muy importante tu relato y tu aporte Esteban. Casualmente hace unos días fuimos a ver un partido aquí en La Ciudad de La Plata y doy fe -no solo yo- de que el árbitro anuló un gol que hizo Estudiantes de La Plata a Club Independientes por una falta que ninguno vió. Precisamente la evidencia del error del árbitro la vimos con mi hijo y otros mas, luego del partido, observando repetidamente la repetición del gol en la Pantalla del Televisor. Lo lamentable es que no hay lugar reclamo amigo Esteban. ÉSTA EN UNA SERIA LAGUNA LEGAL QUE DEBERÍA SER CORREGIDA UTILIZANDO LA FILMACIÓN, COMO SE SUELE HACER EN LAS CARRERAS DE CABALLOS.

esteban lob dijo...

Pienso, Marcos, que otra cosa hubiera sido si el entrevistador le hubiera dicho a Veloso que las imágenes mostraban la pelota dentro del arco.
El no haberlo hecho, posibilitó que el afectado mantuviera su versión. Mejor todavía habría resultado que le mostraran la escena.

esteban lob dijo...

En ese aspecto, Lao, estamos todavía lejos.
Por lo menos en los Mundiales la tecnología aceptada por FIFA, permite garantizar que una pelota cruzó o no la línea de gol.
Todavía el presidente del organismo, sostiene que el error humano es parte de la gracia del fútbol.

LAO Paunero dijo...

lo raro, amigo Esteban, es que en el caso que te cuento, pelota cruzó claramente la línea del gol; y no hubo evidencia real de ninguna falta cometida.

esteban lob dijo...

Es cuando los partidarios del equipo derrotado, amigo Lao, se sienten estafados.

esteban lob dijo...

Digo mejor, partidarios del equipo perjudicado, porque muchas veces pudo no haber perdido.