jueves, enero 15, 2009

Mi ángel bueno



AMIGOS, EN ESTA TEMPORADA DE VERANO EN QUE NOS PONEMOS FLOJOS, PROCEDO A REPRODUCIR UN POST ANTIGUO PERO QUE ME PARECE PLENAMENTE VIGENTE.

TOTAL... LA GENTE SE SIGUE CASANDO¡¡¡¡¡


domingo, abril 15, 2007


El atraso de la novia

No. No es el atraso que ustedes están imaginando. No sean mal pensados.

El pasado sábado fui a un matrimonio. La novia debía llegar a las 19 horas... pero arribó a la Iglesia 20 para las 8 de la noche.

¿Cuanto debe demorar una novia?

En Chile es de buen tono que la novia llegue atrasada. ¿Como será en otros países?



Cierta vez en Alemania llegamos con mi señora 10 minutos tarde a almorzar a casa de unos amigos y fue un escándalo. Sin pudor, el dueño de casa nos dijo indignado que a Margot, su esposa, ya se le estaba quemando la carne.

Pero volviendo a lo del matrimonio, recuerdo que con ocasión del mío hace ya lejanos 37 años, 

( ahora en 2014, por cierto ya van 44), la novia se atrasó no porque hubiera querido, sino porque le avisaban vía teléfono fijo- no había celulares, claro- que el sacerdote estaba con demora.

Yo espantado esperaba en la puerta de la iglesia. Nacido en hogar judío, aunque sin practicar la religión de mis padres, había conseguido una dispensa eclesiástica para asistir a mi matrimonio católico en calidad de acompañante, sin necesidad de convertirme a esa fe.
Con una condición, sí. Que me comprometiera a que nuestros hijos se educaran en el marco de la religión de la madre.

Era razonable. Entre la fe inconmensurable de María Teresa y las dudas mías, me pareció lógico.Y mis tres hijos se educaron junto a su madre, entre misas dominicales y celebraciones de Semana Santa.

Hubo salidas de libreto al correr de los años. La mayor sigue plena y abnegadamente la ruta religiosa que les trazó su mamá. Los otros dos, son algo críticos "del sistema" y las misas dominicales no constituyen su prioridad.

Pero vuelvo al matrimonio del pasado sábado.

Con casi 40 minutos de retraso llegó blanca y radiante como en la canción, la novia. Yo que el novio le perdonaba el atraso porque se veía sumamente bella.

Un grupo de músicos irrumpió junto a un estupendo coro con acordes selectos dignos del Municipal. Pensé que en una de esas, eran artistas exonerados de ese teatro y que debían ganarse ahora la vida en las iglesias y que si hubieran nacido en Europa seguramente tocarían en alguno de los teatros de conciertos que ahí hay cada 20 cuadras.

Pero dejé de pensar escuchando al sacerdote:

El Macabeo esperaba siempre con firme confianza que Dios le asistiría con su socorro.

En ese momento empecé a divagar, que Dios me perdone, pero era algo más fuerte que yo. Le habrá ganado Unión Española a Palestino, pensaba. Si así fuese Colo Colo tendría mañana a los rojos pisándole los talones antes de jugar contra Everton.

Y el cura seguía:

Al mismo tiempo, el Macabeo exhortaba a los suyos a que no temiesen el encuentro de las naciones.
Mi mente se volvía a desviar. Recordaba cuando mi señora me interrogaba por la tarde acerca de si sus zapatos eran los adecuados para la ocasión. Ella, autoridad suprema desde siempre sobre lo que ambos y como ambos deberíamos vestir para cada oportunidad, ¿estaba dudando?. "Pero le quedan regio mijita", yo le decía, convencido que si había decidido utilizar los plomos con vestido azul, era lo que correspondía.

Y el cura:

No os engañéis, hermanos míos carísimos. De lo alto es todo bien que recibimos y todo don perfecto, descendiendo del Padre de las luces.

Mientras, mi mente me seguía llevando por otros senderos.

María Teresa y yo, habíamos llevado a la Iglesia a mis distinguidos suegros, de 90 años ella y de 89 él. Don Jorge, imponente con sus bastones por su avanzada artrosis y la señora Carmen, también con bastón , pero más por problemas con la vista que con las piernas.

Y armó a cada uno de ellos con admirables discursos y exhortaciones y con la narración de un sueño digno de fe...seguía diciendo el Padre.


Pero mi mente huía y se proyectaba al futuro. Mis suegros tienen 90 y 89. Yo 71. No uso bastón y me siento pleno. ¿Como seré dentro de 19 años cuando yo llegue a los 90... si es que llego, claro. ¿Usaré bastón? ¿Podré seguir encaramado a una trotadora cada mañana por media hora como sucede actualmente?. ¿Estaré lúcido?

¿Cómo estará María Teresa en mis supuestos 90, con sus entonces 81 años?

La voz del cura me vuelve a la realidad:

Os declaro marido y mujer. Les haré entrega de una libreta de familia con 8 casilleros para que los llenen con 8 hijos y si luego necesitan seguir, la segunda libreta será gratis.

No puedo dejar de divagar: 8 hijos en estos tiempos. 8 colegios, tal vez 8 universidades, 8 platos diarios más los de los novios y posiblemente el de alguna nana, y con opción agregada de empezar una nueva libreta de familia. ¡¡¡¡!!!!

El señor es mi pastor, nada me habrá de faltar... entona el coro. Nos damos la paz. La Paz. Muchas veces, acompañando a mi señora en estas instancias, herejemente me da por decir Cochabamba o Sucre en vez de La Paz, pero me logro contener.


Finalmente doy un beso en la mejilla con gran unción a María Teresa y la mano a mis suegros, mi cuñado, mi concuñada y a toda la fila, incluyendo a algunos de los de los asientos de delante.


Ha prevalecido mi ángel bueno.

30 comentarios:

Lur, Carol, Carolur, Carolinda, Conejisha, Bruji, loba, cola de ciervo ;), y se inventan más... dijo...

Tal vez su angelito bueno, de igual modo se despistó por momentos... dándole al balón-pie (total nadie sentiría la pelota al pegar contra alguna cabezota, bueno igual el cura -pero disimularía-), y así, a ratos, también él se porto bien y aguantó toooodita la misa.

Hay que ver todo lo que da una misa y todo lo que se nos puede ocurrir mientras la misma.

Por aquí no suelen demorarse mucho las novias, así en general, pero también está la costumbre de disculpar cierta tardanza por toda la coordinación que exige el evento y más a las novias con todos-esos-detalles-a-tenerse-en-cuenta-ya-saben.

P.D. todo un logro llegar a tan fantásticas edades y con buena planta, las de sus suegros si señor. Me quito el sombrero.

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Qué divertido!
Cuántas cosas pasan en milésimas de segundos por nuestras cabezas...
Lo bueno es que María Teresa sigue siendo la reina de tus pensamientos...Ahora, escuchas al Padre y pensar partidos...jaja!!!
Qué gracioso!
paz..La Paz...estás perdonado, hijo!
:)))))

Besos y me encantó la crónica.

Mariaisabel dijo...

Ayyyyyy, que bueno con la boda.
Lo de la demora de las novias si es algo habitual, pero cada vez menos. Yo no me demoré nada, la verdad es que me gusta la puntualidad.
Excelente crónica.
Saludos

Gabriela dijo...

Creía que era la única que divagaba durante la misa. Tampoco es que vaya mucho, creo que Dios está en todas partes y no solamente en la iglesia los domingos.
Pero dejemos la religión a un lado. Te cuento que acá en el Perú es sabido la novia va a llegar media hora más tarde de lo que dice el parte (así se llaman acá a las invitaciones a matrimonio)... y eso que siempre dicen: "7:30 pm (hora exacta)". Parece una burla.
Saludos.

Diana Puig dijo...

Me he sentido identificada, no voy mucho a misa solo cuando hay alguna boda y por el que se casa, si fuera por mi pues la verdad es que esperaría al arroz, cuando salen los novios y les tiramos algunos kilos de arroz, bueno a lo que iba, que cuando he tenido que estar he tenido momentos de lucidez pero muy puntuales, porque pienso en mil cosas diferentes a lo que el sacerdote está explicando o intentando contar en ese vocabulario antiguo, metafórico y a veces hasta hermoso, que respeta tanto la filosofía de antaño, donde a veces para entender la historia que está contando, muchas de ellas reconozco que reflexivas para la vida, hay que haber leído la Biblia, de esta forma aunque te pierdas sabes de que va la misa ese día.
Yo mi ángel bueno de momento creo tenerlo porque tiene paciencia y me soporta, pero de momento, un día se cansara de mi, verás tu ;)).
Un abrazo, didi.

Ricardo Tribin dijo...

Inspiradoras tus historias mi querido Esteban, las que nos dejan tu presencia como un sabio pregonero del Angel de Luz.

Un abrazo...

esteban lob dijo...

Lur, parece que efectivamente mi ángel bueno se despista más que por momentos, amiga.

Gracias, Ferípula, por la concesión del perdón.

Aquí en Chile, María Isabel, las novias se demoran cada día más en llegar a sus bodas.

Ja,ja, Gabriela. Eso de poner "hora exacta" sí que es el colmo.
Acá también le llamamos "parte de matrimonio".

Ricardo, como siempre eres muy gentil en tus calificativos.

esteban lob dijo...

Diana, tengo certeza que tu ángel bueno no se cansará nunca de ti... ni tú de él.

Ricardo Tribin dijo...

Gracias querido y admirado Esteban por tu mensaje en mi post.

Me honras y eres bienvenido!!!!

Un fuerte abrazo...

MNB dijo...

Es verdad: El Señor es mi Pastor....


Hola, Esteban:

¿Sabes? Pienso que las costumbres en Chile cada día son más ridículas.

A las novias ya no les importa nada más que ellas. Llegan muy tarde, a veces una hora después de lo que decía el parte de matrimonio que mandan un mes antes.

No se dan cuenta de la falta de respeto hacia el sacerdote y a los invitados.

Es una generación muy egoísta, para mi gusto.

Besos.

lully desnuda dijo...

Muy cierto, la gente se sigue casando. Una crónica que bien valió lapena reproducir.

¡Un abrazo renovador de energías cósmicas y mi mejores deseos para ti, en este 2009!

Marta Salazar dijo...

uno de mis post preferidos... de todos los que he leído, en todos los blogs, desde el 2005... en que empecé a leer blogs...

el mejor de los ejemplos...

Marta Salazar dijo...

uno de mis post preferidos... de todos los que he leído, en todos los blogs, desde el 2005... en que empecé a leer blogs...

el mejor de los ejemplos...

esteban lob dijo...

Claro María de las Nieves que cuando yo me casé, mi novia alertada por sus hermanos, tuvo que permanecer en el auto dando vueltas... porque no había llegado el cura¡¡¡.


Los mismos buenos deseos para ti Lully.

Te agradezco muy de veras el concepto, querida Marta.

Dante dijo...

Jaj. Disfruté del relato y hasta me pareció estar sentado ahi también. Cuantas veces, no sólo ante un sermón nos "vamos y volvemos" con la mente sin poder evitarlo. Fue un gustazo enorme leerlo. Dejo un abrazo.

angélica beatriz dijo...

Qué lindo relato mi querido Esteban. Así es la vida, así es el amor, así es ese ángel bueno :-)

Muchos besos, y deséanos suerte para que el Chupete anote varias veces esta tarde ;-)

esteban lob dijo...

Retribuyo el abrazo, amigo Dante. Compruebo que no soy el único que divago en zonas generalmente no aceptadas para salirse del libreto.

Veo, Angélica Beatriz, que el Chupete Suazo nos une en nuestra pasión futbolistica.

angélica beatriz dijo...

¡Ganamos mi querido Esteban!

;-)

Muchos besos.

esteban lob dijo...

Y uno de los CUATRO GOLES lo hizo Suazo, Angélica Beatriz. ¡Bravo!

angélica beatriz dijo...

Así es mi Esteban querido.

A ver si ahora sí es nuestro año ;-)

Muchos besos más.

Daniel dijo...

Si un partido importante coincide con algún acontecimiento asi, igual estaría pensando en como terminó, jejeje.
Saludos

Sonia Antonella dijo...

Exelente narración!como jugabas con el tiempo.

Uhmmmmmmmm Ahora que recuerdo,por qué demoré yo en llegar a la iglesia,fue porque no me gustó el peinado enlacado que me hicieron...entonces no encontré nada más adecuado que lavarme el pelo,vestida de novia,en pleno mes de Julio.

jejejej mi papá sufrió la gota gorda...él me peinó.Y me puso el velo.


Saluditos de mi ángel rosado de la alegría.


besitos
Soni

esteban lob dijo...

La verdad, Daniel, es
que a veces divago en esas circunstancias aunque no sea un partido importante.

¡Lavarte el pelo a esa altura del partido!
Ese sí fue un acto atrevido, Sonia Antonella.

Jorge Atarama dijo...

Espléndido relato, y como siempre en este blog, aprendí que podía haber un permiso para poder casarse católico manteniendo su religión original. en cuestión de tiempos mi señora me dio el susto también parece ser que es costumbre latinoamericana. Un abrazo Esteban desde Lima.

esteban lob dijo...

La verdad, Jorge, es que en ese aspecto la iglesia católica ha evolucionado, porque poco tiempo antes de mi matrimonio solamente era posible casarse en esas circunstancias, tras conversión.

Cheluca dijo...

Jijiji qué divertido!!! La verdad me gustaría interrogar a mi esposo en qué era lo que estaba pensando cuando le entregué la argolla diciendo mis votos! jajaja

Buena historia y me alegro que haya prevalecido tu ángel bueno, por otro lado... 71 años? y 8 casilleros para poner hijos? qué raro... jaja

esteban lob dijo...

Ja,ja, Cheluca.
El que tenía 71 años era yo... pero los novios por supuesto tenían bastantes menos años.

juan quintero dijo...

jajaja, definitivamente los sermones son el mejor momento para divagar, a mi me aburre tremendamente estar sentado sin hacer nada mientras el cura habla al frente, aunque a veces tienen lo suyo, no hay que robarles merito, algunos son menos aburridos que otros. Saludos.

esteban lob dijo...

Y seguramente, Juan, esos sermones se pueden prestar para que hagas algunas de las admirables fotos que publicas en tus blog, los que recomiendo muy calurosamente.

Chela dijo...

Aquí hace años estaba mal visto que la novia llegará antes que el novio, el cual deberia, acompañado de su madrina, de estar a la puerta de la iglesia esperando a la novia.

Ahora los móviles han solucionado el tema porque es más facil avisarse unos a otros de los desplazamientos.

En la boda de mi hermana la anécdota es que ella y el novio fueron tan excesivamente puntuales ( no era lo normal) que el que llegó tarde fue el cura, ja,ja,ja...

Un abrazo.