viernes, enero 04, 2008

Partió un eximio: JM


Los relojes del departamento de prensa de Radio Minería, incluso el que daba la hora de Greenwich, marcaban que el día estaba en plenitud, aquella tarde de mediados de los años 90. ¿Cuántas horas, cuántos días, cuántos meses y años faltarían para el suspiro final de cada uno de los involucrados en la fotografía?

En el caso de Julio Martínez, su paso al más allá se produjo pocas horas después del nacimiento de 2008.

JM, a la izquierda en la foto, era entonces jefe de deportes de la emisora, además de charlista de lo humano y lo divino cada mañana a las 8.30, y yo, a la derecha, editor de prensa. (Los otros son la periodista Inés Llambías, el periodista Manuel Riveros y el productor Mario Fernández).

Habían pasado muchos años desde la primera convivencia que tuve con uno de los más notables comunicadores chilenos en toda la historia.
Durante el campeonato sudamericano de fútbol en Buenos Aires en 1959, éramos decenas los que transmitíamos para las diferentes radios chilenas, en tiempos lejanos todavía de satélites y televisión en directo.

Julio estaba en Argentina por radio Agricultura y yo por Radio Prat. En cada entrevista que se nos hacía como comunicadores chilenos por parte de colegas argentinos, generalmente en los salones auditórium de radios El Mundo, Splendid o Belgrano, JM se floreaba con categoría y sapiencia, remarcando en lenguaje coloquial y sencillo cómo el fútbol unía a los pueblos. Yo entonces tenía 23 años de edad y Julio 36.

Al paso del tiempo, solamente trabajé con JM en el mismo equipo radial en la Copa América de 1991 en Chile, en que como parte de prensa de Radio Minería me correspondió reforzar el elenco deportivo de la estación. Pero durante décadas, en los fines de semana en los estadios, laborando en canales competitivos y luego en Minería aunque en quehaceres diferentes, los encuentros con Julio Martínez fueron siempre gratos y entretenidos.
Incluso, cuando en dos ocasiones al tratar de estacionar su automóvil, JM me chocó el mío, una situación que podría haber sido enojosa, pero que quedó minimizada porque el propio ilustre colega, Premio Nacional de Periodismo, con gran humildad y caballerosidad se acercaba a mi escritorio para darme la primicia: “Esteban, antes que lo sepas por otros, te informo que acabo de chocar tu auto”.

Con todos los justificados adjetivos destinados a su memoria que se han dicho y escrito en horas recientes, está demás que me explaye en agregar elogios y remembranzas acerca de la fecunda labor de JM en más de 60 años de periodismo radial, escrito y televisivo.

Solamente en estas horas de dolor nacional por su partida, quiero recordar su saludo de cada día a las 8.30 de la mañana por Radio Minería, dirigido a todos sin excepción, porque a Julio lo escuchaban con el mismo agrado, personas de ambos sexos y de todas las edades:
“Buenos días señora, buenos días señor, buenos días...jóvenes y niños”.

24 comentarios:

Fernando Galaz dijo...

Don Esteban, sin duda Julio Martínez tiene ganado su espacio en la historia del periodismo nacional y estará siempre con cariño en nuestro recuerdo. Sólo una precisión para quienes leen su blog desde otros países. Usted aparece a la derecha de la foto y Don Julio a la izquierda.
Saludos!

Daniel dijo...

Don Julio Martinez se merece todos los homenajes que se le están dando en su despedida de este mundo, ademàs de la gran cantidad de homenajes que recibió en vida (cosa rara en nuestro Chile).
Se ha ido un gran hombre y un gran comunicador.
Saludos

Garfio dijo...

Reciba mi sincera condolencia.

Doña Cocó dijo...

Antes de leer tu post ya adiviné que el de la derecha eras tú.... y te diré que crecí escuchando los amenos e inteligentes comentarios de JM y lamento profundamente su partida.... estuve muy atenta siguiendo su estado de salud hasta que DIOS decidió llevarselo a su lado.
Gran pérdida para el periodismo deportivo.
DIOS decide y nosotros acatamos.
Un abrazo fraterno.

esteban lob dijo...

FERNANDO:
Gracias por la precisión.Ya corregí.

Tenebras_ dijo...

hola Esteban, leí lo del choque de su auto en las últimas noticias, y me dio bastante risa.
Partió una buena persona, y creo que lo rescatable ha sido que a don Julio se le reconoció mucho también cuando estaba vivo.
Un abrazo.

Enzo Antonio dijo...

Cuando pinché para venir a tu blog me dije que me econtraría con un homenaje a don Julio Martínez. Un hombre de radio como tú (ese tú va con un gran respeto a Ud.) no podía mas que homenajear a este hombre tan importante en todo lo que hizo, y la verdad es que todo lo que se ha dicho y escrito sobre él se lo merece totalmente.

Un gran saludo para ti Esteban y que hayas tenido una lindas fiestas junto a los que te aman

feliz 2008!!!!

Víctor Hugo dijo...

JM... increíble que ahora que se nos fué recordemos sus gran don de comunicador ... pero así es la vida de los hombres...
JM ... estuve viendo en la televisión algunos de sus discursos... como fué el de la Teletón 1979... y otras entrevistas suyas ....
Se echa de menos hoy en día personas con esa capacidad de comunicar y hacer sentir a una comunidad lo únida que puede estar si se comunicara mas... lo cerca que nos sentiríamos unos con otros si existieran muhos JM que contaran un relato fuerte, sustantivo y emotivo ...
Hay que aprender mucho de JM todavía .. aunque ya se haya ido

saludos Esteban

elvira carvalho dijo...

Lamento Esteban a morte de seu amigo Don Júlio Martinez, por quem - nota-se o amigo tinha uma grande admiração. Minhas condolências.
Um abraço amigo

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Concuerdo con todo lo señalado.
Me parece si del mal gusto empezar a ponerle a todo Julio Martinez.Me parece bananero ponerle al estadio Nacional el nombre de él ,por este extraño acuerdo entre la Udi y el gobierno.
Preferiría que cuando se haga una obra nueva llevara su nombre,eso es más digno,pienso yo.

MNB dijo...

Hola, Esteban:
Estoy muy de acuerdo con todo lo que dice José Luis Contreras M.

Aprovecho de decirte que en más de 18 años no has cambiado nada.

Cariños.

Hugo Henríquez dijo...

Grande JM, él si era un gran comentaristas deportivo, de todos los que salían en tv, era el ÚNICO que sabía de fútbol, porque una cosa es saber de fútbol (cosa que muchos creen saber pero que al final terminan en meros opinólogos de esquina), no como ¨otros¨ que se jactan de su trayectoria y no saben nada, y con esto me refiero al pésimo de Carcuro, que no tiene idea de táctica, no sabe leer el fútbol, en fin, no sabe.
JM un grande que se fue y será siempre recordado por todos.

Saludos.-

Joaco_Urrutia dijo...

Un grande
Murio un verdadero icono de la cultura chilena

Hasta el dia de hoy, todos nos emocionamos al escuchar sus discursos en las primera Teletones

Saludos
Feliz año para ti y tu familia

Marta Salazar dijo...

lo siento...

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Bueno, Esteban....Que el dolor sea cortito.... y el recuerdo enorme.
Paso después de varios días muy desconectada.


Un abrazo!

Gabriela dijo...

Lo lamento Esteban. Esperemos que este año no traiga penas, si no, todo lo contrario.

Un abrazo sincero.

muchadela torre dijo...

Lindo tu texto humano,cálido y aunque no lo conoci al periodista he oido hablar de él...y por supuesto..cuando un amigo se va queda un lugar vacio que no podrás llenar...
Abrazos en este dia de Reyes

Verónica Reyes Serra dijo...

Esteban: bella fotografía. Sin duda que deben ser muchos los recuerdos. Además que igual debió ser una honra que un comunicador tan notable te chocara el auto.

Don Julio, además de ser un apasionado por su pega, era un caballero por excelencia. Un grande,

Un abrazo.

Tigre dijo...

Mi recuerdo de JM no será solamente el de un comentarista deportivo de amplia trayectoria, sino que además el de un comunicador que con gran estilo podía abordar cualquier tema alejado del fútbol para comentarlo en su programa de radio o de televisión.

Saludos.

Has dijo...

Mis más sinceras condolencias.
En la foto estás igual a la imagen de tu perfil, no cambiaste nada!

angélica beatriz dijo...

Mi Esteban hermoso,

Unos días antes de que mi mamita partiera al cielo, le recordaba la siguiente frase, a propósito de una plática que sosteníamos:

"Vive de tal manera, que cuando mueras, hasta el sepulturero te llore"...

Pienso que el recuerdo que deja Don Julio Martínez en esta vida, es semilla buena, que brotará como fruto para alimento de muchas almas.

Gracias por entregarnos parte de su vida con tanto cariño, mi Esteban tan querido.

Un beso a Don Julio, donde se encuentre, que de seguro está en el cielo, y otro muy fuerte para ti.

TheJab dijo...

Me he quedado sin palabras, usted sabrá entender.

americacomparini dijo...

Un hombre que puso el corazón en la palabra..y la humanizó y llegó a muchos.
En un mundo de tan poca ternura y conmiseración faltan personas así. Mis condolencias sinceras a sus amigos y familia( por el blog de Dr cContreras llegúe a Ud. lo felicito por su interesante blog)

Angie dijo...

Mis condolencias, querido Esteban!