jueves, abril 05, 2007

EL HIPO

No hay nada más invalidante que el hipo como factor de trastorno, para quién está con un micrófono en radio o televisión.

Contrariamente al estornudo, el hipo no avisa.

Pese a que en mi largo bregar en estos medios me pasó varias veces, el caso más difícil fue durante un partido de fútbol que relataba por Agricultura en el equipo dirigido por Máximo Clavería, allá por 1985.

Jugaban Unión Española y Cobreloa en Santa Laura y de súbito el traicionero hipo empezó a hacer de las suyas.

"Ataca Uni...hip...Unión...busca el empa...hip...empate en condición de loc...hip...local..."

Los viejos "remedios" recomendados como dejar de respirar brevemente, o beber tres sorbos de agua, también sin respirar, solo aumentaban la dificultad, mientras el locutor comercial y el comentarista distraían a los auditores.

Al final el problema desapareció, sin felizmente comprometer el relato de alguna conquista, porque habría sido humillante gritar GOOOOOO...HIP... OOOOOOOOOL DE UNI...HIP...ON ESPAÑ....HIP...OLA.

Claramente, el hipo es el mayor enemigo, agazapado y traicionero, que puede afectar drásticamente el desempeño de locutores, periodistas, narradores y comentaristas durante sus funciones "en vivo y en directo".

10 comentarios:

RaFah dijo...

Recordé un chascarro que viví en la radio Cooperativa. Se venía la hora de salir al aire y tuve que correr un par de cuadras y luego subir las escaleras hasta el estudio. Al entrar el conductor me preguntó si había recuperado el aliento y creí que sí, pero en la segunda línea ya no podía dejar de jadear, empecé a toser. En una centésima mi colega me quitó el libreto y siguió leyendo él, sin que, al parecer, la audiencia notara el cambio de voz.
Saludos...

esteban lob dijo...

rafah: tuviste suerte que no se te notara el cambio de voz, porque es habitual que el jadeo, tras correr al micrófono, siga más allá de lo que uno cree.
Gracias por venir y felicitaciones por tu blog, ameno, fundamentado y lleno de matices en el fondo y la forma.

Paz dijo...

Presiento que este serà un blog aleccionador para mi , del cual pueda extraer muchisimo de tu experiencia y de tu talento .

Otro blog me trajo hasta aqui y fuè una maravillosa prolongación .

Paz/

esteban lob dijo...

Paz, pese a que ya te he contestado al visitar tu tan poético y original blog, te agradezco acá también tus afectuosas palabras desde Colombia.

DEPELOS dijo...

Los Hipos son amigos o enemigos dependiendo del momento.

Un hipo entre amigos genera un muy divertido momento.
Un hipo en tu hijo de un año, es algo muy tierno.
Un hipo llegando tarde a tu casa es un delator seguro.
Un hipo cuando alguien esta haciendo un brindis solemne es inoportuno.
Un hipo comentado un partido de futbol es... definitivamente algo para el recuerdo... lo catalogaría como enemigo en el momento del suceso y un gran amigo para el recuerdo.

saludos

DEPELOSHIPOTETICO

esteban lob dijo...

Estupenda definición depelos:
efectivamente el hipo se transforma en un gran enemigo en el momento, en un caso como el descrito...pero al paso de los años es un amigo que nos causa risa.
Gracias por venir.
Saludos...

Daanroo dijo...

Sin duda, en ese momento debió haber sido un instante complicado, me pregunto ¿ cuánto se rió después por ello y si la sonrisa logro comprensar el momento pasado?

Dicen sin duda, que el hipo es así, un vocablo del hombre que provocador atrae más sonrisas que deliberaciónes naúticas - por lo del rápido remiedio del vasito de agua-

Caballero, sin duda salvo el momento, de la manera apropiada y que el final el gol mereció la pena con todo y "enemigo"

:)
Un placer leerle, caballero.


Daanroo Mattz.

esteban lob dijo...

Sin duda, Daanroo, que las risas posteriores mías y las de mis colegas de entonces durante el percance, compensaron con creces el mal rato vivido.
Saludos...

Silvia dijo...

Siempre he considerado el hipo como molesto, ni siquiera cuando otros se rien de mi hipo lo considero algo gracioso, ademas cuanto mas empeño pone una en que desaparezca mas y mas se queda!!
Despues de leer tu post se que hay cosas peores: estar frente a un microfono con un ataque de hipo!

Saludos

Silvia.

esteban lob dijo...

Si resulta lamentable que alguien se ría porque uno está con hipo, Silvia, peor es lo que pasa en Chile-desconozco si en tu tierra venezolana también- y es cuando uno se cae en la calle o donde sea y todos contienen la risa malamente.
Eso si que es indignante.