viernes, septiembre 07, 2018

Carlos Robles: La inolvidable anécdota del gran árbitro

Resultado de imagen para Ärbitro Carlos Robles Robles
Carlos Robles, siempre al lado de la jugada.

Con la reciente muerte de Carlos Robles a sus 92 años, desaparece el que fue para muchos el mejor árbitro chileno de fútbol de todos los tiempos. Me incluyo, como observador deportivo desde la lejana época de los años 4o del pasado siglo. 

Cierta vez el talentoso juez había asegurado en referencia a su tan intranquila actividad, que  en ella "si no corres durante el partido, te tocará correr una vez que este haya terminado".

Lo decía en propiedad, porque el gran mérito de Robles fue estar siempre al lado de cada jugada, merced a una excepcional condición física, de modo que no tenían sustento mayores reclamos.

Para las actuales generaciones la aseveración que lo cataloga como el mejor árbitro chileno de siempre puede parecer una defensa "corporativa" de la vieja época, pero no. Es una convicción basada en el factor comparativo con el paso de las décadas.

En las horas del adiós a "don" Carlos no olvido la Copa América de 1958, llamada entonces Campeonato Sudamericano de Fútbol, que se jugó en el Monumental de River en Buenos Aires. 

Robles tuvo un comportamiento notable como árbitro en ese torneo, al punto que dirigió la final soñada, Argentina-Brasil, que terminó empatada, lo que significó el título para los trasandinos. Sin embargo su sangre fría y templanza para usar el pito, no era tal en otras situaciones.

Durante aquel certamen en suelo argentino, en el marco de mi hasta entonces corto andar en jornadas comunicacionales, me correspondía hacer la locución comercial desde el estadio, para Radio Prat, conocida en Chile como "la emisora de todos los hogares, CB 97".  Pero no era todo. Al terminar cada cotejo de la selección nacional, me tocaba entrevistar a nuestros futbolistas desde su vestuario. Para ello yo debía abandonar la caseta de transmisiones con la debida anticipación, unos 15 minutos antes del pitazo final y desde los camarines vacíos seguir la vocería comercial  hasta que los jugadores volvieran de la cancha.

La noche del partido Brasil-Chile, ganada por la verdeamarela por goleada, al entrar al vestuario compatriota me encontré con un señor que estaba usando mis fonos instalados allí desde mucho antes. Él estaba escuchando el relato para Radio Prat de Nicanor Molinare y los comentarios de Víctor Abt, dos connotadas voces de esos tiempos. "Es que me pongo tan nervioso, Esteban, cuando juega Chile", me explicó "que prefiero oír el partido en vez de mirarlo".
Era el mismísimo Carlos Robles. 

Lo más llamativo es que en tiempos de mucha incomunicación internacional, recién supimos al día siguiente que por problemas "de la línea"(en ese entonces  por supuesto  aún no existían los satélites  actuales), la transmisión de Radio Prat para Chile nunca llegó a su destino, de modo que el mejor árbitro chileno de la historia que ahora descansa en paz...fue esa vez nuestro único y exclusivo auditor.

31 comentarios:

RosaMaría dijo...

Qué buen recuerdo para ese gran árbitro que tuvieron, lo debió recibir cual homenaje hacia él. Te felicito por tu trayectoria que seguro añorarás en ciertas circunstancias. Un abrazo.

esteban lob dijo...

No tengas dudas que las añoro, apreciada RosaMaría, entre ellas las de aquel Buenos Aires de mis 23 años.

Un beso.

Felipe Tajafuerte dijo...

"No corres durante el partido, te tocará correr una vez que este haya terminado" Muy bueno. Cuántos han tenido que hacerlo, el correr después, quiero decir , y a cuántos aquí ha tenido que escoltar la Guardia Civil después del partido. Un cordial saludo.

esteban lob dijo...

Aquí también pasan esas cosas, Felipe.
La diferencia es que en vez de la Guardia Civil, la escolta está a cargo de nuestros carabineros.

Saludo austral.

Gabriela dijo...

Eso de no ver el partido por los nervios lo entiendo totalmente. Mi mamá no veía el noticiero del que mi papá era locutor principal porque le daba nervios pensar que se podía equivocar. Así que... pasa.

Elvira Carvalho dijo...

Você não corre durante o jogo, será a sua vez de correr assim que acabar. Deveria ser máxima de todos os árbitros. Talvez assim não tivessem que estar a interromper o jogo de 10 em 10 minutos para irem tirar dúvidas no VAR (VÍDEO-ARBITRO).
Um abraço e bom fim-de-semana

esteban lob dijo...

Esa si que es prueba Gabriela,la de tu mamá. Claro que no creo que haya visto las noticias por el canal de la competencia, jajaja.

esteban lob dijo...


Creo, Elvira, que Robles habría necesitado muy poca ayuda del VAR. Nunca más vi a un árbitro de tanta agilidad y capacidad física.

Retribuyo abrazo y los deseos para un buen fin de semana.

Tais Luso dijo...

rsrsrs "Você não corre durante o jogo, será a sua vez de correr assim que acabar", você deve ter muitas histórias interessantes, hilárias pra contar e saudades de muitas coisas, Esteban!
São essas coisas boas que fazem sentido em nossas vidas. Encarar tudo com muito bom humor, algumas com muita paciência, sim, porque no futebol nem tudo são flores...
Beijo, querido amigo, um bom fim de semana!

Mari-Pi-R dijo...

Me imagino que son buenos recuerdos vividos de una gran persona, que tengas un feliz fin de semana.

Anónimo dijo...

ESTEBAN: SIMPATICO RECUERDO DE LA ANECDOTA DEL SR. ROBLES Y TAMBIEN LINDOS RECUERDOS, PARA UNA SRA. MADURA, DE AQUEL CAMPEONATO, SALUDOS MICHY

esteban lob dijo...

Muchas gracias Tais. Me alegro que te guste la, para mi, inolvidable anécdota que me enlaza con mis años mozos.Yo creo que efectivamente Robles corría en cada partido una enormidad, más que los mismos jugadores.

Un beso y que tengas también un feliz fin de semana.

esteban lob dijo...

Gracias Mari.
también para ti.

esteban lob dijo...

Ni lo diga señora Michy. A esta altura de la vida, creo que estamos tan maduros que ya nos caemos del árbol.

Saludos.

Pedro Luso dijo...

Amigo Esteban, todos os louvores ao árbitro Carlos Robles, tendo em vista a sua descrição sobre a atuação dele. Sabemos, os torcedores de futebol, que o árbitro é sempre o menos brilhante numa partida, o que acho injusto. De minha parte o árbitro sempre foi uma peça do futebol que sempre teve e tem o meu respeito. Lembro-me de um dia, há muitos anos, quando meu filho, ainda menino, pediu-me que apitasse um jogo de futebol que seria iniciado, com a ausência de um árbitro.
Amigo Esteban, tão logo o jogo foi iniciado pude sentir a pressão enorme sofrida pelo árbitro, os meninos gritavam todos os impropério possíveis contra mim quando deixava de apitar uma falta ou quando apontava uma falta que não houve. Daquele dia em diante passei a ver com mais respeito a atuação dos árbitros de futebol. Eles também são heróis das partidas de futebol.
Parabéns pela excelente crônica.
Grande abraço e um bom domingo.
Pedro

esteban lob dijo...

Muchas gracias, apreciado amigo Pedro.

El mal ambiente general que rodea los arbitrajes en todo el mundo, porque nunca "todos" los aficionados estarán conformes con sus cometidos, se pudo notar en el minuto de silencio que fue solicitado en las canchas del fútbol profesional chileno en la pasada fecha.

No obstante que la muerte alcanzó a un juez notable, pero que las nuevas generaciones no conocieron, esos homenajes no fueron respetados por los hinchas, que durante su ejecución silbaban y gritaban improperios, seguramente por el solo hecho que Robles fue árbitro.

Creo que, en verdad, mientras parte del público sea intolerante e intransigente, nunca más se podrá pedir algún minuto de silencio en las canchas, cuando el fallecido haya sido árbitro.

Retribuyo abrazo y te deseo una excelente nueva semana.

Manuel dijo...

Entrañables y bonitos recuerdos, tanto de Robles como tuyos.
Ha sido un placer leer tu "Excelente" artículo. De hecho, lo he leído dos veces para disfrutar de tus letras.
Un abrazo, Esteban.

esteban lob dijo...

¡Vaya, estimado Manuel!
A cualquiera lo halaga el hecho que lo lean dos veces.Te lo agradezco, lo mismo que tus amables conceptos.

Retribuyo abrazo.

Ricardo Tribin dijo...

Justo y merecido homenaje para este excelente árbitro.

Abrazo grande, muy querido Esteban.

esteban lob dijo...

Lo retribuyo, Ricardo. Que tengas una buena nueva semana.

CarlosMxAx dijo...

lindos recuerdos, ya quisiera poder tener la mitad de su vivencia... en el futuro

saludos!

esteban lob dijo...

Es verdad, Carlos. Son recuerdos que se atesoran.

Ya tendrás tus propias vivencias. En cualquier actividad, al llegar a las llamadas "edades avanzadas" se habrá acumulado muchas experiencias.

Saludos.

Ana Mª Ferrin dijo...

Ese día bien hubiera podido ser "Don" Carlos el mejor comentarista del partido.

Por cierto, curiosa profesión la de ese caballero que tan bien recuerdas. Nunca conocí a un niño que al preguntarle que le gustaría ser de mayor, respondiera: Arbitro
Saludos.

Austral dijo...

Saludos, Esteban. Estoy de acuerdo, fui testigo del prestigio de ese árbitro, al menos como auditor radial.
Ya que este es un blog de grandes recuerdos, aprovecho de rememorar un antiguo encuentro personal con el móvil del programa "La Lotería Musical de Minería", allá por 1970.
Saludos, otra vez, y que sean muchos años más.

Julio

Ricardo Tribin dijo...

Muy querido maestro y amigo.

Te paso a visitar de nuevo, con el aprecio de siempre.

Fortísimo abrazo!!!!!!!!

Boris Estebitan dijo...

Que gran recuerdo estar con ese estupendo árbitro y lo felicito por haber cubierto finales de Copa América y con lo que representa el clásico sudamericano (Argentina vs Brasil)

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Hacen falta en la actualidad muchos como él, fiel ejemplo de bien hacer y honestidad en su labor. Una anécdota muy entrañable la que relatas en tu entrada.

Abrazos.

esteban lob dijo...

No lo había pensado, Ana María, pero ciertamente es difícil que algún niño diga que cuando grande querría ser árbitro... menos de fútbol.

Un beso.

esteban lob dijo...

¡Bienvenido Austral!
Me haces recordar con agrado y nostalgia la época de los móviles de las radios en las calles, con concursos y premios.Fueron lindos tiempos para mi.

Saludos.

esteban lob dijo...

Gracias tocayo.
Como aficionado al fútbol que eres, debes imaginar lo que significaban esas vivencias para un "botija", según dicen los uruguayos, de apenas 23 años de edad.

esteban lob dijo...

Exactamente Rafael. Eran tiempos en que incluso a nivel chileno, sobresalían en el fútbol jueces de gran categoría simultáneamente. Diría que es una actividad en que mirando nuestro actual panorama referil estamos al debe y en que claramente "todo tiempo pasado fue mejor".

Abrazo.