jueves, agosto 30, 2018

Nombres propios...muy "impropios"

Resultado de imagen para Disneylandia
Esta es una imagen de Disneylandia. Cuesta imaginar que algún ser humano se llame igual.

Veo una crónica periodística que da cuenta de nombres  asombrosos y destemplados inscritos en la República Dominicana. Viene con imágenes de cédulas de identidad de los protagonistas, pero tras haber pensado incluirlas en este artículo me abstuve, por respeto a "las víctimas".
Tampoco daré los apellidos de aquellos infortunados, destinados por sus padres o por quienes  decidieron someterlos, a que su desgracia dure de por vida.

En varias oportunidades he escrito sobre lo que me parece aberrante. Llegar al mundo conlleva junto con la posibilidad de vivir grandes alegrías, la de pasar inexorablemente por situaciones complicadas. Entonces, dije antes  y ahora lo repito, ¿para qué atormentar, más encima, con nombres absurdos a los recién nacidos?

Constantemente leo en blogs amigos, referencias a nombres propios, que en realidad son "impropios".
Hoy aporto mi grano de arena al asombro general que produce el saber que en la bella tierra donde los paraísos turísticos encantan a gente de todo el mundo, viven en diferentes edades personas que se llamen así:
MERICRISMA, DISNEY LANDIA DE JESÚS, JAMES BOND CERO CERO SIETE, SUZUKY JARLEY y el más patético: HAPYBERDEY TUYÚ.

¿Se imaginan a la hora del anochecer cuando pequeños y sus mamás los llamaban a  volver a casa? "MERICRISMA, no te demores" , o bien  "HAPYBERDEY TUYÚ, ven a cenar". 

Al menos Hapiberdey tiene una linda canción, desde hace mucho.



24 comentarios:

Gabriela dijo...

Ahí van esas pobres víctimas del "ingenio" de sus padres. Como por acá hay personas que llevan nombre y apellidos (y hasta los dos apellidos, en algunos casos) de políticos nada populares ni queridos. ¿Qué ganas tienen algunos de complicarles la vida a sus hijos con su retorcida genialidad?

esteban lob dijo...

¡Vaya Gabriela!
Imaginando alguno de esos apellidos, pienso que puede ser peor para "las víctimas" que llamarse Hapiberdey.

Elvira Carvalho dijo...

É verdade amigo. Aqui antigamente era pior. Existia com cada nome. A avó do meu marido chamava-se Benvinda. Não é que seja um nome feio, e ainda se usa. O estranho é que ela era apenas Benvinda sem qualquer sobrenome mais. E minha mãe se chamava Gravelina, um nome que toda a gente achava arrevesado e tinham dificuldade em pronunciá-lo.
A propósito de nos registos os funcionários não saberem escrever certos nomes, conta-se uma história engraçada. Os alentejanos têm um linguajar muito estranho, é quase como se falassem um português arcaico. Ora eles em vez de dizerem pôr, dizem prante.
Ora conta-se que um dia foi o alentejano registar a filha recém nascida. O funcionário perguntou-lhe que nome ia dar à menina.
E ele respondeu Prante-lhe Aana
E o funcionário escreveu Prantelhana.
Um abraço

esteban lob dijo...

Muy divertido, Elvira. Aquí también hay muchísimas anécdotas similares, de nombres equivocados que los afectados tuvieron que utilizar de por vida.

Retribuyo abrazo, amiga, cuando en Santiago ya cae la noche.

Mari-Pi-R dijo...

Estoy de acuerdo contigo, los padres ponen nombres sin sentido, también hay que decir que antiguamente nos ponían más de uno de ellos, tampoco era practico, también se ha perdido poner los nombres de los santos, en fin creo que lo mejor sería que se pusiese un nombre con sentido propio y que se llamasen al pequeño con un diminutivo o con el nombre que les viniese a gusto, así complicarían menos a los hijos en la edad mayor.
Un abrazo.

esteban lob dijo...

Pero al menos aquí en Chile, Mari, ha regresado en parte la fórmula de los nombres antiguos, aunque los más tradicionales en muchas familias, de modo que no es extraño ver o saber de "guaguas" (así les decimos a los bebés), que se llamen Matilde, Adelaida, Camilo, Rigoberto, etc.
Comparto tus aprensiones.

Abrazo.

Boris Estebitan dijo...

Muy cierto, en Ecuador también tenemos de esos nombres :)

esteban lob dijo...

Nadie está libre, estimado tocayo.

Saludos.

Ricardo Tribin dijo...

Buenísimo , mi muy querido amigo Esteba,

Si...hay nombres increíbles.

Mi padre un día atendió en su consultorio a un nino llamado " John Fitzgerald Kennedy Pataquiva"

Abrazo grande , cerca de Disney World en Florida.

esteban lob dijo...

¡Pooobreee niño, Ricardo!

Retribuyo abrazo, solamente cerca de nuestro Fantasilandia. ¡Algo es algo!

Trini Altea dijo...

Hay nombre que los padres al elegirlos .......

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Aunque parezca mentira, Esteban, estas cosas suceden. Por aquí hubo un hincha furibundo del fútbol que le puso a su hijo "Deportivo Independiente Medellin" en alusión a uno de los equipos de esa ciudad.

Un abrazo.

esteban lob dijo...

¡Qué terrible, Rafael!

¿Nadie protegió los "Derechos Humanos" de la pobre criatura?

Imagino que de pura rebeldía, el pobre ya algo mayor debe haberse hecho hincha de Deportivo Cali o de Millonarios.

Abrazo.

esteban lob dijo...

¡Bienvenida Trini!

Es cierto lo que pones. Además, el caso expuesto por Rafael al pie de tu comentario, es una demostración más que elocuente de lo que dices.

Saludos.

Felipe Tajafuerte dijo...

Si es que Herodes se equivocó. A quien debiera de matar era a los padres, no a los niños. Un saludo.

esteban lob dijo...

jajaja, muy buena Felipe.
Ya llegará el tiempo en que el Registro Civil en cada país, contará con algún sistema de inteligencia artificial que pueda medir como no se arruina la vida futura de los bebés, debido a que los funcionarios humanos aceptan cualquier mamarracho.

Saludos.

RosaMaría dijo...

jajaja... Muy bueno Esteban... desconocía esto que desde luego raya la locura, en fin, que hay de todo en la viña del señor. Un abrazo grandote.

esteban lob dijo...

Así es RosaMaría. Pero que en esa viña quepa incluso Hapyberdey tuyú rompe toda capacidad de asombro, sintiéndolo por la persona afectada.

Ernesto. dijo...

Es el absurdo, constante, no de una sociedad de pocos valores, que puede que también, sino la decisión de unos padres descerebardos imponiendo "torturas futuras" a sus hijos.

Buena reflexión Esteban.

Abrazo.

Ana Mª Ferrin dijo...

Hace bastantes años un empleado de Estadística de Barcelona me dijo que estaba permitido inscribir cualquier nombre, ya fuese religioso o de cualquier cosa. Sólo se prohibía lo que a juicio del funcionario fuese ofensivo para el portador. Debí poner cara de incredulidad, ya que, ¿a qué padre se le ocurriría cargar a un hijo con un nombre infame?
Entonces comentó que él mismo había vetado bastantes, porque por imposible que nos parezca, hay gente capaz de eso. Y sacando un bloc del bolsillo interior de la chaqueta empezó a leer un listado de los que ahora recuerdo unos pocos: Desgraciao, Miserable, Feo, Patizambo, Anno (con dos enes), etc.
Tuve que darle la razón.

esteban lob dijo...

¡Escalofriante, Ana María! ¡Terrorífico!

No encuentro palabras para definir los nombres que les pensaban poner a esos niños, que se salvaron de una buena.
Ellos sí, los inventores de aquellos atentados contra la dignidad humana, tenían méritos de sobra para ser considerados desgraciaos, miserables, feos, patizambos y sin duda "annos"!!!!

esteban lob dijo...

Y para colmo, Ernesto, no existen por lo que se observa, elementos de defensa suficientes para proteger a las indefensas criaturas de esas "futuras torturas".

Saludos.

CarlosMxAx dijo...

y los nombres que suenan a rima, en el cual el nombre y apellidos son similares, por ejemplo:
Enrique Henriquez
Rodrigo Rodriguez
Ximena Jimenez

y así hay varios...

saludos!

esteban lob dijo...

Es cierto, Carlos. En todo caso no menoscaba, creo, llamarse por ejemplo Fernando Fernández, al contrario de Hapyberday tuyú.

Saludos.