sábado, abril 28, 2018

La psicología en el siglo XXI

Resultado de imagen para psicólogos

Publicado por primera vez en

MIÉRCOLES, DICIEMBRE 05, 2007


De Freud a Rominita


Se dice que los psiquiatras son especialistas de la mente y los psicólogos analistas del alma. Los primeros son médicos, mientras que los segundos corresponden a una categoría de profesionales de notable auge en las décadas recientes, que corren por caminos paralelos.

Mi amiga bloguera Rominita Chii dio la buena nueva en su blog.
Ella se acaba de titular de psicóloga. Todo honor y toda gloria para Rominita. Junto con felicitarla en su página, me permití manifestar ciertas aprensiones personales por el ejercicio de la psicología y sus consecuencias en los restantes mortales, cosa que nada tiene que ver con la legitimidad de su logro personal.

Fue más bien por asociación de ideas que llegué a la comparación acerca de la forma en que antiguamente accedíamos a un puesto de trabajo y cómo se llega a él, en nuestros días. Actualmente, como dice la propia Rominita en su respuesta a mi comentario, no hay lugar de trabajo donde no esté sentado un colega de ella, para evaluar a los aspirantes a diferentes cargos.
Y pasar por esa prueba, resulta vital, incluso por sobre otros parámetros, para medir capacidades.

En este punto yo manifiesto mi resignación por el hecho de haber postulado a todos los cargos que he ejercido en mi vida, antes del advenimiento de los especialistas en este tema, porque no tengo dudas que si hubiera tenido que resolver rápidamente si mi preferencia era por un elefante o por una pulga o a cual animal prefería entre el perro, el gato, el león o el rinoceronte, yo hubiera dado la respuesta equivocada, en vista de lo cual cada uno de esos trabajos no habría sido mío.

Cierta vez, debido a padecer de tendinítis en el brazo derecho y dado que no mejoraban los síntomas, recurrí al Centro Contra el Dolor del Hospital J.J. Aguirre. Allí un grupo multidisciplinario vio mi caso con gran esmero. Finalmente desapareció la tendinítis, pero entre los profesionales que me atendieron había una psicóloga quién quería asegurarse que el problema no era imaginario u obra de algún trastorno nervioso. Me hizo cerrar los ojos y me dijo que eligiera cualquier color. Me decidí por el naranja. Entonces me pidió que dado el factor positivo que ese color ejercía en mí, siguiera haciendo ese ejercicio en mi casa, asociándolo con la paulatina disminución de mis dolores.

Muy desconfiado de las bondades del sistema, la verdad es que no tuve paciencia ni fe para insistir en la fórmula, pero me curé igual, según mi teoría gracias a los medicamentos que me recetó la anestesista, también parte integrante de ese equipo de amplio espectro.

De modo que junto con celebrar la conquista de su título por parte de Rominita, me declaro acá muy dubitativo acerca de los verdaderos beneficios que hayan traído al mundo las acciones de los psicólogos, dejando en claro que es una opinión muy personal, susceptible de ser despedazada por ustedes, estimados lectores.
Pero no tengo dudas, que la psicología llegó para quedarse y que el mundo actual y futuro ya es y seguirá siendo de los que ejercen esa actividad.

Nota escrita ahora, en abril de 2018:

Han pasado casi 11 años desde  la publicación de este post, en los albores de este blog. Salvo mis comentaristas de entonces que "sobreviven" como tales y que se pueden contar con los dedos de una sola mano, Rominita y decenas más  se han perdido al paso de los tiempos, llegando otros  en el marco de la rueda eterna que da vida a todo lo que emprendemos. Tengo el mayor respeto por la psicología, pero sigo pensando que si en mi época de aspirante a puestos de trabajo yo hubiera dependido del tipo de pruebas comunes hoy,  no me habría ido bien. ¡Menos mal que ya tengo 82 ¿otoños? y pienso que no deberé someterme a ese tipo de indagaciones en lo que me resta de existencia.


41 comentarios:

Ana Mª Ferrin dijo...

Con dolor de mi corazón tengo que contradecirte. Vamos a ver, Esteban.
La psicóloga tiene razón, ¿cómo puedes ir por el mundo sin hacerte un test en cada esquina? Y seguro que cuando niño tampoco te los hicieron. Así va el periodismo.
¿Es que imaginas que todos los blogueros son tan analógicos como tú, que atiendes los comentarios sin someter a sus autores a un test psicológico? Así va el mundo…

Gabriela dijo...

Al leer entradas antiguas del blog, encuentro nombres de antes habituales comentaristas que ahora brillan por su ausencia. A la vez, veo nombres nuevos. Cada comentario es una voz de aliento en el blog, por eso agradezco tu siempre constante presencia por esta bitácora virtual.

Carol, Lur, o llámame algo bonito xD dijo...

Hola Esteban!, yo soy de las antiguas comentaristas, y volví por algo que tiene que ver doblemente con mi padre. Por su despedida, que acabo de publicar en el blog, y porque de algún modo te asocio con él en este medio bloguero: me aficioné en parte a tu blog por la mayor de las aficiones que tenéis en común, el futbol y otra propia (las historias y anécdotas personales) que en tu blog se combinan.

Desgraciadamente falleció en Enero, pero ¿sabes cómo fueron sus últimos momentos? Disfrutando del futbol y celebrando que su equipo iba ganando, no es un mal final, aunque está siendo un duro tránsito perderlo. Escribir siempre me hizo bien y coleccionaba mis pequeños escritos, así que sirva este medio también para homenajearlo.

Casualidad en esta actualizada entrada tuya, hablas del área que es mi profesión. Bueno en realidad, la psicología comporta muchas áreas distintas: en todas las que se desarrollan relaciones humanas. No sé si está escrito todo al cien por cien en serio, o hay algo de chanza en ello :-) , pero como se suele decir "de todo hay en la viña del señor" y en mi profesión, pues también. Yo misma tiendo a hacerme cruces a veces con ciertas modas, como el boom que hay ahora con la "neurociencia" y que se digan muchas insensateces en su nombre. Hay que cribar. Capítulo aparte las experiencias que cada uno pueda tener con profesionales de dudosa ética, ciencia, o ambas combinadas.

En cualquier caso, en el ámbito sanitario, creo que son (somos) más que necesarios para acompañar a las personas en procesos que comportan mucho sufrimiento humano, como apoyo, como expertos en algunas dolencias (enfermedades neurodegenerativas por ejemplo), y sobre todo como sostén cuando las redes comunitarias están como están en muchos casos: debilitadas o inexistentes, y hay mucha, pero mucha soledad.

En mi caso particular, compañeros de profesión me ayudaron en momentos difíciles. Y ahora yo también ayudo a otros ( cuidadores de enfermos de Alzheimer, y personas con alzhéimer y otras demencias, sobre todo). Y no descarto acudir a alguno de nuevo, si algún día preciso de ello.

Entiendo de todos modos, que tiene que haber críticas constructivas en cada ámbito y con prácticas profesionales concretas, y también en cada corrientes psicológica.

Un abrazo psicoplático!

Carol

P.D. Me encantan los chistes gráficos sobre psicólogos como el que publicaste, estoy suscrita a un grupo de esa temática en facebook y la verdad es que es muy divertido!.
Te dejo por ejemplo este esquech con Faemino y Cansado que recrean una consulta psicoterapétutica (con psiquiatra):

https://www.youtube.com/watch?v=U4boixBxUlg

Y uno por escrito:

Psicólogo a su paciente:
- Muy bien, el próximo día podríamos comenzar ya a trabajar con el insconsciente, ¿qué le parece?.
- Ay no!, al pendejo de mi marido no creo que lo convenza para venir doctor.




Carol, Lur, o llámame algo bonito xD dijo...

Y ya que estamos, me topé con otro vídeo que colgué hace tiempo que me parece más logrado, aunque con el humor nunca se sabe: https://www.youtube.com/watch?v=AiRLJ8Spnrk

Estará bien sacarte alguna sonrisa, ¡salud!

;-)

Elvira Carvalho dijo...

O tema deste post é quente Esteban.
Tenho algumas amigas cuja profissão foi a psicologia. Digo foi porque todas elas já estão reformadas. Uma delas é minha professora de poesia e partilha de saberes, na Universidade Sénior que frequento. Mas ao longo da vida, a únicas vezes que recorri aos serviços de uma psicóloga foi por causa do meu filho e do seu comportamento escolar. Não resolveu nada. Quem o tratou foi um psiquiatra. Fez tratamento durante 9 anos. Hoje tem quase 38 anos, é casado tem uma filha linda e uma vida normal e feliz. Ele andou com uma psicóloga dos 6 aos 9 anos, e fez consultas e tratamento com um psiquiatra dos 9 aos 18. Posto isto, a minha opinião sobre os psicólogos não é grande coisa como deve compreender, mas desejo à Rominita muito sucesso na sua carreira.
Abraço e bom Domingo.


Amanhã há festa no Sexta

Reflexos Espelhando Espalhando Amig dijo...

Steban
Eu creio piamente que
os seres precisam de apoios e de
auxilio.
Os profissionais de cada area
existem para o efeito de ajuda a cada um.

Bjins
CatiahoAlc.

Mari-Pi-R dijo...

No he tenido nunca que recurrir a un psiquiatra ni psicólogo, te puedo decir que soy de tu misma escuela, pero conozco a personas que los utilizan y les va bien, el creer en ellos ya es un buen comienzo para curar.
Un feliz domingo.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Concuerdo contigo, Esteban, en mi época no me sometieron a esos trotes para acceder al trabajo, quién sabe cómo me hubiera ido. Ahora tengo un yerno psicólogo que me analiza a cada rato para asegurarse de que todo vaya bien.

Un abrazo.

Manuel dijo...

No lo entiendo valorando a un trabajador, así como para una tendiniti, pero creo que en otras, si le sirve de mucho sus estudios, por ejemplo: a una de mis hijas, que tiene dos carreras, la psicología -según me cuenta ella- en sus trabajos en la cárcel y en un piso tutelado de adolescentes con problemas, cuando les hace las pregunta adecuadas, sus respuestas, le ayuda a entenderlos mejor, para después poderlos ayudar adecuadamente.
Yo gracias a Dios, jamás necesité de ellos.
Un fuerte abrazo.

Ricardo Tribin dijo...

Buenísimo, mi querido Esteban.

Tu anécdota gráfica me acuerda del caballero que estuvo donde el siquiatra y le dijo : Doctor, siento sentimientos de poquedad.

Este le respondió, no hombre, lo que pasa es que Usted es poquito.

Un abrazo Miamense.

esteban lob dijo...

Jaja, eres muy fina e irónica a la vez, Ana María, para exponer tus puntos.En verdad así va el mundo. Lo lamentable(o afortunado) es que no nos podemos bajar de él.

esteban lob dijo...

Digo exactamente igual, Gabriela, en relación a mi propio blog. Por tanto con el mismo agradecimiento soy yo el que celebra tu fidelidad por tantos años, lo que no significa objeción alguna a quienes se han ido, porque hay mil causas que explican ausencias.

esteban lob dijo...

Amiga Lur:
¡Qué grato es saber nuevamente de ti!

Efectivamente eres comentarista de Esteban Blog "de la vieja guardia" en el mejor sentido de la palabra.

Agradezco tu gentileza al enviarme ese compendio de referencias a tu destacada profesión, al margen de que yo en uno de sus aspectos (uno solo) mencioné reparos, que por cierto ni siquiera me hace cuestionarme la convicción de que la psiquiatría es multitudinaria a estas alturas en todo el mundo y que ustedes son un ejército imbatible y necesario.

Por más que Esteban Lob refunfuñe por experiencias personales y por temores tal vez imaginarios acerca de lo que pasaría si en nuestros días yo tuviera que dar un test ante algún especialista para conseguir un trabajo.

Te mando un fuerte abrazo.

esteban lob dijo...

PD Lur:
Por supuesto que me sacaste más de UNA sonrisa.

esteban lob dijo...

Muy interesante la experiencia que cuentas, apreciada Elvira. Me alegro que ese niño de antaño con problemas, sea hoy un hijo tuyo que te llena de felicidad y que prolongue tu descendencia con una chica que seguramente te hace una abuela muy feliz.

Abrazo.

esteban lob dijo...

Eso es efectivo Mari-Pi-R. Quién visita a un especialista convencido plenamente de sus bondades, tiene ya gran parte del camino recorrido con éxito.

Un beso.

esteban lob dijo...

Vaya qué cosa, Rafael. ¿Y cómo te sientes analizado constantemente por tu yerno psicólogo?
Imagino que a estas alturas ya debe ser rutina. sin prejuicios y sin nerviosismo.

esteban lob dijo...

Hola Reflexos:
Estoy de acuerdo contigo. La psiquiatría abarca múltiples aspectos y yo solamente expuse sentimientos de duda personal en una de sus facetas.

Besos.

esteban lob dijo...

Ya lo creo, Manuel, que es meritorio lo que hace tu hija psiquiatra.Máxime si además de esa profesión tiene otra. Felicito a los dos.

Retribuyo abrazo.

esteban lob dijo...

Jajaja Ricardo. Te retribuyo el abrazo miamense, retribuyo con uno santiaguino de tu país de infancia y celebro tu chiste.

Marcos dijo...

Al parecer son una necesidad, aunque particularmente pienso que llenan un vacío de falta de comunicación. Antes primaba el confesor ahora el psicólogo, porque precisamos contar nuestros problemas a alguien, y la sociedad no escucha.

esteban lob dijo...

Interesante y convincente análisis, Marcos.
Sobre todo porque da la impresión que muchos confesores deberían más bien ellos mismos confesarse, a la luz de situaciones generadas aquí en Chile, al menos, y que por estos días son vistas inclusive por el Papa.

Tais Luso dijo...

Esteban, a experiência pelo qual passou sua amiga blogueira não deixa de ser importante para quem quiser tirar algum benefício das experiências pelas quais ela passou. Concordo com você amigo Esteban, que a psiquiatria corre em paralelo com a psicologia, uma vez que os respectivos profissionais podem exercer a psicoterapia. Por outro lado também não posso tirar razão da blogueira quando diz que muitas vezes a experiência pessoal pode estar acima do que determina a psicologia.
Um beijo, querido amigo! Bom domingo.

esteban lob dijo...

Gracias amiga Tais por tu comentario. Son, sin duda, la psicología y la psiquiatría profesiones complementarias. Claramente, como dices, ambas convergen en la psicoterapia.

Te envío mi aprecio desde esta otoñal tarde santiaguina.

Ricardo Tribin dijo...

Mi querido Esteban.

82 otoños , muy bien teñidos.

Abrazo fraternal

Ricardo Tribin dijo...

Perdón , quise decir 82 otoños muy bien TENIDOS.

Ah!!, estos correctores de las tabletas.

esteban lob dijo...

Jajaja, Ricardo. No te preocupes, porque mis pocos pelos nunca los he teñido y jamás lo haré.
Te agradezco en todo caso el piropo, amigo.

Marcos dijo...

Mi novedad es que el Valencia FC ha entrado en Champions.

esteban lob dijo...

A nadie le falta Dios, Marcos.

Pedro Luso dijo...

Amigo Esteban nesta excelente crônica vemos o andar paralelo entre a psiquiatria e a psicologia, com as diferenças que lhe são próprias.
Isso pude ver nas aulas de Medicina Forense. Aprendi que em muitos casos clínicos psiquiatras e psicólogos encontram soluções em trabalho que exige os dois especialistas.
Uma excelente semana, caro Esteban.
Um grande abraço.
Pedro

esteban lob dijo...

Amigo Pedro,sin duda que ese paso por Medicina Forense en tiempos de tu aprendizaje de la profesión de abogado fue muy aleccionadora en lo humano y en lo técnico.
Mi esposa, que como tú también ejerce las leyes, muchas veces me ha comentado sobre su propia experiencia en la materia.
Deseo también que tengas una muy buena semana en lo profesional y familiar.

Retribuyo abrazo desde un Santiago muy cambiante de clima y con mucha gente agripada.

Rud dijo...

Mi muy estimado Esteban
Eres genial con tus anécdotas; no te preocupes que yo tampoco les creo a los psicólogos, ni a los médicos, ni a los cur..., etc.
En la actualidad, muchas empresas están optando por averiguar qué escriben los aspirantes en las redes sociales; al menos es lo que han comenzado a realizar en los EU. Hay gente muy hábil para parecer angelical, pero dentro podría existir un ser muy conflictivo. Por esa razón sería bueno examinarlos cuando escriben en un Chat o en facebook y otros. Afortunadamente me he cuidado de no caer en esas redes.
En tu encantador escrito pones de manifiesto lo absurdo de ciertas preguntas que realizan los examinadores; el mundo ha cambiado mucho; pero algunos tienen que ganarse de alguna manera el sustento. Me dejé ir.
Cordiales saludos, un abrazo

esteban lob dijo...

Ay,ay,ay apreciada Rud.¿A quién les crees entonces...a los políticos?

Es terrible cuando quienes ostentan posiciones tan destacadas como las que mencionas y otras, nos decepcionan. Para qué decir personas como aquellas que nos rodean en la llamada "blogósfera" y que pudieran ser tan despiadadamente calculadoras.

Me quedo con la convicción de que en estos 12 años de bloguero, estoy rodeado en este blog, de amistad sincera y cariño verdadero.Presiento que no me equivoco.Vaya que tengo suerte.

Abrazo chileno.

Manuela Fernández dijo...

Yo pienso lo mismo que tú, es más, yo que todo lo analizo me pregunto si todo aquél que elija un determinado color entre varios (ejemplo) respondemos a una misma manera de ser o peor, nos asignan un mismo diagnóstico. Yo creo que las personas somos lo suficientemnte complejas que no se nos puede conocer a través de un simple examen con respuestas alternativas. Saludos.

esteban lob dijo...

Efectivamente los humanos, Manuela, somos muy complejos. Tal vez me hubiera bastado creer que pensando en color naranja yo era feliz.

Saludos santiaguinos.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Hola, Esteban, cordial saludo y buen fin de semana.

Un abrazo.

esteban lob dijo...

Lo retribuyo Rafael y me preparo para hinchar por Colombia muy luego.

Ricardo Tribin dijo...

Mi querido Esteban :

Creo mucho en la Terapia Racional Emotiva que uno puede aplicar en sí mismo.

Te dejo mi abrazo fraterno

Teobaldo Mercado dijo...

Mmm... No sé, yo en parte las "entrevistas psicológicas" las veo como un requisito más de tantos que ahora ponen para trabajar. Falta poco para que pidan muestras de sangre, orina, lágrimas y alguna otra secreción corporal para hacerle un "análisis", no sea cosa que uno tenga una enfermedad hereditaria que dentro de 3 o 4 generaciones más se haga patente y eso no sea compatible con las "normas de la empresa". Postulé a un trabajo en que me exigían prueba psicológica (preguntas y dibujos) y entrevista personal; éramos 3 los que postulábamos a un puesto para ordenar documentos durante dos días (¡plop!).

Lo que me parece raro es que hoy en día la gente desde los 6 años está metida con profesionales de la mente. Obviamente pasa algo muy malo con la psiquis de las personas. Y, lamento decirlo, en lo personal he conocido un par de dichos profesionales que no salvaban a nadie (y que por supuesto no los representan a todos).

Saludos.

esteban lob dijo...

Jajaja Teobaldo. Me hizo gracia lo del pedido posible de muestras de lágrimas. ¡Temo que luego lleguemos a eso!
Suscribo cada una de tus opiniones.

esteban lob dijo...

Buenos días Ricardo:

Me impulsaste a darme un baño matinal de cultura e interiorizarme vía Goggle de la TERAPIA RACIONAL EMOTIVA. No me arrepiento.

Retribuyo abrazo