martes, junio 07, 2016

Fútbol chileno, vivo pero dañado

Santa Clara Location Map
En Santa Clara, California, jugaron Argentina y Chile por la Copa América Centenario


Claro, estamos vivos en la Copa América. Si el fútbol chileno consigue más puntos que Panamá y Bolivia en su grupo, clasificará para la próxima fase, pero tras perder ante Argentina como nos acontece históricamente salvo excepciones, nuestros humos de grandeza quedaron muy averiados.

Los nuestros son el cuadro de más edad promedio entre los equipos participantes de todos los grupos. Es la llamada generación dorada, con futbolistas que juegan incluso algunos en los principales elencos del mundo. Pero no solamente existe el fundado temor que tras los Sánchez, Vidal, Bravo y compañía se produzca un vacío tal como pasó en el tenis, en que tras los Ríos, Massú y González no había nada. En el deporte más popular, a este "team" le queda la misión de clasificar al Mundial Rusia 2018 y solamente con el autobombo no nos bastará.

Mientras jugadores como Gonzalo Jara digan muy sueltos de cuerpo que "no veo fútbol ni en la tele ni en los estadios, salvo cuando juego"estamos mal y mientras otros como Arturo Vidal proclamen que "le vamos a ganar a Argentina y los demás nos temerán como corresponde", estamos pésimo, porque sus precipitadas palabras podrían ser interpretadas también al revés, algo así como  "si perdemos con Argentina, los demás nos faltarán el respeto".

Argentina en Santa Clara aún sin Messi fuera por lesión, nos pasó por arriba. Salvo destellos magistrales de Alexis Sánchez que no puede en soledad, la selección nacional fue dominada casi en todo el partido. Nuestros habitualmente baluartes como Vidal y Medel se ofuscaron en demasía y se ganaron tarjetas amarillas por niñerías.

Aunque a Argentina le costó convertir, ya en los albores del segundo tiempo Di María batió a Bravo con un tiro "al palo del arquero" y luego como si fuera un video, Banega volvió a marcar para los trasandinos, también con un lanzamiento al llamado "palo del arquero". En ambos casos Chile perdió la pelota en el medio y la pagamos caro.

Cuando el partido terminaba, José Pedro Fuenzalida quién venía de la banca, sorprendió al portero rival Romero con un impensado cabezazo y disimuló el resultado con un 1-2 engañoso.

Nuestro técnico Juan Antonio Pizzi privilegió la experiencia por  sobre la savia nueva, colocando como titulares a los Jara y los Vargas,  por sobre los Roco y los Puch, que tan bien anduvieron en amistosos previos (que también perdimos). La apuesta, pese a su legitimidad, no funcionó.

Chile debería (ojo "debería", lo que no garantiza nada), clasificar tras Argentina por sobre panameños y bolivianos y después tal vez volver a su nivel en el resto del torneo, ya por eliminación directa, pero con miras a las luchas por asistir a Rusia, que seguirán en septiembre, se ha levantado un gran manto de dudas.

17 comentarios:

Ricardo Tribin dijo...

Animo, mi muy querido amigo Esteban.

Aun hay tiempo.

Chi Chi Le Le Viva Chileeee!!!

Un gran abrazo.

esteban lob dijo...

Me encanta tu apoyo Ricardo, aprendido seguramente durante tu infancia en Chile.
Retribuyo abrazo.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Hola, Esteban.

No soy un experto en el tema, pero yo vi a Chile algo desdibujado en el terreno, no se notaba su altiva presencia de otros partidos y, aunque Argentina tampoco brilló mucho, consiguió el triunfo que es lo importante en este tipo de torneos.

Un abrazo

esteban lob dijo...

Es cierto Rafael.

Nada tuvo que ver el equipo de ayer de Chile, impreciso, dubitativo, con graves errores de salida que posibilitaron los dos goles argentinos, con el que veíamos hasta hace poco.

(Muy bien Colombia ante EE.UU. No sé que alegaba Klinsmann en conferencia de prensa contra el árbitro por el cobro del penal, que fue con brazo absolutamente extendido. Por lo demás igual estaba ganando tu país).

Abrazo.

Marcos dijo...

Que tengais suerte, hasta la final todo puede pasar.

esteban lob dijo...

Es verdad, Marcos. Pero aparte de buscar ganar, no es agradable ir perdiendo características que nos destacaban.

Elvira Carvalho dijo...

Vi o jogo até quase ao fim. Não vi o final e por isso não sabia que o Chile tinha marcado um golo. Sinceramente não gostei do Chile. Muito diferente daquele outro Chile que eu vi no
Mundial.
Um abraço

esteban lob dijo...

Efectivamente Elvira. No tiene nada que ver ni con como jugó Chile el Mundial, ni tampoco la Copa América 2015.

Una pregunta: El partido Argentina - Chile se jugó a las 4 de la madrugada, hora portuguesa. ¿Lo viste en directo?

Abrazo austral.

Gabriela dijo...

Perú debutó con victoria con Haití. Mañana juega con Ecuador. Espero que ese primer triunfo no los obnubile ni les haga creer que ya son campeones de Rusia 2018 y de Qatar 2022... sí, así son.

esteban lob dijo...

Esa película, Gabriela, me parece haberla visto entre nosotros, sobre todo a nivel de hinchas. Pero en el actual caso nuestro, como empezamos perdiendo, la misión para "reverdecer laureles" es ganarle a Bolivia y Panamá. Sin disculpas ni atenuantes.

Anónimo dijo...

El entrenador de Chile tiene que dirigir a la Selección chilena como lo hizo Sampaoli, o como lo hizo Bielsa, porque los expertos internacionales del fútbol han constatado que hay un antes y un después en el fútbol practicado por la Selección chilena debido al proceso de Bielsa continuado por Sampaoli en Chile. Con Bielsa Chile aprendió a jugar un nuevo fútbol que puede competir de igual a igual con los mejores del mundo.
Si Pizzi no es capaz de hacer jugar a la Selección chilena con vértigo permanente como lo hacían Bielsa o Sampaoli se tendrá como resultado a Chile jugando como lo hacía antes de Bielsa: fútbol pusilánime, carente de potencia, aburrido, perdedor, mediocre.

esteban lob dijo...

Anónimo:
Gracias por el comentario.
Lamento, eso si, que una opinión con fundamentos y posición muy clara, se quede en el anonimato. Dejemos "las máscaras" a los insidiosos, los sin argumentos y los descalificadores.

Ana Mª Ferrin dijo...

Leí en varias crónicas que desde 1959, Chile no lograba marcar un gol a Argentina en la Copa América y aquí Fuenzalida lo consiguió. Por lo que la actitud tan desmoralizadora de los medios me pareció poco práctica. Porque el partido ya se había perdido, pero ese gol sí era una baza única para agarrarse a él y potenciar el logro como punto de arranque, espoleando la furia combativa del equipo en los partidos posteriores. Y no. Pasando como una apisonadora por encima de Fuenzalida y sus compañeros, vi titulares como éste: “Un gol tan histórico como inútil”.
Saludos y te dejo. Estamos con nuestra propia cuota de sufrimiento.

esteban lob dijo...

Ese gol, apreciada Ana María, se refería a un jugador que actuara en la Liga chilena, que le marcara a Argentina.
Entre tanto, de repente, también le hemos marcado y ganado a Argentina,con un gol apodado de "histórico" pero conseguido por Fabián Orellana, quién hasta nuestros días juega en la Liga española. Incluso obtuvimos la pasada Copa América en casa, venciendo aunque en definición por penales a los vecinos. No es tan terrible como parece.

esteban lob dijo...

Aclaro Ana María, eso sí, que el mencionado gol a Argentina de Orellana fue por eliminatorias mundialistas.

Ana Mª Ferrin dijo...

Tomo nota de la aclaración. Pero en lo que me concierne, sigo pensando que cuando llegan estas competiciones de alto nivel siento envidia de Francia, que por mal que les vaya son capaces de jalear a su Selección y llevarla a hombros hasta el final sin sacarles un defecto. En confianza, ya quisiera yo un poco de esa medicina para nosotros…

Saludos y suerte.

esteban lob dijo...

Básicamente comparto contigo que al perder en vez de ganar, deberíamos mantener el apoyo a nuestras selecciones. Lo que pasa es que quienes somos críticos de profesión, debemos exteriorizar lo que nos parece mal, lo que no significa desapego ni quemar lo que ayer adorábamos. En el caso de los futbolistas de mi país, no es para quedar inertes cuando se cae en actitudes de soberbia, en desprecio al legítimo derecho del hincha a quejarse, a lo que se agrega un grave error referil que nos dio el triunfo frente a Bolivia. Pero es como el caso del padre que reprende a su hijo con las mejores intenciones y no por eso lo derja de querer.

También para ti, saludos y suerte.