domingo, marzo 29, 2015

Nada nuevo, nos ganó Brasil


Roberto Firmino, jugador del Hoffenheim alemán,  autor del único gol de la selección de Brasil ante Chile, en Londres

Se repitió la historia.  Jugamos de igual a igual ante una potencia como Brasil, pero al cabo de los 90 minutos perdimos  ante los amarillos, como tantas veces. 
Brasil 1 Chile 0, no es un marcador deshonroso, pero hay situaciones a considerar en las cercanías de la Copa América en casa.

Chile tres días antes en Sankt Pölten actuó con mayoría de suplentes ante Irán y fuimos derrotados, mientras los brasileños con su equipo estelar vencían a domicilio a Francia. En Londres se invirtieron los papeles, nosotros con mayoría de titulares y los antagonistas con 6 suplentes. En esas condiciones dimos la batalla con ratos de muy buen fútbol, con un Sánchez notable y vistoso, con una defensa segura y un libreto bien desarrollado. 
Hubo minutos en el primer tiempo en que la iniciativa era absolutamente de los rojos y Brasil apelaba al contra ataque ante la sorpresa del público inglés. Pero nada de eso sirve si no se crean reales ocasiones de gol. No basta con un Alexis espectacular y tener la iniciativa, al punto que el capitán y arquero de los nuestros Claudio Bravo salvó un gol cantado casi al término del lapso inicial en una de las esporádicas llegadas del rival.

Cuando a los 17 minutos del tiempo final los brasileños hicieron cambios como para que estuvieran en cancha la mayoría de quienes habían vencido a los galos, se vino abajo nuestra estantería.
Justamente Firmino, uno de quienes actuaron a mitad de semana en París, recién ingresado al césped arrancó por el centro, eludió a Bravo y con el arco a su total disposición marcó la única diana del encuentro, en una desaplicaciòn defensiva de los chilenos. Tal vez fue la única en todo el partido, pero bastó para ser derrotados.

Chile también realizó varios cambios para tratar de empatar, pero salvo un tiro libre de Matías Fernández brillantemente contenido por el portero Jefferson, no tuvimos nuevas llegadas efectivas.

Nadie puede a estar alturas desconocer la labor del DT de los nuestros, el argentino Jorge Sampaoli, ni tampoco su derecho a definir quienes son los que entran a la cancha, pero hoy no se entendió que si una de sus apuestas como Pedro Pablo Hernández no estaba resultando, por lo demás en una función que no le es propia, lo mantuviera casi hasta el filo de los 90 minutos, mientras que dejaba en la banca a David Pizarro una vez más y tampoco utilizara a Jaime Valdés. 

El problema es que mientras a Sampaoli le daban réditos sus formaciones, no había mucho margen para críticas, pero ciertamente al no producirse los resultados, esto es perder consecutivamente con Irán y con Brasil en los últimos aprontes internacionales previos a la justa de junio, la afición empieza a perder la confianza. Y con razón.

12 comentarios:

Gabriela dijo...

A veces siento que los hinchas esperan mucho de los entrenadores y sus tácticas. Yo lo veo así: un equipo tuvo un buen día, otros tuvo uno malo. La victoria llegará pronto, no lo duden.

esteban lob dijo...

Sí Gabriela, los hinchas esperan mucho y, claro, hay días buenos y días malos, como en todo. Pero si jugamos 10 veces contra Brasil, nos ganará en 9 aunque tuviéramos un días buenos. Pasa que la suma, haber perdido con Irán y con Brasil es malísima.Por más que Brasil sea una potencia, porque Irán no lo es (al menos futbolística, desconozco si nuclear), si hubiésemos vencido a los asiáticos no sería un saldo tan negativo.

esteban lob dijo...

CORRIJO:

"Aunque tuvieramos días buenos".

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

No es como para rasgarse la vestiduras, Esteban. Aunque las derrotas duelen el objetivo es la Copa América y por el camino se arreglan las cargas... decían los arrieros.

Un abrazo.

esteban lob dijo...

Por supuesto, Rafael. Muy sabios los arrieros.Pero aun así más vale ganar 6-0 como lo hizo Colombia.
Otro abrazo.

LAO Paunero dijo...

No puedo adular a los chilenos pero tampoco es una gran derrota. A los brasileros ustedes no son los únicos que les tememos. Un saludo.

Elvira Carvalho dijo...

Não vi o jogo mas tenho bem presente na memória o que foi o último jogo que vi entre o Chile e o Brasil na copa do mundo.
Acredito que o Chile tenha feito um óptimo jogo. A exiguidade do resultado faz perceber isso. Mas em futebol na maior parte das vezes não chega apenas jogar bem. O factor sorte ajuda muito.
Um abraço e uma Santa e feliz Páscoa

esteban lob dijo...

Gracias amiga Elvira.En todo caso ustedes los portugueses le ganaron esta vez a un rival muy complicado.
El problema nuestro es que en el Mundial de Brasil sí estuvimos cerca de ganar a los locales, pero ayer rara vez llegamos al arco rival.Con Sánchez solo no basta. A veces a ustedes tampoco les basta solo con Cristiano.

Amatista Amatista dijo...

Esteban no te preocupes,al dar a la tecla se cometen errores no,tiene importancia,saludos

esteban lob dijo...

Gracias Amatista. Ojalá nuestra selección también termine dando con la tecla.

Liliana G. dijo...

Hola, Esteban, por territorio argentino el panorama es similar, unas veces arrasan y otras, pierden. También se le achaca parte del éxito o derrota a la alineación de los jugadores dentro del campo, según se le ocurre al DT, y que no siempre está a la altura de las circunstancias.

No hay nada que hacer, querido amigo, aunque ya casi nos parezca una batalla, sigue siendo un juego :)

Un cariño grande.

esteban lob dijo...

Tal cual Liliana. Muchas veces se nos olvida eso, empezando por mi.El fútbol no es más que un juego.

Retribuyo el cariño.