martes, diciembre 02, 2014

La indolencia de los peatones

PASEO AHUMADA


Todos somos más peatones que motorizados. Por cierto yo también lo soy. Pero cuando manejo me sacan de quicio los "caminantes" que minimizan el estrés que viven quienes manejan. Pongo el caso de una experiencia personal muy repetida.

Cerca de mi casa hay dos avenidas de gran movimiento. Cuando el semáforo permite virar a poniente, también está, por lógica, permitido que los peatones crucen de sur a norte con pleno derecho de hacerlo, mientras los vehículos esperan. 
A la vez los caminantes al demorar el viraje de los autos taponan el paso de los conductores que pretenden seguir en línea recta. Todo perfecto, en la medida que los peatones tomen plena conciencia que para "alivianar" el movimiento, por lo menos deben apurar su paso. 

Lamentablemente  hay -y se repite mucho- quienes cruzan con lentitud extrema. Muchas veces escuchando música y con ojos y oídos no dispuestos para la realidad desatan el caos. Aquellos que manejan aguardando continuar por la misma avenida, esperan que los vehículos que viran lo hagan antes del cambio de luz en el semáforo y en notorio acto de impaciencia tocan  sus bocinas, algo prohibido pero igual, y los de adelante no pueden avanzar mientras los peatones no pasen y ellos los caminantes a pasos de tortuga, desentendidos o creo a veces que hasta mal intencionados, avanzan en cámara lenta. 

Recuerdo hace años que por un tema similar se produjo en una publicación, fuerte controversia entre conductores y caminantes. Uno de los motorizados clamaba que muchos de sus eventuales " enemigos" al pasar por los rayados tipo cebra, creían que se encontraban en el paseo Ahumada, principal sector peatonal en el centro de Santiago.

28 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Comprendo, desgraciadamente hay gente de todo, los mismos que andan despacio son menos tolerantes cuando manejan, lo bueno es que haya el muñequito en el semáforo que indique que cruce el peatón con eso hay menos confusión.
Un abrazo.

esteban lob dijo...

Cierto Mari. El problema es cuando el muñequito aquel no está.

Gabriela dijo...

A mí particularmente me sacan de quicio los caminantes lentos. Tienen todo el derecho del mundo de ir despacio, pero su lentitud de ninguna manera puede taponar a los demás, ni peatones ni carros. En eso te doy toda la razón. Peor todavía ahora que la gente anda enchufada a unos aparatos que los aíslan del mundo de una manera peligrosísima, mientras van atentos a las pantallas de sus teléfonos. Ah... y pobre de aquel que los haga apurar.

esteban lob dijo...

Comparto, Gabriela.
Si se pasean lentamente por una calle peatonal está bien, pero si lo hacen destrozando los nervios de los conductores en zonas de gran tránsito, es otra cosa.
Nadie pide que corran, aunque tampoco es admisible que imiten a las tortugas.

LAO Paunero dijo...

Lamentablemente es difícil el lugar de las dos partes. Intercambiar un gesto o proporcionarse algo de tolerancia con una sencilla siempre ayuda y construye. Saludos amigo Esteban. Gracias por tus buenos aportes.....

Francisco Méndez S. dijo...

El problema es falta de educación cívica, hay que ejercer los derechos respetando los demás, los peatones tienen derecho a cruzar, pero a paso de tortuga irritan a los automovilistas.Hay que llegar aun equilibrio con criterio, ni corriendo ni a paso de tortuga.

Un abrazo

Luis dijo...

Hola Esteban:
Aquí tenemos una luz ámbar parpadeante para los vehículos cuando los peatones tienen el semáforo en verde.
Entiendo que te indignen los peatones lentos y distraídos, pero también piensa en los peatones "vejetes" que van despacio por necesidad. A mí los que más me molestas , sean peatones o vehículos, son los que hacen diagonales en su trayecto y te "cortan" sin darte cuenta.
Saludos

esteban lob dijo...

Ese equilibrio, Francisco, es lo que aparentemente más cuesta conseguir.

esteban lob dijo...

Por supuesto Luis, en caso de los peatones "vejetes", como dices, o personas con discapacidad y similares la historia cambia, porque merecen todo tipo de consideración y preferencia. No es el caso de mozalbetes indolentes y provocativos que van a ritmo de tortuga, como dices ustedes en España, solo "por joder".

Marcos dijo...

Suele pasar en todas partes, pero las mayores imprudencias las veo en los mayores, cruzando por donde no deben o si mirar siquiera. es desconcertante.

esteban lob dijo...

Eso también sucede, Marcos.
Pero podría ser tema de otro análisis, más bien a cargo de un experto en enfermedades degenerativas.¡A nuestra edad, Dios nos libre!

unjubilado dijo...

Voy a romper una lanza a favor de los peatones... perdón, de algunos peatones que conscientes de su pobre caminar se esperaban a tener el semáforo justo cuando cambia a verde para ellos tratando de logar pasar en condiciones de seguridad.
En concreto te hablo del caso de mi madre que cuando ya casi no se podía mover, y aunque yo la acompañara nos esperábamos a que comenzara el verde para los peatones y aún así en determinados sitios me tocaba protegerla con mi cuerpo poniéndome ligeramente separado de ella para advertir a los coches que pararan.
Un saludo.

esteban lob dijo...

En ese punto, colega jubilado, tienes toda la razón, es una lanza justificadamente rota.

unjubilado dijo...

Por si te sirve de algo, aunque el comentario como contestación al tuyo lo he dejado en mi blog, te dejo esta acreditación.
Un saludo

esteban lob dijo...

Me lo imaginaba, colega jubilado. Entonces somos colegas por partida doble.

Elvira Carvalho dijo...

Poe aqui à passadeiras com e sem sinais luminosos. Quando têm os sinais luminosos , não há problema as pessoas só atravessam com o peão verde. Quando é só o sinal de passadeira e a zebra, é diferente, e às vezes levamos vários minutos na beira da passadeira e os carros nem param. E quando o fazem eu passo sempre o mais rápido possível.
Penso que o que falta muitas vezes é o sentido de civismo tanto dos peões como dos motoristas.
Um abraço e bom fim de semana

Elvira Carvalho dijo...

Poe aqui à passadeiras com e sem sinais luminosos. Quando têm os sinais luminosos , não há problema as pessoas só atravessam com o peão verde. Quando é só o sinal de passadeira e a zebra, é diferente, e às vezes levamos vários minutos na beira da passadeira e os carros nem param. E quando o fazem eu passo sempre o mais rápido possível.
Penso que o que falta muitas vezes é o sentido de civismo tanto dos peões como dos motoristas.
Um abraço e bom fim de semana

esteban lob dijo...

Una vez más, Elvira, somos compañeros del mismo dolor.
Pese a la distancia entre Portugal y Chile, resulta que en ambas partes hay seres sensatos y otros,por lo menos, un poco enajenados.
Te deseo también junto a los tuyos un buen finde, como se ha hecho costumbre en mi país llamar abreviadamente al fin de semana.

Ricardo Tribin dijo...

Creo, mi querido Esteban, que la responsabilidad debe ser , no solo de los conductores , sino también de los peatones.

Fuerte abrazo.

esteban lob dijo...

Sí, Ricardo. Responsabilidad compartida.

Mariaisabel dijo...

Hola Esteban, estoy de acuerdo contigo, hay gente que se "recrea" y como tú dices la mayoría mozalbetes escuchando música que parece que te digan: Fastidiate!
La educación del personal brilla por su ausencia. Nosotros tuvimos un tiempo de rectitud en casa y en la escuela, pero ahora NO. Yo me pregunto: Que pasará dentro de unos años cuando ya no quede nadie bien educado?
Un gran abrazo,
mariaisabel

esteban lob dijo...

Efectivamente MariaIsabel:
Dentro de no mucho, a este paso, la educación cívica y las buenas costumbres serán especies en retirada.
Otro gran abrazo para ti y familia y que tengas una buena semana.

Rud dijo...

¡Apreciado Esteban!
Pocas veces he caminado por calles concurridas. Cuando he tenido que hacerlo utilizo los pasos peatonales elevados, los cuales muchas personas detestan y muchos han sido atropellados debajo de éstos por pereza de caminar un poco más.
Me parece que quien debe trasladarse a pié debería estar muy atento al tráfico vehicular y respetarlo. Actualmente las leyes de tránsito incluyen contravenciones también para los peatones pues nadie es dueño de la calle.
Deseo que pases una semana maravillosa. Un gran abrazo

esteban lob dijo...

Con el crecimiento de nuestra ciudad al paso de los años, Rud, se han generado nuevos centros de movimiento y no en todos hay esos pasos elevados que mencionas, los cuales suenan envidiables.Aquí también, tibiamente, se han generado normas para los peatones en el papel, porque en la práctica no se aplican.
Que tengas también una gran semana.

Felipe Tajafuerte dijo...

Cuando ejercemos de peatones debemos potenciar nuestra precaución y prudencia y, en caso extremo, ceder de nuestro derecho puesto que si somos atropellados nos quedamos con eso: con nuestro derecho, pero atropellado. A pesar de los remolones y los que parecen querer hacer esperar a los conductores, son éstos los que pueden causar mayor daño. Un saludo

esteban lob dijo...

Es incuestionable lo que dices, amigo Felipe. Pero conductores y peatones debieran concordar en una actitud de respeto mutuo. Por cierto que si un vehículo embiste a un peatón, es más destructivo a que un peatón "agreda" a un coche.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Hola, Esteban:

Desafortunadamente es así, la indolencia causa más desorden cada día. Tal vez con algo de paciencia y una señalización adecuada las cosas vayan mejorando.

Un abrazo.

esteban lob dijo...

El gran problema, Rafael, es que en este mundoi cada vez más avanzado, la paciencia va en retroceso.