jueves, febrero 07, 2013

Carne equina


Desde mi infancia tengo la mayor admiración por las vacas. Alguna vez he contado de la abnegación extrema por sus terneritos, que descubrí a temprana edad (la mía, no la de las vacas), cuando aquellas aparecían de madrugada frente a nuestra casa de entonces, tras recorrer decenas de calles, en busca de sus hijitos que se habían quedado en el establo aledaño, mientras ellas, las madres, eran trasladadas cada tarde tras la ordeña a un potrero, por razones sanitarias. Pero las vaquitas que habían sido madres hace poco, saltaban cercas en la oscuridad y encontraban el camino de vuelta hacia sus terneros, ruta difícil que no iba en línea recta ni mucho menos, en el Santiago de entonces, con nulo pavimento y pocos autos en gran cantidad de barrios.  Hablo de los años 40. 
Ahí descubrí lo excelentes que son las vacas como madres de familia.
No obstante, por falta de voluntad o por ser admirador de un buen churrasco, nunca rechazo un apetecible trozo de carne, pese al tierno recuerdo de aquellos animales mugiendo con intensidad, para que les abrieran el portón.

Hace pocos días vi un reportaje de la Televisión Española, en que se mostraba la preferencia cada día mayor por razones de economía doméstica que estaba adquiriendo allí la compra de carne equina y me puse a pensar que aquellos simpáticos caballitos una vez cumplida su vida ¨útil", suelen ser también sacrificados, para terminar en un plato junto a sabrosas papas fritas.

En Chile existe una todavía pequeña cantidad de carnicerías equinas, en comparación con la amplia gama de las otras carnes, en exposición constante principalmente en supermercados. Pero averiguando a raíz del reportaje, ya sé que muchos recomiendan la carne de caballo, aunque otros que la han probado alguna vez consideran que es un tanto dura, tal como nuestros corazones, salvo el de los naturistas. 


26 comentarios:

Lao dijo...

Hola Esteban, aquí en Argentina parece ser que está autorizado, pero no se ve mucho la venta de carne equina, aparentemente es porque es rechazada por la gente. Existe si, un especie de mercado negro organizado desde hace años, por medio del cual son robados los caballos y desaparecen. Sabrá Dios de que forma son elaborados...se comenta que los usan para hacer fiambres,pero hasta ahora nadie "le puso el cascabel al gato" UN ABRAZO!

Gabriela dijo...

Siempre creí que la frase "tengo tanta hambre que me comería un caballo" era simple exageración.
De todos modos, entre carne equina y carne de minino (que sé que también se come), prefiero la de vaca.

Francisco Méndez S. dijo...

La carne de caballo, es comestible, por supuesto y no es dura según me cuentan si es de potrilla, igual que no se se nos ocurriría comprar carne de vaca vieja, que yo sepa nunca la he probado, (dicen que en muchas hamburguesas las utilizan).

Un divertido nombre para una de estas carnicerías sería "Santo Tomás de Equino", jaja.

Saludos

esteban lob dijo...

Lao:
El cascabel...al caballo, estimado poeta.

Gabriela:
Yo tambiénnnnn.

Francisco:
Jajajajaja. Brillante ese Santo Tomás.

Maluca dijo...

De todos los países que conozco, donde más carne de caballo se consume, es en Francia. En España se encuentra en algún sitio, pero es poco frecuente. Yo la he utilizado para hacer guisos, (ragut) pero en casa no gustaba demasiado y dejé de hacerlo. Es verdad que lo hacía cuando vivía en Madrid, en provincias no se encuentra. Esteban, no sé si te refieres al reciente descubrimiento de que una cadena de supermercados vendía hamburguesas de vacuno y en ellas han encontrado trazas de equino. No hay nada contra la salud, pero simplemente no era verdad y las han prohibido. La carne de caballo es más económica.

Maluca dijo...

Gabriela, en España decimos "... que me comería un buey"

esteban lob dijo...

Maluca:
Efectivamente.
En el marco de esa noticia, sobre "pasar gato por liebre (al menos así decimos en Chile), hicieron en TVE un reportaje a fondo a los lugares donde en España venden carne de equino.

ReltiH dijo...

CONVERJO MUCHO CON SU POST, YA QUE SOY CAMPESINO. UN PLACER VISITAR SU ESPACIO.
UN ABRAZO

Marcos dijo...

Cuando era pequeño pasaban por debajo de mi casa los animales camino del matadero, los "caballos", eran en su mayoría, burros y mulas cojitrancos llenos de mataduras y heridas, con una presencia lamentable. Ahora parece ser que se crían caballos para carne, además de los que se sacrifican porque con la crisis no es rentable tenerlos. Ya no se vende como carne de caballo, ahora pone carne de potro. A mi esposa le gusta, yo creo la comí en el servicio militar, eso era lo que decían,no me parecía mal pero advierto que en aquellos años me habría comido hasta las piedras.

esteban lob dijo...

Relti:
Bienvenido, amigo.

Marcos:
Celebro lo gráfica de tu descripción.
Estoy viendo los "caballos" que eran burros y mulas cojitrancos.

Maluca dijo...

Aquí también decimos dar gato por liebre (nos parecemos tanto!). Aun a riesgo de ser tachada de pesada no puedo por menos de poner aquí el enlace de esta noticia reciente. Para que veamos que "en todos sitios cuecen habas": http://www.huffingtonpost.fr/2013/02/09/photos-buf-cheval-detournements-britanniques_n_2650945.html?utm_hp_ref=fb&src=sp&comm_ref=false

esteban lob dijo...

Maluca:
Lo de las habas parece que también lo heredamos de nuestros ancestros. Es decir, de los de mi señora porque los míos son germanos, jaja.

Otra cosa que pasamos diciendo en Chile es "lo que abunda no daña", por tanto te agradezco la dirección que tienes la gentileza de mandar.

Cyrano dijo...

Hola amigo, recuerdo que en Belgica. comi carne de caballo, cruda, molida,
sal, pimienta y otras cosillas mas dentro de un pan, tipo marraqueta. Delicioso!!

esteban lob dijo...

Cyrano:
No me sorprende que sea rica la carne de caballo. "Oficialmente" nunca la he comido, pero se me ocurre que más de alguna vez lo debo haber hecho, creyendo que era de vacuno.
Encantado saber de ti, amigo.

Liliana G. dijo...

Hola, Esteban!!!! Es un gratísimo gusto volver a leerte después de este tiempo de obligada ausencia.

Justamente estuve escuchando en la radio, una nota al respecto. Jamás comí carne de caballo y no lo haría, quienes la comieron dicen que aparte de dura, la carne es dulzona.
En Argentina hay sólo dos frigoríficos en el país que exportan carne de caballo, pero no se usa para consumo interno. Lo único que comemos contentos, es la mortadela, un clásico que pocos saben de qué carne está hecha :)

Un beso muy grande, querido amigo.

esteban lob dijo...

Liliana:
Amiga querida, cada vez que te leo comentando o,como ahora,escribiendo nuevamente en tu blog, pienso y anhelo que estás superando tus problemas de salud, lo que me alegra enormemente.

La mortadela o algún otro derivado de la carne, más de alguna vez nos harán preguntarnos acerca de su procedencia, aunque a veces más vale no hacernos muchas conjeturas.

RosaMaría dijo...

Cuánta ternura en tu relato! Imaginaba yo las vacas yendo a buscar a sus terneros! En Galicia hasta que me vine todavía había algún lugar en que se vendía los días lunes carne de caballo que nunca probé, pero me encanta la mortadela. En realidad nos quejamos pues estamos acostumbrados a la abundancia y variedad. Es una cuestión de cultura y no vale la pena asombrarse al respecto. Saludos amigo.

Jorge Atarama dijo...

Desde que me volví vegetariano me di cuenta que las carnes de soya y de gluten resultan más económicas y si se saben preparar son deliciosas. Cada vez se va descubriendo los desbalances, enfermedades y crueldades que encierra el consumo de las carnes. Un gran abrazo desde Lima Perú.

esteban lob dijo...

Rosa María:
Por lo que dice la mayor{ia, parece que en verdad la tan rica mortadela(para mi gusto),es de caballo.

Jorge:
A propósito de la crueldad en animales que mencionas, el otro día leí que una artista enemiga de las pieles, le decía a su hija que eso significaba la muerte de miles de animales. Me preguntaba cuántas de esas personas que abominan de las pieles, comerán carne (como lo hago yo), lo que también significa la muerte de animales. Hasta en estas cosas hay un doble standard.

Mario Lobos dijo...

Es cierto, la mansedumbre y ternura de las vacas es notable, pero aunque rechazo con fuerza el maltrato animal, tampoco apruebo el fundamentalismo talibán de algunos "animalistas" que a veces se manifiestan agresivamente contra los que consumimos carne. Alguna vez le dije a uno de ellos que seguramente las vacas deben sentirse felices y orgullosas de su contribución a la humanidad. ¡Si no se pierde nada de ellas! porque aparte de lo que significa un delicioso, blando y jugoso bife, podemos tener zapatos, cinturones, carteras, bolsos, leche, queso, mantequilla. O sea, aparte de cuidar a sus terneros, nos han beneficiado desde que existe la humanidad. Bien por las vacas generosas. Una vez comí carne equina y la encontré algo dura. Sigo prefiriendo las vacas; y los caballos: a las carreras, las carretas y las faenas del campo que para eso son muy buenos.

esteban lob dijo...

Mario:
Es una realidad lo que expones.

Chela dijo...

Las vacas además de buenas madres, tienen una mirada tierna y encantadora.Me encanta verlas.

La carne de caballo aquí no es corriente pero ha saltado a los medios la noticia porque se descubrió en varios países de Europa que se estaban vendiendo hamburguesas que contenian carne de caballo sin que se hiciese constar en las etiquetas del producto, por lo que las autoridades europeas han hecho que se retiren todas del mercado, no porque la carne de caballo sea mala para la salud, todo lo contrario, sino por el fraude.

Recibe un cordial saludo desde esta orilla.

esteban lob dijo...

Chela:
En Chile también está autorizada la comercialización de carne de equipo, pero el negocio no parece entusiasmar a muchos, porque la cantidad de carnicerías dedicadas a ello es mínima. Solamente las encuentras en algunos barrios o pueblos.

Te devuelvo el saludo, amiga, desde el otro lado "del charco".

esteban lob dijo...

CORRECCIÓN:

CARNE DE EQUINO...Y NO DE EQUIPO.

Paolo dijo...


Vamos a empezar con el desacreditar el mito, o más bien dos:
1) La carne de caballo para uso aliumentare llega (o debería ser) de animalo criados para este fin. Si un caballo ha trabajado, su carne es dura. Si el caballo ha corrido, su carne está llena de medicamentos. En ambos casos, no es adecuado para uso alimentario.
2) La carne de caballo (si se trata de caballos que no han trabajado) està tierna.
Entonces, puedo entender que algunas personas prefieren no comer tal o cual tipo de animal, el mundo es bello porque es diferente, los chinos comen perros y en muchas partes del cono sur se comen serpientes e insectos. Los argentinos comen morcilla y los australianos comen cocodrilos y canguros. En Europa se come el caballo (en Inglaterra no, pero los británicos son conocidos por su mala comida, así que creo mejor no considerarlos).
El caballo chiere che ser coquinado en modo correcto, ma no es pejor che la vaca.
Paolo.

esteban lob dijo...

Paolo:

¡Bienvenido!
Estupendo aporte. Es un comentario de experto que agradezco y valoro.
Lo agradecí también en tu blog, pero en idioma castellano por lo que doy las excusas.

Un abrazo austral.