martes, febrero 14, 2012

Nombres propios bochornosos



Agussstin, Agxstin, Agustiin, Agusthinn.

Pese a que nuestra ley permite que en Chile los oficiales del Registro Civil puedan rechazar denominaciones que signifiquen menoscabo a "las víctimas", las fórmulas explicadas más arriba aparecen entre los nombres aceptados en tiempos recientes.

En otra oportunidad ya he mencionado el tema en este blog. Personalmente me es difícil comprender el grado de masoquismo de determinados padres de familia, o tutores, al complicarle la vida a priori al indefenso ser.

También se ha informado que el nombre Monserrat, tiene variantes como Monscerrad, Monserrap (algún papá debe tener problemas al oído), Montserrat, Monsserratt, Montzerrath.

El tradicional Scarlett es para madres o padres desinformados Escarled, Escarhett, Eskarlet, Sccarletts, Skarlette.

El italianísimo Francesca es deformado tan infaustamente para "deleite" del inocente bebé en su futuro, en forma de Francheska, Franscesca, Franshyeska, Franchezka.

A un simple Matías lo "monstruofican" como Mathiaz, Mattia, Matihas (Dios me libre), Mathiias o Mattyas.

Un individuo que en el futuro pudiese ser Nicolás, lo convierten en Nhícolas, Nicklas, Nicolhas, Nikolaz o Nycolas.

En verdad, si la vida nos presenta tantas pruebas por superar, es demencial que las nuevas especies humanas deban llevar además el fardo gratuito de los caprichos de los mayores, sin derecho ni posibilidades de rebeldía.

Cuando me padre llegó a Chile en el lejano 1939, desesperaba porque no captaban la forma en que-por entonces- se escribía nuestro apellido. "Löb con puntitos sobre la o" decía convincente, pero lo que ponían eran...puntos suspensivos.

El mundo ha evolucionado en 73 años, aunque la mentalidad poco futurista de algunos progenitores pareciera que no lo ha hecho.

28 comentarios:

Lao dijo...

En nuestro país la ley contempla el derecho a cambiarse el nombre pero a cierta edad- Finalmente "las víctimas" en su mayoría conservan los nombres que sus padres les han "puesto" por diferentes razones. Y terminan cargando con un complejo de falta de "identidad" que tendrán que aprender a sobrellevar. El humor es un buen lubricante. El sobrenombre o apodo suele tomar en muchos casos, mas importancia que el propio nombre original. UN ABRAZO.

esteban lob dijo...

Lao:
También lo permite nuestra ley, amigo poeta. Pero previamente en el colegio el pobre niño debe pasar las burlas a raudales.
Abrazo.

Gabriela dijo...

Este tema tiene tanto de qué hablar.
Acá en el Perú se "sufre" de lo mismo. Ya he perdido la cuenta de todas las formas de escribir Stephanie, Catherine y Jacqueline.
Con decirte que muchas veces, cuando doy mi nombre, me preguntan: "¿con doble l?" O sea, Gabriella.
También me pregunto qué pasa por la cabeza de algunas personas cuando ponen nombres a sus hijos. Por no hablar de aquellos que repiten el mismo primer nombre en todos sus hijos y los diferencian por el segundo: José Enrique, José Miguel y José Ricardo, por dar un ejemplo inventado.

AleMamá dijo...

He meditado mucho sobre el tema. Todos los nombres fueron inventados alguna vez, y siempre quisieron decir algo especial (poner nombre a las cosas y personas era un acto sagrado y creo que sigue siéndolo). Ahora bautizamos porque nos gusta la sonoridad, la combinación de un nombre con el apellido -"que le pegue"-, etc, y con estos atentados a la dignidad de los hijos se busca la originalidad aunque sea demostrando palmariamente la falta de cultura, me parece.

Creo, Esteban, que voy a publicar otro post sobre el tema, tomando este comentario de base y con enlace a tu post.

Un abrazo

Liliana G. dijo...

He escuchado todo tipo de nombres "nuevos", pero lógicamente, no todos. Eso de ponerle a un hijo "Agussstin" con tres "s" (entre otras barbaridades) luego se queda en un lacónico "Agus", que uno sabe si están llamando a un niño o a una niña, entre otas cosas.
Sí, quizás sean nombres originales, pero están reñidos con el buen gusto. ¡Pobres criaturas!

La historia de tu apellido me ha causado gracia, confundir la diéresis con puntos seguidos es el colmo. Esas eran cosas que pasaban en otra época :)

Un beso grande, Esteban.

esteban lob dijo...

Gabriela:
No me habría imaginado que en tu caso tuvieran la duda de si con una ele o con 2. Más lógico es pensar que a las GabrieLLas les pongan una.
Un beso.

AleMamá:
Pienso igual. Los nombres debieran seguir teniendo un significado o ser obra de una tradición, pero no ser puestos como decimos en Chile "al lote".
Me honra que te haya inspirado una idea de post, amiga.

Liliana:
Exacto, dama poeta: Pobres criaturas. Tan indefensas al momento de ser condenadas a algunos nombres.

Gabriela dijo...

Me pregunto si a las Gabriellas en Italia les preguntarán si su nombre es con una o con dos L.

Cyrano dijo...

Interesante entrada Esteban, aqui en el Peru abunda lo mismo. Aunque hay variables como:Lincoln Perez, Sunday Mamani, Fred Chuquisongo etc...
Cordial abrazo

Chela dijo...

¡Pobres crios!
¡No tienen derecho a protestar!
Yo soy partidaria de permitir poner el nombre que se desee, en cualquier idioma (pero correctamente)y si se permiten nombres que no sean los del santoral, como en la actualidad, entonces deberían ser palabras que consten en el diccionario y escritas correctamente en el idioma elegido.
Un abrazo.

paolav dijo...

Yo creo que lo de los nombres es un problema, porque en nuestra cultura occidental no le colocamos el nombre a un niño por su significado, sino porque "el papá" o "la mamá" o el "abuelo" o "el cantante" se llamaban así, o simplemente porque nos gustó o porque nos hubiera gustado llamarnos así. Entonces se cometen los horrores ortográficos porque de las letras y las palabras se desconoce el sentido. En las culturas orientales u originarias un nombre significaba algo y te determinaba en cierto sentido, incluso en otras se esperaba conocer al niño o niña antes de nombrarle. Lo que es a mi, mi segundo nombre es SARVIA, porque así se llamaba, según mi papá, una hermana del rey David de Israel ¡Imagínate lo que es cargar con ese nombre! Sabiendo que mis apellidos son Vielma Atienza jajaja. Entonces cuendo me preguntan mi nombre, sólo digo PAOLA y ahí no más.
Un abrazo

Marcelo dijo...

Lleva Ud. razón, don Stevam

Esteban dL dijo...

Asquerosos y patéticos los nombres sin tocayo y las deformaciones aberrantes de nombres comunes que dan vergüenza ajena. Por suerte, la ley acá prohibe muchos nombres, aunque algunos poniendo "la tarasca" pueden ser permitidos (como de costumbre... la $$$)
Saludos
http://d-coleccion.blogspot.com/

esteban lob dijo...

Cyrano:
Aquí también hay muchos Christopher Machuca, Bryan Ortega o Jonathan...Pérez.

Gabriela:
No creo que lo hagan.

esteban lob dijo...

Chela:
Así debería ser, sobretodo porque en el tema se atenta contra el futuro de un ser indefenso.
Otro abrazo.

esteban lob dijo...

Paola:
Pero Sarvia tiene sus ventajas. Hace años a mi suegra, madre de 8 hijos y una mujer muy de su casa, la retuvieron por algunas horas en el aeropuerto cuando quería salir del país de vacaciones con mi suegro, acusándola de "abandono de hogar". Ella se llamaba Carmen Díaz Carrasco y por cierto la "abandonante" era otra Carmen Díaz Carrasco.Con tu segundo nombre es muy difícil que haya alguien igual, jajajaja.
(Con todo respeto, amiga).

esteban lob dijo...

Marcelo:
Estas cerca. Los más "alemanes "de mi familia me llamaban Stefan.Y, en diminutivo, un largo Stefanle.

Tocayo:
Aquí la ley también permitiría rechazos, pero no veo que haya mucha voluntad para hacerlo.

Marcelo dijo...

Estuve muy cerca!

Cheluca dijo...

Y lo malo de que siempre quieran usar esos nombres "gringos" yo la verdad que no lo apruebo... Cuál será el afán de llamarse "Jhonny Herrera" (Por cierto QUÉ ARQUEROOOO!!! pero en fin, eso es otra cosa, aunque anoche en la libertadores no haya podido ganarse... snif la sacamos barata, viste el partido???)

elvira carvalho dijo...

Muito interessante. Em Portugal também há cada um. Antes do 25 de Abril, a lei não permitia nomes que não fossem portugueses. Mas ainda assim a minha falecida mãe ostentava o nome de Gravelina, um nome raro originário da terra onde nasceu mas caído em desuso há muitos anos. Mas como era português foi permitido ao meu avô registá-lo. Probrezinha levou a vida a corrigir as pessoas que em vez de Gravelina, lhe chamavam Gradelina, Granzelina e outros que tais.
Lembro-me de uma mulher que conheci há muitos anos atrás que se chamava Prantelhana. Bom a pobrezinha nasceu no Alentejo onde as pessoas em de de dizer ponha, dizem prante. Então quando o pai foi registá-la com o nome de Olga, não lhe foi permitido porque o nome era de origem russa, não era português. Então o funcionário do registo disse-lhe que tinha que escolher outro nome. O homem então disse olhe prante-lhe Ana. O funcionário que não era alentejano e não sabia que prante queria dizer ponha registou a menina com o nome de Prantelheana, e os pais que eram analfabetos só souberam o verdadeiro nome da filha quando ela foi para a escola.
Hoje põem-se os nomes mais estapafurdios em nome da liberdade de escolha como a filha do Yanic Djaló que jogava no Sporting e hoje joga no Benfica.
Sabe como se chama a menina?
Lyonce Viiktórya.
Um abraço

RosaMaría dijo...

El problema se presenta cuando hay errores en la documentación. Difícil la elección del nombre y en los casos que expones mucho más. Beso.

Esteban dL dijo...

Entiendo, tocayo. Igualmente, me gustaria, que postees sobre nuestro nombre, que la verdad, tiene una historia muy grosa, ya que "Esteban" es el "coronado de laurel, el victorioso" y es de origen griego (además de que Esteban es el primer Martir).

esteban lob dijo...

Marcelo:
Ultra cerca.

Cheluca:
Vi el partido. Lamentablemente, en todas partes, los buenos equipos-salvo que tengan el poderío económico de Barcelona o Real Madrid- suelen ser desmantelados apenas consiguen logros, por la categoría que alcanzan sus jugadores. En el caso de la U no fue una sangría amplia, pero sí muy significativa.Así y todo no fue ni sombra del campeón de la Copa Sudamericana, amiga.

esteban lob dijo...

Elvira:
Muy interesante. Yo desconocía que la ley de ustedes impedía hasta hace poco poner nombres extranjeros, lo que también parece injusto. Si por tradición padres e hijos se han llamado, supongamos, John Smith, no suena apropiado que a un nuevo descendiente le obligaran a llamarse Joao Smith. Pero veo que ya no es así, amiga.

esteban lob dijo...

Rosa María:
Lo de los errores en la documentación agrava el problema.
Un beso, también para ti.

EstebandL:
Curiosamente, habiendo nacido yo en el seno de una familia no cristiana, me pusieron el nombre del primer rey cristiano de Hungría.

Rud dijo...

Estimado Esteban
Pareciera que a muchos padres de familia no les interesa el futuro de los hijos.
Antes de seleccionar un nombre hay que verlo cómo sería a futuro; cómo le llamarían los condiscípulos, e incluso cómo podría sonarle a su futura pareja.
A mi esposo le encantó "Ben Hur", así que a nuestro hijo mayor deseaba nombrarlo "Mesala"; protesté: "los amigos le han de decir: me sala, me comedor, me dormitorio, etc." :)
Un abrazo

esteban lob dijo...

Rud:
Jajajaja. Menos mal, amiga, que te hicieron caso.

D10 dijo...

Ah, no, pero lo de los puntos suspensivos en vez de la diéresis es para ahorcar con su propia lengua al empleado del registro, yo lo desgañito.
Me hiciste acordar de una anécdota del mono Burgos, rocanrolero guardameta de River y de Atlético de Madrid, entre otros.
Va el padre a anotar al monito recién nacido en el registro civil. Explica que quiere ponerle de nombre: Germán Adrián Burgos. El del registro civil pregunta: -¿Germán Adrián? ¿A usted le parece? Ya no se usan dos nombres...
-Tiene razón, -dice el padre- póngale Germán Adrián Ramón Burgos.

esteban lob dijo...

D10:

Jaja. Qué extraño que ya en esa época el funcionario adujera el no uso del doble nombre, que es claramente un símbolo de identificación tan argentino. En Chile, aunque te hayan inscrito como Alberto José, supongamos, te van a decir toda la vida solo Alberto, pero en tu país claramente se usan los dos nombres y me parece muy bien.