miércoles, septiembre 28, 2011

José Miguel Varas


José Miguel Varas, Carlos Wilson y yo, en la lectura de noticias por Canal 9 de la Universidad de Chile, en la década de los años 60

A los 83 años ha muerto José Miguel Varas, Premio Nacional de Literatura 2006 y ciertamente insigne escritor chileno. No han faltado palabras en esta, su hora del adiós definitivo, para referirse a su legado, su bonhomía y su modo tranquilo y siempre positivo para ver la vida.

Como colega de trabajo de José Miguel, en ese entonces, hace ya más de 40 años, rindo mi homenaje a su memoria, con la añoranza de esas transmisiones que hacíamos en blanco y negro todavía, y junto a la alegría del reencuentro cada noche con los tele-espectadores, con José Miguel y con Carlos.

Link:
José Miguel Varas,


10 comentarios:

Francisco Mendez dijo...

Un gran escritor que nos deja Premio Nacional de literatura 2006, además de locutor.
Chile pierde con Varas a un gran escritor y periodista.

Gabriela dijo...

Aunque no lo conocí, me doy cuenta de que era una leyenda. Te hago llegar mi pesar por el fallecimiento de tu compañero y amigo.

Cyrano dijo...

Mi estimado Esteban: mi mas sentido pesame por la partida de tu amigo.

Belkys dijo...

Bueno el amigo que se inmortaliza en libros. Un abrazo, Esteban, que los grandes nunca se van del todo.

Felipe Tajafuerte dijo...

¡Joder, Esteban, qué joven se te ve!
No he leído nada de este autor. Miraré en la biblioteca a ver si hay algo. Un saludo

Gerardo Taker dijo...

Desconozco que tan allegados eran en la actualidad pero el homenaje que le haces es bastante bueno. Que descanse en paz.
Saludos

elvira carvalho dijo...

Porque há momentos em que as palavras não servem de consolo, deixo um abraço de solidariedade.

María del Carmen dijo...

Lo pierde Chile... cuánto hermano chileno pierden ustedes...cuaánto!

Me uno al dolor pidiendo a todos lso cielos resignación divina para sus familiares y para Chile y digo:


No se ha ido, esta de viaje escribiendo otros libros para esperarnos con buena lecturas cuando arribemos a su nueva estancia.
y....
Dejo mi huella
En decires sencillos
Con humildad de violetas,
Con perfume de lavandas
Y con caricia de flor de romero
Para declarar
Que hay una persona que te lleva en
El corazón del alma.
E invita a pasar por sus casas a retirar lo dejado para ti en todas ellas
Ir a

www.panconsusurros.blogspot.com y de ahí seguir e paseo por cinco casas más dónde les recibirán emociones, recetas, alma y vida, sentires…

Un abrazo a puro sentir
Deposito a las puertas d e tu ser.
María del Carmen García Lombardía

Mary Rogers dijo...

Me tocó estar varias veces con él. Un tipo con mucho background, con un dejo de seguridad que a ratos pasaba por soberbia, pero muy interesante. Sabía de todo y por su edad, podía narrar historias del siglo pasado en primera persona. Una de las tantas pérdidas a las que debemos acostumbrarnos.
Abrazos, Esteban.

Liliana G. dijo...

Cuando se vive entregando el alma al público, la partida nunca es definitiva, pues las huellas quedan incólumes en aquellos que tuvieron el honor de transitarlas.

Me uno a tu homenaje, Esteban.

Un gran cariño, querido amigo.