lunes, octubre 03, 2011

La fiebre mundialista

Claudio Borghi, cuando dirigió a Independiente de Avellaneda

Parecía todavía algo lejano, pero en un abrir y cerrar de ojos se nos vienen esta semana las anheladas aunque inquietantes o esperanzadoras eliminatorias (o clasificatorias) al Mundial de Fútbol 2014 en Brasil.

Es para muchos países que al final se quedan en el camino, su verdadera participación en el Mundial, porque cada uno de los partidos tiene para la FIFA la categoría de ser parte del espectáculo cumbre. Y, claro, para los sobrevivientes tras meses y meses de accionar no consecutivo en pos del anhelo mayor, es un devenir de alzas y bajas y de triunfos y derrotas, que configuran puntaje, goles a favor y en contra, cercanía o lejanía de la cita magna.

Antes del primer partido todos los países nos sentimos aspirantes legítimos. Por cierto unos más que otros. España, Alemania, Italia, Argentina tienen por tradición y logros el derecho entre otros a sentirse protagonistas y triunfadores. Hay algunos, verbigracia, como el Principado de Liechtenstein, San Marino, Andorra o la República Dominicana que se preparan para competir, sabiendo que el logro es una quimera.

En Sudamérica, serie larga debido a que es la única en que juegan 10 equipos TODOS CONTRA TODOS, tanto de local como de visitantes, porque ha sido un éxito económico general y por eso no se ha modificado (antes eran grupos de cuatro o de cinco equipos cada uno), hay siempre dos favoritos absolutos, Brasil y Argentina.

Esta vez serán solamente 9 naciones. Brasil por ser país organizador de la cita definitiva no tendrá que competir, mientras que Argentina en la anterior clasificatoria a Sudáfrica, estuvo en un tris de haber quedado eliminada, pese a las fanfarronadas de su entonces entrenador, Maradona, tras haberse clasificado recién en los minutos finales de sus últimos partidos.

De modo que las diferencias se han estrechado. Paraguay y Uruguay se han convertido en naciones de solidez llamativa en el fútbol continental, Ecuador con más bajos que altos en años recientes, hace tiempo que se ha puesto pantalones largos con la calidad y plasticidad de sus futbolistas; Colombia siempre es rival de temer, Venezuela ha mejorado una enormidad y da lucha a los más pintados, muchas veces con notorio éxito. Bolivia se ha quedado estancado. Perú tras años de frustración y desencanto, ha encontrado en su nuevo entrenador, el uruguayo Sergio Markarian, el cauce apropiado para desarrollar la extraordinaria gama técnica de su fútbol, pero junto a una disciplina dentro y fuera de la cancha que les hacía mucha falta.

Y, finalmente, menciono a los nuestros.

Chile tuvo un muy buen mundial 2010, con dos triunfos, aunque nos eliminaron en el mismo punto del mundial anterior, pero desarrolló una extraordinaria etapa clasificatoria, en que ganamos de visita a paraguayos, venezolanos, peruanos y colombianos, empatamos en Uruguay y vencimos como locales a Argentina, en una producción soñada y dirigida por el técnico trasandino Marcelo Bielsa.

Entre sus virtudes, Bielsa dio seguridad a sus dirigidos en sus propias capacidades, generó un fútbol de marca férrea y constante ataque. Los convenció también que se puede jugar de visitante sin complejos y del mismo modo.

El defecto mayor del calificado estratego trasandino fue haberse querido erigir en dueño de la verdad absoluta y del destino del fútbol nacional. Intervino pública y descaradamente a favor del entonces presidente de la Federación chilena, advirtiendo que si aquel no era reelecto él se iría.

Pues bien: Mayne Nicholls no fue reelecto y pese a la actitud de Bielsa en desacuerdo con la disciplina que imponía a sus dirigidos, y no obstante las gestiones para que continuara como DT de Chile, al final se fue.

Entonces empezó la era Borghi.

Claudio Borghi, también argentino, pero avecindado en Chile hace más de una década, brilló como futbolista activo en Colo Colo y fue campeón como entrenador varias veces en ese mismo club. Conoce nuestra idiosincrasia, tiene talento y es astuto. Cuenta con una generación dorada de deportistas en su mayoría actuando en el extranjero, pero ha sido errático en llamar del medio local a alguno que anda mal y no hacerlo con otros que destacan.

Al fin de cuentas, es su derecho.

En los partidos en Argentina de este viernes y frente a Perú en casa, el próximo martes, empezará a dar su examen. Vaya responsabilidad del popular Bichi.

15 comentarios:

Gabriela dijo...

Yo todavía soy escéptica con respecto a la actuación del Perú y me inclino a estar entre los que creen que nuestra clasificación es una quimera.
De otro lado, te cuento que se ha armado todo un bolondrón, batahola, lío o como quieras llamarlo por la venta de las entradas para el partido con Paraguay, que se juega en Lima el viernes 7. Hay gente que está durmiendo afuera del estadio desde anoche y reclaman que ya se acabaron las entradas. Por mi parte, lo veré cómodamente desde mi casa. En verdad, solamente pongo el canal del partido guiándome por los gritos de mis vecinos.

esteban lob dijo...

Gabriela:

Jajaja. Cómo lo haces si es gol en contra de Perú y los vecinos no te avisan con sus gritos?

(Yo ni siquiera dormía fuera de un estadio esperando la venta de entradas, antes de ser periodista deportivo. Y eso que en ese entonces no había televisión para ver de todos modos el partido.)

AleMamá dijo...

Tengo los dedos, los pies, las tripas, ¡todo cruzado para que vayamos partiendo con algo que luego nos deje sin necesitar la calculadora!

Saludos, Esteban

Gabriela dijo...

Es que también gritan ¡¡¡NOOOO!!!, y de corro a cambiar de canal en ese instante.
Sea como sea, gritan. No hay pierde con mis vecinos.

esteban lob dijo...

Gabriela:
Cuando uno lleva el fútbol en el alma, es inevitable gritar esos NOOOOOOOOOOOO.Te comprendo...pero también a tus vecinos.

AleMamá:
Yo, por precaución, tendría la calculadora no muy lejos...con la esperanza de que no la necesitemos.
"Son cosas del fútbol".

elvira carvalho dijo...

Também estamos no mesmo barco. O último mundial foi muito mau, e penso que não tanto pelo futebol demonstrado, (afinal só eliminados pela Espanha com um único golo em fora de jogo) mas pela falta de Disciplina que a Selecção portuguesa vem demonstrando desde Saltilho. Mudaram-se os tecnicos, os atletas mas a Selecção continua muito mal nesse aspecto.
Temos novo treinador, Paulo Bento foi um excelente jogador e nas camadas jovens fez um trabalho sem mácula. Mas com os A não me parece que as coisas andem muito bem, pois não se compreende que um jogador como Ricardo Carvalho com mais de 80 internacionalizações, que já passou por vários clubes sempre com um profissionalismo e comportamento irrepreensível tenha abandonado o estágio de Selecção sem qualquer razão só porque lhe deu na "mona".
Esperemos que a participação de nossos países seja honrosa.
Um abraço

Marcelo dijo...

Si tiene como técnico la mitad del talento que tuvo como jugador, la ruta será exitosa. Recuerdo unas finales del año 1.985, Argentinos Jrs. vs Vélez. El título se lo llevó el Bicho, y le vi hacer cosas a Borghi -en el peor de los casos-similares a las de Maradona.
Un abrazo

esteban lob dijo...

Elvira:
Digo lo mismo. Ojalá nuestros países lleguen al Mundial, lo que para Portugal con Cristiano Ronaldo y compañía no deberá ser tan difícil.
Eso de la ausencia de determinadas figuras en las selecciones, amiga, es tema en muchas partes. También en Chile reclaman por la ausencia de alguna.

esteban lob dijo...

Marcelo:
Vi a Borghi futbolista, ya en la última etapa de su brillante carrera, y lo que hizo en Colo Colo, O'Higgins, Audax y Wanderers era inigualable. Fue un genio con la pelota.

Fernando Rocchia dijo...

SUERTE PARA MAÑANA ESTEBAN!! QUE GANE EL MEJOR...LO UNICO QUE LA FOTO DEL BICHI CON ESE ESCUDO NO ME GUSTO NADA, JAJAJA

esteban lob dijo...

Fernando:
Jajajaja. Claro que como hincha de Racing no te puede gustar la insignia que lleva el Bichi en la foto.

Cyrano dijo...

Nada que decir, francamente el futbol no me produce esa "chispa" que me parece todo ser humano tiene.
Mi papa decia que era un deporte donde 22 sujetos iban detrás de un pelota en lugar de comprarse cada uno la suya. Comko verás, tampoco tenía esa "chispa", ja, ja. Más bien me inculcó el amor a la tauromaquia, y no sé si esta confesión sea el fin de nuestra amistad, ja, ja. Francamente, espero que no.

esteban lob dijo...

Cyrano:
Jaja. Mi mamá decía en su castellano-alemán, "cada uno de su gusto".

RosaMaría dijo...

Algo que me pregunto siempre es porqué contratan a entrenadores extranjeros cuando en cada país hay gente capaz para dirigir a los 22 y sus suplentes. Sin ánimo de crítica por supuesto pero me gustaría saber qué los motiva a ello. Besos.

esteban lob dijo...

Rosa María:
Pienso que en un país históricamente grande en el fútbol, como Argentina, sería muy raro que se contratase a un entrenador extranjero para su selección nacional. Nuestra realidad es distinta.Así fue como Bielsa tuvo responsabilidad plena en la gran campaña anterior nuestra, después de frustraciones continuadas con entrenadores locales (uno de ellos uruguayo, pero avecindado en Chile por décadas).
Esta vez se optó por Borghi, también residente en Chile desde hace mucho y que es considerado casi como un compatriota más.