sábado, mayo 12, 2007

La entrada rebajada convertida en desastre

La entrada "a luca" al partido ganado por Colo Colo esta tarde a Wanderers de Valparaíso en el Monumental por 3 a 1, resultó un desastre.

Si los dirigentes del cacique promocionaron la rebaja, debían estar preparados para un lleno del estadio. Si después no hubiese llegado tanto público, era un mal menor que verse sobrepasados por la multitud.

El hecho es que dada "la ganga" asistieron cerca de 40 mil personas y la administración solamente había presupuestado unas 20 mil. Como siempre en estos casos de multitudes, entre espectadores sanos de cerebro se "colaron" muchos lumpen.

En definitiva, gente con boletos no pudo ingresar y sí individuos sin ellos. La acción de carabineros con bombas lacrimógenas para contener los desmanes, los heridos por pedradas y caídas, la desesperación general en el marco de lo que debía ser una fiesta para la familia, generó un patético cuadro con muchos responsables.

Cualquiera podrá decir con sorna ¿cuando van a invitar de nuevo al fútbol, con entrada a mil pesos?.

13 comentarios:

Paz dijo...

Es triste que un bello espectàculo como es el fútbol se convierta en un campo de batalla , parece que suele suceder no?

Paz/

* Don Esteban lo pongo en mis links para que mis otros contactos visitn este fabuloso sitio .

Paz/

esteban lob dijo...

Paz, no me digas don, porque me haces sentir de 105 años.
Gracias por el linkeo. Retribuiré.
En cuanto a sitio fabuloso, te agradezco el concepto pero estoy al tanto que las escritoras de tanta alcurnia como tú son exageradas.

Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

La violencia que se desata en las grandes aglomeraciones está dejando a muchas personas encerradas en sus casas, acumulando sus rabias de la semana.

Tengo la fortuna de vivir en Valparaiso y por acá todavía se puede asistir en familia al estadio.

Que tengas un buen día
;)

esteban lob dijo...

Recuerdo, Juan Carlos, cuando hace décadas un entrenador de la selección y el presidente del fútbol chileno de la época, dijeron ante los primeros brotes de incivilización en nuestros estadios que "al que no le guste que se vaya a la ópera".

Y en verdad, al cabo del tiempo no es mala idea. O a la hípica. No he visto todavía que agarren a piedrazos a un cantante lírico o a un caballo... por ahora.

Saludos.

Yeux! dijo...

En la ciudad donde vivo no hay muy buen futbol que digamos, y lamentablemente no me atrevo a ir al un partido al D.F. precisamente por estas cuestiones, ya no sabe uno cuándo le va a tocar un público que vaya simplemente a disfrutar el partido, es algo muy lamentable....
Por cierto, tengo que decir que le he dejado una tereita en mi blog y como siempre, le mando 1 fuerte abrazo y muchos saludos!

Daniel dijo...

La verdad es que mientras exista lumpen en el futbol o estas barras bravas, no iré al estadio. O mi equipo, al que quiero mucho, desarma la Garra Blanca, o yo seguiré viendo los partidos por la TV en mi casa. Saludos

esteban lob dijo...

Está visto que entre los dirigentes
del fútbol, no existe voluntad para desarmar a los lumpen de las barras. Esto rige para los de Colo Colo, de la "U", de la UC que siempre pasan piola pero que también cuenta con barra
brava o barra-lumpen, como lo demuestra principalmente cuando enfrenta a Audax en La Florida.
La más portentosa voltereta demagógica la dio el síndico de la "U" quién tras ser amenazado y basureado por Los de Abajo, se unió a ellos. Los legitimizó y en un arrebato insólito les ofreció hacerse cargo de la seguridad en el estadio(¿¿¿¿?????)¡¡¡¡¡¡!!!!!!
Y como está demostrado, cada vez que hay desmanes en manifestaciones callejeras con quebrazón de vidrieras y otras lindezas, aparecen muchos de los mismos que cometen tropelías en los estadios. Pero recordemos que en su momento, no obstante saqueos a supermercaditos, destrozos en el Metro, etc. el Dr.Orozco también los apoyó. De modo, Daniel, temo
que deberás seguir viendo los partidos en tu casa.

Saludos.

Enzo Antonio dijo...

Quedó demostrado que el fútbol no puede costar 1.000 pesos pues se ve sobrepasado por gente que no es del fútbol.
Quedó demostrado que si la entrada no fuera tan cara, la galería a 5.000 es muy cara, mas gente asistiría al fútbol.
Conclusión pensemos en una entrada a 2.500 o 3.000 y tendríamos buen público en los estadios.
Saludos amigo, gracias por acordarse de mi.

La Hormiguita Cantora dijo...

Por este tipo de situaciones dejamos de ir al estadio con mi viejo. Entre los vandalos de ambos equipos siempre quedaba la escoba y era una odisea llegar al auto, que dicho fuera de paso, ojala estuviera intacto.

La situacion de las entradas me parece un poco "naive" de parte de quienes fijaron las tarifas. No hay que ser ingeniero comercial o destacado economista para saber que una entrada para un evento de Colo Colo a mil pesos llama al desastre.

Saludos afectuosos y, como siempre, faltos de tildes.

La Hormiga

La Hormiguita Cantora dijo...

pd: dado que este sitio se me hace muy grato, he tirado un link hacia aca.

Nuevamente, saludos afectuosos

Caro dijo...

Estimado Esteban,

Gracias por el link. :)

C.

Ratopado Ras Tafari Makonen dijo...

Hola Esteban, ¿qué tal?

Me gustó el blog, al cual llegué por azar.

Desde los 5-6 años comencé a ir al estadio. Yo era y soy colocolino, pero mi padre es de la "U". Entonces, con mi tío y mis hermanos mayores íbamos a ver los partidos del Colo, pero siempre acompañaba a mi padre a ver los partidos de la "U". Además, junto a él también íbamos a los partidos de Colo Colo.

Antes, ir al estadio era diferente, era realmente un paseo y algo agradable. Primero, la entrada no era cara y, segundo, uno podía ir a cualquier parte y sabría que no tendría problemas. Podía ir a pie, en auto, en taxi, en micro, en lo que fuera y, lo mismo, ningún problema.

Recuerdo que en 1985 ó 1986 fui a un clásico entre el Colo y la "U". El resultado fue 1-1 (Pato Reyes metió el gol de la "U" y creo que Astengo el del Colo), pero el asunto es que fui a ver el partido a galería y nunca olvidaré que a mi lado tenía hinchas de Colo Colo y la "U". Y todos se respetaban, nadie gritaba cosas al otro por tener una preferencia distinta y, obviamente, nadie andaba tirando piedras y escupos. Tampoco había gente con cuchillos al interior del estadio.

Pasaron los años y seguí yendo al estadio. Varias veces me tocó ver peleas, masacres entre barristas y en algunas ocasiones me vi involucrado en esas típicas situaciones peligrosas del fútbol actual, aunque sin ser parte de uno de los bandos, sino que solamente por estar ahí, caminando.

¿Qué pasó? Me aburrí y luego de 20 años yendo al estadio, disfrutando el sandwich de jamón y palta, rememorando el día que la "U" se fue a segunda o el día en le ganaron a la Católica el 94'. Recordando cuando el Colo ganó la Copa Libertadores o cuando Vasco da Gama no eliminó el 90'. Aguantando cinco horas para ver la clasificación de Chile a Francia 98'....en fin, tantos hitos importantes del deporte chileno!

Pero ya casi no voy al estadio, me aburrí y, lo peor, me da lata pagar cuatro mil pesos para ir a pasarlo mal y tener que estar pendiente que no me roben, que no me pidan plata, que los pacos no tiren al caballo encima, etc.

Hace rato que el fútbol dejó de ser un espectáculo, dentro y fuera de la cancha.

Por eso ahora me preocupo más de otros deportes, aunque siempre seguiré siendo un futbolero de corazón.

Saludos!!

PD - Qué Juegos Olímpicos los de 1972...están dentro de la historia deportiva y política, lamentablemente.

esteban lob dijo...

RATOPADO:
Es, lamentablemente, muy cierto lo que dices. Antes queríamos que ganara nuestro equipo favorito, sin desearle poco menos o literalmente la muerte a los contrarios. Hoy el odio es tan grande, que hace prevalecer sentimientos más propios de una guerra que de un espectáculo deportivo.