domingo, mayo 20, 2007

El encendedor maldito

Cuando empataban a uno anoche en San Carlos de Apoquindo Universidad Católica y O'Higgins de Rancagua y mientras era atendido junto al arco sur un jugador de los visitantes, un tipo con instinto criminal lanzó con formidable puntería un encendedor que dejó herido en la cabeza al médico de los forasteros.

Ante la magnitud de la acción, en ese momento debió suspenderse el partido. No es necesario que sea un árbitro o uno de sus asistentes la víctima, para que el juez determine la suspensión del encuentro, como ha sucedido otras veces.

Ya es hora que los mal nacidos que se escudan en la multitud de las barras, sean descubiertos y que el club " de sus amores" reciba la sanción que corresponde por cruzarse de brazos ante la acción delictiva de los suyos.

Generalmente se habla de Colo Colo y la "U" para ejemplificar las barras bravas y la de la UC no es mencionada, no obstante su rico historial de vandalismo, pese a que por condición social se supone- solo se supone- sus miembros tienen un mayor caudal de preparación, lo que está demostrado es una falacia.

Si el partido se hubiera suspendido en ese momento de la cobarde agresión al médico de O'Higgins, no se habría podido consumar el 4-1 a favor de los cruzados con que terminó, lo que permite a Católica empatar por ahora el primer lugar del campeonato.

Entonces, el resto del cotejo hubiese tenido que disputarse durante la semana sin público. Era la acción necesaria para dar al menos una señal en el sentido que el deporte y la delincuencia no van de la mano.

24 comentarios:

estrelladorada dijo...

sip, ya es hora de las sanciones,
saludos;)

La Hormiguita Cantora dijo...

Opino igual que tu. Ya esta bueno que con mano firme le vayamos quitando espacio a los vandalos para regresarselos a las familias.

Saludos afectuosos

Caro dijo...

La violencia en el fútbol es universal, las barras bravas argentinas son de asustar y hacer correr al más valiente, y creo que en todos lados son iguales,sino fijate los hooligans ingleses.

Están todos cortados con la misma tijera.

No importa si es uno o son todos. Se debieran tomar medidas.

Te acordarás cuando aquí se suspendió casi toda una temporada para "hacer recapacitar" a la gente, no? O esos partidos sin público alguno ( que era deprimente pero cuyo impacto se sintió)

Las multas a los clubes son una buena idea.

...

Por otro lado, Esteban , disfruté muchísimo también de la lectura sobre la boda a la que fuiste con tu esposa. Realmente una joyita!

Muchos cariños desde aquí.

rominita chii dijo...

Primero y solo por que estoy sororpendida, tengo que decir que no puedo creer que un tipo desde la barra tuviera semejante puntería para acertar el tiro del encendedor... creo que el doctor en cuestión andaba de mala suerte.
Por otra parte, tampoco puedo creer que con un herido, no se resguardara la seguridad del resto de los presentes suspendiendo el partido y castigando al equipo, porque el dueño del encendedor es más dificil de encontrar.
Yo creo que cada barra deberia hacerse responsable del comportamiento de sus miembros... si no la cosa es puro tirarse piedras y decir "nadie fue".

esteban lob dijo...

ESTRELLA DORADA:
Lo triste es que los dirigentes, por acción u omisión, apoyan a los barra brava.
HORMIGUITA:
Que lejanos están los tiempos en que el fútbol era un entretenimiento para toda la familia. Hoy es un peligro llevar mujeres y niños.
CARO:
Pero los ingleses lograron erradicar a los hooligans de los estadios y hoy no necesitan ni siquiera rejas separatorias entre público y cancha. Solamente no los pueden dominar si juegan en el extranjero.
ROMINITA:
Es deplorable la buena puntería de algunos desubicados. Hace unos años un tipo que tiró una moneda en Calama que dejó inconsciente al árbitro, saco a Cobreloa de la Copa Libertadores. Anoche otro imbécil con instintos criminales hirió al médico de O'Higgins, pero eso parece no ser motivo para tomar medidas drásticas, que irían en beneficio, finalmente, de los que toman al fútbol como una pasión y no como una barbarie.

maks dijo...

Ayer en el partido de Colo Colo el arbitro amenazo con demorar el inicio hasta que los "jovenes" se bajaran de la reja. 5 minutos despues el partido comenzo y los jovenes seguian ahi. Con esas inconsistencias estamos lejos de parar a los delincuentes.

Apuntes de un Tinterillo® dijo...

Hola como estás? aquí pase para saludar y saber como estas. Bueno ahora escribí un artículo de la leche que me llamo la atención algo que no sabía ¡mish¡.

salu2, tinterillo.

www.tinterilloonline.blogspot.com

Nelson Alvarez dijo...

No sé si la medida deportiva es la más acertada, ya que en Colo Colo también se vieron cosas feas ante Wanderers y sería injusto que la UC hubiese dado ventajas deportivas. En todo caso yo soy hincha de ese equipo así que ya entenderán mi posición jeje

El otro día escuchaba que las entradas para los partidos en Inglaterras son carísimas. Quizás eso también permita que el público sea de mayor nivel.

Lamentablemente por estos lados, el espectáculo deportivo deja bastante que desear. Habría que hacer una mejora en todos los sentidos para prescindir de estos delincuentes.

Saludos!

Carlos dijo...

Urge, urge erradicar la violencia en los estadios de latinoamérica.

No es posible que ir al estadio se convierta en hazañadehombres y adultos...es por eso que ya no se ve como antaño mujeres y niños en un escenario.

Esteban, te invito a seguir mi bítacora de hace una década en el viejo continente, ya publiqué la segunda entrega.

Fuerte abrazo.

Paz dijo...

Es una lastima que el público enardecido acabe con tan bello espéctaculo y que las barras caigan en el fanatismo y es histerismo , cuál será la solución?

Paz/

esteban lob dijo...

MAKS:
Son inconsistencias incomprensibles.

TINTERILLO:
Retribuyo el saludo.

NELSON:
Nada disculpa a nadie en esto de las barras bravas. Colo Colo también debió haber sido sancionado drásticamente cuando por Copa Libertadores, uno de sus "hinchas" hiríó a un jugador de Gimnasia y Esgrima de La Plata. Se clausuró el estadio, pero no sufrió pérdida de puntos que es lo que más duele, para que de una vez los clubes se hagan parte en medidas de protección para la gente sana de espíritu. Y eso que Colo Colo ganaba por goleada, lo que demuestra una vez más la irracionalidad de los barristas.

CARLOS: Lamentablemente es un problema general que afecta a muchas de nuestras naciones. Con mucho gusto veré tu bitácora europea.

PAZ: La solución debe partir de nuestros dirigentes deportivos, que se deben poner del lado de los hinchas sanos y no seguir apoyando a los barristas violentos, por comodidad o demagogia. De ahí para adelante, deben actuar la policía y la justicia (sobretodo ésta última) con intenciones de hacer cumplir las llamadas leyes de violencia en los estadios que son- al menos en Chile- letra muerta.

esteban lob dijo...

Fe de erratas: me rectifico.
El partido Colo Colo-Gimnasia fue en la Copa Sudamericana y no en la Libertadores

NatanielBL dijo...

No se hasta cuando vamos a ver a estos delincuentes, a este lumpen, adueñarse de los estadios e impedir que los que realmente queremos al fútbol lo podamos gozar como es debido.
Y lo que me parece más grave es que son los jugadores los que están recibiendo todo el peso de la ley y no estos delincuentes que son llevados a la justicia y no les pasa nada.
Saludos.

esteban lob dijo...

Estoy plenamente de acuerdo, Nataniel.
En Rancagua, un energúmeno sacó de quicio a Miguel Aceval insultándolo, hasta que este respondió y ahora está encausado por la Justicia.
En el Nacional, tras la derrota de Colo Colo frente a Audax, Rodrigo Millar fue objeto de agresión verbal por parte de un individuo que inexplicablemente estaba en la zona de camarines. Tras ser insultado, Millar dio un golpe al tipo que quedó semi KO. ¿Quién permite la entrada a una zona exclusiva a esos individuos?.

Ratopado Ras Tafari Makonen dijo...

Tras el partido de Audax Italiano y Colo Colo, los medios pusieron especial énfasis en la reacción de Rodrigo Millar, que golpeó a un hincha que lo insultó. Mucho se habló de esta situación y se dijo que lo hecho por el jugador colocolino era una vergüenza.

Sí, es cierto, reaccionó mal. Sin embargo, ¿qué hacía un hincha en los camarines? Es cierto que ese hincha no fue a golpearlo, pero tampoco fue a felicitarlo y entró a insultarlo.
Ahora, todos quieren aplicar la ley de violencia en los estadios.....contra el jugador de Colo Colo.
Pero el hincha que fue a insultar quedó como una pobre e inocente víctima.

A la hora de sancionar a Rodrigo Millar o Miguel Aceval nos ponemos bien firmes y nos apretamos el cinturón, pero, ¿qué ocurre cuando los barristas acuchillan, golpean o roban?
Todos hablan y hablan, casi en forma compulsiva, pero nadie pone en práctica la ley de violencia en los estadios.

Mientras, todos esos vándalos siguen haciendo de las suyas, como aquel "idiota" (no tiene otro nombre) que le tiró un encendedor al doctor de O'Higgins, el cual terminó con la cabeza ensangrentada.

Una pena.

Daniel dijo...

De verdad, una vergüenza que sigamos aguantando a estas famosas barras. Los directivos de los clubes hacen la vista gorda, y ellos junto con varios jugadores los ayudan con plata. Hay que parar esto de una buena vez. Saludos

Enzo Antonio dijo...

Siempre vamos al estadio un grupo de amigos, claro que siempre nos sentamos lejitos de las mal llamadas barras bravas, copia mala de las barras argentinas y de los antiguos holligans ingleses. Reconozco que sería fome el fútbol sin el aliento de estas fanaticadas, pero lo malo es que se cuela demasiado delincuente que para mi no tienen nada que ver con los verdaderos hinchas del fútbol. Además voy a tocar un punto que es polémico pero en el partido entre Audax y Colo Colo bastó que cayera un proyectil de la Garra Blanca y carabineros entró con todo a apalear a cualquiera que se le pusiera por delante, y claro esto desató aún más violencia. Con mis amigos que estábamos en Andes vimos que la reacción policial fue demasiado exagerada. Por suerte la cosa se calmó después de unos 10 minutos en que "ambos bandos" se dieron con todo.
Saludos Esteban, buen tema.
Chao.

esteban lob dijo...

Gracias por entrar al debate, RATOPADO, DANIEL y ENZO ANTONIO.
La Ley de Violencia en los Estadios simplemente no se aplica y, además, pese a que su tramitación demoró muchísimo, no contempla los desmanes que pasan fuera de los recintos. Efectivamente, los dirigentes hacen la vista gorda y apoyan inclusive a los barristas. También hay jugadores que le pasan "platita" para congraciarse con los mafiosos, más que por convencimiento de las bondades de esos grupos.
Difiero de que sin el aliento de estas fanaticadas el fútbol sería fome, porque durante décadas y décadas fue de lo más entretenido, igual con cánticos y aliento ruidoso, pero "en buena", sin estúpidas bombas de humo, ni papeles lanzados a la cancha para emponzoñar el espectáculo ni pailones colgados de las rejas.

Wontolla dijo...

sorry la demora... agregado a la breve guia de blogs chilenos.

salu2!

esteban lob dijo...

WONTOLLA:

Se agradece.

Claro que, a este paso, la "breve" guía de blogs chilenos, se parecerá a la guía de teléfonos.

Es un buen y paciente trabajo.
¡Felicitaciones!

DEPELOS dijo...

que puedo decir...
cuando era chico ibamos al estadio en familia, era todo un paseo familiar, veiamos el partido, comiamos mani, y las barras eran las barras nobles de antaño.

Sonaba el bombo y habia 3 gritos de batalla para darle animo al equipo.

Era sano y no era peligroso.
Nada de esos cantos con acento foraneo, que se copian entre todas las barras, algunos sin poleras a 5 grados bajo cero y una buena mochila (quizas que traen ahi no?).

Lo peor de todo es que los jefes de Barras se convierten en lideres.
Ejemplo: El kramer, junto a su yunta el Anarquia, se dan el lujo de abrir un colegio!!
VALOR!!
Un COLEGIO!!!
esos 2 ????
no comments...

en fin, no voy a los estadios, por que es peligroso para el publico en general, lastima era un buen espectaculo.

saludos

DEPELOSSINESTADIO

esteban lob dijo...

Lo peor, estimado Depelos, es que esos individuos y sus similares de
otras barras bravas, se convierten en personajes gracias a la pemisividad y concomitancia de los dirigentes y se sienten con derecho a ser decisivos en temas como contratación de entrenador, jugadores, etc.

¡El mundo al revés!

Luis N. dijo...

Estaba en el estadio ese día. Yo jamás lanzaría un objeto a la cancha, pero carabineros me botó a la basura un libro fotocopiado de Derecho Tributario que tenía que leer y un encendedor. Claramente, al pasar por Carabineros es donde se produce el problema, estos son los que son burlados por los delincuentes. A mi la mayoría de las veces no me revisan, ese día me revisaron por la mala idea de llevar mi libro (lo llevé porque llegué con más de una hora de anticipación, donde uno prácticamente pierde el tiempo esperando el inicio del partido). Asumo que no debo llevar nada más para que no me lo boten, pero me pareció una actitud inquisidora de carabineros la de desechar en un tarro mi material de estudio, como si saliera barato fotocopiar un libro de 300 páginas, escaso más encima por la complejidad del tema. Mal Carabineros.

esteban lob dijo...

LUIS N:

Es una cuestión de criterio de los encargados de la seguridad.
Te felicito por tu pasión deportiva, porque cualquier otro se devuelve sin ver el partido, defendiendo un libro tan valioso.

Saludos.