lunes, enero 15, 2007

El mejor remedio, ganar

Tanto en el caso de la Sub 20 como en el de Villarreal, la mejor solución para los desencuentros, problemas de convivencia, grupos encontrados y otras lindezas, ha sido y será... ganar los partidos.

Bastó que el equipo de Pellegrini derrotara a Atlethic Bilbao y las rencillas internas se olvidaron en medio de vítores y alabanzas mutuas. Los hinchas dejaron, al menos por un rato, de pedir el regreso de Juan Román Riquelme al cuadro de honor y de cuestionar al técnico chileno.

En el caso de la llamada Roja Chica, todas las versiones apuntaban a la existencia de grupos antagónicos entre los jugadores que hicieron la campaña previa y los colocolinos llegados a última hora, mientras el técnico disparaba en sus declaraciones de chincol a jote. Nadie se salvaba de su andanada verbal.

Bastó que el cuadro resucitara y todos- menos mal- comulgaban con la misma causa. Los abrazos tras los goles frente a Perú no distinguían a los de un grupo y los del otro. Pero el técnico sigue diciendo, por ejemplo, que en este equipo los destinados al triunfo son los fuertes y corpulentos, olvidando que la base del éxito súbito de la Sub 20 también pasó por los no agraciados por la naturaleza con condiciones tipo Batman o Superman.

No importa. Lo necesario es seguir ganando, para que entre los integrantes del equipo dejen de pelarse y de pelearse. Esto vale para la Rojita este fin de semana en Asunción y también para Villarreal, este miercoles, en la revancha por la Copa del Rey ante Valladolid.

6 comentarios:

10am dijo...

Tiene mucha razón usted (no puedo tutearlo, una por la abismante diferencia de edad y otra por su excelente trayectoria). Pero aca en Chilito lindo siempre pasará que se les dara el crédito a los que mas destacan, que andamos con cosas... somos "exitistas" nos fijamos en la figura pero no en el entorno que son los demas jugadores. Sin duda, esto un problema de fondo y bastante lamentable siendo que los que destacan no son mas que buenos jugadores y no superhéroes como se les ha catalogado.

Recuerdo un vez que escuche en la radio que la Selección estaba en busca de una "estrella" es decir buscaban a un tipo que venda antes que juegue bien. Bastante retrógado, pero bueh... que se le va a hacer, mientras jueguen, todo bien, y no neceseriamente ganar si no dar un buen espectaculo.

Saludos sr, espero pase de vuelta, me gistaría leer un comentario suyo en mi blog.

esteban lob dijo...

Agradezco la visita, como te lo expreso también en un comentario en tu blog.
De paso invito a mis lectores a pasar por 10am y prestar atención a la denuncia que haces con justa razón, en el post de más arriba en tu página.

Cordiales saludos.

Daniel dijo...

Siempre lo mejor ha sido ganar, se olvidan todas las rencillas internas en los equipos, aunque sea por un momento. Y lo de Riquelme yo creo que existe algo que no se ha contado a los medios, porque como jugador es bueno, pero debe haberse mandado una embarrada no muy pequeña para que esté cortado. Saludos Don Esteban.

Los invito a que nos ayuden en la campaña para recolectar fondos para que nuestra amiga blogger Johanna pueda operarse. Los aportes se realizan en la cuenta 010-63-03751-2 del Banco del Desarrollo a nombre de Juan Pablo Ortíz Moreno.

Catalina Pimentel dijo...

Pellegrini, Pellegrini, Pellegrini. Tengo sentimientos encontrados. Si bien en la cancha no era el mejor jugador, tiene un corazñon inmenso aunque me lo discutan

EmilioScout dijo...

Si todos los deportistas se dedicaran mas a hacer su pega en vez de estar sumergidos hasta las patas en la farandula, tal vez veriamos triunfos deportivos con mucha mas frecuencia que lo habitual Don Esteban... lamentablemente, no deja de ser cierto que tenemos el futbol que merecemos, pues la farandula ha pasado a ser el opio del pueblo, y lo que es peor, la aceptamos como algo normal sin darnos cuenta de que es un elemento nocivo disfrazado de entretencion...

Saludos y Buena Caza!

Emilio Freixas

esteban lob dijo...

Gracias a todos por sus comentarios.
Acerca de las dudas de Daniel sobre el motivo real de la "cortada" de Pellegrini a Riquelme, parece que la gota que rebasó el vaso fue el retorno del argentino en forma tardía a los entrenamientos, para quedarse más días en Buenos Aires. Pero todas las versiones apuntan a que antes los dos tampoco " se tragaban" pero se aguantaban porque al equipo le iba muy bien. Ahora las cosas, como sabemos, han cambiado.