miércoles, julio 26, 2006

Cobreloa

A fines de la década de los 70, los Jefes de Deportes de los únicos canales de televisión de la época, fuimos invitados a conocer lo que se estaba haciendo en Chuquicamata y en Calama, para llevar entretenimiento y crear pasión entre los entonces 13 mil trabajadores del cobre en esa zona. Nacía Cobreloa... de la nada. Y los 13 mil mineros aportaban a la nueva ilusión con un riguroso descuento mensual por planilla. La Compañía entregaba otro tanto. De modo que, en la práctica, Cobreloa iniciaba su vida con el equivalente de 26 mil socios al día, cifra que por cierto ningún otro club chileno podía ostentar. Y en el marco de un amistoso del en ese minuto benjamín de la Segunda División frente a Colo Colo, Pedro Carcuro de TVN; Sergio Brodfeld de UCV; Julio Martínez de Canal 13 y quién escribe, del entonces Canal 9 de la Universidad de Chile, vimos admirados la forma moderna, esforzada y concreta con que los dirigentes iniciales de la institución nortina mostraban su "chiche" deportivo. Ese mismo año, con Andrés Prieto como DT, Cobreloa llegó a Primera División. Lo demás es historia. Historia de éxitos, títulos nacionales y de dos veces protagonista de finales en Copa Libertadores. Hubo tiempos difíciles, como cuando Peter Dragicevic, en su calidad de Presidente de Colo Colo, logró neutralizar el aporte de CODELCO a la entidad nortina. aduciendo competencia desleal, o cuando una Ley de la República impedía la continuidad del descuento obligatorio por planilla. Pero Cobreloa se mantuvo pese a todo en el primer plano de nuestro fútbol, prevaleciendo su condición de su mayor exponente provinciano y en calidad del cuarto grande de nuestro fútbol, junto a Colo Colo y las universidades. Los tiempos cambian. Hoy, con dirigentes lejos de la estatura de los creadores del club, suceden hechos tan condenables y bochornosos como uno muy reciente. Tras el torneo de Apertura, se decidió prescindir de los servicios del entrenador Jorge Aravena, por la mala campaña. Una vez tomada la medida y comunicado el Cuerpo Técnico de la determinación, se volvió a fojas cero por... un pequeño detalle: no existían en caja los 50 millones de pesos que significaba por contrato la salida anticipada del técnico. Y Aravena siguió, aunque sin mejorar los resultados del equipo. El 4-1 recibido en la reciente fecha en Puerto Montt es uno de los peores resultados en la historia de Cobreloa. Un equipo acostumbrado a ganar casi siempre en casa y a sacar empates de visita, ahora no solo pierde puntos como local sino que sufre de forastero desenlaces tan deplorables como ese 4-1 en Chinquihue. Aravena fue en su época de jugador activo un maestro de los tiros libres. Cada sanción a favor de su equipo, en sus comienzos Santiago Morning y por años y años Universidad Católica, equivalía a un penal. No recuerdo otro lanzador chileno de tanta alcurnia y categoría. Ni Leonel Sánchez, ni Juan Carlos Orellana, ni Chamaco ni Foullioux. Ni siquiera el Coto Sierra, cuyos notables tiros libres, no tienen el plus de la fuerza demoledora de los del Mortero Aravena.Tal vez por potencia y dirección en sus envíos, Carlos Atlagich, un mediocampista del Bádminton de los años 40 y 50. Al Tigre Sorrel no lo alcancé a ver. Pero como DT a Jorge Aravena, aparte de un ascenso a la serie de honor con Audax, no le ha ido bien. Con un agravante. En una osada demostracíón de fuerza, aunque exclusivamente verbal, el actual entrenador de Cobreloa dijo una vez ser el mejor entrenador de Chile. Y lo dijo el mismo año en que su equipo de entonces, Everton, descendía a la Primera B.

3 comentarios:

INSECTO dijo...

Muy entretenido el artículo. es lamentable que Cobreloa, que tiene su historia en el futbol nacional, se meta en problemas de una manera tan torpe...

Saludos.

INSECTO dijo...

Pd: ¿Cuándo va escribir un post sobre sus recuerdos de Munich 1972?

Pirata-Zorro dijo...

GRANDE COBRELOA
GRANDE ZORRO