martes, junio 20, 2006

Indiferencia

Hay mucha indiferencia y despreocupación, salvo excepciones, en la pronunciación de los nombres de jugadores mundialistas. En algunos casos nos complicamos la vida haciendo difícil lo fácil, caso del checo Koller a quién le decimos Keller, quedando igual que el arquero de los EEUU quién efectivamente se apellida así. Además pronunciamos en inglés nombres como el del alemán Ballak, que se llama Michael, fonéticamente MIJAEL y no MAIKEL como con tanta ligereza también suele mencionarse al astro de Fórmula Uno Michael Schumacher. Los estadios son definidos como, fonéticamente otra vez, STEIDIUM, siendo que no son ni escenarios ingleses ni australianos ni estadounidenses, sino germanos. Son todos, volvemos a la fonética, STADIUM, tal cual, y si quieren pronunciarlos más en alemán SCHTADIUM. Y menos son ESTADIUM o ESTEIDIUM como los mencionan incluso quienes hacen ostentación de haber consultado a embajadas y consulados antes de embarcar.

2 comentarios:

JORGE BRAVO TESSEO dijo...

ESTEBAN:

Estoy intentando entrar a tu blog para felicitarte por tu iniciativa. Voy a poner tu blog entre mis links de contacto y ojalá tu puedas hacer lo mismo con el mío y con el de mi hijo.
El de Eduardo es http://aunqueelmundoseaundisfraz.blogspot.com

Y bueno él también te va a colocar en sus contacto por "solidaridad bloggística" familiar.

saludos

http://lineadeflotacion.blogspot.com

Anita dijo...

Me encantó saber de este blog, y más felices aún están mis papás al saber de él. Están muy contentos de poder conectarse con usted a través del ciberespacio, pues lo siguen desde.... siempre!
Seremos constantes visitantes!
Saludos cariñosos
Ana María Cortez