martes, febrero 07, 2017

Nombres propios desafortunados


Los nombres que desatinados padres ponen a sus hijos, ya ha sido tema en este blog.
Sucede en todo el mundo y Chile no es la excepción.
Hace algunos años a un pobre bebé lo inscribieron como Camaleón y hoy en día existen desafortunados recién nacidos degradados a tan corta edad, con nombres como Koraparenga, Exekihel, Emarlishaina, Michelanda, Hesteisy y otras joyitas del mismo estilo.

Si la vida de por si es dura para cualquier mortal de nombre común, llamarse Koraparenga supone un camino adicional cuesta arriba, en el colegio, en el barrio y en la vida laboral futura.

Inclusive algunos progenitores muy imaginativos, según información de nuestro Registro Civil e Identificación, le han endilgado a sus hijos nombres de marcas y otros de origen inexplicable. Ya imagino  a una de las víctimas dentro de algunos años en un centro médico esperando turno y que por los altavoces se diga Ashelé Pérez, consulta 4...o bien BrainsPaul- quila González, consulta 10... o tal vez Days Cárcamo, consulta 7...e incluso Safer Venegas, consulta 5. Los  apellidos los agregué como ejemplo, pero los nombres son auténticos de  última generación.

Los funcionarios del Registro Civil chileno tienen la facultad de no inscribir a niños con nombres raros. Si los papás insisten, el proceso se deriva a un juzgado civil. En todo caso presiento que en las dos instancias " pasaron la prueba" porque esos nombres quedaron establecidos oficialmente.

Pero como consuelo, cabe recordar que en México a una indefensa mortal le pusieron Disney Landia, así separadito.


Como dato adicional, los nombres más utilizados en mi país en los últimos 2 años son Sofía y Agustín.

No faltan los Mustafá y Scheherazade, por la influencia de exitosas telenovelas turcas, ni nombres de futbolistas de la selección de Chile, como Alexis y Gary.

Credencial de un niño llamado Shakespeare

32 comentarios:

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Eso es como para no creer, Esteban, pero que los hay los hay. No más le pongo el ejemplo de un jugados de nuestra selección Sub-20 que se llama "Michael Nike Gómes", tal vez por aquello del protagonista de la serie El Auto fantástico.

Un abrazo.

Elvira Carvalho dijo...

Cá como aí amigo Esteban, também há nomes muito esquisitos. Bisavó materna, chamava-se Marinha.
Minha mãe, Gravelina. E coitada passou a vida a ouvir trocarem-lhe o nome, já que as pessoas lhe chamavam Grazelina, ou Gradelina. Tenho uma colega na Universidade Sénior que se chama Dornalinda.
Graças a Deus que é tudo já gente sênior, o que quer dizer que ultimamente as pessoas têm mais cuidados com os nomes que põem aios filhos. Nos últimos anos os nomes mais postos aos bebés femininos alternam entre Maria e Mariana, e nos masculinos João mantém-se imbatível há quatro ou cinco anos.
Um abraço e tudo de bom para si

Pedro Luso dijo...

Amigo Esteban, Taís e eu nos divertimos ao ler esta sua crônica sobre os nomes esquisitos com os quais os pais "premiam" os seus filhos, como ocorreu com pobre Koraparenga. Aqui em Porto Alegre também não é diferente, nomes esquisitos estão em toda parte, principalmente nos campos de futebol, numa mistura de português com inglês, dando um resultado estético, por assim dizer, da pior qualidade.
Um grande abraço.
Pedro

esteban lob dijo...

Parece, Humberto, ser un caso que abarca gran cantidad de países. Por de pronto el tuyo y el mío.

Abrazo austral.

Tais Luso dijo...

hahaha, muito bom!

Pobre dos filhos que são vítimas das homenagens que os pais fazem aos seus ídolos, carregando a tal herança por toda a vida. Bem, aí vem a pergunta que fazemos ao ver umas coisas esdrúxulas pela frente: de onde saiu isso?
E a coisa piora mais quando o homem, um 'Claudernei' resolve ter seus filhotes e coloca nos filhos com nomes da primeira letra do seu nome: o Clauberto, o Clauco, a Claurinda, a Clausete e a Claurisbeta. Não há quem aguente, e os amigos passam a chamá-los, todos, de Clau!!

Deixo aqui pra você, o nome completo do Imperador Dom Pedro l, respire fundo:
Pedro de Alcântara Francisco Antonio João Carlos Xavier de Paula Miguel Rafael Joaquim José Gonzaga Pascoal Cipriano Serafim de Bragança e Bourbon!
Isso é um nome só!!
Beijo, amigo Esteban!

esteban lob dijo...

Veo apreciada Elvira, que son situaciones que se producen más allá de un solo idioma.

Retribuyo abrazo.

esteban lob dijo...

En todo caso en tu país, estimado Pedro, los seudónimos de los futbolistas son espectaculares, pasando por Pelé y Garrincha y llegando a los actuales exponentes.

Un gran abrazo de vuelta.

esteban lob dijo...

¡Caramba Tais!
¡Qué despliegue colosal de nombres el de don Pedro de Alcántara!
Gracias por el dato.

También un beso para ti.

Gabriela dijo...

Acá intentaron darle esa función discrecional a los registradores civiles hace algunos años, pero todo el mundo saltó hasta el techo con el lema de "yo lo pongo a mis hijos el nombre que me da la gana". Y ahí van las pobres personitas, exhibiendo de forma muy triste la creatividad paterna.

esteban lob dijo...

dados los resultados, me temo Gabriela que acá es igual.

Ana Mª Ferrin dijo...

Aquí, actualmente el límite en los nombres sólo existe cuando es ofensivo para el niño. Por ejemplo, Asesino, como me contaron que un padre quiso llamar a su hijo, algo increíble pero cierto.
En Castilla y León nunca había problema con los nombres, ya que al niño se le bautizaba con uno de los infinitos del santoral católico diario, al que se añadían de forma práctica otros comunes en la familia y así acababan escogiendo el que más gustaba. O ya de mayor, el propio interesado hacía que le llamaran por otro de los que tenía.
Como curiosidad recuerdo un vecino de Palencia al que le pusieron Cojoncio, pero al que llamaban Julián. Y una conocida a la que pusieron Angustias y ya de jovencita ella insistió hizo que lo cambiaran por otro de los suyos, María. Saludos.

esteban lob dijo...

Qué espanto, Ana María, que un padre hubiera querido ponerle Asesino a su hijo. Y la pobre Angustias, fuera de las que cualquier ser humano sufre en su vida, tuvo que enfrentarse con las que de por sí generaba su propio nombre. Con razón no quiso más guerra. Es muy interesante tu descripción.

Saludos australes.

Mari-Pi-R dijo...

Parece que no se piense con las consecuencias que se puede tener durante toda una vida, tan solo en un hospital con un nombre corriente ya te resulta dificil de comprender si es verdaderamente tu turno.
Un abrazo.

esteban lob dijo...

Eso es lo peor del cuento, Mari. Por darse un gusto, los padres no reparan en la vida de burlas que le crean a sus hijos.

Abrazo.

Liliana dijo...

Pobres hijos, qué culpan tienen??

Como te dije hace tiempo, ya hay alguien llamado Brexit!

Saludos =)))

esteban lob dijo...

¡Ay Liliana! El pobre nunca se va a sentir cómodo en la Comunidad Europea.Y no por su culpa.

Manuel dijo...

Aunque aquí tienes la posibilidad de cambiar tanto el nombre como los apellidos; estoy contigo en que el problema es cuando eres niño y adolescente, que tienen que sufrir de lo lindo, las chorradas de sus padres. Creo que si se pararan a pensar unos minutos en su hijo@s, no lo harían; aunque te puedo dar fe, que en el instituto citabas a los padres por problemas importantes de los críos, y no es que no acudieran a la cita, sino que no aparecían por el centro durante todo el curso. Por eso siempre se ha dicho que hay padres y "Padres". ¡Qué le vamos a hacer!.
Un fuerte abrazo, amigo.

Manuel dijo...

He querido decir: por las chorradas de sus padres.
Perdón.

esteban lob dijo...

Nada que perdonar Manuel. Se entendía bien. Y de que hay padres y "Padres", para desgracia de los hijos de los primeros, es así.En todas partes, en todo el mundo.

Abrazo austral.

Rud dijo...

Apreciado Esteban
Me parece que los padres que incurren en el desatino de poner un horrible o impronunciable nombre a sus hijos, son personas que no piensan en los demás, no poseen educación y se creen dueños de sus pobres hijos.
Deseo que pases un bellísimo fin de semana, un abrazo

esteban lob dijo...

Incuestionable planteamiento, estimada Rud.

Cariños.

Maluca dijo...

Vaya Esteban, veo que esto está lleno de comentarios, no me extraña el tema da para mucho. No los he leído, así que pido perdón por si me repito. De lo primero que me he acordado al leerte ha sido de la película (creo que también existe la obra de teatro) El Nombre. Le Prénom, en francés, ya que su director lo es. Te la recomiendo si no la conoces http://www.filmaffinity.com/es/film147745.html. Tengo muchas anécdotas sobre este asunto de los nombres pero sólo te contaré una. Estando en un pueblo de la sierra oí cómo una madre llamaba a su hijo ¨"a grito pelao" como decimos nosotros ¡Isaaaaazzzzz! Lógicamente el niño se llamaba Isaac.

RosaMaría dijo...

jajaja... me hizo reir tu post, pobres chicos. Los papás hacen cualquier cosa además de malcriar a los niños, imagino que para llamar la atención o por falta de criterio, no sé cual poner primero. Un abrazo amigo

esteban lob dijo...

Gracias Maluca por el link y por la historia de Isazzz,

esteban lob dijo...

Jaja, RosaMaría. Creo que los dos factores que mencionas están empatados al más puro estilo deportivo.

Retribuyo abrazo.

Ricardo Tribin dijo...

Mi querido Esteban.

Que buena recopilación.

La verdad es que parece que a algunos los bautizaran , no con agua, sino con ácido sulfidrico

Un muy fuerte abrazo.

Mariaisabel dijo...

Apreciado Esteban,
Totalmente de acuerdo contigo!
Precisamente ayer hablando con mi hijo, salió este tema. El, profesor de un colegio se ha visto con las sorpresas de niños con nombre rarísimos y en consecuencia con la burla de sus compañeros de clase.
Hace años, buscando una asistenta para mis padres, fui a una agencia y me citaron con algunas señoritas para entrevistarlas, cual fue mi sorpresa que me presentaron una con el nombre de "Irma la Dulce". Supuse que sus papás verían la película protagonizada por Shirley MacLaine y les gustó el nombre. Pero peor fue cuando el jugador de fútbol, mundialmente conocido hace mucho tiempo, Diego Armando Maradona, muchos niños se les puso dicho nombre, así, todo, los dos nombres juntos incluido apellido.
Podría citar muchos más, pero no quiero extenderme.
Un saludo, amigo
Mariaisabel

esteban lob dijo...

Jaja, Ricardo.Ese parece ser el problema.

Abrazo ausreal.

esteban lob dijo...

Austral.

esteban lob dijo...

Impresionante lo que me cuentas María Isabel. Presumo que María la Dulce haya tenido pésimo genio. Comprensible por tantas burlas a que la condenaron sus padres o quién la haya inscrito

Saludos, recordada amiga.

Inma_Luna dijo...

Ponen el nombre de sus favoritos o fantasías y condenan al hijo.
Tengo un amigo que se llama asi , y creo que le pusierón asi por la coincidencia de apellidos, El chico jamás dice como se llama de verdad.
Armando Bronca Segura...
Besitos

esteban lob dijo...

Caramba Inma¡
No me habría imaginado un nombre así más que para una broma. ¡Patético!

Es en esos casos en que un pedido de cambio se justifica por parte "de la víctima", aunque la circunstancia de los dos apellidos mantiene el motivo de burla, pero eso ya es fuerza mayor. Conozco a una familia Delporte de la Barrera, pero ya no es tan grave.