martes, julio 19, 2016

Prohibición de acercarse


Soy particularmente respetuoso y comprensivo acerca de los mil vericuetos que deben afrontar los jueces en su intento de hacer valer la ley, posición acrecentada dado mi matrimonio por casi 47 años con una abogado. No obstante hace mucho tiempo me rebelo al conocer decisiones aquí en Chile, que determinan la prohibición al victimario o victimaria de acercarse a... (ponga usted ahí lo que sea). Puede ser en los terribles casos de maltrato a mujeres en que al marido agresor, o pareja o quién fuere, se le conmina a no tener cercanía física con su víctima. O puede ser que a algún barrabrava del fútbol se le impida la entrada a un determinado estadio. Lo peor es que todo aquello rara vez se cumple.

En ese marco me asombra lo que acaba de determinarse en el caso de una modelo chilena, personaje de la televisión, quién hace poco fue sorprendida sustrayendo una prenda de vestir desde un centro comercial y quién hace algunos días reincidió llevándose también sin pagar unos hermosos anteojos de sol de gran valor, desde otro establecimiento del mismo eslabón de tiendas. En ambos casos, la bella dama atribuyó a una patología psicológica su actuar. 

Cierto o falso, el hecho es que tras la segunda acción la justicia determinó como medida cautelar, que la modelo estaría desde ahora sin autorización de concurrir a ese mismo lugar de compras...digo de hurtos.
Desde ese punto de vista, es legítimo suponer que no hay nada que le impida repetir su acción delictiva, razonada o inconscientemente, pero en otro "Shopping".

20 comentarios:

Maluca dijo...

Creo que todos somos conscientes de la inutilidad de la medida, pero seguro que en algún caso habrá servido de algo. Bien por algún agente de la ley cerca -difícil-, denuncia, etc. Yo en el caso de los robos pondría la pena de devolución y multa económica y en el caso de las mujeres maltratadas... no sé es bastante sangrante el asunto y me duele tanto... no sé qué habría que hacer porque lo que es seguro es que los asesinos van a seguir yendo a por sus víctimas. En España existen centros de acogida a esas mujeres, totalmente desconocidos para el agresor, claro. Con todo... siguen cayendo.

esteban lob dijo...

Lamentablemente Maluca, en el caso chileno de agresión a mujeres, ha habido situaciones en que tras amenazas y más amenazas, los agresores las han ultimado igual, ya sea en "el radio prohibido" o en otra parte.Es interesante tu planteamiento sobre los robos. Está claro que se trata de problemas comunes a nuestros países.

Mari-Pi-R dijo...

Dejan la prohibición de acercarse a un establecimiento en concreto pero no obstante no impiden que puedan frecuentar otros del mismo rango, con lo cual la persona queda libre de toda acción.
Un abrazo.

Gabriela dijo...

Como tú, opino que las órdenes de restricción son una mera formalidad sumamente difícil de cumplir. Justo acá está en el candelero el maltrato a la mujer, por dos casos que en su momento fueron muy sonados y que vuelven a las noticias porque ambos agresores han sido puestos en libertad a pesar de la gravedad de sus acciones.

esteban lob dijo...

Ahí está el problema,Mari. Al amparo de las noticias policiales, esas supuestas medidas punitivas resultan insuficientes y son consideradas por la mayoría como una burla.

esteban lob dijo...

Por acá, Gabriela, no es diferente. Sorprenden generalmente las escasas acciones ante el explosivo caso de agresión a las muejres.

Ana Mª Ferrin dijo...

Saludos, Esteban.

En su mayor parte, la justicia frivoliza el tema de los hurtos con sentencias banales que dejan desprotegidos a los pequeños comerciantes, a esos que ni siquiera tienen personal de seguridad que vele por sus intereses. La tienda menuda de alimentación, la frutería, el comercio familiar de ropa. A todos ellos, los ladrones que entran y se llevan una o más piezas, también les roban días enteros de trabajo y el modo honrado de sacar adelante a sus familias.
Pero como pieza por pieza, el importe no llega a los dólares o euros estipulados como delito, el delincuente podrá repetir a diario la acción y en el mismo establecimiento si se le antoja, con total impunidad. Quizá la Ley se cumpla, pero eso no es Justicia.

esteban lob dijo...

Hablas de la realidad de tu país, Ana María, y cualquiera que te lea desprevenidamente pudiera pensar que vives en Chile. Pero hay otro hecho lamentable que nos une en esta materia. Tenemos también "formidables" delincuentes especializados en llamadas telefónicas para hacer creer que tienen secuestrado a algún familiar de quién recibe el contacto y que han extendido sus tentáculos a España, actuando desde acá, por lo que han publicado los propios medios hispanos.Aparte de nuestros "carteristas" quienes también hacen de las suyas en tu nación. Es una exportación "no tradicional". Una vergüenza.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

En uno u en otro caso, Esteban, la justicia tan sólo pone pañitos de agua tibie, pero no soluciona nada... el agresor o el delincuente quedan en libertad de volver a repetir su actuar.

Un abrazo.

esteban lob dijo...

Así es Rafael. Veo que la historia se repite en tu país.
Ustedes tienen además el peligro latente de las FARC. Pude ver en NTN 24 algo demoledor, que mientras se promociona el proceso de paz y el líder de ese movimiento asegura que han suspendido las hostilidades a la espera del pronunciamiento de la gente, en algunas ciudades y pueblos los insurgentes siguen chantajeando a los comerciantes con cuantiosas sumas de dinero a cambio de salvar sus vidas y sus negocios.

Abrazo.

Tais Luso dijo...

Olá, Esteban, visitando seu blog, suas ótimas matérias.
Deixo um abraço pra você daqui do sul do Brasil!
Até breve.

esteban lob dijo...

Muy grata visita como siempre,Tais Luso, desde una zona tan hermosa como el sur de ese apreciado país.

Ricardo Tribin dijo...

Mi querido Esteban.

Como se dice " A ratos la justicia solo es para los de ruana(poncho)".

Un gran abrazo por un excelente escrito.

esteban lob dijo...

¿A ratos, Ricardo?

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Así es, Esteban, aquí la doble moral está imperando, tanto de parte del gobierno como de los grupos armados ilegales: dicen una cosa y hacen otra, es decir predican, pero no aplican.

Un abrazo.

esteban lob dijo...

Vale Rafael. Aquí el dicho es muy parecido,"predican pero no practican" es la frase.

Liliana dijo...

Vaya....aunque sea la hubieran mandado al psicólogo, no??? digo, algo que le "ayude" con su enfermedad de quedarse con cosas que no ha pagado....lo raro que le gusten sólo cosas nuevas, no????

Saludos =))))

Manuel dijo...

¡He ahí el meollo del asunto!. En Madrid existe un grupo de carteristas, todas chicas jóvenes, conocidas con el alias del "clan de las bosnias". Y todas ellas con más de sesenta detenciones, y con la habilidad de repartirse el dinero, para que nunca llegue a ser delito; siempre son detenidas por "falta", y a las dos horas están libres. Hasta que un juez, por fin, tomó una decisión, la de prohibirles la entrada al Metro de Madrid, que es su lugar de "trabajo". Pues querido amigo, estas "honradas" señoritas se marcharos de vacaciones y están haciendo -según informes de la policía- un maravilloso tour turístico, por los vagones del Metro de París, y según las últimas noticia, parece ser que están haciendo escala ya, por el Metro de Barcelona.
Moraleja: increíble que un juez, a personas con más de sesentas detenciones, solamente les de, billetes para unas vacaciones. Cuando lo correcto hubiera sido, que a estas chicas tan trabajadoras, había que enviarlas al hotel "Las Rejas", con todos los gastos pagados, durante algunos años.
En cuanto a la violencia de género, que es, como aquí se le llama; tanto jueces como policias están trabajando mucho sobre el tema, aunque las leyes todavía tienen muchas lagunas, que aprovecha esa lacra, para seguir matando.
Un abrazo.

esteban lob dijo...

Llama la atención Liliana, en verdad, esa predisposición por las cosas nuevas y caras.Es una patología muy selectiva.

Saludos también para ti.

esteban lob dijo...

No queda más, estimado Manuel, que conformarse con lo de "mal de muchos...consuelo de tontos".Pero es muy triste. También cuando sabemos que en España opera una red de carteristas chilenos. Es tan vergonzozo como "nuestros" barrabravas que van al extranjero en partidos internacionales de fútbol a robar y destrozar.Lo de las bosnias que cuentas, es para una película.