martes, julio 12, 2016

Albóndigas y suspensores

Albóndigas caseras


Los niños nos sorprenden con su vocabulario, principalmente los más pequeños.Cuando mi hija Paulina tendría unos tres años, a la albóndiga la llamaba simplemente albón, convencida de que el resto de la palabras se debía a una invocación a que la pronunciara. Traigo el asunto a tema porque la semana pasada una chiquita nieta de amigos, llegaba a la misma conclusión por "iniciativa propia" y sin influencias ajenas, pese al paso de décadas entre un albón y otro albón.

Hace poco en mi familia cayeron en una "arbitraria" separación los suspensores, que rememoran su esplendoroso pasado al través de quienes minoritariamente pero con orgullo los siguen usando en nuestros tiempos. Fue cuando uno de los niños discutía airadamente que aquellos elementos que colocamos sobre nuestros pechos y espaldas eran solamente PENSORES. 

Sus mayores justificaban esa creencia porque habitualmente su mamá le pedía que se los trajera al papá, con lo que resultaba de lo más natural para el chico pensar que se trataba de los pensores de aquel. O sea SUS PENSORES.

21 comentarios:

Gabriela dijo...

Lo mismo me pasaba a mí con el turrón... lo llamaba mirrón, ja, ja.

Mari-Pi-R dijo...

El vocabulario de los pequeños nos sorprende muchas veces ya que dicen lo que sienten o lo que creen que debe de ser.
Un abrazo.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

La inocencia de los niños nos da muchas alegrías, salen con una cosas que nos dejan sorprendidos. Nuestra hija menor cuando era niña me decía: "Tu mamá te necesita", cuando mi señora me requería para algo.

Un abrazo.

esteban lob dijo...

Muy buena Gabriela. Debe haber sido exquisito ese mirrón.

esteban lob dijo...

Una de mis niñas se enojaba de pequeña, apreciada Mari, porque desde tiempos "inmemoriales" con mi señora nos tratamos, al igual como nos dicen nuestros hijos, o sea de mamá y papá, por lo que ella decía que su mamá lo era de ella y no mía.

Otro abrazo para ti.

esteban lob dijo...

Verdaderamente Rafael, ese lenguaje de los niños nos alegra la vida como ninguna otra cosa.Y ahora anda, porque "tu mamá te necesita"¡¡

Ana Mª Ferrin dijo...

He dado vueltas pensando qué serían los "suspensores", hasta enterarme de que eran lo que aquí llamamos "tirantes". Y he pensado que de estar aquí, seguro que tu niña también le habría modificado el nombre, ¿tirluego" ¿tirdespués?
Esas mentes con todas las piezas nuevas son imbatibles...

esteban lob dijo...

Jaja, muy bueno Ana María eso de tirluego y tirdespués.
Eso de suspensores y tirantes demuestra lo diferente que podemos hablar nuestro idioma.
Agradezco tu interés por solucionar el enigma de los suspensores. Sin duda que "esas mentes son imbatibles" y divinas.

Pedro Luso dijo...

Caro Esteban,
Aqui no Brasil chamamos de Almôndegas. É um prato muito apreciado pelos Gaúchos.
Um abraço.

esteban lob dijo...

A mi me encantan las "almôndegas" también, estimado Pedro.

Abrazo austral.

Manuel dijo...

Los niños nunca dejan de sorprendernos, mi nieta, ahora, a los cuatro años, ha empezado ha llamarme yayo, seguro, que lo habrá oído a alguna amiguita.
Y en cuanto a los suspensores, imagino que te refieres a lo que llamamos tirantes, ya que aquí un suspensor o suspensorios, se trata de una especie de calzoncillo, para proteger los genitales, cuando se hace alguna actividad física.
En cuanto a las albóndigas todavía hay muchas personas por estos lares, que le dicen "almónigas".
Un abrazo.

esteban lob dijo...

Hola Yayo (me uno a tu nieta):

Efectivamente, son tirantes conforme a como me explicó un poco más arriba Ana María Ferrin. En todo caso yo no sabía que ustedes utilizaban la palabra en relación a un adminiculo de un poco más abajo en su uso, respecto al de los tirantes. Nunca es tarde para aprender, estimado Manuel.

Felipe Tajafuerte dijo...

Por aquí no tendríamos ese problema puesto que se llaman sujetadores y aunque usáramos vuestros mismos términos utilizamos normalmente el tuteo. Pero siempre hay cosas parecidas. Nosotros somos de Tudela y mi nieto de tanto escuchar a mi hijo decir vamos a Tudela, un día día dijo: voy a ir a la dela del yayo Felipe. Los niños son iguales en todas partes en su espontaneidad. Un abrazo

Felipe Tajafuerte dijo...

Después de dejar mi comentario he visto que los suspensores son los tirantes de aquí no los sujetadores que yo pensaba, lo cual no cambia mucho el sentido del comentario.

esteban lob dijo...

Sin duda Felipe,los niños tienen reacciones similares en todas partes, pero lo de "tu dela" me hace mucha gracia.¿A quién se le habrá ocurrido llamar suspensores a los tirantes de ustedes?

Otro abrazo desde la madrugada chilena.

Ricardo Tribin dijo...

Que buenos apuntes, mi querido Esteban.

Te mando un gran abrazo, sin sus..pensor.

esteban lob dijo...

Y en tu Colombia natal, apreciado Ricardo, ¿son suspensores, tirantes o qué?

Maluca dijo...

Hola Esteban. He leído todos los comentarios hasta llegar al de Ana María Ferrin. Sabía que alguien me ayudaría a traducirme los suspensores. Gracias. Aquí creo que se utiliza para los testículos (cuando hay alguna anomalía). También había pensado en sostenes o sujetadores, pero no, veo que son simplemente tirantes.
La verdad es que el lenguaje de los niños es para hablar y no parar. Mi hijo (luego futbolista) llamaba al balón pan-pán. Onomatopeya?

esteban lob dijo...

Acostumbrado desde pequeño, Maluca, a escuchar la palabra suspensores, no se me pasó por la mente que alguien pudiera no conocerla, pero si ustedes en España usan el término tirantes, por supuesto que generaba interrogantes, principalmente por la connotación (voy a utilizar una cursilería que se emplea en Chile) de "bajo vientre" que se le da allá.

Acerca del pan-pán de tu hijo, no tengo dudas que tiene raíces de onomatopeya.Pero en verdad cada toque de pelota genera ese pan-pán...que puede ser interpretado también como tan-tán...depende de la imaginación de cada niño.

Liliana dijo...

jajajaja qué chistoso!!!!

yo sabía de tupé y mipé!!!



=))))

esteban lob dijo...

Algo es algo, Liliana.