miércoles, julio 02, 2014

En Chile celebramos las derrotas




Lo que voy a decir es políticamente incorrecto, pero obedece a una convicción personal.

Nadie duda que la actuación de Chile en el Mundial de Fútbol fue elogiable. Pese a ello, las expectativas de centenares de miles de chilenos, por no decir millones, quedaron insatisfechas. 
Algunos de nuestros futbolistas hablaban incluso de aspirar al título máximo y la fe de los aficionados a este respecto, bastante lúdica, se vio aumentada con la respuesta de 18  parlamentarios, quienes consultados acerca de la suerte de "la roja" en Brasil, coincidieron en que efectivamente íbamos a ser campeones del mundo.

Por mucho que tengamos una generación de jugadores de primer nivel, varios de los cuales actúan en clubes de alcurnia de Europa, cabe recordar que Chile nunca ha ganado una Copa América y que el mejor puesto en un Mundial fue el tercer lugar obtenido en casa en el lejano 1962.
De ahí, aunque el derecho a soñar es legítimo, las opciones reales de campeonar no estaban a la vuelta de la esquina. Llegar a cuartos de final ya habría sido un crecimiento inmenso.

Del momento que nos correspondió un sorteo infame en que si superábamos el escollo tan difícil de España y Holanda, nos podría volver a tocar Brasil en octavos, condicionó el más reposado optimismo de quienes hemos estado a la vera del fútbol por décadas, en muchas oportunidades experimentando tremendas decepciones.

Sin duda que esta vez nuestros muchachos estuvieron más cerca que nunca, llevando a los dueños de casa a tiempo extra y a penales de definición, rozando la gloria. Lo de Medel y Vidal, disminuídos físicamente fue estremecedor, lo de Alexis una comprobación de su enorme capacidad, lo de Bravo y de todo el equipo, plausible. 

Chile aseguró el noveno lugar, pero pese a cumplir una actuación enormemente superior a sus dos mundiales precedentes, incluyendo esa inolvidable victoria ante España, quedamos eliminados en la misma instancia que en Sudáfrica y que en Francia.

Al pie de mi post anterior en que expreso mi frustración tras el cotejo en Belo Horizonte, mi gentil lector español Marcos,  me pregunta el por qué no se ensayaron mejor los penales o penaltis como les llaman por allá. Le contesto que el éxito ante una instancia tan decisiva depende más que de buena puntería, en factores vinculados con la tranquilidad espiritual del lanzador y de su estado físico y mental en esa fracción de segundo. 

Pensemos que "la cenicienta" centroamericana, el sorprendente equipo de Costa Rica, tras ganar a gigantes como Uruguay e Italia y empatar con Inglaterra, pasó a cuartos de final luego de convertirle a Grecia CINCO penales de CINCO.

Lo que nunca imaginé es que, como lo reconocieron después nuestros deportistas, no se hubiera ensayado NADA...pero NADA... lo de los penales, algo incomprensible en las determinaciones de un entrenador meticuloso como Sampaoli. 
Sin duda algo podría haber servido practicar un poco lanzamiento de penales, siendo una posibilidad muy cercana y de la cual dependería la diferencia entre obtener un logro histórico o quedarnos a la vera del camino, en el mismo punto de nuestros dos últimos mundiales.

Así y todo fue una gran actuación de  Chile, pero en lo personal me resulta incomprensible que unas 250 mil personas hubieran salido a las calles de Santiago al retorno de los futbolistas  para celebrar, algunas de las cuales generaron reacciones histéricas incluso de peligro mayor como lanzarse frente al bus en movimiento. 

¡Qué queda para cuando lleguemos a cuartos de final! 
Alguna vez sucederá.




27 comentarios:

Felipe Tajafuerte dijo...

Amigo Esteban, se puede perder con dignidad, no como lo hizo España. Un abrazo desde mi mejana

esteban lob dijo...

Ya volverá a ser España una potencia mundial, Felipe.Hay materia prima para ello.

Elvira Carvalho dijo...

Perder como o Chile perdeu segundo aquilo que ouvi( como sabe não vi o choque) não afeta em nada a dignidade da equipa. Pena que não tenha chegado mais longe. Bem pior foi a prestação de Portugal, que além de ter sido má não serviu de lição ao treinador que diz que se fosse hoje faria o mesmo. Ou seja, daria de novo lugar às "vacas sagradas" nem que elas fossem de muletas em detrimento de bons jogadores, que fizeram uma época fantástica e estavam em plena forma, mas "não têm nome".
Contra isto não há nada a fazer.
Um abraço

esteban lob dijo...

En verdad, Elvira, todos esperábamos más de la selección de tu país.

Otro abrazo, amiga.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Indudablemente, la actuación de Chile fue muy buena, pero por cosas de la suerte no pudieron llegar más lejos, otra vez será.

Nosotros seguimos con vida, pero nos toca bailar con la más fea, como decimos por aquí.

Abrazos.

MARIN dijo...

Una pena lo de Chile Esteban. Tuvisteis en la mano el echar fuera a Brasil, que por otro lado no me parece gran cosa. Me tengo que descubrir ante Chile o Costa Rica. Este año el mundial esta mas barato que nunca. Las grandes potencias que siguen adelante se las están viendo para poder pasar con selecciones que, a priori, son mas débiles.

Con respecto a España, creo que ya te lo comente cuando nos eliminaron. Llegamos quemados físicamente, el señor Del Bosque se equivocó llevandose a jugadores que ya no debían estar. En la confederaciones se vio que se necesitaba un cambio que no llegó. La mayoría de las ligas europeas acaban justo antes del mundial y eso se nota, vease Inglaterra, Italia, Portugal... y curiosamente Holanda acaba un mes antes que las demás. Aun así no es justificación, puesto que los que nos ganaron fueron mejores que nosotros. Pero como ya he dicho...volveremos.

Un abrazo desde España Esteban.

esteban lob dijo...

Nosotros ya bailamos con esa fea, Rafael, y estuvimos cerca de eliminarlos.
Ahora les toca a ustedes.

SÍ SE PUEDE.

Abrazo.

esteban lob dijo...

No tengo dudas, José María que "volveréis". (En Chile diríamos volverán).

Acerca de la terminación al portas del Mundial de los torneos locales, también afecta a Sudamérica, porque los mejores jugadores de nuestros países también juegan en Europa.Y los de Asia y África igualmente.

Otro abrazo desde Chile, amigo.

LAO Paunero dijo...

La dignidad de un país es lo que mas cuenta y a Chile se le notó, también el factor suerte interviene en la conformación de los primeros grupos. La Inteligencia para reconocer algún error como lo de la práctica para penales, requiere de Humildad. El triunfo futuro dependerá de ello. Hay ganadores prepotentes y no ganadores dignos.

Francisco Méndez S. dijo...

Esteban

muy buen análisis de nuestra conducta, una cosa es perder con dignidad y otra es celebrar las derrotas.
La selección se merecía un buen recibimiento.

Y lo de no ensayar los penales es incompresible, es posible que no hubiera cambiado nada, nunca se sabrá.

Anónimo dijo...

Esteban: Es muy cierto, lo que dices en tus comentarios, pero desafortunadamente la pena nos durara por algun tiempo, una fanatica del futbol, desde hace muchos, muchos anos

esteban lob dijo...

Lao-Francisco:

Es indiscutible que si hubiéramos ensayado penales podríamos haberlos perdido igual (3 de 5), pero con tres penales perdidos no se puede aspirar a más en un Mundial.Sobre todo porque la potencia del frente también perdió dos.Era una oportunidad única.

esteban lob dijo...

Anónimo:
Generalmente mando los anónimos a spam por lo que no los publíco.Esta vez deduciendo buena intención he dejado el tuyo.

esteban lob dijo...

Agregado para Francisco:

Incuestionablemente la selección se merecía un buen recibimiento. Lo que no entiendo es el frenesí desbordado.Sucedió lo propio en la llegada de la selección de Nigeria a su país.
No imagino a argentinos, brasileños, italianos o españoles "celebrando" una derrota.

esteban lob dijo...

CORRECCIÓN:

La otra selección eliminada en octavos y que fue recibida por multitudes frenéticas, al igual que Chile, era ARGELIA. Dije Nigeria.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Lamentablemente, no pudimos vengar la derrota chilena... además de bailar con la más fea, el arbitro no fue muy justo que se diga. No es disculpa, pero duele perder así.

Un abrazo.

esteban lob dijo...

No solamente no fue justo el árbitro, Rafael.
Fue determinante en el resultado.

Jamás paró el juego rudo contra los colombianos. Luego sacó amarilla a James, después que le habían pegado toda la tarde.

No expulsó al arquero Julio Cesar en la acción del penal, lo que habría cambiado la faz del partido a esa altura.

Al final, para compensar en algo esos y otros "errores" en contra de Colombia, tampoco expulsó a Züñiga, quién dejó fuera del Mundial a Neymar en una acción igualmente repudiable.

En todo caso, estimado poeta, ese segundo tiempo de Colombia jugando a una puerta ante un Brasil desmadejado, será inolvidable.

Jorge Atarama dijo...

Chile hizo lo más difícil, creo que es bueno que estén agradecidos de sus jugadores. Increíble que Sampaoli no haya pensado en los penales, creo que el conformismo crea una valla más grande que la del mismo rival y es limitar nuestra mente. esto creo debemos llevarlo a nuestro ámbito personal también probablemente en mi caso sea crítico con los jugadores de fútbol (los de mi querido país Perú no tienen ningún mérito y sí que celebran cualquier cosa)pero a lo mejor veo la paja ajena y no la viga propia. Como siempre Esteban tu objetividad ante algo tan apasionante como el fútbol es impresionante. Un gran abrazo desde Lima Perú.

esteban lob dijo...

Apreciable es tu punto de vista, Jorge.

Sucede que personalmente y por cierto es una opinión rebatible, no entiendo la locura colectiva si llegamos al mismo punto de antes, octavos.

Hubo celebraciones similares en Colombia porque nunca antes habían llegado a cuartos y en Argelia que nunca había superado la fase de clasificación.Son logros evidentes.

Sin duda en Costa Rica, país de apenas algo más de 4 millones de habitantes, habrá multitudes celebrando y es lógico porque ellos tampoco antes lograron cuartos de final y en el caso de "los ticos" terminando invictos, tras ganar la fase de grupos frente a Italia, Uruguay e Inglaterra y perdiendo apenas, tras eliminar a Grecia, con Holanda y por 4-3 en los penales.
De modo que CR aunque eliminado terminó invicto.

Ahora, ciertamente la actuación de Chile en este Mundial fue superior a la de 2010,donde también nos eliminó Brasil pero 3-o y a la de 1998 en que igualmente nos dejó al margen Brasil esa vez por por 4-1, en ambos casos en octavos.

Como contrapartida a que quedamos donde mismo, es llamativo que el DT de Chile en el Mundial de 1998, Nelson Acosta, aparezca ahora en la prensa minimizando lo hecho por Sampaoli,siendo que si bien el 98 llegamos también a octavos con él, se hizo con tres empates, o sea apenas tres puntos en la fase de grupos, lo que fue un golpe de suerte evidente, pues generalmente no se clasifica sin un mínimo de cuatro.

Por lo demás lo logrado por Bielsa en Sudáfrica, dos victorias y seis puntos y por Sampaoli ahora, otras dos victorias, una inclusive ante el campeón vigente España, más la derrota frente a Brasil en la tanda de penales, son situaciones muy distintas y meritorias en comparación con los escuálidos tres puntos de Acosta que nos clasificaron igual por un golpe de suerte en aquel Mundial de hace ya 16 años.

Agradezco tus conceptos acerca de mi objetividad y te retribuyo con otro gran abrazo desde Santiago, amigo.

Gabriela dijo...

Me gustó este análisis, aunque ya tiene casi una semana de publicado. La noticia del día y de mucho tiempo será, sin duda, la asombrosa goleada de Alemania contra Brasil.

MAR dijo...

Yo, todavía no me repongo del mal rato amigo, jugamos tan bien, es injusto!!!!!!!!!!!!!
Y hoy sin comentarios, éste mundial está bien loco, imagina ALEMANIA 7 BRASIL 1 oh!!!
Cariños para ti y mañana veremos quien ganara.
mar

esteban lob dijo...

Gracias, Gabriela.

Es efectivo que la noticia del día, del año y deportivamente hablando del siglo es la masacre brasileña de ayer, la que fríamente analizada desvirtúa bastante las supuestas buenas actuaciones de colombianos y chilenos ante el mismo rival.

Tras el partido de hoy,actualizaré mi blog.

esteban lob dijo...

Cierto, Mar.

Con el resultado de la víspera este Mundial cae en lo insólito.

Es de esperar que las masas se tranquilicen en Brasil, porque los bienes públicos y privados no tienen la culpa de la goleada.

Y, por lo demás, de la hasta ahora dormida y presumible injusticia social, tampoco tiene la culpa el fútbol.

RosaMaría dijo...

Pues fue una lástima que tanto Chile como Costa Rica quedaran fuera, merecían más. Tal como lo explicas una aprende cada vez. Abrazo grandote.

esteban lob dijo...

Gracias, Rosa María por tu solidaridad americanista. Al final, aunque subcampeón, Argentina llegó más lejos que todos nuestros países. Es un gran mérito, amiga.

Carlos Montecinos dijo...

Amigo mio, es un honor ver una de mis ilustraciones en su blog, y más me alegra aún que grandes personas como usted aprecie el arte, un abrazo de su amigo carlos.

esteban lob dijo...

Carlos Montecinos:

Gracias a ti, estimado caricaturista.Tu arte es digno de elogios.