domingo, abril 06, 2014

El gran sismo no fue solamente anécdota


Quiero precisar:

A menos de una semana del terremoto grado 8.2 Richter en la zona norte de Chile, caben algunas conclusiones. Por mucho que nuestro país tenga condiciones para estar mejor preparado para estos desastres, esos inquietantes movimientos telúricos nunca son gratuitos.

Si comparamos los 6 muertos iniciales, algunos por ataques cardíacos y no necesariamente por derrumbes, hemos terminado con una cantidad de víctimas fatales mínima, en relación a temblores de menor magnitud que dejan de inmediato decenas de fallecidos en muchos puntos del mundo. Habría que agregar que con posterioridad murió también una guagua (bebé, para los lectores del extranjero) en un albergue.

Siendo terrible para sus familiares cada deceso, en ese punto y en la atenuación de daños estructurales por las construcciones antisismicas, hemos pasado la prueba, sobretodo en las grandes ciudades como Arica e Iquique, pero en Huara, sus pobladores lo perdieron casi todo.

Cientos de pescadores quedaron con sus embarcaciones a la miseria en cada latitud del terremoto; el camino de Iquique a Alto Hospicio, comuna-dormitorio para miles y miles, generó grietas profundas y  recién hace pocas horas pudo ser utilizado nuevamente; los derrumbes y las grietas en la Zona Franca y en el puerto iquiqueño son considerables;  más de 500 réplicas han tenido a la población en suspenso, una de las cuales pareció con más de 7 grados casi otro terremoto; 9.400 casas resistieron el embate de la naturaleza, pero sufrieron daños importantes, tan solo en la provincia de Tarapacá; el 45% de establecimientos educacionales no está en condiciones de recibir por ahora a los alumnos; el temido tsunami llegó debilitado y por poco tiempo, pero alcanzó a generar algunos efectos perniciosos; la gente que vive cerca de la costa se ha refugiado en la parte alta, en algún caso en condiciones de película, como el de una amiga mía que alberga por ahora con su nueva pareja, en casa de su ex suegra, junto a su ex esposo y los hijos de ambos, quién está allí también con su nueva esposa y sus nuevos hijos, conviviendo en forma armoniosa y colaborativa, lo que es ejemplar.Afortunadamente los medio hermanos se quieren mucho.

Remarco entonces, para mis lectores del exterior, que ningún terremoto es sin costo, pero que lo principal es que Chile lo ha resistido con un mínimo de muertos y heridos para la magnitud del mismo.Es lo principal, aunque no lo único.
    

10 comentarios:

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Esteban:

Aunque afortunadamente el número de victimas fatales fue mínimo, las consecuencias del sismo en términos sociales y económicos son grandes, por o que nos cuentas.

Deseo que la recuperación de la normalidad se de pronto y que la gente afectada logre salir adelante.

Un abrazo solidario.

Elvira Carvalho dijo...

Graças a Deus que assim foi. Um terramoto nessa escala em Portugal seria de ser uma enorme tragédia.
Amigo desculpe a ausência. O maridão andou em exames médicos e andávamos muito apreensivos. Graças a Deus que tudo se resumiu a uma pequena anemia. Depois do susto há dois anos com o cancro da próstata, qualquer coisa nos põe em sobressalto.
Um abraço e que a terra se aquiete por aí.

esteban lob dijo...

Rafael:

Muchas gracias, amigo.

esteban lob dijo...

Elvira:

Gracias y recibe los mejores deseos para tu marido, apreciada amiga portuguesa.

Gabriela dijo...

Cada uno de esos movimientos tiene su propia colección de cifras, Esteban. Una vida perdida es un montón y aunque suene un número bajo, para las familias es irreparable. El caso de la bebé fallecida me dio mucha pena e indignación.

Felipe Tajafuerte dijo...

Espero una pronta recuperación de vuestro país. Caso curioso el que cuentas de la familia de esa amiga tuya.Saludos desde mi mejana

esteban lob dijo...

Gabriela:
Es indiscutible, amiga, lo del valor de cada vida humana.
Aunque sean solamente siete, por cierto son tragedias irreparables para sus deudos.

esteban lob dijo...

Felipe:
Gracias por los buenos deseos.
Por lo menos ya se están reanudando las clases en la zona y la vida comercial e industrial paulatinamente también. Algunos pescadores artesanales han tenido dificultades en volver a lo suyo, por daños en sus embarcaciones.

Mariluz Barrera González dijo...

Hola Esteban... de nuevo por estos caminos... y es un placer visitarte de nuevo... intentando revivir mi blog, como parte de un proceso de plena transformación. Siempre ha sido un placer leerte... Te dejo un fuerte abrazo!!! por aquí estaré....

esteban lob dijo...

Mariluz:
¡Qué bueno volver a saber de ti, amiga mexicana!
Retribuyo el abrazo.