domingo, noviembre 03, 2013

La película para mayores de...¡81 AÑOS!

      
De tiempo en tiempo refiero situaciones jocosas ocurridas en mi vida radial, absolutamente imprevistas que, por lo mismo, causaron en su momento asombro y carcajadas.

A comienzos de la década de los 60, yo hacía mis primeras armas en una emisora grande, la entonces recién nacida Radio Portales.
Como lo he revelado en otros post, me tocaba compartir con estrellas del micrófono, figuras consagradas y populares como Malú Gatica, Yoya Martínez, Jorge Agliati, Sergio Silva y Hugo de Arteagabeitia, entre otros.

Hugo, de extraordinario timbre de voz, brillante narrador de radioteatros, excelente amigo y compañero, tenía el defecto de la distracción fácil, lo que le jugó una mala pasada una tarde en que en un programa de recomendaciones cinematográficas, leyó textualmente un texto.

El libreto venía con un error de proporciones y Hugo no se dio cuenta, de modo que propaló a los 4 vientos y con miles y miles de oyentes a lo largo del país que determinada película era apta para mayores de …OCHENTA Y UN AÑOS.

Lo que sucedió es que al autor de esas crónicas de  cine se le habían alterado las cifras en su máquina de escribir y en lugar de poner que era un film para mayores de 18, había antepuesto el 8 al 1.

La repercusión que tuvo aquella equivocación en tiempos en que la TV era todavía una hermana pequeña de la radio fue enorme y las bromas y chistes que nacieron al amparo de esa indicación para ver cine, se mantuvieron por meses, mientras la anécdota quedó entre las mejores de la historia radial chilena.

NO ENCONTRÉ NINGUNA FOTO MÁS APROPIADA A ESTE TEXTO, QUE LA INSERTADA, PROVENIENTE DEL BLOG

4marisyundestino.blogspot.com

HABLA POR SI SOLA

22 comentarios:

La Maripili dijo...

Muchas gracias por tus amables palabras Esteban, y por tu mención mi blog. Debo decir que la foto no es mía, es tomada de la red y retocada por mi, sin más.
Gracias de nuevo.
Un abrazo

esteban lob dijo...

Maripili:
¡Bienvenida!
Igual salí ganando con tu retoque a la foto, entonces.

Marcos dijo...

Seguro fue una propaganda añadida para la película. Creo ya te conté tengo una hija periodista, y comento mucho con ella, la de barbaridades que oigo por la radio, cuando un locutor ha de decir cifras.

LAO Paunero dijo...

Todavía no llegué a los 81 pero estoy ansioso de poder ver esa película Esteban!!! (ja ja)

esteban lob dijo...

Marcos:
Hasta en eso somos compañeros del mismo dolor, pese al inmenso mar que nos separa.
Me refiero al mal decir en los medios...pero también en que tengo un hijo periodista.

esteban lob dijo...

Lao:
Jajaja. En verdad se trata de situaciones en que la anécdota supera a todo lo demás, porque ni recuerdo el nombre de la película.

Gabriela dijo...

Es como para pensar eso de una película apta para mayores de 81 años.

Chela dijo...

¡Hay que ver en lo que deriva simplemente de alterar dos numeros!
Y luego estan las prisas o descuidos del que lo lee ante un microfono, sin tiempo de darse cuenta del error. ¡Imagino las bromas a cuenta de ello!

Lo de alterar números y letras, en los escritos con el teclado, me pasa en algunas épocas, sobre todo en primavera, y ello me alerta (es el mejor diagnóstico) de que tengo agotamiento o cansancio mental, y... ¡vitaminas al canto! Santo remedio.

Un fuerte abrazo.

esteban lob dijo...

Gabriela:
Por la ley de la vida, en muchos casos deberían lamentablemente ser otra vez películas para niños.
Espero salvarme. Me faltan solamente dos años y 2 meses.

esteban lob dijo...

Gabriela:
Completo la oración:
"...pero para llegar recién a los 80.Todavía no esteré en edad para ver la película".

esteban lob dijo...

Chela:
Muy interesante tu reflexión sobre los efectos de la primavera en tu cansancio. En cambio a mi, es la estación que me irradia las mejores energías.En cambio el invierno me produce todo tipo de aprensiones, aparte de resfríos.
Abrazo.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

En aquella época el cine era mas inocente e ingenuo, hoy en día es posible que la equivocación de tu amigo sea una realidad... La industria cinematográfica (con escasas excepciones) anda de mal en peor en cuanto a sexo, violencia y corrupción.

Un abrazo.

esteban lob dijo...

Rafael:
Es cierto. Capaz que hagan realidad lo de películas solo para mayores de 81.
Abrazo.

Elvira Carvalho dijo...

E então nesse tempo que a esperança média de vida era bem mais curta e eram bem raras as pessoas que chegavam aos 81 anos.
Um abraço

esteban lob dijo...

Elvira:
Efectivamente; ahora es normal morirse cerca de los 100 años.
Hoy falleció una compañera de trabajo en Radio Minería, a sus 94 años.
También un abrazo para ti.

Cyrano dijo...

Estimado Esteban: no me imagino una película para mayores de 81 años. O pueda ser que sí exista, ya que en estas épocas llegar a los 80 no es tan raro.

esteban lob dijo...

Cyrano:
Efectivamente.
Por el contrario, en nuestros días se disminuyen exigencias para todos los efectos; mayoría de edad, derecho a voto, etc.

Rud dijo...

¡Excelente anécdota, estimado Esteban!
Un momento de dislexia que pudo costarle el puesto a tu amigo distraído :)
Ya imagino la hilaridad que provocó. La imagen está estupenda.
Feliz fin de semana y un gran abrazo

Manuela Fernández dijo...

Jeje, bueno, hoy con la esperanza de vida que hay tan larga cada vez va siendo más coherente una película para mayores de 81 años.

esteban lob dijo...

Manuela:
¡Bienvenida!

mel dijo...

La magia de la radio. Las palabras que llegan. El alma de las palabras. Siempre me gustó la radio. Incluso cuando era adolescente hice pruebas para entrar en la radio. Seguí mis estudios...e hice empresariales.

Tienes razón quizás con la radio . Ese comentario sería más gracioso.

Un abrazo

esteban lob dijo...

Mel:
¡Bienvenida!

Concuerdo con lo de la magia de la radio.
Recuerdo un famoso animador de ese medio, que dijo haber reído cuando alguien lo ve y escucha: "Mira, ese es Raúl Matas".
La aludida contesta decepcionada: "¿Ese?...pssssss".

Matas (ya fallecido) lo contaba con gracia, aunque en su caso era poco creíble, dado que él también era personaje de TV, que incluso trabajó muchos años en tu país.