lunes, marzo 08, 2010

Xenofobia irritante




Me declaro admirador de Argentina. Del incomparable Gardel, de las callecitas de Buenos Aires, de Borges, del recientemente desaparecido Tomás Eloy Martínez, del Maradona astro supremo como deportista activo, pese a creer que la categoría notable de los futbolistas trasandinos pueden darle el título mundial en Sudáfrica, no obstante que el mismo Maradona sea su DT.

Por tanto, al igual como detesto el anti angentinismo deplorable que corroe a muchos chilenos, tampoco entiendo reacciones tan insensatas como la de la bloguera de ese país que no comprendía durante nuestro reciente terremoto que se pidiera ayuda para Chile, ni menos la de un comunicador que en la TV de la vecina nación, también expresaba no aceptar aquello, dado que "los chilenos nos odian" según sus palabras.

Siempre me ha parecido y lo he expresado más de una vez, que lo peor que le puede suceder a un ser humano es ofuscar su pensamiento en el simplismo de hablar en bloque de "LOS", esto es de LOS árabes, LOS judíos, LOS argentinos, LOS peruanos o LOS bolivianos.

Recuerdo que durante el Mundial Juvenil de Fútbol de hace una década, me tocó en suerte cubrir para radio Nuevo Mundo la sede Mendoza, donde Chile enfrentaba su grupo.
En el primer partido perdimos con Ucrania. En los últimos minutos, Chile había buscado el empate denodadamente, pero los recogedores de pelota demoraban la entrega del balón deliberadamente.
Al rato, tras la derrota, ubiqué a uno de aquellos auxiliares, preguntándole el porqué de su actitud. El muchacho muy suelto de cuerpo, se justificó diciendo que él no quería que Chile hiciera el gol, porque nos tenía bronca.

Más tarde me fue presentado por un colega, otro periodista mendocino. Aquel me dijo como primera reacción, "Ah, ustedes son los que apoyaron a Inglaterra en la guerra de Las Malvinas".¡¡¡

Por cierto me pareció menos condenable la actitud del pelotero que la del colega, porque se supone que un adulto, más si es profesional de la prensa, debía comprender que son las autoridades supremas las que toman resoluciones como la comentada, sin que la ciudadanía tenga algún grado de voz ni menos de voto.

Publico lo anterior, porque ciertamente esa experiencia no modificó en lo más mínimo mi cariño por los argentinos.
Además, con el tiempo, pude conocer por la magia de los blog, a tantos admirables interlocutores argentinos, con los que tengo claramente una relación de amistad y afecto.

Lo que quiero decir, incluyendo en el concepto a aquellos que en nuestro Chile ciegamente practican el "anti" como factor de odio, que ellos serán los eternos perdedores y amargados crónicos.

32 comentarios:

Víctor Hugo dijo...

Esa broncas individuales (no de los pueblos) hace que los latinos sigamos desunidos... en vez de crear una conciencia y cultura latinoamericana que pueda gravitar en el mundo....

es lamentable

saludos!
VH

Garfio dijo...

Fíjese, amigo Esteban, que habla usted de un problema que por ubicación geográfica debería serme de lo más ajeno. Pues no. Me es ajeno, por deconocido, el hecho concreto de Argentina-Chile, Chile-Argentina, pero ¿qué quiere que le diga un nativo europeo de xenofobia y manías entre vecinos? Además, no tengo que cruzar los Pirineos ni el Estrecho para ver cómo castellanos, catalanes, vascos, gallegos, aragoneses, etc., etc. que vivimos en una extensión de terreno que por sus latitudes puede parecer ridículamente pequeña y aquí nos tiene, tirándonos al cuello a diario.

esteban lob dijo...

Víctor Hugo:
Es de esperar que alguna vez impere ese criterio de unidad regional.

Garfio:
Dicen siempre "mal de muchos es consuelo de tontos"...por lo que pese a ese ejemplo, que aminora nuestras culpas al escudarnos en tantos y tantos casos, no me conformo con que seamos tan estrechos de mente.En todo caso, amigo Garfio, me recuerda cuando suponen que el hecho que se encuentren dos españoles ya sea peligro de discusión.¿Será para tanto?

Julio dijo...

Todos esos comentarios son una verdadera estupidez...y los hay de uno y otro lado. De todas maneras, aprovecho este espacio para agradecer al pueblo argentino que en nuestra desgracia se ha comportado de manera ejemplar. Al igual que el Perú, Cuba, Bolivia y Brasil.
Saludos

esteban lob dijo...

Julio:
Así es. Incluso que en Bolivia hayan hecho una telemaratón en busca de rescursos para nosotros y Haití, demuestra que hay fuerzas más poderosas que el de pequeñas mezquindades y diferencias.

Isabel Estercita Lew dijo...

Esteban, estoy absolutamente de acuerdo con tu planteo!

Viva Chile Mierda!

Besos

Estercita

esteban lob dijo...

Isabel Estercita:
Jajaja. Aprendiste nuestro grito de "batalla".

Quidquid dijo...

Hola Esteban:
Esas rivalidades estúpidas son fomentadas en ocasiones por quien está arriba o por quien comunica...
Sirven para que se creen antagonismos entre pueblos o ciudades y que favorecen ciertos intereses. Por desgracia, se dan en todas partes, sean rivalidades sociales, económicas e incluso deportivas... la cuestión es crear ambientes enrarecidos, que sirven para distraer al pueblo de otros problemas mucho más importantes.
También influye algo el aspecto cultural. Para según que nivel, es más fácil crear "entretenimientos"
Bueno! ya vamos detrás!!!
Saludos de un ciudadano del mundo,
Luis

Gabriela dijo...

Tampoco entiendo esas "diferencias", sobre todo si tenemos en cuenta que nuestro continente es un solo territorio donde lsa fronteras son marcas políticas simplemente.
Y ahora que tocas el tema, también me irritan esas inútiles discusiones de si las mujeres son mejores que los hombres en tal cosa, o al revés. Cuando menciono esto, muchas amigas mías lo toman mal.
Saludos.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Tienes mucha razón en lo que dices. La gente que fomenta, peor todavía desde un medio de comunicación, la xenofobia, el racismo y la bronca entre los pueblos, es un ser diminuto, es un pobre infeliz. Cuando se juntan la ignorancia y la maldad, todos pierden.
Abrazos, hermano y amigo chileno... ciudadano del mundo.

Silvia dijo...

Hola Esteban!,se oyen y se ven cada cosas, desde niña escuche los mismos cuentos de Uruguayos y Argentinos, aqui no es distinto con Colombia y un poco mas discretos con Basil...y lo que a mi mas me gusta es precisamente lo que marca la diferencia en cada pueblo latinoamericano, si nos dejaramos de generalizar, quizas...

Cariños, Silvia.

PD: Si visitaba tu blog, pero no escribia, tampoco estaba tan perdida!

esteban lob dijo...

Luis:
De verdad es un problema general.

Gabriela:
Efectivamente. La discusión acerca dse si las mujeres son mejores que los hombres, sin reconocer complementariedad, es vacía de argumentos razonables.

Chuquis:
Gracias amigos. "Muchas gracias".

Silvia:
Pareciera que son pasiones negativas que hace nacer la vecindad, pero igualmente malignas, amiga.

Fernando dijo...

Hola, Esteban.

Me resulta curioso lo que explicas. En los blogs veo tanta armonía, tanta amistad entre blogueros chilenos y argentinos, que me parece raro que siga habiendo esos malos sentimientos.

Eso se cura viajando, dijo el otro. Los españoles siempre nos hemos llevado mal con los franceses, y al revés. Desde que mucha gente joven ha recorrido el otro país y desde que todos estamos en la Unión Europea ese odio eterno se ha ido moderando, hasta casi desaparecer.

¿No viajais mucho los chilenos por Argentina, y al revés?

juan quintero dijo...

En enero pasado me tocò viajar a Honduras a trabajar, y algunos hondureños todavia recuerdan la guerra del '69 (disque por un partido de football entre El Salvador y Honduras), y estas personas aducìan que fue por que El Salvador les tenìa envidia....afortunadamente son pocos los que piensan asì, sin embargo se tiende a calificar, como tu bien dices, a LOS salvadoreños, cuando eso es algo que quedo ya atràs. Asi como tu expresas tu admiraciòn hacia los argentinos, asì tambien la expreso yo hacia los hermanos Hondureños, que tienen un bello paìs el cual siempre que lo he visitado, me ha dejado muy buenos momentos. Es lamentable que en pleno siglo XXI todavìa existan personas que generalicen y continùen recordando los errores de gobernantes pasados. Un abrazo.
Pd.: A nivel centroamericano es comùn llamarle al ajì o picante con el nombre de tu paìs, me causò gracia tambièn a mì el caer en cuenta.

Garfio dijo...

La verdad es que no se puede uno conformar, tiene usted razón. Afortunadamente quedan personas que no se conforman y denuncian esta actitud sin sentido.

Lo del peligro de discusión en principio habría que tomarlo como tópico, pero entra uno, por poner un ejemplo, en cualquier bar y si no es de fútbol, es de política, de religión, de ... lo que haga falta. Así que, no sé qué decirle.

Liliana G. dijo...

¡Oh! No tenía ni idea de que hubo argentinos con semejante planteo ante la tragedia de Chile... me da vergüenza ajena, me irrita y me subleva. Absolutamente nada justifica esta actitud. Es cierto que en todos lados existe la maldita xenofobia, después nos quejamos cuando en Europa se nos llama "sudacas". Mal de muchos consuelo de tontos... ¡Qué tontos que somos los seres humanos!

Un beso grande, Esteban, estoy, como siempre, con el pueblo chileno, pueblo hermano.

esteban lob dijo...

Fernando:
Creo que lejos prevalece la armonía entre chilenos y argentinos bien nacidos. Por lo mismo es conveniente aislar a los temocéfalos de ambos "bandos". Es cierto. Como dices, viajamos mucho y al revés.

Juan:
Vaya que fue brutal aquel partido de fútbol derivado en guerra. Qué bueno que, tras estos años, existan sentimientos tan nobles como los tuyos y viceversa. Así soñamos con que sea en toda nuestra américa.

Liliana:
Gracias amiga. Con sentimientos como los tuyos, compartidos acá,llamaremos a cordura a los de "mollera cerrada" como decimos en Chile.
En estas horas post terremoto, hemos sentido fuertemente la solidaridad argentina, porque los ejemplos expuestos caben en aquello de que una golondrina no hace verano.

Pamela dijo...

Suscribo cada una de tus palabras querido amigo, y me saco una vez más el sombrero para saludarte!

esteban lob dijo...

Pamela:
Gracias.

Garfio:
Aquel ejemplo de los españoles que discuten, lo puse en forma de broma, porque por cierto nada tiene que ver con xenofobia.

Marcelo dijo...

Estimado amigo Esteban:
En primer lugar me gustaría saber quien fue el idiota que dijo en TV lo que mencionás en esta entrada.

Segundo, y de acuerdo con tus palabras, una vez le preguntaron a Churchill qué opinaba de los franceses, y el primer ministro inglés contestó: "no sé, no los conozco a todos"

Dicho todo esto debo decirte que me sorprendió agradablemente la reacción en general del pueblo argentino con relación a la terremoto sufrido en el país hermano, y como muestra vale el fenómeno del mundo blog, donde de una manera u otra todos nos hemos emocionado, entristecido e uncluso alegrado con las noticias que llegaban, como por ejemplo saber que algún amigo bloguero estaba bien.
Te diría que, aunque existan personas que continúan con odios estúpidos y estériles, he notado un cariño como nunca antes hacia Chile, por lo que esa impresión que te estás llevando en este caso, al menos por lo que he visto en el terreno, me parece que no es abarcativa del sentimiento argentino con relación a la catástrofe.
Un abrazo!

Rud dijo...

Hola, Esteban, desafortunadamente la xenofobia se vive a diario en todas las latitudes, muchos la hemos sufrido o aprendido a sobrellevar. Si tuviéramos un mundo sin fronteras, de todas maneras habría exclusión: los grupos del norte, del levante, del sur, de tal o cual región…
El lado positivo es que toda esa intolerancia nos enseña a ser más pacientes y a tratar de aceptar a los demás viéndolos con ojos de madre :)
Cordiales saludos

esteban lob dijo...

Marcelo:
Tienes toda la razón. Por una asociación de ideas escribí aquello, pero es más valioso todo lo de positivo que deja el apoyo mayoritario del pueblo argentino. "Idiotas" como el mencionado, de los cuales por cierto también los hay a este lado de la cordillera, no vale la pena "inflarlos".
Te mando un fuerte abrazo.

Rud:
Es verdad. Me gustó lo de los ojos de madre.

Lao dijo...

Eso es muy triste. No lo entiendo. Intuyo que quienes son así es porque no están bien consigo mismos.Pienso que hay que ignorarlos para no "hacerles el caldo de la sopa que quieren tomar". Un abrazo.

esteban lob dijo...

Lao:
Concuerdo con la definición vinculada al caldo, amigo poeta.

Jesús dijo...

Mi más sincera solidadridad hacia tí y tus compatriotas que están sufriendo en estos momentos los efectos del devastador terremoto que os tocó sufrir.
Viajé el año pasado por tu pais y por Argentina y he de decirte que este mal rollo al que aludes en tu blog lo percibí tanto en los argentinos como en alguno de tus compatriotas chilenos. Estoy de acuerdo contigo en que estas reacciones son lamentables.
Saludos cordiales

Noesperesnada dijo...

Es muy gratificante leer lo que piensas. No está de mas decir que la mejor manera de evitar que este tipo de pensamientos como el que denuncias es tomando posición publica, con la certeza de que somos muchos más los que nos respetamos y que nos sentimos hermanados como pueblos latinoamericanos.

esteban lob dijo...

Jesus:
Gracias por tus expresiones de solidaridad. Luchemos dentro de lo posible, contra eso que llamas tan bien "mal rollo".

Noesperesnada:
¡Bienvenido! Gracias.

gonzalo dijo...

que alma turbia podría odiar a la nación del tango y las grandes avenidas?

esteban lob dijo...

Gonzalo:
Pero las hay...allá y acá.Es cuestión de ganarles.

Emiliano dijo...

Hola Esteban volvi a esto de los blogs hace poco y queria pasarme por el tuyo como lo hacia anteriormente. Nose si te acordaras de mi, aunque seguramente cuando entres a mi blog y veas cosas de Independiente te acuerdes jaja.
Bueno como ya es cotidiano es muy buena tu info. Aprovecho tambien para solidarizarme con el pueblo chileno por los terremotos y que sepan que esas "diferencias" que hay entre argentinos y chilenos deberian quedar de lado y mas en este critico momento.

Saludos y te espero por mi blog

Fuerza Chile !!!

esteban lob dijo...

Emiliano:
Me alegro que hayas retomado tu blog.

esteban lob dijo...

Otra para Emiliano:
Pretendí comentarte lo de Gallego, pero no supe por donde.