miércoles, marzo 17, 2010

El xenófobo arrepentido




A propósito del post sobre xenofobia, uno de los casos más notables de transformación ideológica lo viví en mis comienzos en el mundo radial.


El Director-Gerente de la empresa dijo cierta tarde en los pasillos de la emisora, a toda voz, que le suspendería la publicidad a un comerciante.

El ejecutivo bramaba muy irritado: “Yo acepto que no me pague un chileno…pero no que no me pague un judío”, como si no hubiera chilenos que a la vez son judíos.


Hasta ahí el hecho se podría tomar como la típica actitud de intolerancia hacia sectores que no le eran gratos, por parte del protagonista de esta historia (QEPD).

Pero lo sorprendente fue que al cabo de pocos años, el mismo señor apareció muy destacado en la prensa, en su calidad de nuevo presidente del… Instituto Chileno-Israelí de Cultura.¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡


Rara vez uno queda absoluta y totalmente estupefacto. En mi caso, esa fue de aquellas ocasiones.

28 comentarios:

gonzalo dijo...

triste historia en esta mañana tan fría. abrazos.

DEPELOS dijo...

Increible!!
la vida nos da sorpresas

por acá en Miami es dificil que pase esto de la Xenofobia, ya qeu somos todos de todos lados del mundo, una ciudad muy cosmopolita

saludos

DEPELOSLATINO

Lao dijo...

¡me canso de asombrarme! un abrazo

Felipe dijo...

Intolerancia, una semilla que cada vez se planta más en ciertos hogares, en ciertos lugares y que termina por florecer. Que pena que a estas alturas de la historia se siga diferenciando a la gente por su raza, ideología o religión.
Yo recelo de la religión pero jamas apartare de mi lado a una persona por sentir o ceer distinto a mí.
Un saludo: Bolu

Gabriela dijo...

Hasta yo me he quedado con la boca abierta al leer este post...
Saludos.

Isabel Estercita Lew dijo...

Ese tal instituto debe administrar bien la cultura xenófoba (sic

Que horror!

Besos
Estercita

Esteban dL dijo...

Es de alguna multinacional o algun magnate "del ascenso"???

Reflexión Pensativa - Postales Turísticas dijo...

Hola esteba, me hice seguidor de tu blog,

Asombrante entrada.

Garfio dijo...

La mayoría de la gente que lanza improperios xenófobos o racistas no creo que sepa bien lo que está diciendo. Eso propicia que a veces se contradigan. Pero cuidado, hay gente que ideológicamente sí sabe el alcance de sus mensajes y se aprovechan precisamente de la falta de criterio de estos descerebrados para utilizarlos como fuerza de choque. Por estas aguas hay demasiados casos de ese tipo.

TheJab dijo...

¡NO a los presidentes institucionales!

Alma Mateos Taborda dijo...

¡ Cómo `para no quedarse estupefacto! La vida nos sorprende tantas veces! Muy buen post. Un abrazo grande.

Julio dijo...

impresionante...y la foto que elegiste está realmente notable.
Que increíble historia, de seguro te tomó unos buenos minutos reponerte al saber esa noticia.
saludos

Fabio Neri dijo...

esteban, tanto lo último que has planteado como el fenómeno xenofóbico per se, no debieran causar ni la más mínima de las sorpresas en los lectores de este blog (tal vez una breve reflexión exteriorizada en la soledad de nuestros dormitorios; un escueto "se lamenta"), considerando que el mundo de hoy vive bajo el más absurdo de los órdenes.
un abrazo

MNB dijo...

Gran paradoja, querido Esteban.

Abrazos.

Carlos dijo...

Creo que hay algo en nuestra memoria genética que nos impulsa a marcar diferencias y odiar a un bando contrario. Porque claramente la xenofobia es ridícula, ilógica, inútil y negativa.

Pero existe.

La educación tiene mucha influencia para modificar esto. Pero...

Mary Rogers dijo...

el ser humano es curioso, Esteban...muy curioso. Por mi parte, me cuesta entender la xenofobia. Creo que es consecuencia de nuestras paredes naturales y de una formación estrecha.
Te mando un abrazo

Quidquid dijo...

Hola Esteban:
Cambiarse de camisa es frecuente según que ocasión se presenta.
Donde dije diego, dije digo... o sino (y perdona la broma) no es lo mismo dos tazas de té que dos tetazas...
Un buen fin de semana,
Luis

Pamela dijo...

De no creer! Pero tampoco de extrañarse demasiado. Un abrazo amigo Esteban

Marta Salazar dijo...

oooops! y, era judío?
saludos Esteban!

PS: mi papá pudo estudiar y sacar su carrera adelante (ing. comercial y economía), siendo bastante pobre, ya que un amigo suyo judío le prestaba sus libros :)

esteban lob dijo...

Gonzalo:
Sí. Es triste historia...bajo cualquier temperatura.

Depelos:
Salvo que sea practicada entre iguales, también.

Lao:
Está bien. Del asombro se pasa fácil al repudio.

esteban lob dijo...

Felipe:
Esa altura de miras es la que hace falta.

Gabriela:
Entonces, aprovecha de ir al dentista, amiga.

Isabel Estercita:
Bajo el mandato de aquel señor, ya fallecido, seguramente fue así.

esteban lob dijo...

Tocayo:
De ninguna de esas procedencias, pero el tipo mostraba "la hilacha".

Reflexión:
Gracias.

Garfio:
...y por estos lados, también.

esteban lob dijo...

Thejab:
...aunque también los hay no xenófobos, pienso.

Alma:
Otro para ti.


Julio:
En verdad la caricatura es excepcional.

MNB:
En verdad estamos expuestos a las paradojas de ese estilo.





Fabio:
...claro que el mundo "de ayer" también tenía sus pecadillos.

esteban lob dijo...

Carlos:
Lo negativo es que muchos no quieren educarse en esta materia.

Mary:
Comparto. Se trata de mentes sumamente estrechas.


Quidquid:
Ja,ja,ja. A veces es preferible la taza de té.

esteban lob dijo...

Pamela:
Cierto.
Retribuyo.


Marta:
Nooo. No era judío. Eso sí que hubiera sido el acabose.

Clara dijo...

No se si reírme o llorar... no entiendo.
Dime, ¿para ocupar ese cargo, acaso no debe ser judío?
Recién leo que a MARTA SALAZAR le contestas que no es judío... sigo sin entender. Algo anda mal.
Abrazos, amigo Esteban.

esteban lob dijo...

Clara:
Para ese cargo puede no ser judío, porque está destinado a alguna personalidad vinculada a la amistad chileno-israelí. (¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡)

Liliana G. dijo...

Hay muchas personas que no son consecuentes consigo mismo o directamente, como decimos por aquí "les falta algunos jugadores".
También de estas cosas se aprende, la vida es una sorpresa permanente.

Un cariño grande, Esteban.