martes, agosto 18, 2009

La hora de Ricardo García

Ricardo García, animando Discomanía

Hace poco, invitado por Marcos Castañeda de Radio Nuevo Mundo para participar en su programa Testimonios, con el objeto de hacer recuerdos de mis ya 56 años en el mundo de las comunicaciones, fui sorprendido por una serie de grabaciones captadas en el viejo salón auditorio de Radio Minería, en tiempos en que lo más granado de los artistas internacionales era traído a ese escenario, en época previa a la televisión.

Fue así como con emoción escuche la actuación del notable Mario Clavell, argentino tan ídolo acá como en su patria, quién venía constantemente a nuestro país y específicamente a Minería; también, en el marco del diálogo con Marcos, fueron incorporados sketches de Radiotanda, audición señera de humor y simpatía, en que Anita González, La Desideria, junto a Sergio Silva, Williams Rebolledo y el propio libretista, Ricardo Montenegro, daban rienda suelta a su talento, aquel que provocaba risas y alegría sin caer en la broma barata y burda de nuestros días.

Igualmente se incorporó al programa un relato mío de la Copa América de fútbol 1991, que retrocediendo 18 años, nos hizo añorar las evoluciones magistrales de los ases de entonces, en que mientras en Chile destacaban Zamorano o el Koke Contreras, en Argentina lo hacían Simeone, Batistuta y el actual entrenador de Universidad de Chile, el Pepe Basualdo.

Luego yendo más atrás en el tiempo, surgió del pasado la cultivada y popular voz de quién animara por años Discomanía tras el retiro de Raúl Matas, su creador, al continuar este su carrera primero en Estados Unidos y más tarde en España.
Se trataba de Ricardo García.

Mientras escuchaba a Ricardo en sus años de gloria, me vino a la memoria una anécdota que está en los anales de la radiodifusión chilena.
García no era aficionado al fútbol, pero un día faltó el locutor comercial de las transmisiones de estadio y lo convocaron de urgencia a reemplazarlo. Ni el entusiasmo de los hinchas, ni las banderas, ni los goles, sin embargo, lograban conmoverlo. Ricardo ocupaba el tiempo entre los anuncios comerciales que le correspondían... leyendo un libro. Todo bien, hasta que el relator de pronto dijo: Ricardo García indica la hora, en referencia por cierto a los minutos que iban del partido. Sorprendido, el inolvidable creador de “Regalo de Cumpleaños” contestó sinceramente y no por hacer un chiste:
4 de la tarde 10 minutos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡.

30 comentarios:

Ulysses dijo...

Muy buena anécdota, mi mamá siempre recuerda a Raúl Matas y Discomanía, y Radiotanda.
Y yo recuerdo tus transmisiones en el fútbol, le quitábamos el volumen al televisor y te escuchábamos.

Saludos y que estés bien

Selma dijo...

Enhorabuena Esteban por este más que merecido homenaje.. no me quiero ni imaginar teniendo que retransmitir un partido .. Bufff!

Un beso, con mucha calor aquí no sobra y te mando un poco para tu invierno..

Selma dijo...

NOS sobra.. estas neuronas y el calor.. absolutamente incompatibles

Isabel Estercita Lew dijo...

Esteban, me encantan tus anécdotas, a veces siento que extraño esa forma de hacer radio que hacían en otra época, porque además me apasiona la radio.
Hermoso y merecido homenaje!

Besos

Estercita

esteban lob dijo...

Ulysses:
Fíjate que debido a que mucha gente hacía lo mismo, bajar el volúmen de la tele y escuchar a los relatores radiales, cambió el estilo de las transmisiones deportivas en televisión, ahora mucho más similar a las de radio.

Selma:
Ja,ja,ja. Ya me había sorprendido, amiga, con tu sacrificio de mandarnos calor, pese a la carencia, pero veo que les sobra.
No te quieres imaginar narrando fútbol. Yo, en cambio, no me imagino haciendo clases como tú y dominando a 40 chicos simultáneamente.

Isabel Estercita:
La verdad es que pese a mis experiencias televisivas, como haber sido uno de los primeros presentadores de noticias en la tele y también haber relatado fútbol por la llamada pantalla chica, pienso como tú y me siento fascinado por la radio.
Gracias por gustar de estas anécdotas.

Marcelo dijo...

jajajaja! el fútbol, para quienes no son aficionados a él, debe resultar un enigma tan grande como las pirámides...Por cierto, sabía que Mario Clavell era muy queridoo allá, pero no que el Pepe fuera técnico de la U. Tengo un gran recuerdo de él por su paso por Vélez en la época de oro.
Un abrazo

esteban lob dijo...

Marcelo:
Efectivamente. Basualdo tuvo gran campaña con Santiago Morning luego de llegar desde Perú. Por aquel éxito en un club de los llamados chicos, fue convocado a la U para reemplazar al renunciado Sergio Markarian y hasta ahora le ha ido muy bien. (Santiago Morning también tiene camiseta con una V sobre el pecho, similar a la del club de tus amores, estimado Marcelo).

Común dijo...

Hola!!!

Que lindo recuerdos, habra sido muy emocionante para vos, sos algo así como nuestro querido Muñoz………..

Que lindo es tener una vida y trayectoria plena.

Un súper-abrazo de oso.

esteban lob dijo...

Común:
Gracias amiga.
Claro que a diferencia del gordo Muñoz, con quién compartí muchas tardes de fútbol internacional, yo, afortunadamente hasta donde sé...todavía estoy vivo.
Cariños.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Esteban...

Muy bueno recordar los viejos tiempos y más aún haciendo lo que nos gusta, felicidades.

Genial la anécdota del tiempo de juego, buena la salida.

Abrazos.

Gabriela dijo...

El homenaje es más que merecido, mi amigo.
En cuanto al chasco del Ricardo García... ¡pobre! Imagino las caras de quienes lo escucharon en vivo, en directo (y en gordo, como decía mi papa, dándole pase al programa de cierto animador de TV peruano, bastante gordo, por cierto).
Mi papá también empezó en la radio. De ahí pasó a la TV.
Saludos.

cieloazzul dijo...

Es una delicia leerte, traspasar con tus lineas la distancia y el tiempo...
un beso!

Quidquid dijo...

Hola Esteban:
Los comentatristas deportivos españoles son bastante "malos". A todos se les nota su gran parcialidad y con las emisoras de radio ocurre lo mismo que con los periódicos. Unos de un lado, otros de otro... se les ve "el plumero".
Si decides regresar a tu profesión, piensa en el Barça y un poco en el Madrid...
Recibe un cordial saludo,
Luis

esteban lob dijo...

Rafael:
Y fue en tiempos de dominio absoluto de la radio, previo a la aparición de televisión, de modo que en su momento la situación produjo una repercusión grande, pero como decimos en Chile "en buena onda".
Abrazo.

Gabriela:
Ja,ja,ja. Buena presentación la del gordo.

Quidquid:
Pienso que en todas partes los hay
"mezcladitos" pero también buenos.

Hoy seguiremos con interés el partido entre el Madrid de Pellegrini y Borussia Dortmund de Alemania, donde juega el argentino Lucas Barrios, quién fue insigne goleador acá por Colo Colo.

Cielo Azzul:
Gracias.
Nos haces falta en Santiago, amiga...con tanto smog.
Otro.

Lao dijo...

ME HONRA ESTE COMENTARIO Y EL HECHO DE PERTENECER A LA EPOCA EN QUE CASI NO HABÍA BROMA BARATA. Saludos afectuosos

esteban lob dijo...

Lao:
Gracias amigo.
Los que hemos vivido más de unos cuantos abriles o diciembres, sabemos valorar aquello.

Liliana G. dijo...

¡Qué estupendos recuerdos Esteban! En 56 años en las comunicaciones se tienen que almacenar muchísimos recuerdos inolvidables como éstos que nos has relatado.
Divina la espontaneidad de Ricardo García, hay cosas que trascienden justamente porque tienen la frescura de lo impensado.

Un cariño muy grande querido amigo.

Cheluca dijo...

Jajaja como siempre tan buenas anécdotas querido Esteban

esteban lob dijo...

Liliana:
Retribuyo el sentimiento, amiga poeta.

Cheluca:
Gracias, mamá "chocha" de Camila.
Al ir a tu blog, he comprobado cómo te ha cambiado la vida...para bien.
Un beso.

Angie dijo...

qué ilusionante debe ser que te hagan homenajes, no? Me harán a mi alguno dentro de de 40 años? me encantaría seguro, jeje... :p

Besos. Angie.

esteban lob dijo...

Angie:
Pero hay homenajes....y homenajes.
Seguro que recibirás alguno, e incluso antes de 40 años, de parte de tu esposo (hablo con visión futurista), tus hijos... tus amigos...tus vecinos... en fin.
Por ahora, rindo homenaje a tu fidelidad para con este blog.

Quidquid dijo...

Hola Esteban:
Me parece que ganó el Madrid, no?
Pero el resultado muy justito...
El pobre Barça perdió su trofeo!
Estos futboleros!!!
Un cordial saludo,
Luis

esteban lob dijo...

Quidquid:
Sí. Fue una "leve" victoria del Madrid frente al Borussia.
Pero, la hora de la verdad vendrá junto con el comienzo del campeonato anual.Para el Madrid, para el Barza...para todos.

Daniel dijo...

Me imagino las risas (o como se las deben haber aguantado) al momento de la pifea radial, jajajaja.
Saludos

esteban lob dijo...

Daniel:
Yo también las imagino, porque no escuché "la gaffe".

* HADA ISOL dijo...

Me encantó la anecdota, me gustó saber que por allá querían mucho a Mario Clavell,me gustó leerte,sabes? yo actualmente cuando veo un partido en la tele lo busco en la radio porque para mi es relatado con más emoción en la radio.
Un abrazo y buen fin de semana!

MNB dijo...

Ja Ja Ja.¡Qué buena anécdota!

En realidad, Ricardo García no era para relatar un partido de fútbol. Me imagino cómo se habrá sentido después de esa "metida de pata".


Abrazos.

esteban lob dijo...

Hada:
Otro y también buen fin de semana para ti.

MNB:
Pienso que no debe haberle dado demasiada importancia y que debe haber seguido leyendo su libro... en medio de los gritos de gol.

Cariños.

Deprisa dijo...

Recordar buenos tiempos siempre es grato.

Muy buen homenaje.

Un saludo.

P.D: Ya no hay jugadores como Iván Zamorano. Aún recuerdo aquel dúo de oro que formaba con Amavisca en el Real Madrid.

esteban lob dijo...

Deprisa:
Agradezco el concepto acerca del chileno Zamorano...pero creo que sigue habiendo jugadores de notable categoría, amigo.