lunes, junio 01, 2009

¿Soy de Villarreal o del Madrid?


Debo haber tenido unos 8 años cuando Sergio Livingstone, actual colega en las comunicaciones a sus 89 años de edad (todo un record), era portero y figura de Racing de Avellaneda. Desde entonces sé lo que es convertirse tácitamente en partidario de un club extranjero donde juega un chileno. Por lo menos mientras el compatriota esté allí, claro.

Eran tiempos en que al encontrarse los europeos en plena segunda guerra mundial, el norte para los aficionados de mi país fue precisamente el fútbol argentino, aparte del propio, todavía sin TV y con los notables relatos de Fioravanti por la onda corta de Radio El Mundo de Buenos Aires. Hasta que se abrió el abanico.


Con el correr de las décadas Andrés Prieto jugó en España y después del Mundial de 1962 Jorge Toro en Italia. También los astros chilenos de ese mundial en casa, Eladio Rojas y Jaime Ramírez anclaron con escaso éxito en River y en Racing de la otra banda.

A mediados de los años 70, vino a Chile el estupendo Vélez Sarsfield, con su delantero estrella Carlos Bianchi y entrenado por el chileno Andrés Prieto.


Por ese entonces yo debía para un programa no particularmene deportivo, preguntar algo a los miembros de esa delegación que fuera en lo posible interesante, pero no contingente con la pelotita. Y en la fría tarde del Estadio Santa Laura, le consulté a cada jugador visitante micrófono en mano, el por qué del nombre de su club.


Ninguno supo, pero resultaba emocionante la habilidad de la mayoría para inventar las teorías más descabelladas. Yo por cierto me había asegurado, vía enciclopedia, de saber que el señor Vélez Sarsfield había sido un famoso jurisconsulto trasandino.


Pasaron los tiempos. Pese a no tener por el mundo la cantidad de futbolistas como los argentinos, los paraguayos, los brasileños y los uruguayos, el fútbol chileno en épocas recientes ha aumentado considerablemente su caudal de exponentes en los 5 continentes. Por eso fuimos de la Lazio mientras jugaba allí Marcelo Salas y del Real Madrid mientras lo hacía Iván Zamorano. Por la exposición mediática del Madrid cuyos partidos se televisaban para Chile siempre, millones de personas en esta angosta y larga faja de tierra se conmovían con sus títulos y la condición de Pichichi de Iván.


Volvieron a pasar los años hasta que los triunfos del director técnico Manuel Pellegrini en el Villarreal, también televisado generalmente, convirtieron al "submarino amarillo" en favorito nacional. Además, en sus primeros años en la comunidad valenciana, Pellegrini contaba con un equipo con sangre netamente sudamericana, principalmente argentina.


Hasta que nos dicen ahora que el ingeniero, quién fuera zaguero de Universidad de Chile en sus años mozos, se hará cargo del Real Madrid, lo que debe ser un sueño cumplido para él.


A nosotros nos entran dudas. Al momento en que Zamorano se fue de España a Italia, millones de chilenos dejamos de ser del Madrid porque no estaba más Iván y un club tan grande suponíamos, no nos necesitaba.

En cambio, tanto nos hemos encariñado con Villarreal de verlo domingo a domingo, de ser testigos de su ascenso de entidad del montón a club estrella, de sentirnos conocedores de una ciudad pequeña en que reportajes a su historia y su gente nos han hecho imaginar que hubiéramos vivido allí por décadas, que ahora nos cuesta de súbito dejar de ser admirador de los amarillos y cambiarnos al Madrid por Pellegrini. Al menos, es mi sentimiento personal.

Se trata de todo un drama espiritual.



31 comentarios:

begoyrafa dijo...

Aquí en España como sucederá supongo en otras latitudes es normal ser de tu equipo (en mi caso el Sporting) y después simpatizar con uno de los dos grandes que son los que habitualmente se llevan los triunfos. En mi caso siempre tiré más para el Barça, primero por Quini y más tarde por Luis Enrique, paisanos que triunfaron en el equipo catalán y entre medias gracias al magisterio de Johan Cruyf. Encima el Madrid fue mi enemigo natural cuando a mis nueve años (edad propicia para el rencor eterno) nos birló una liga en los momentos de gloria de nuestro Sporting del alma. En el Molinón surgió el grito muy común en todos los campos de España de así, así, así gana el Madrid que se usa para refirerse a las ayudas árbitrales que recibe (o recibía) el club blanco. Curiosamente ese grito lo usan también los aficionados merengues para mostrar su superioridad cuando van ganando. Ya ves el poder semántico del lenguaje. Y todo esto que te cuento no sé a qué viene, bueno en realidad sí, viene a que sigáis siendo del Villarreal, que el Madrid ya tiene suficentes seguidores y puestos a seguir a un equipo pensad en el Sporting y no olvidéisw que un día nos entrenó el profesor Cantatore.
Un abrazo
Rafa

PD. Marce, debes aclararnos lo de Vélez.

Quidquid dijo...

¿Y por qué no del Barça? Amigo Esteban, este año está de moda el Barça. Este domingo ha terminado la Liga española y ahora empezará el baile de jugadores y entrenadores. Yo te diría que siguieses siendo del Villarreal...
Un cordial saludo,
Luis

María Teresa dijo...

Begoyrafa:
De por sí tengo una simpatía muy especial por el Sporting, desde mi permanencia con motivo del Mundial de 1982 durante casi un mes en el Hotel Hernán Cortés de tu ciudad. ¿Existe todavía ese hotel?
Lo de estar con Villarreal tan apasionadamente, tuvo mucho que ver con que lo entrenaba Pellegrini, que al equipo le iba muy bien y que la cadena ESPN daba los partidos cada semana para esta parte del mundo, por la gran cantidad de sudamericanos en los primeros años, de los 5 que nuestro compatriota estuvo allí.
Por cierto recuerdo a Vicente Cantatore, gran DT, que estuvo incluso a cargo de la selección chilena, pero por muy poco tiempo por decisión propia.
Abrazo.

Quidquid:
Ja,ja,ja. Ahora tengo más solicitudes de transferencia que Kaká o Cristiano Ronaldo.
Retribuyo el cordial saludo.

esteban lob dijo...

BEGOYRAFA Y QUIDQUID:

MIS EXCUSAS. ME PASÓ LO DE OTRAS VECES. ESTABA ABIERTO EL CORREO ELECTRÓNICO DE MI ESPOSA Y NO REPARÉ EN CAMBIARME AL MÍO.
POR CIERTO EN VEZ DE MARÍA TERESA DEBE LEERSE

ESTEBAN LOB

begoyrafa dijo...

Esteban el Hernán Cortés sigue abierto. Por cierto te voy a enviar unas fotos que saqué de una placa que hay cerca del Estadio en la que se recogen las firmas de todos los jugadores de las cuatro selecciones que disputaron el Mundial en la sede conjunta de Gijón y Oviedo (Alemania, Austria, Argelia y Chile). Lo más recordado es el tongo del Alemania Austria que impídió el pase a los argelinos.
Un abrazo
Rafa

Gabriela dijo...

Y a veces ni siquiera es necesario que alguien de tu país juegue en un equipo foráneo para que seas hincha. Por ejemplo mi cuñado, era el hombre más feliz del mundo la semana pasada con el campeonato del Barça. Yo hasta lo felicité, sabiendo lo contesto que estaba.
Saludos.

Liliana G. dijo...

Hoy no voy a opinar Esteban, me he complacido en leerte con gran atención y cariño, pues se nota que sólo nos separan los Andes. Y no opino porque estoy de acuerdo con vos y con la infinita ternura que me dio leer el relato. Recuerdo los comentarios de mi padre, ex jugador de primera división del Deportivo San Jorge, de la provincia de Santa Fe. En aquella época lo habían ido a buscar a su pequeña ciudad para traerlo a Buenos Aires para jugar en Racing. Vos me dirás ¿y eso qué tiene que ver? Es que la maravillosa naturalidad de tus argumentos me han hecho recordar las infinitas historias de mi padre, que por cierto, nos adoraba a mi hermana y a mí, pero siempre se quedó con eso de no tener un varón para que jugara al fútbol.
Cada cosa tiene una historia y es estupendo cómo se entrelazan entre ellas.

Un beso grande.

Versosoy dijo...

hola Esteban! Ya sabes que nunca comento en post de deporte pero es que acabo de pinchar en el blog de Dante y me sale que no existe, que ha sido eliminado y como llevo un tiempo muy liada y con poca dedicación a la dimensión blog pues me he quedado extrañada. Sabes algo? Él está bien? Se despidió? AAyy!!
Perdona por tantas preguntas es que me dio mucha penita pensar que no podremos disfrutar del mágico infierno del Dante. Espero que etes bien. un abrazo.

esteban lob dijo...

Begoyrafa:
Lindos recuerdos me traes de aquel Mundial del 82 en que lo único negativo fue la pésima actuación de Chile.En lo del tongo, seré un iluso o demasiado bien pensado, pero habiendo visto ese partido en vivo me quedó siempre la idea que tras el gol del alemán Hrubesch ni unos ni otros quisieron arriesgar su clasificación, aún sin acuerdo previo.

Gabriela:
Imagino que tu cuñado tiene alguna raíz catalana.

Liliana:
Me recuerda, amiga, cuando mis dos hijas hace ya mucho tiempo me decían "papá, ¿qué habrías hecho si no hubiéses tenido un varón?, al vernos hablar, discutir y jugar al fútbol con mi hijo Mauricio.

Versosoy:
No tenía idea. Iré de inmediato para comprobar lo que me dices. Si algún blog merecía larga vida era el de Dante, lleno de humanidad y sabiduría, pese a ser un médico tan joven.Me haz dejado perplejo.

Gabriela dijo...

Más creo que el amor de mi cuñado por el Barça tiene algo que ver con Hugo Sotil, un peruano que jugó en ese equipo en los años 70.
Seguramente recuerdas ese nombre.

esteban lob dijo...

Gabriela:
¡Cómo no recordar al "cholo" Sutil, como se le decía en todo el mundo, no en forma peyorativa!

Él nos eliminó de un Mundial, en la fase previa, con un gol mediante cabezazo, pese a su baja estatura, entre dos gigantes de la defensa chilena, Elías Figueroa y Alberto Quintano. Hugo fue un gran jugador en una época notable del fútbol peruano.

Víctor Hugo dijo...

por lo mismo ahora soy del Real Madrid y seguiré siendo del Villareal

saludos!
VH

esteban lob dijo...

Víctor Hugo:
Y cuando jueguen entre ellos, ¿vas a hacer fuerza por el empate?

juan quintero dijo...

Un caso similar se dio cuando Jorge "El Magico" Gonzalez jugaba en España, en el Cadiz. Todos seguiamos sus partidos y sus goles memorables, tanto que en Cadiz es toda una personalidad cuando va. Lastimosamente se dejo llevar por otros vicios diferentes a la pelota y no logro mas. Un abrazo Esteban.

esteban lob dijo...

Juan:
Me acuerdo muy bien del "mágico".
En todo caso no es el único que se dejó llevar por vicios. Lamentablemente.

Daniel dijo...

Yo creo que al final todos vamos a volvert a ser hinchas del Real Madrid.
Saludos

Marcelo dijo...

Aquí estoy para decir algunas cosas: siempre me simpatizó Pellegrini, desde la época de San Lorenzo. Nunca entendí bien por qué los de River no lo quisieron, incluso saliendo campeón. Respeté su decisión con Riquelme, el tiempo le dio la razón. Me divirtió saber que le decían "Peligrosini" (era para tanto?) Hasta hace un par de años en que dejé de jugar al fútbol, cuando me tocaba convertir un gol la posición de festejo (en broma claro, porque era entre amigos) siempre fue la del Matador. Pero todo eso pasa a un segundo plano para citarte: "A mediados de los años 70, vino a Chile el estupendo Vélez Sarsfield, con su delantero estrella Carlos Bianchi y entrenado por el chileno Andrés Prieto" Con eso, estoy como después de comer un asado.
Un abrazo

Marcelo dijo...

Es cierto Rafa, Vélez Sársfield fue el autor de nuestro Código Civil. Nació en Córdoba, Argentina, y a él le debemos el nombre de nuestro querido club. Y de Bianchi, qué puedo decirte? Tuve la fortuna de verlo como jugador (a su regreso de Francia) y de verlo dar la vuelta olímpica en un oscuro Morumbí paulista, dos horas después de terminado el partido final de la Copa Libertadores 1994. Yo estuve ahí.

Marcelo dijo...

Esteban: debo decirte que me estaba admirando de los ocnocimientos de María Teresa.
Un abrazo y me voy antes de que me eches!

esteban lob dijo...

Daniel:
Pienso que sí.

Marcelo:
Pasa que Pellegrini fue un zaguero casi impasable pese a su falta de técnica. Lo de Peligrossini es más bien leyenda. Tanto lo es que actualmente tiene junto con Arturo Salah, compañero de equipo de entonces, una academia de fútbol que se llama "El Remanso", pero que la gente le puso "los troncos" en referencia a sus propietarios.

Espero que aquel que mencionas haya sido para ti un asado bueno, porque también hay de los otros.

Mi señora, que es sabia en muchos aspectos, lamentablemente no ha evolucionado en materia de fútbol.

Siempre serás bienvenido. No hay peligro de expulsión.

María Angélica dijo...

Bueh... tendremos que acostumbrarnos ahora a los partidos del Real Madrid para ver los progresos que hará el Club de la mano del chileno Pellegrini...
Asi es el mundo del fútbol cuando hay un chileno en medio.
Un abrazo y cuidate....

esteban lob dijo...

...al extremo que en tiempos de Zamorano, hasta hubo chilenos de origen catalán haciendo fuerzas por el Madrid. ¡Esa sí que es gracia!

También cuidate.

Ricardo Tribin dijo...

Mi querido Esteban,

Siempre, desde las epocas de D'stefano,Puskas y Gento, admire al Real Madrid.

Te dejo mi abrazo especial

esteban lob dijo...

Ricardo:
Creo que D'istefano ( quién también jugó en tu Colombia querida), de haber sido contemporáneo como futbolista activo de esta época notable de las comunicaciones instantáneas vía satélites, tv en glorioso color y copas internacionales de todo tipo, habría discutido palmo a palmo ser el mejor de todos los tiempos con Pelé y Maradona.
Retribuyo el abrazo, amigo.

Angie dijo...

Ni de uno ni de otro!!! Tenías que ser del Sevilla F.C., hombre!! jajajaja...

Besos. Angie.

esteban lob dijo...

Diana:
Bueno...también fuimos del Sevilla cuando Zamorano jugaba allí antes de ir al Real Madrid.
Pero en ese entonces tu eras solamente una bebé.(¿Estuvo bueno el piropo?

Carlos dijo...

...y no solo chilenos Esteban, decenas de miles de quiteños liguistas estamos enchidos de orgullo al ver en tremendo clib a un hombre de nuestra casa, que nos dió dos campeonatos y de donde de una u otra form empezó a cotizarse.

Saludos Esteban

esteban lob dijo...

Carlos:
Es muy cierto. En LDU, Pellegrini empezó sus éxitos, después que fue dos veces segundo con Universidad Católica en Chile y no se le perdonaba no haber logrado los respectivos títulos, pese a que contaba con astros como Gorosito y Acosta.
Un abrazo.

(Quise dejar unn comentario en tu blog, vinculado con lo del muro de Berlín, pero me fue imposible)

Angie dijo...

Querido Estseban, se supone que Diana soy yo..? En qué estarias pensando.. jajaja..

Besos.Angie

Angie dijo...

pd: Si lo de Zamorano fue allá por el 78/79, entonces sí que era un bebé, jeje..

esteban lob dijo...

ANGIE¡¡¡¡

Sí, niña.¡Eres tu ¡