martes, junio 24, 2008

Cuando cuatro amigos se van


Cuatro colegas, cuatro amigos de las comunicaciones, se han ido de este mundo en tiempos recientes.
Con los 4, trabajé en diferentes épocas.
Todas muy recordadas. Todas muy importantes para mí.

Con Hugo Ortega, coincidí en Radio Minería. Hugo era entonces productor de programas, pero yo lo recordaba en mi infancia y adolescencia. Entonces Hugo fue un suceso. Desde la también hoy desaparecida Radio del Pacífico, Hugo había sido uno de los primeros discjockey.
Cada tarde saludaba a sus “chiquillas” que lo seguían con idolatría.

Con Poncho Pérez nos unió Radio Chilena. El venía de Minería y sus show en auditorio, antes del advenimiento de la TV.
¡Cómo olvidar Poncho nuestra llegada cada tarde a los viejos estudios de la calle Phillips en el corazón de Santiago¡
Teníamos 45 años menos, querido Poncho.
Phillips era LA calle de Radio Chilena. Se juntaban las entonces llamadas “calcetineras”, nos asaltaban y nos arrancaban autógrafos. ¡Que tiempos Poncho!


Yo entraba a la Chilena de madrugada para hacer Enfrentando el Día y volvía a las 6 y media de la tarde para conversar contigo de deportes en tu programa musical.
Eran 10 minutos en que me preguntabas de todo y, claro, yo tenía que estar muy atento para contestarte también todo, sobre la “U”, sobre Colo Colo, sobre el fútbol internacional, sobre el tenis. Muchas veces, te llevaba un entrevistado, que al llegar a los estudios compartía la euforia desatada en los bajos de la radio, por las niñas que nos esperaban por más autógrafos.


La Chilena era también la casa de los artistas y ahí conociste, te enamoraste y luego te casaste con una de las 4 Brujas, el grupo musical en boga en aquel momento.
Luego nuestros caminos profesionales se separaron. La última vez que te vi fue en el Estadio Santa Laura. Yo relataba fútbol en Nuevo Mundo y tu hacías anuncios comerciales en TVN. Ya pasaron varios años, Poncho. No me imaginaba que esa sería la última vez que nos veríamos.


A Patricio Varela, lo conocí en Radio Prat. Venía llegando desde su Concepción natal a conquistar la capital, con su notable voz y su inteligencia comunicativa. Luego coincidimos en Portales. Cómo olvidar, Pato, nuestras improvisaciones en medio de supuestas peleas en que me mandabas en satélite a Marte, y yo desde allá te maldecía en un ficticio contacto con los marcianos. Eran tiempos en que las travesuras matinales estaban libres de vulgaridades y en que se nos exigía, no obstante lo liviano del tema, el uso de un castellano bien expresado.



A María Virginia Escobedo también la conocí en la Radio Portales de entonces. La última vez que la vi, fue en la Universidad Diego Portales cuando mi hijo Mauricio se recibió de periodista.
María Virginia, con su enorme simpatía y cultura, impartía clases de locución en esas aulas.
Tampoco imaginé que iba a ser la última vez que la vería.
La vorágine de la gran ciudad- somos casi 6 millones de habitantes en Santiago- impide la habitualidad de los encuentros.


Mucho más podría escribir sobre María Virginia, Pato, Poncho y Hugo.
Pero me he quedado mentalmente mudo y con una enorme lágrima contenida.

40 comentarios:

Luis Seguel Vorpahl dijo...

El silencio es el mejor compañero en estos casos, la gente muere realmente cuando no quedan recuerdos de ella. Tus amigos viviran en tu corazón y eso es algo mágico. Un abrazo

DEPELOS dijo...

Coincido con luis, si los recuerdas en cada anecdota, cada momento, van a estar ahi, se que suena un cliché, pero es el cliché mas válido que siempre he escuchado

un abrazo

DEPELOSCLICHE

Común dijo...

Hola!!!!!!!

¿Cómo estas después de tanto tiempo?????

Te quedo lo mejor, los buenos recuerdos y es lo que nos vamos a llevar de esta vida, pensar que hay personas que amasan fortunas y se van vacíos..........

Para no volverte a perder te he agregado en los viajeros de la cibernética.
Un besote y abrazo de oso.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Mientras lo sigas recordando.. ellos estarn vivos en tu corazón.. Que entrada más bonita...
me has conmovido..
te dejo abrazos.

Daniel dijo...

Me quedo con algo que dijiste, de como la vorágine de la ciudad y la vida impiden encuentros con las personas y amigos que queremos. Creo que eso nos hace mucha falta.
Saludos

MNB dijo...

¡Ay, querido Esteban!

No conozco a todas esas personas que nombras.
Suelta la lágrima y cuéntanos de M. Virginia, Pato, Poncho y Hugo.
Siempre tenemos penas y alegrías...

Cuenta, cuenta, cuenta, querido amigo.

Besos.

Hugo Henríquez dijo...

El ritmo de vida que llevamos hoy, muchas veces no nos permite muchas veces ver a un amigo cara a cara (a eso te refieres cuando habla de la vorágine de la vida, no?. Dicen que la tecnología nos une, nos acercfa, pero que saco con decirle a un amigo (a) que lo estimo si estoty frente a la pantalla de un pc?, tiene algún sentido eso?, eso de que la tecnología nos acerca.. no me lo compro mucho.

los rfecuerdos nunca se pierden, estárán ahí hasta la última gota de luz de cada uno de nosotros.

Mariluz Barrera González dijo...

Mi querido Esteban... me uno a tí en este homenaje a tus colegas, a tus amigos... concuerdo con luis... creo que el silencio es el mejor compañero en estos momentos... y un fuerte abrazo.

Mariluz.

Gracias por tus palabras amigo... en verdad te agradezco tus visitas y tu mirada...

Hoy subí post... y la historia continua....

esteban lob dijo...

LUIS, DEPELOS:
Así es. Queda ese consuelo.

COMÚN:
Gracias amiga. Ese abrazo de oso es
muy cálido.

PIER:
Te agradezco que compartas mis sentimientos.

DANIEL:
Ese es un punto vital. Las distancias nos liquidan.

MNB:
Como siempre, querida María de las Nieves, en la hora del adiós habría mil cosas que contar, pero más vale dejarlo hasta ahí.
Y también la lágrima atragantada.

HUGO:
Exacto amigo. A eso me refería. Además tu teoría es muy cierta.

MARILUZ:
Como siempre celebro tus visitas aztecas, amiga.Iré a ver tu nuevo post.

mentecato dijo...

Querido Esteban:

Te envío un emocionado abrazo. Sí, es verdad: ellos no morirán mientras estén en tu corazón...

MNB dijo...

Esteban:
Perdona que me meta en tu vida. Una lágrima atragantada no le hace bien a nadie. ¡Suéltala!

Y dile a Depelos que me voy a robar a esa guagÜita adorable.

Cariños.

STEVE dijo...

De nuevo revisando tus incorporaciones nuevas...
como bien sabes tocayo....GENIAL.
Un abrazo

paola dijo...

te mando un beso y un abrazo apretado! ando desaparecida porque me consume el trabajo formal en estos días...
besos

Patricia dijo...

Las personas se ausentan sólo físicamente, ya que mientras les recuerden y vivan en los corazones y recuerdos de otros, nadie muere...en la memoria de quienes nos conocieron y más aún de quienes nos aman, la vida es eterna.

Un abrazo enorme.

maria jesus dijo...

He venido a conocerte y agradecerte la visita a mi blog, y me he encontrado con el sentido homenaje a tus amigos, a los que ahora conocen y rezan por ellos más gente gracias a tí. Un saludo

esteban lob dijo...

MENTECATO:
Así pienso. Y en el de sus seres queridos. Gracias amigo.

MNB:
El truco de nuestro amigo Depelos es que le sacó esa foto a su hijito cuando estaba muy pequeño.
A estas alturas ya debe tener bigotes el niño.¡¡
Por si acaso, es broma.

STEVE:
Gracias tocayo.

PAOLA:
Se retribuye.
El trabajo formal muchas veces liquida.

PATRICIA:
Cierto amiga. La vida es una cadena de despedidas que acometemos... hasta que nos despidan a nosotros.

MARÍA JESUS:
Gracias guapa, como dices ustedes.
¿Te hizo gracia la victoria de España ante Rusia o no vibras con el fútbol?

juan quintero dijo...

Los amigos no estan donde enterraron su cuerpo, estan con nosotros, los que los extrañamos y recordamos. Un abrazo desde El Salvador.

Pamela dijo...

Mi querido Esteban: Qué gran tristeza esas pérdidas. Te mando un abrazo con todo mi cariño, nada más

galatea dijo...

Pato Varela, ¿el locutor que tenía un programa de humor con "El pollito"?... de Jorge Romero (Firulete, Pepe Pato...) y ¿qué será de él?..."Entrañables" recuerdos.
Cariños, Galatea.

PaCiTa dijo...

que lindos recuerdos esteban ...

lo bueno es que al final, uno siempre se queda con esos cálidos momentos en la memoria.

te envío un abrazo.

Ricardo Tribin dijo...

Mi querido Esteban.

Te ofrezco un abrazo en estos momentos en que cuando se ve partir a los queridos siempre es bueno tener al lado un hombro amigo.

Con aprecio...

jCarlos dijo...

Conmovedor articulo, saludos desde República Dominicana.

esteban lob dijo...

JUAN QUINTERO,JUAN CARLOS:
Saludos amigos centroamericanos
¡Bienvenidos!

PAMELA:
Gracias.
¿Cómo van los preparativos para el retorno?

GALATEA:
Claro, era el mismo.
Acerca de Firulete, está bien.

PACITA, RICARDO:
Igualmente agradecido.

galatea dijo...

En invierno, acostadita en cama junto a la radio, escuchando a "La bandita de Firulete", "Se va radio tanga, sí señor..." (¿tanga?... me suena extraño) acompañada por mi hermana, mis padres, todos alrededor de la radio... "Tiempos de radio"
Cariños.

esteban lob dijo...

GALATEA:
No. No había tangas todavía en ese entonces.

"Se va RADIOTANDA, si señor..."
Radiotanda fue de Cooperativa primero y después de Minería.
La Bandita... siempre fue de Portales.

Lindos tiempos de Radio, amiga.

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Derrama todas esas lágrimas, querido Esteban...porque el corazón despide de esa manera.
Los amigos estarán siempre en tu memoria, pero es tan difícil atravesar este puente...
Todo mi cariño
y que halles consuelo en estos días.

Recibe este abrazo
:)

María Angélica dijo...

Muy de acuerdo con mi amigo Luis.
Los recuerdos de aquellas personas que se van perduran por siempre en nuestros corazones.
Un gran abrazo.

Chela dijo...

Hay una canción andaluza que dice:
"cuando un amigo se va algo se muere en el alma"...

Es muy doloroso perder buenos amigos. Lo experimenté cuando perdí a mi mejor amiga y sentí un vacio inmenso, que como dice otra canción "no lo puede llenar la llegada de otro amigo" porque cada persona es irrepetible.

Lo más triste es que cuando tenemos ya alguna edad, las pérdidas se hacen más frecuentes. Mi conclusión es valorar cada vez más la amistad y ser generosa con mis amigos, disfrutarlos mientras los tengo.

Un abrazo con todo mi cariño y amistad.

esteban lob dijo...

FERÍPULA, MARÍA ANGÉLICA, CHELA:
Muy lindas y significativas palabras, queridas amigas.

Justamente, Chela, pensé en esa canción al titular este post.

Danilo dijo...

Es triste cuando esas personas que fueron tus amigos y colegas ya no están, pero también habla mucho de las extraordinarias personas que eran y del grupo que formaron, por que no se extraña a cualquiera, si no a los que formaron algo importante en nuestras vidas.
Que lindo homenaje
Saludos Esteban suerte.

Paz dijo...

Seguramente engalanan el cielo !


Un abrazo lleno de cariño

Paz/

Jorge Atarama dijo...

La vida es un vaivén de encuentros y despedidas, intuyo que debemos tener calma por que todo esto continúa en dimensiones que no conocemos o no recordamos. Un abrazo desde Lima Perú.

Manuel Martínez dijo...

Don Esteban, supe que el fin de semana pasado falleció Mañico Román, que trabajó en Deporte Total de Minería. Otra lamentable pérdida. A él se le adjudica la creación de la "alarma de gol".

esteban lob dijo...

DANILO, PAZ, JORGE:
Gracias amigos.

MANUEL:
Así es.

La "alarma de gol" fue efectivamente de su creación.

Angie dijo...

Lo siento muchísimo, amigo! Lo único que te puedo decir es que te quedes con lo buenos recuerdos que tienes de ellos grabados en el corazón y que no contengas esa lágrima, que si no la lloras, se convertirá en cal.

Un abrazo fuerte!Angie.

esteban lob dijo...

ANGIE:
Nooo, amiga.
Más vale llorarla que hacerla cal.
Gracias por la recomendación.

Alimontero dijo...

Hola Estaban, que grata fue tu visita a mi blog...y me he quedado bastante rato por aqui... y uff! ahora, leyéndonte me he enterado de estos "cuatro amigos que se van!
Poncho Pérez... jajajaja, era el amor "platónico de mi hermana".... le compartiré esto, seguro no lo supo a tiempo, me lo habría compartido...
De los programas radiales ni me digas... me hiciste revivir tantos momentos de esa època, y disfruté de tantos... y, claro, en la Chilena... jajajaj!!!
Patricio Varela, cómo no recordarlo Esteban....
Me has participado algo emotivo y bello, tengo hermosos recuerdos, ahora re-vividos gracias a tí...
Que lindo este homenaje... es tu corazón agradecido, noble!!

Gracias por tus palabras en mi blog!! he disfrutado de estos momentos aquí...

Ali

esteban lob dijo...

ALI MONTERO:
Gracias...y lamento que tu hermana haya perdido a su amor platónico.

Gabriela García Calderón dijo...

Hay una canción que dice: "cuando un amigo se va, queda un espacio vacío que no lo puede llenar la llegada de otro amigo".
En tu caso, fueron cuatro espacios vacíos. Espero que a estas alturas, algún tiempo después, todo duela menos. Un poquito menos aunque sea...

esteban lob dijo...

GABRIELA GARCÍA:
Gracias Gabriela. Sí, las heridas cicatrizan... pero dejan huellas.