viernes, junio 06, 2008

"De Acostas, Salahes y Evertones"


Ni ángel... ni demonio.


Tras la llamativa victoria de Everton en el torneo de apertura del fútbol chileno, han vuelto a verse posiciones extremas acerca de la capacidad del ex técnico de la selección chilena, Nelson Acosta.


Los más osados siguen atribuyendo al calvo estratega una gran dosis de suerte, sin la cual nada sirve, pero pretender que ese factor de éxito es su única virtud, es ser ciego o mal intencionado.


Entre sus cualidades y sus defectos, hay situaciones indiscutibles:


Acosta, efectivamente, logró con Everton algo grande. Tras una actuación zigzagueante en el torneo regular, en que en todo caso su club obtuvo 32 puntos contra solo 27 de Colo Colo, los viñamarinos estuvieron notables en la parte final y decisiva del torneo. El hecho de haber perdido como locales tres-cero ante Audax y luego en la revancha en Santiago haber ganado 4-1; haber eliminado a Universidad de Chile con una victoria concluyente 3-1 de visita, rubricada con un 1 a 1 en Viña y, finalmente, haber dado vuelta el 0-2 en contra ante Colo Colo con un excelente e inesperado 3-0 en casa, es mérito total.


En estas instancias, Everton mostró calidad individual y colectiva, gran juego de conjunto, poder de reacción y aplicación extrema. Los cambios fueron ajustados a las necesidades del momento y ni siquiera el darse por descontado en muchos sectores que las ventajas en el marcador tras los primeros partidos ante Audax y Colo Colo eran apabullantes en favor de los rivales, amilanó la fe de los oro y cielo.


En este escenario, el mérito del actual DT de Everton es innegable. Acosta supo transmitir a sus dirigidos sus convicciones y su fortaleza, sin complicaciones excesivas.
Y ahí está el resultado, como cuando hace algunos años lograra dos títulos con Cobreloa. Que no se diga que con los nortinos no es gracia, porque su actual entrenador, Gustavo Benítez, con una plantilla muy alta en costo, a duras penas clasificó a los Play Off con escuálidos 23 puntos.

También quedó en el camino la "U" de Arturo Salah, que está en las antípodas de Acosta en su enfoque del fútbol, siendo un entrenador muy apegado a los esquemas fijos y lo que dicen los libros. Pero sus indiscutibles méritos, hace tiempo no le han servido para igualar o al menos acercarse a los logros de Acosta.

El capítulo selección nacional es otra historia. Es evidente que en estas etapas Acosta bailó con la bonita y con la fea. Nos llevó a segunda fase en un Mundial, le ganamos a Inglaterra en Wembley e incluso nuestro equipo B. venció el día antes a su similar del mismo país; fuimos también terceros en los Juegos Olímpicos.
Pero hubo puntos erráticos ostensibles que le costaron a Acosta dos veces su salida del "equipo de todos".
En la segunda ocasión, todavía muy fresca en el recuerdo, las dos goleadas que nos hizo Brasil en Copa América, dolieron mucho.
Ahí a "don" Nelson le tembló la mano para haber sacado de raíz del equipo, a todos quienes creyeron que la celebración por la clasificación a segunda ronda permitía excesos tan infantiles como de vuelta de una farra tirarse jamones y mermeladas por la cabeza y hacerle una ronda patética a una indefensa turista norteamericana.
Pero tras el escándalo, Jorge Valdivia jugó igualmente en el segundo partido frente a los brasileños y así nos fue. Nos volvieron a golear.


Acosta en sus comienzos como técnico, descendió con Fernández Vial, tras años le fue mal en el Cruz Azul mejicano e igualmente mientras estuvo a cargo de la selección boliviana por corto tiempo, pero claramente son más los éxitos que sus fracasos.

A propósito de la selección chilena, es el momento de poner el punto sobre la letra i precisa.
Cuando miles se extrañan que todavía no se haya reincorporado a Valdivia a la roja, pese a haber cumplido ya la mitad del castigo por los hechos de indisciplina narrados más arriba, nos olvidamos que nunca el ex colocolino ha jugado bien en nuestro combinado y oportunidades las ha tenido. Su actual momento estelar en el fútbol de Brasil hace pensar que, tal vez y ojalá, si es que es llamado al retorno pueda por fin destacar también con nuestra camiseta, pero para ello primero debería darse un baño de humildad.

Y, por último, para no cansarlos, ya que hablamos de directores técnicos, es de esperar que la clara preferencia del entrenador de nuestra selección Marcelo Bielsa en favor de la disciplina y la entrega a la roja, no desmerezca nuestra opción en las clasificatorias al Mundial, pero actitudes de soberbia y falta de compromiso como las demostradas por Vidal, Isla y Jiménez, naturalmente merecen que se prefiera a quienes consideran un honor estar en el equipo de todos y que sacrifican vacaciones inclusive en su vocación de servicio por la causa de millones de chilenos, como son los casos de Carlos Villanueva, Claudio Bravo y Humberto Suazo, entre otros.

12 comentarios:

Daniel dijo...

Acosta es un entrenador con virtudes y defectos. Quizás le cuesta el tema de la disciplina y es bastante farándulero (le gustan mucho las cámaras y eso se nota), pero es un excelente motivador y saca lo mejor de sus jugadores.
Saludos

DEPELOS dijo...

El "pelao" acosta, a pesar de todas sus falencias, tambien tiene sus virtudes, y aunque mucha gente dice que tiene suerte, yo digo NO!
En el futbol,la suerte no existe, no hay nada al azar, todo es un tema de estrategias y trabajo en equipo, y de goles obviamente...
Acosta a pesar de sus NO virtudes, tiene un bagaje y un curriculum que muchos quisieran, ahora si es gusto de todos los chilenos o no, ese es otro tema.
En fin estoy feliz por el Everton, me gusta que ganen otros equipos, sobre todos los chicos.

saludos
DEPELOSEVERTONIANO

MNB dijo...

Hola, Esteban:
Paso apuradita para invitarte a mi blog para recibir un regalito por tu buen corazón.
Sé que no te gustan estas cosas, pero no puedo dejar de nombrar a una persona tan excelente como tú.

Más tarde vengo a leer tu artículo.

Besos.

L.A. dijo...

Excelente lo que escribes Esteban. Estoy de acuerdo con todo. Pero especialmente con lo que escribes sobre Valdivia.

Cuando jugó por la selección, no hizo absolutamente nada (aparte de tirar jamón). No ha sido un aporte en ningún momento. Pero por alguna razón el periodismo se ha dedicado a elevar su figura, compararlo con Elías Figueroa (!?), etc...

A mi gusto es un jugador de muchísima calidad y poquísimo cerebro, y no sé si eso es lo que necesita una selección tan frágil como la chilena.

TheJab dijo...

"un honor estar en el equipo de todos"... hacen falta mexicanos así.

Para mí es un poco complicado hablar de DT's. ¿Tiene ud. alguna opinión de Sven-Göran Eriksson?

esteban lob dijo...

DANIEL:
Lo de la motivación es un plus a su favor.

DEPELOS:
Ojalá tu Rangers alguna vez logre lo mismo.

MNB:
Ya pasé. Mil gracias.

L.A.
Lamentablemente con las reacciones insólitas de algunos de nuestros "astros" (los que quedaron fuera esta vez), resulta que Valdivia no es el único con la virtud y el defecto que señalas.

esteban lob dijo...

THEJAB:
Creo que Eriksonn es un buen entrenador, pero me extraña que lo hayan contratado para la selección mejicana. Recién va a tener que aprender el idioma, no conoce el medio y siendo yo el mayor enemigo del chauvinismo, creo que para estos efectos en Méjico hay DT calificados.
No entiendo que no le hayan dado continuidad a quién los llevó a ser campeones mundiales juveniles.

Ricardo Tribin dijo...

Esteban

Esta semana vi por la tele: Fluminense- Boca que ganos el primero. Que partidazo...

Te dejo un especial abrazo..

Rafael Baquedano Charad dijo...

Es simple. Con Acosta no hay caso, porque su estilo no gusta e igual nos ha llevado bien lejos, a dónde ningún otro técnico lo ha hecho... Exceptuando a Riera por supuesto, que después la hizo de oro en Europa.

mentecato dijo...

Vengo por primera vez. Y le dejo un abrazo emocionado. Lo he seguido a través de muchos años.

Un abrazo.

esteban lob dijo...

RICARDO:
Y la final Fluminense-Liga también promete.

RAFAEL:
A nivel selección son los dos entrenadores más exitosos.

MENTECATO:
Muchas gracias. ¡Bienvenido!

STEVE dijo...

Hola Esteban
tienes un blog muy interesante y lleno de historia......
un abrazo
tocallo