viernes, octubre 26, 2007

Amigos, me he dado cuenta que ustedes gustan de recuerdos acerca de tiempos radiales ya idos.
Como hace más de un año, en que publiqué el post que ahora repito la inmensa mayoría de ustedes no me leía, me permito presentar nuevamente vivencias y sentimientos vinculados a radioemisoras que marcaron época en Chile. Si tomamos en cuenta que estaciones que parecían inoxidables en Argentina, como Splendid, Belgrano y El Mundo también han desaparecido, el hecho que entre nosotros ya sean solamente motivo de añoranza radios Minería y Chilena, entre otras, no debe extrañarnos. Es el paso del tiempo inexorable.

martes, agosto 22, 2006

Las instituciones pasan...los hombres quedan.

El viejo dicho asegura que los hombres pasan, pero las instituciones quedan. Voy a demostrar que, en muchos casos, son las instituciones las que pasan y los hombres los que quedan.


En mi largo recorrido por los medios de comunicación, me ha tocado asistir a la distancia, porque ya no trabajaba en esas emisoras, salvo en una, al funeral de mis queridas radios Prat, Presidente Balmaceda, Cruz del Sur y las más renombradas, Minería y Chilena. En el caso de Minería, sí estaba de cuerpo presente cuando nos comunicaron que "no va más". Y al cabo de algunos meses moría una parte importante de la radiodifusión chilena. La radio que hizo de los shows en el viejo auditorio de la calle Moneda, una época inolvidable en el corazón de miles de chilenos. No había artista internacional de categoría que no llegase a Minería, antes del advenimiento de la televisión por cierto. Tiempos de radioteatros en lugar de telenovelas, tiempos de Mireya Latorre y de Emilio Gaete. En ese entonces yo era solamente auditor de Minería. Auditor de Raúl Matas y Oscar Fock, de La Melodía Misteriosa Phillips, del Colmao Llodrá.


Al cabo de décadas llegué a esa radio señera, ya en tiempos en que el movimiento noticioso copaba gran parte de la programación. Eran claramente ciclos nuevos y distintos, en que había que ganarle el quién vive a la tele. Y en ese ámbito, el Correo de Minería fue amo y señor por muchos años. Pero, súbita e inexplicablemente, Minería murió. Con toda su red nacional de emisoras. Y tiempo después murió también Radio Chilena, la que supo cautivar a sus auditores en la década de los años 60, con una programación paralela a la incipiente televisión que ya causaba estragos en el dial. Mientras la pantalla chica ganaba adeptos a diario y las casas comerciales vendían más y más televisores, la Chilena en que me tocó en suerte estar, conquistaba la primera sintonía nacional en el aproblemado espectro radial, con inolvidables programas y unas cuántas voces identificatorias: Juan La Rivera, César Antonio Sántis, Pablo Aguilera, Hernán Pereira, Miguel Davagnino, Poncho Pérez, Juan Carlos Gil, Freddy Hube, Miguel Angel San Martín, María Pilar Larraín y quien escribe. Antes, mucho antes, ya habían desaparecido radios Balmaceda y Prat. La que llevaba el nombre del héroe del 21 de mayo, fue en la década de los 40 sensación de sensaciones trayendo a Chile el máximo ídolo mejicano de aquellos tiempos, el Charro Jorge Negrete.


Fue el trampolín, además, del entonces muy joven Raúl Matas y de otros caudillos de la radiodifusión nacional, como Carlos Alberto Palma. Tuve el honor de llegar a Radio Prat en la década siguiente, relatando los partidos del Colo Colo de los hermanos Robledo y la fulgurante aparición del "Ballet Azul" de la "U".Tampoco existe ya radio Presidente Balmaceda, donde Renato Deformes efectuaba los mismos concursos que luego aparecieron como si hubieran sido invento de la televisión.


En Balmaceda me correspondió narrar el Mundial de 1962, teniendo de comentarista a quien usaba como seudónimo Juan Carlos Franco y que en verdad era aquel ciudadano que con el tiempo iba a ser Ministro de Minería, Benjamín Teplizky, ya fallecido. Cierta vez, se nos dijo que el Radioteatro Yarur, tradición de los años 60, no se podía interrumpir "aunque se muriese el Papa o el Presidente Kennedy". Y por esas cosas del destino, pese a la advertencia, decidí interrumpir el Radioteatro Yarur, cuando los teletipos golpeaban desesperadamente con la noticia de que el Presidente de los Estados Unidos estaba herido tras un atentado. Faltaba poco para las 3 de la tarde en Chile, y sobre la base de ese simple anuncio de teletipos, mantuve en alto la noticia mientras llegaban complementos y luego la confirmación de que el mandatario norteamericano ya estaba muerto. ¡Y eso que no se podía interrumpir el Radioteatro Yarur, "aunque se muera Kennedy"!.




30 comentarios:

Daniel dijo...

De todas las radios mencionadas recuerdo claramente haber escuchado El Correo de Mineria en mi infancia (hablo de fines de los '70 y principios de los '80), junto con Radiotanda. Y tampoco me puedo olvidad de la Radio Chilena que también fue una de las AM que escuchaba de niño, junto con la Cooperativa, ya que como no habian matinales (al menos en canal 7, el unico canal que se recibia en mi ciudad), para levantarse había que hacerlo con la radio.
Saludos

Paz dijo...

Veo que eras un gran caballero de la radio y no dudo que sigas siendo . Un Señor que dió origen a instituciones . Como no se eterno cuando se es maestro?

Para mi un honor , porque sin tu permiso te cuento entre mis amigos !

Paz/

::: Isis ::: dijo...

Esteban, me gusta como escribes... supongo que al escucharte en la radio debe ser algo similar, quizas por eso tu experiencia de que las instituciones y hombres como tu quedan.


Cariños!

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Querido Esteban.... se me eriza la piel. Haber estado tan cerca de los acontecimientos históricos de esa época, sobre todo lo de Kenedy!!! Debe haber sido muy fuerte, no?
Y finalmente debiste interrumpir...

Y sí, los hombres quedan.
Algunos. JFK permanecerá en la memoria.

Mañana elegimos Presidente.
Un abrazo!

L.A. dijo...

Me gusta que repitas estos posts para los que llegamos un poco tarde, gracias!

Es increíble todos los hechos que te tocó relatar. Sé que dijiste que no en otras oportunidades, pero somos varios lo que compararíamos tu libro Esteban :)

L.A. dijo...

Obviamente, mi comentario debería decir "compraríamos" en vez de "compararíamos".

esteban lob dijo...

DANIEL:
¿Cual era tu ciudad?

PAZ:
Muy gentil, querida Paz.
¿Y porqué necesitas permiso? ¿Acaso no somos amigos?

ISIS:
Gracias amiga, por tus palabras y por tus visitas.

FERÍPULA:
Y bueno¡¡... como dices ustedes.
Pero parece que hay poco entusiasmo por las elecciones, según se escucha y se lee.

L.A:
Creo que basta con estos escritos, para los que se interesen. No tienes necesidad de comprar
ningún libro.Agradezco igualmente la intención.

elvira carvalho dijo...

Penso que essa expressão de que nem que morresse o Papa ou o presidente Kenedy, seria apenas força de expressão e ainda bem que não foi levada á letra, pois a missão da rádio era dar a notícia em cima da hora.
Eu lembro-me bem da notícia do atentedo e morte do presidente americano.
Também gosto muito que repita as estórias pois assim tenho possibilidade de lê-las.
Bom fim de semana
Um abraço

TheJab dijo...

... y para uno que prefiere el radio a la TV, algunos de estos episodios son realmente tristes.

MNB dijo...

Es cierto, Esteban.
Los nombres y las personas quedan.

Te confieso que sólo oigo radio cuando voy en auto. En la casa, música de CD o TV.

Creo que se ha perdido la costumbre familiar de escuchar radio.

En la casa de mis papás era sagrado el programa de Hernández Parker y al que hablaba se le echaba con un "raus".

Sería excelente una publicación tuya con la cantidad de recuerdos que tienes de tu vida como periodista.

Cariños.

esteban lob dijo...

ELVIRA:
Efectivamente, lo de la no suspensión del radioteatro "aunque se muera el Papa o Kennedy" era solamente una suposición extrema, pero ello aconteció y-claro- nadie me reprochó que no hubiera cumplido la instrucción.

THEJAB:
Ese fue uno de esos episodios tristes, que en mi recuerdo tiene parangón con el asesinato de los atletas en los JJOO de Munich de 1972, que me tocó transmitir en directo desde Alemania.

MNB:
¿De donde provenía aquel raus?.
No debe haber sido por el lado Barahona,¿no?.
Me tocó trabajar con Hernández Parker y un día contaré una insólita anécdota vinculada con su muerte.

Luli dijo...

Reafirmando lo señalado por Ti, son varios los ejemplos de personas vinculadas en esta experiencia y que asumen este importante desafío comunicacional, con mucho sacrificio, alternando el trabajo, la familia y la vocación por la radio.

Siempre encantada con tu información.

Besos

Danilo dijo...

Que buenos recuerdos Esteban,y de verdad que da gusto leerte.

Respecto a la crisis de la radio, yo lo veo como una falta de adaptación y ausencia de herramientas como el marketing en esa época. La radio hoy tiene nichos de auditores importantes en la hora de trabajo, medios de transportes, zonas rurales, etc., es una buena compañía que no se interpone en nuestras obligaciones diaria, una ventaja respecto de la tv.
Se me ocurre que en esos años había muy buena calidad de recurso humano, pero deficiencias en tecnologías y poca inversión para innovar.
Por ejemplo acá no sé si hayan radios A.M. en estereo, al menos hace unos años no habían,
y este canal está casi desocupado por la migración al FM, (claro es mas barato transmitir en FM.). Pero el AM llega a más distancia y en estereo no tendría diferencias de calidad con la F.M.,
En fin, Tiempos de Radio..
SALUDOS...

moderato_josef dijo...

Me gusta la radio, no así la televisión. Creo que la radio ha ayudado a construir este mundo, no así la televisión, que alimenta falsas esperanzas y provoca que los pobres del mundo sueñen con riquezas tantas veces inalcnazables. La radio informa, cuenta, la televisión inventa, fabula... Son dos formas de comunicación que bien aprovechadas serían incluso más útiles. Con la radio no se pudo nunca jugar tanto al bulo y la falsedada como se acostumbra a hacer con la televisión. Un saludo, felicitaciones por tu post!

mi despertar dijo...

¿Te dije que me encantan tus escritos??????????Y el humor de tus comentarios

Garfio dijo...

Ha sido usted testigo de excepción de muchos acontecimientos desde la tribuna de la información. Es muy de agradecer que comparta esos recuerdos con nosotros. En cierta ocasión, me referí a usted como Maestro y me reitero. Gracias.

Carlos dijo...

...tantas anécdotas como esta que cuentas son las que a las nuevas generaciones nos hacen admirar tu trayectoria tras los micrófonos.

Fuerte abrazo Esteban...

MNB dijo...

Esteban:
Mi papá era germanófilo. Estudió en el Liceo Alemán. Mis hermanos también. Las mujeres, en las Ursulinas. Todos en colegios alemanes.
De ahí el "raus mit euch" y en general, mucho alemán.

Espero la anécdota de Hernández Parker.

Aufwiedersehen.

Chela dijo...

Tus recuerdos, aunque referidos a tu Pais,me sirvieron para recordar sus equivalentes en España.
Es verdad que voces y personas han perdurado más que las emisoras o programas famosos en los que participaron.
Hay locutores, presentadores, etc. que han evolucionado con el tiempo y siguen haciendo aportaciones a la afición, por encima de las instituciones en las que prestaron sus servicios.

Un saludo afectuoso.

mi despertar dijo...

Hola buen dia te han dejado en mi blog un tango para vos.Me han hecho reir entre tu humor y el de ella.Te dejo un beso desde el otoño sensual de Miami

esteban lob dijo...

LULI:
Gracias, amiga, por tu fidelidad a .

DANILO:
Sí, es deplorable que no se les saque más partido a nuestras AM.

MODERATO JOSEF:
¡Bienvenido, amigo!.
Yo que he estado en ambos medios, oy como entonces, le agradezco el alto concepto.

CARLOS:
Agradezco, amigo, tu reiterada fidelidad a este blog y tus elogios.

MNB:
Aufwiedersehen Marichen von dem schnee.

CHELA:
Reconforta que en tu país quienes hicieron parte de la historia de la radio, puedan seguir "en la cancha".

esteban lob dijo...

Parece que se metió un duende en mis respuestas anteriores y quedó todo a medias o inconcluso. Además, Se mezclarom párrafos. Por tanto completo conceptos:

LULI:
gracias, amiga, por tu fidelidad a este blog.

MODERATO JOSEF:
¡Bienvenido amigo!
Yo que he estado en ambos medios, comparto la predilección por la radio.

GARFIO:
Hoy como entonces, le agradezco el alto concepto.

Gabriela dijo...

Tal vez, no pueda disfrutar los recuerdos a la par; pero lo que si disfruto es su manera tan versatil y ágil para escribir.

Un saludo.

viejito radical dijo...

Mi dilecto don Esteban:
Disfruté su post y el recuerdo de las radios de antaño.
Me voy a dar la licencia de señalar que en esos tiempos se hacia radio, hoy se mete ruido, y quien grita mas y habla mas tonteras y de "corridito".
Yo le he hecho a todo, y entre esas cosas hice algo de radio en Concepción, cuando trabajaba en Correos.
Las radios, su "característica" comenzaba con "CC", las de Santiago comenzaban "CB" y las del norte con "CA".
Por ahí hice algunos recuerdos de programas inolvidables de la radiotelefonía nacional.
algunos nombres que me acuerdo de esos años;
Radio El Sur,
Radio Araucanía,
Radio Simón Bolivar,
Radio Condor,
Radio almirante Latorre de Talcahuano,
Radio El Carbón de Lota
Radio Biobio,
Radio Concepción (FM)
Radio Universidad
Radio Talcahuano,
Un saludo fraterno y mis mejores deseos para ud y familia,


Nabuco.

Jorge Atarama dijo...

Aquí en Lima se dice que la radio está más cerca de la gente y con todo lo que narra nos demuestra que es una fascinante verdad. Un abrazo desde Perú.

esteban lob dijo...

GABRIELA y JORGE ATARAMA:
Me alegra el contacto con ustedes, amigos del Perú.
El estupendo blog de Gabriela ya lo he conocido, con su virtuosa y poética manera de escribir, mientras que el de Jorge lo recorreré enseguida.

VIEJITO RADICAL:
Comparto conceptos.Antes nos daba vergüenza cuando sin querer decíamos alguna estupidez, producto de una posible improvisación frente al micrófono. Hoy decir tonteras es pan de cada día y a nadie parece importar. Antes, cuidábamos el lenguaje, sin llegar a la cursileria. Tratábamos de pronunciar bien, como ejemplo para las nuevas generaciones. Si hoy en Chile se habla mal, es en gran parte responsabilidad de que en los medios se habla peor. Los "hace años atrás"... los " dentro de algunos minutos más"...los " vuelvo a repetir"...etc. más ese grotesco mencionar del "weon" palabra por medio, nos hacen pensar en lo bajo que hemos caído en materia de comunicación.
Bienvenido al debate, amigo.
(...y más al sur, las radios de entonces eran CD, ¿se acuerda?)

Alvaro dijo...

imagino la cantidad de recuerdos y anécdotas que debes guardar de lños tiempos de radio. Pero no imagino lo entretenido que debió haber sido ser parte de estas ya míticas radioemisoras.
Saludos.

modes amestoy dijo...

gracias por recordar tus memorias.
Un abrazo

Angie dijo...

Hola Esteban! sin duda estoy de acuerdo con eso de que quienes quedan son las personas.

Puedo hacerte una petición, querido Esteban? Me encantaría que nos contaras cómo viviste tú lo de los JJ.OO. de Munich. La película me llegó mucho y me encantaría escuchar el testimonio de alquien que vivió ese momento en primera plana.

Un besote!

esteban lob dijo...

Querida Angie:
Ya antes me habían pedido lo mismo. Te agradezco particularmente tu interés por el tema y por mi versión. Pero... ¿te digo la verdad, o como fraseamos en Chile "la firme"?
Todavía a 35 años de aquellos sucesos no logro superar dolores y emociones, al haber sido partícipe inesperado de aquellas dramáticas horas.Dicen que un periodista debe siempre sustraerse a todo tipo de sentimientos y hacer prevalecer fríamente su testimonio. Todavía no puedo y me quiebro como aquel día en Munich. Por tanto, te ruego me excuses pero prefiero dejarlo para otra vez, ojalá no en 35 años más, mira que ya habría cumplido 106. ¡¡

Besos.