jueves, julio 26, 2007

Irak, ¿Qué culpa tienen los aficionados al fútbol?

http://www.latercera.cl/medio/articulo/0,0,3255_5702_284660460,00.html

El artículo precedente demuestra que mientras los aficionados al fútbol, en muchos países, estamos preocupados del no cobro de un penal o de la definición espectacular de algún torneo, en otras latitudes el deporte se ve envuelto en drama.
Esto no escapa a la realidad actual de Irak, pero no por ello deja de producir espanto e impotencia.
Aquellos 50 muertos y esos 135 heridos, tan solo habían cometido "el delito" de celebrar en Bagdad, la victoria de su selección nacional, quién había derrotado a Corea del Sur 4-3 en semifinales de la Copa de Asia, en definición por penales, hasta que fueron víctimas de sendas bombas-suicidas.
Era, además, una manera de buscar un poco de alegría en medio de tanta tragedia diaria en una nación en llamas.
En lugar de esa alegría, surgió un nuevo motivo de congoja y dolor.

ULTIMO MINUTO:
Escribo este agregado en domingo 29.


Acaba de ganar Irak la Copa de Asia, al derrotar en la final en Yakarta, Indonesia, a Arabia Saudita 1-0.
Todos los jugadores del vencedor tienen familiares muertos en la guerra civil que azota a ese país.
Debido a lo sucedido tras el partido anterior, jugado en casa, se determinó toque de queda para vehículos.
Cabe desear que esa mínima alegría iraquí por el resultado futbolistico, sirva para atenuar en parte tanto sufrimiento y que no haya nuevos horrores, al menos por este motivo.

26 comentarios:

mi despertar dijo...

Lindo tu escrito pero muy triste

te dejo un abrazo

Cheluca dijo...

Ay dió... como que a nosotros se nos olvida que en otros países la guerra está acabando con la gente... Qué pena!

Garfio dijo...

Me gustaría ser capaz de revivir en el mundo el espíritu de Olympia. La paz durante el deporte. Al menos habría un refugio para los afligidos. Al menos habría treguas. No sé. Día a día voy descubriendo más y más muestras de lo grande que puede ser el ser humano y más y más muestras de su vileza.

Daniel dijo...

A Coubertain se le pararian los pelos al ver que la guerra prima en algunos lugares por sobre el deporte. Saludos

RobertoIglesias.com dijo...

Hola Don Esteban...tantas lunas.
Que lamentable tu relato, uno que se suma a muchos otros en distintos lugares. Cosas que no dejan de hacernos pensar y atender lo mal que estamos como civilizacion.

Que triste que cosas como el deporte, creadas precisamente para unirnos...terminen siendo empañadas con situaciones tan lamentables como estas.

Un abrazo¡

elvira carvalho dijo...

Ficamos revoltados com estas guerras que destroem o ser humano.
Pensamos que o desporto devia servir para unir as pessoas, e estas se aproveitam precisamente destas concentrações desportivas para despejarem o seu odio em forma de bombas. Mas pode-se esperar outra coisa de gente que se aproveita de crianças como armas de destruição? Não vimos á pouco aquele menino de seis anos, que iam transformar em menino-bomba?
Bjs

MNB dijo...

LA - MEN - TA -BLE.

Totalmente de acuerdo con las palabras de Elvira Carvalho.

Querido Esteban:
No entendí lo de Ascanio en mi blog. ¿Seré tonta?

Cariños y trata de convencer a tu señora que esto es muy entretenido. Lo pasaría regio.

Anónimo dijo...

Ya caí en lo de Ascanio. Dejé una explicación en mi blog.
mnb.

Apuntes de un Tinterillo® dijo...

que lata lo que sucedio allá, pero sabes lo que mas me preocupa es la farandulizacion de los futbolistas chilenos.

salu2, tinterillo

Ferípula dijo...

Cuando impera el terror...no hay espacio para la alegría, querido Esteban.

Realmente, una muestra mas del infierno humano.
De la maldad de algunos que piensan que todo vale...

Una alegría tu aterrizaje en mi "sopa"! Gracias! Si, son momentos...pero pasarán.
Es como un partido: tarjeta amarilla...no es la roja...a seguir jugando con mucha fé!!! :)

besos: si me lo permites :)

Cristian Fuentes dijo...

Mientras siga EEUU en Irak, la violencia y la muerte seguirán.
Saludos.

Paz dijo...

Un saludo , lleno de abrazos . Me siento apenada , estos dias no he vuelto a tu blog y he incumplido esta cita personal para conmigo.

No sé si me extrañes pero te aseguro que YO SIIIII! y a tus geniales críticas deportivas .

Gracias a ti me he enterado de muchas situaciones que yo desconcía.

Gracias una vez mas .

Paz/

Paz/

Paz dijo...

Que podemos decir ... vamos hacia atrás como el cangrejo . La autodestrucción es eminente , hombre contra hombre permanentemente .

Me pregunto es nuestra naturaleza desde el principio bélica, necesitó el hombre de la destrucción de su hermano para demostrar el poder ??

Bueno al fin y al cabo eso tambien es el deporte , una demostración SANA de poder ...

Pero que será lo que nos hace tan destructivos ?...

Otro abracito lleno de reflexión .

Paz/

Carlos dijo...

Bien lo dices Esteban, espanto e impotencia, ni en su propio país, ni en sus propis calles están a salvo con estos fundamentalistas.

Una tragedia.

P.D. Leí tus dos posteos anteriores pero no tuve elmentos de juicio para opinar, así que pasé en silencio.

Saludos mi amigo.

El pequeño Dardo dijo...

Qué injusticia sin duda...

Un abrazo amigo.

esteban lob dijo...

MI DESPERTAR:
Amiga, preferiría que el escrito fuera menos "lindo" pero también menos triste.

CHELUCA:
Es realmente conmovedor, querida Cheluca.

GARFIO:
Los envilecidos a ese nivel, no reparan en el espíritu de Olimpia.

DANIEL:
Menos mal que el Barón no vivió en nuestros tiempos.

ROBERTO:
El llamado "espíritu deportivo" no lo tienen ni las barras bravas, menos estos criminales.

ELVIRA:
El recuerdo del niño-bomba que haces, da en el clavo en términos de barbarie.

MARÍA DE LAS NIEVES:
Creo que "el caso Ascanio" ya está claro, amiga.

FERÍPULA:
Sí, es una muestra más "del infierno humano".

CRISTÍÁN:
Te encuentro mucho de razón, pero nada...¡NADA!... justifica estas acciones.

PAZ:
Querida Paz, si no vienes no te extraño, porque siempre me siento acompañada por ti, que tanto padeces, como clamas en tu blog, por la violencia en tu propia Colombia.

CARLOS:
Te agradezco que pases y, es normal, no siempre se puede postear. A mi me pasa lo mismo en otros blogs. Lo que no quiere decir que no los reviso. ¡Un abrazo, amigo quiteño!

PEQUEÑO DARDO:
Gracias por la visita.¡Bienvenido!
Fui a tu blog y me deleité con tus escritos y tu música de fondo.
Saludos de "mi" Santiago, a "tú" Santiago.

10am dijo...

Que rabia, impotencia... pero lamentablemente son culturas de otras latitudes, no hay nada que hacer solo lamentar que esos hombres no pueden ser libres, por mucho que quieran y fijan estarlo.

Quizas los policias canadienses se basaron en aquel hecho para aplicar sus técnicas de seguridad en el mundial.

Já.

Saludos estimado sr. Esteban.

modes amestoy dijo...

se nos enreda el mundo, esteban y no encontramos modo de arreglarlo.
Un abrazo

Don Clavito dijo...

Y bueno... que quiere que le diga, mi estimadísimo Don Esteban. Lamentable. También es un horror ver lo acostumbrado que está el pueblo iraquí a los diarios ataques teroristas de la insurgencia. Dicen que el deporte, en especial el fútbol, es un bálsamo para estas situaciones. Horrorosamente, no duro mucho más de 1 hora.

Un abrazo.

Don Clavito

Ratopado Ras Tafari Makonen dijo...

Es la triste realidad del pueblo iraquí, sumido en una devastadora y aterradora guerra civil.

Una tragedia originada por la invasión extranjera (liderada por Estados Unidos), pero también por la propia intolerancia de sunitas, chiítas y kurdos, que no han aprendido a convivir en forma tolerante.

Un ejemplo más que nos demuestra dos grandes barbaridades de nuestra época: el imperialismo de los opresores y la ceguera de los intolerantes.

Triste, simplemente muy triste.

esteban lob dijo...

10am:
Me alegra verte por acá nuevamente, joven amigo.

MODES:
Y con "bomberos suicidas" menos.

DON CLAVITO:
¿Qué pasará si Iraq gana la final?
Ningún hincha se atreverá salir a la calle, pienso.

RATOPADO:
Me hago cargo de lo doblemente doloroso que esta situación debe ser para ti, particularmente.

Caro dijo...

Hola Esteban , pasé a saludarte y me impresionó mucho tu artículo. Hago eco de las palabras del capitán Garfio...

Un abrazo fuerte.
caro

Verónica Reyes Serra dijo...

Se supone que el deporte es para vivir alegrías, cosas lindas.

El mundo está enfermo, denle una aspirina ¡por favor?

Un abrazo.

esteban lob dijo...

Gracias CARO y VERÓNICA:
Me temo, en todo caso, que para salvar al mundo de ese tipo de enajenados, no baste con una aspirina.

MNB dijo...

Esteban:
Pienso que esa zona del mundo ya no tiene esperanzas de vivir en forma normal. No me explico cómo esos pobres jugadores tienen ánimo de entrenar, jugar y ganar, a pesar de tantos parientes y conocidos muertos por esta guerra sin destino.
Me gustó mucho lo que dijo Garfio.

esteban lob dijo...

MARÍA DE LAS NIEVES:
Pienso que cuando SIEMPRE no se sabe si al día siguiente nosotros o nuestros familiares estaremos vivos, hasta el entrenar, jugar y tener coraje para ganar en el deporte se hace normal.
Debe ser como un desahogo ante lo inevitable, incomprensible tal vez, para quienes tenemos la suerte de no pasar las 24 horas de cada día sobre un polvorín.
Yo no podría.