sábado, septiembre 09, 2006

Todo tiempo pasado...¿Fue mejor?

Ya quisiéramos los que hacíamos televisión en los años 60 y 70, haber contado con la cantidad de apoyo que existe hoy, para la realización de los programas. Recuerdo un partido de fútbol en diferido que yo relataba en el Canal 9 de la Universidad de Chile, en que iniciada la transmisión en off y dado que ya no se necesitaba cámara, desapareció del set todo el mundo, quedando solo con mi micrófono observando el encuentro por el monitor. En un momento tuve necesidad de hacer un reparo técnico, por lo que caminé cerca de 50 metros hasta encontrarme con el ser humano más próximo, a quien le hice valer mi inquietud tapando el micrófono y hablando bajito, para que se la hiciera llegar al director del programa. En tanto el partido seguía de lo mejor.

Pero pese a tantas carencias propias de la época, nadie decía lo que hoy es muy común: "hasta hace 15 minutos Colo Colo le estaba ganando a Everton 2 a 1". Pese a todos los adelantos, se producen esas situaciones que nosotros solucionábamos en nuestros tiempos por el simple expediente de que alguien en el set tuviera en su oreja una radio portátil e hiciera las señas correspondientes al movimiento del marcador, por mucho que uno estuviera en cámara. Eramos menos, pero no nos despreocupábamos tanto de nuestra labor, como hace unos días cuando en el noticiario del 13 cable, se dijo que el ganador del partido entre Fulano y Zutano "a jugarse mañana" será rival próximo de Fernando González. Sucede que ese encuentro se había efectuado dos horas antes y en las radios, con mayor razón en Internet, ya habían informado del resultado.

En esa época romántica de la televisión chilena, me aprestaba para conducir el programa deportivo de la noche. Pero yo debía seleccionar el material, hacer el esquema y conseguir los entrevistados. No solo conseguirlos, sino llevarlos y traerlos de vuelta, sin ningún presupuesto para el efecto. En vista de ello, recuerdo que tras relatar un partido internacional por la Radio, contacté a tres jugadores del equipo brasileño que acababa de jugar y los invité al programa del Canal 9, que en ese entonces tenía sus estudios en Chile Films, donde hoy funciona Red Televisión. Pero no bastaba.

A la hora convenida los fui a buscar a su hotel, los transporté en mi citroneta, pasamos todos por maquillaje, me preocupé del resto de la trama del programa, luego hice la presentación en cámara, entrevisté a los brasileños, enseguida nos sacamos el maquillaje y los lleve de vuelta en mi misma citroneta a su hotel. De este modo, a pulso, con buena voluntad y amplio despliegue personal se hacía televisión en Chile por 1965, aproximadamente.

Además de hacer el programa deportivo, yo leía las noticias. Pero la cantidad de cámaras era muy escasa en ese entonces en el Canal. Por ello no debería haberme extrañado, aunque en verdad sí fue un espanto, cuando a segundos de salir al aire para dar el informativo una noche, en ese entonces más con cartones que con telecine(todavía el video no había llegado a Chile), y al decirle al camarógrafo " apaga esa luz", este me replicó que no disponía de otra cámara y que estaba usando una de exteriores, con iluminación incorporada. En resumen, tuve que leer los entonces 20 minutos de noticias, absolutamente encandilado.

Esa carencia de colaboradores para los programas de TV, también era patente en Radio. Por más de 25 años hice en Chilena, Minería, Agricultura, Nacional y Carrera un programa matinal denominado inicialmente Enfrentando el Día y luego Saludando al Día. Contenía lectura de titulares, chistes, (envíe chistecillos y gane Ambrosolillos) comentarios deportivos, actualidad, personajes, (Don Otto, Puntito, Nasalito, etc.) la campaña del Viernes... que se transmitía todos los lunes (levántese de buen ánimo, hoy no es lunes, hoy es viernes, caramba) y todo... pero absolutamente todo era creación individual diaria, sin productor, sin ayudante. Así se estilaba entonces. Para bien o para mal.

Actualmente en nuestra televisión, a las l8 horas, hay un noticiario con un gran conductor central, Felipe Vidal, pero que en el aspecto deportivo el comentarista de la especialidad nos deja en la total indefensión, cuando dice lindezas del tipo "la UC enfrentará a Universidad Católica" y luego al presentar los goles, en medio de risas, hace alusión a alguno de los trabajadores del canal, cuyo apellido coincida con el de uno de los futbolistas, lo que podrá resultar muy entretenido para consumo interno, pero que al público televidente le desconcierta y desorienta, sobretodo si se habla del primer gol de un partido, luego que en pantalla ya han aparecido cuatro.

No queremos defender aquello de que todo tiempo pasado fue mejor, porque no es verdad, pero está claro que no obstante las carencias materiales de hace décadas en los medios, teníamos un respeto por el público, en muchos casos, bastante mayor.

5 comentarios:

:: ritalin :: dijo...

Que ganas de haber vivido en esa época! ¿O no? La técnica es mayor, pero el stress también. Todo es para ayer. Y, lo peor, con la tecnología todo puede ser hecho para ayer.
Que impresionante como ha cambiado todo ultimamente...
Ah! Y a propósito: su "Hoy no es lunes, es viernes, caramba!" Lo usan descaradamente los de la Carolina. Jaja, en fin, ya sabe lo que dicen: si lo copian, es que es bueno.
Saludos, me entretiene mucho leer sus historias!

esteban lob dijo...

Gracias Ritalin. No tenía idea que los de la Carolina copiaban lo de la campaña del viernes, que se transmitía... cada lunes. Yo también sigo con gran interés su blog.
Saludos.

esteban lob dijo...

Dije mal, Ritalin, al explicar que yo también seguía SU blog con interés, siendo que se trata de DOS blog, por mucho que a uno de ellos usted no lo considere tal.

Carolonline dijo...

hola,a veces, no siempre; se dice esto a medida que nos sucedemos en el tiempo.
Pero de vez en cuando es conveniente enseñar al que nos precede. Hay cuestiones que deben ser permanentes como el respeto que se le tiene al otro en la escucha. Màs aun si somos vastos de experiencia.
SALUDOS DE NIÑA VIEJA

esteban lob dijo...

Gracias Carol, una vez más. Quisiera saber escribir con tu capacidad poética.

Saludos.