lunes, julio 30, 2018

Los fantasmas de todo tipo

Publicado hace seis años, en 

MIÉRCOLES, AGOSTO 22, 2012


¿Existen los fantasmas?



Este es "el fantasma" Figueroa,  entrenador de fútbol 

Soy escéptico en la materia, pero cuando compruebo la convicción de los creyentes en fantasmas, reconozco su derecho a esa unción. 

Hace pocos días el antiguo pueblo salitrero de Humberstone en el norte de Chile, que no cuenta con habitantes desde hace decenas de años, pero que mantiene como atracción turística sus pintorescas calles, su teatro de antiguo esplendor y otras instalaciones significativas, recibió a un grupo de chicas estudiantes. 

Las muchachas, todas compañeras de curso,  luego de visitar y fotografiar el lugar, descubrieron que en una de las imágenes captadas donde aparecía una de ellas posando en la entrada de una casa en ruinas, estaba a su lado y de espaldas la clara figura de una mujer de pelo largo negro y vestida con camisa de dormir blanca, como las que se usaban a principios del siglo pasado.
Expertos en tomas digitales tras revisar las fotos descartaron técnicamente algún truco, mientras las estudiantes todavía estén en estado de schock  tras la experiencia.

La oficina salitrera de Humberstone que tuvo su esplendor en los años 30, se destaca por viejas historias de fantasmas. Se ha reportado la presencia de un supuesto espíritu vestido con delantal blanco que camina por el lugar y a veces atraviesa los muros.

También se repite año tras año la versión que asegura que en el teatro de Humberstone, construido en l882 con madera de pino de oregón, se han captado registros sonoros supuestamente provenientes del más allá, con voces infantiles, destacando la insistente  voz de una menor en particular.

Igualmente un supuesto fantasma recorre la antigua estación de trenes, que sería el de una mujer que se habría suicidado arrojándose a las vías. 
Otros aseguran que no fue suicidio, sino que se trataba de una madre desesperada quién murió tratando de salvar a su hijo, quién iba a ser arrollado por una locomotora.

La reciente experiencia vivida por las estudiantes ha renovado la cita de este caudal de situaciones supuestas o reales, que sucederían en la localidad actualmente sin pobladores y que se sitúa a 48 kilómetros al este del puerto chileno de Iquique.

Las redes sociales recogen por estos días cientos de opiniones  que como siempre en discusiones de puntos de vista muy opuestos, llevan el sello de descalificaciones personales, atentando contra un análisis serio.

Ustedes, amigos lectores, ¿admiten la existencia de fantasmas?

24 comentarios:

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Yo no es que crea mucho en fantasmas, pero en vista de tantas y tantas historias que se cuentan por estos lares, ya me está entrando la duda... como dijo Santo Tomás: hasta no ver no creer.

Un abrazo.

Mari-Pi-R dijo...

No creo, pero este tipo de historias da ambiente a cualquier atracción turística.
Un abrazo.

Ana Mª Ferrin dijo...

Desde la ignorancia más absoluta me atrevo a ponerte estas cuatro líneas, ya que no tengo idea del porqué llamas “fantasma” a ese entrenador.
Aquí, un “fantasma” es ese individuo en el que todo es fachada. Podrá ser el seductor que presume de hazañas inexistentes o el político que denigra a sus oponentes prometiendo el paraíso para llegar al poder. Y que en ambos casos, a la hora de la verdad, ná de ná. Todo era un cuento.
Ya me dirás.

esteban lob dijo...

Me resulta casi imposible creer en fantasmas, Rafael, pero ante aseveraciones de personas confiables en sentido contrario, también me planteo un margen de duda.Sin embargo por ahora, al igual que tu, estoy con Santo Tomás.

esteban lob dijo...

Te agradezco enormemente, Ana María, que me hayas planteado que fantasma en España tiene un significado también insultante.Aclaro que no es así aquí.

A ese entrenador le dicen fantasma con su beneplácito, porque en sus tiempos de futbolista activo se aparecía de súbito en el área rival y marcaba el gol, o sea "como un fantasma". Tan inofensivo es el término entre nosotros y más bien resulta un elogio, que a un sucesor de las mismas características, le llamaban "el fantasmita" Pereira, e igualmente el aludido lo consideró como un honor.

Por todo ello dejo en claro que contrariamente a lo que se entiende en tu país, SER LLAMADO FANTASMA EN CHILE, EN SU CALIDAD DE APODO A NIVEL DE FÚTBOL AL MENOS, ES UN PIROPO.

Pedro Luso dijo...

Caro amigo Esteban, no creo em bruxas, pero las hay. Gostei muito dessa sua inspirada crônica, levantando essa questão que vem de tão longe, de alguns séculos atrás, sobre a existência de fantasmas. Também trouxe-me à lembrança de um dos nossos maiores ídolos do futebol do meu Clube Internacional, que esteve no seu auge, quando aqui jogou o grande Figueroa, seu conterrâneo, que nos faz falta. Parabéns pelo belíssimo trabalho.
Um grande abraço
Pedro

esteban lob dijo...

Gracias apreciado Pedro.
Curiosamente los más grandes futbolistas no siempre son exitosos entrenadores. Es el caso de Elías, quién después de estar brevemente en la banca de pocos equipos abandonó la profesión. Este "fantasma" Figueroa no es tampoco su familiar, pero generalmente en los medios Elías Figueroa hace recuerdos de su propia historia deportiva y menciona el famoso "gol iluminado" que le dio un título a Internacional.

Abrazo.

Ricardo Tribin dijo...

Ni lo pienso mi querido Esteban, pues de solo impide al tal posibilidad me da miedo.

Abrazo bien grande, muy estimado Esteban

esteban lob dijo...

Efectivamente Ricardo. Da escalofríos pensar en encontrarse con fantasmas...y más todavía alguna vez, llegar a ser uno de ellos.

Abrazo dominical.

Vicente Corrotea dijo...

Creo en Dios pero menos que antes pero no creo en ángeles ni demonios, ni en cielos ni infiernos. Creo que los sinceros deseos de los amigos y amigas provocan bienestar espiritual y corporal y hacen que las relaciones humanas sean mejor celebradas.
Hasta la vista, Esteban.

Felipe Tajafuerte dijo...

Ya lo creo que hay fantasmas, Esteban. Demasiados. Creo que conocerás una de las acepciones españolas de ese morfema, es sinónima de fantoche. En cuanto al tema que tratas soy agnóstico, aunque por aquí también existe la leyenda de lugares con psicofonías y aparecidos. Además están las leyendas urbanas como la de la chica de la curva. Un abrazo.

Reflexos Espelhando Espalhando Amig dijo...

Steban querido amigo,
Ah eles existem sim e o pior
é que sempre dão um
jeito de reaparecer.
Quando puder e desejar passa nesse meu endereço
além do Espelhando
http://reflexoemcoisasdemulher.blogspot.com/
Abraço
CatiahoAlc.

Gabriela dijo...

No sé si existen los fantasmas, lo que sé que es que a veces pasan cosas que no tienen explicación, ni sentido ni lógica.

Manuel dijo...

Como pasan de mi ya que ninguno a venido a verme, igual, paso yo de ellos. Te iba a preguntar el porqué de "fantasma" a este entrenador, pero, acabo de leerlo en la respuesta que le das a Ana María. Yo pensé algo como ella, que era una persona de los que hablan mucho, pero, que hacen poco.
Un fuerte abrazo, querido amigo.

esteban lob dijo...

Excelente compendio de tus creencias hiciste, Vicente. O mejor dicho de tus creencias, no creencias y creencias disminuidas.

Así pasa en la vida, a medida que los años nos van enseñando, mientras nos acercamos a la certeza que descubriremos en la nueva vida o en una de esas al final absoluto.

esteban lob dijo...

Ana María, estimado Felipe, me había revelado en su comentario esa acepción española que aquí en Chile no se emplea.Ya lo creo que de esos fantasmas hay muchos y en todas partes.

Abrazo.

esteban lob dijo...

Dejemos entonces, estimada Catiaho, a los fantasmas buscando por donde aparecer o reaparecer. Yo entretanto iré con todo gusto a visitarte en tus blog.

Retribuyo abrazo.

esteban lob dijo...

Y de esas cosas, Gabriela, creo que las hay más que fantasmas, sin duda.

esteban lob dijo...

Muy atinada medida, Manuel. Si los fantasmas no te visitan, para qué te vas a inquietar tu por ellos. Efectivamente en Chile el concepto de fantoche no está vinculado a la expresión fantasma y pensar que se supone hablamos el mismo idioma.

Abrazo caluroso...desde el frío de Santiago.

Ricardo Tribin dijo...

Mi querido Esteban,

El único Fantasma que me soporto es el de las tiras cómicas.

Fortísimo abrazo!!!!!!!!!!!

esteban lob dijo...

Ese Ricardo, es muy simpático e inofensivo.

Retribuyo abrazo.

RosaMaría dijo...

Yo no creo en fantasmas pero sí en espíritus que por alguna afinidad o circunstancias se manifiestan en algún lugar. Todo es muy discutible, pero la experiencia de estas jóvenes seguramente será inolvidable. Interesante historia. Abrazo

Jorge Atarama dijo...

Hola Esteban, comparto tu escepticismo pese a haber tenido oportunidad de tener estas experiencias fantasmales. Una de ellas fue en la ciudad peruana de Cajamarca. Tenía 12 años y siendo que teníamos que viajar de madrugada mi papá sugirió dormir en su oficina ubicada en la plaza de armas en una casona antigua. Al acostarnos escuchábamos alaridos, sonidos de latigazos y estruendo de cadenas. Fuimos donde el vigilante y de lo más normal nos dijo que él ya estaba acostumbrado. Si bien el hecho es concreto me parece que no son fantasmas sino que existe alguna forma de transmisión de información que nuestros sentidos captan y nos dan la sensación de realidad, a manera de un vívido sueño curiosamente colectivo. Más curioso el poderse plasmar en una cámara. Tremendo misterio. A manera que vayamos conociendo más la naturaleza del universo podremos entenderlo. Saludos desde Lima.

esteban lob dijo...

Hola Jorge:

Es interesante tu observación en el tema, basándote en que "existe alguna forma de transmisión de información que nuestros sentidos captan".
También resulta valiosa la experiencia que nos cuentas.

Saludos retribuidos, amigo.