sábado, marzo 24, 2018

La reaparición de Chile tras "el numerito" de Claudio Bravo

Resultado de imagen para Estocolmo
Una vista de la hermosa Estocolmo

El famoso "ceacheí", grito de guerra de los hinchas chilenos del deporte en todo el mundo, renació en la fría tarde de Estocolmo, mientras nuestro equipo ganaba 1-2 en el anochecer sueco.

Con miles de aficionados originarios de nuestro país y sus descendientes locales presentes en el estadio, Suecia en fecha Fifa recibía a nuestra selección de fútbol. Era buena ocasión para que con nuevo entrenador, el colombiano Reinaldo Rueda, este debutara con algunos rostros distintos a su cargo entre sus titulares y suplentes. 

A diferencia de los nuestros, eliminados en su momento en las clasificatorias, el combinado nórdico irá al Mundial de mitad de año en suelo ruso. Fue un debut doloroso en el marco de la condición de "sparring" por parte de los chilenos, ante planteles como el de hoy y también como será el de Dinamarca el martes 27, en  esa nación. 

Doloroso, porque estábamos acostumbrándonos a que los chilenos eran quienes ensayaban para algún Mundial, teniendo como rivales en las previas a equipos eliminados de la magna cita. Ahora es al revés. Los muchachos compatriotas son los invitados a exigir a equipos que sí irán a Rusia 2018.

El despilfarro gigantesco e inexcusable ya está atrás. La llamada (y tal vez sea verdad) mejor selección chilena de la historia, no había podido rubricar tantos años de gloria con su asistencia  al certamen a desarrollarse en suelo ruso. Con sus integrantes reconociendo que antes del decisivo partido que Chile perdió 0-3 ante Paraguay en casa y durante su mismo desarrollo, los de "la roja de todos" no habían puesto el interés indispensable a su faena, sintiéndose ya ganadores por presencia, quedó tajantemente claro por qué quedamos al margen. 

A la larga con tan solo haber empatado ese encuentro e incluso haberlo perdido por un gol de diferencia hubiéramos ido al Mundial. Claro, hubo en todo el proceso, soberbia, indisciplina y exceso de confianza, pero de no haber dilapidado ese partido ante Paraguay, igual clasificábamos. En fin, no lloremos sobre la leche derramada.
Sin embargo esta nueva etapa partió igualmente mal. 

Poco antes, Claudio Bravo, capitán y enorme valor de la selección, quiso hacer notar su supuesta superioridad moral, emitiendo una declaración en que no dejó títere con cabeza, culpando de lo humano y lo divino a todo el mundo, incluso al actual presidente del fútbol nacional, junto con viajar a Chile desde Inglaterra a descansar, mientras sus compañeros lo hacían a Suecia y Dinamarca a trabajar. Salvo matices, tal despropósito no merece análisis por destemplado e inoportuno.

Volviendo a lo netamente deportivo, Rueda se la jugó con una defensa renovada poniendo a Roco y Maripán; con Ángelo Sagal en ataque , generalmente suplente en tiempos de Pizzi como DT; con salto a la cancha en el segundo tiempo de los promisorios Diego Valdés y Marcos Bolados, este último la máxima sorpresa en los llamados de Rueda y quién se convirtió en "héroe" al marcar el gol del triunfo a segundos del final. El estratega colombiano incorporó algunos matices tácticos y privilegió la posesión del balón, lo que parece suficiente  en tiempos iniciales de su trabajo.

Chile dominó en la mayor parte del partido. No extrañó cuando a los 22 minutos mediante soberbio tiro desde fuera del área Arturo Vidal abriera el marcador, pero de inmediato ya un minuto más tarde una desaplicación defensiva permitió el empate de los dueños de casa mediante disparo de Toivonen. 

Cuando el cotejo expiraba una muy buena jugada de Alexis Sánchez, repelida parcialmente por el arquero Norfeld, fue aprovechada por el debutante Bolados con lo que la selección nacional se quedó con la victoria.

Sin duda fue un interesante comienzo de la llamada nueva era del fútbol chileno, pero la alegría de la victoria no alcanza a borrar la frustración "por los siglos de los siglos" de estar fuera de Rusia 2018.

11 comentarios:

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Vi el partido, Esteban, y se notó algo de la escuela colombiana en el juego Chileno, pero conservando su tradicional estilo aguerrido de siempre.

Me alegra el triunfo de tu selección,

un abrazo.

esteban lob dijo...

Gracias estimado Rafael. Es impresionante cómo ganaron los equipos sudamericanos esta vez: Colombia, Argentina, Uruguay, Perú, Brasil, Chile.

Abrazo.

MAR dijo...

Que lata que Chile no clasifico, es lamentable, porque el fútbol nos da tanta alegría, unión, asaditos y es muy entretenido.
Cariños Esteban.
mar

Gabriela dijo...

Como sin duda sabes, el viernes 23, Perú se enfrentó a Croacia en Miami. Era impresionante ver el estadio lleno de camisetas blancas con la franja roja diagonal. Perú casi jugaba de local. Sé de muchas personas que viajaron a solamente para ver el partido.
Así cerró el Perú una semana rara, de cambios, de decisiones difíciles, de esperanza.

Mari-Pi-R dijo...

Tan solo mis saludos, espero que lo disfrutaste, un abrazo.

esteban lob dijo...

Los asaditos, ceacheíes y el himno cantado con tanto fervor, serán estimada Mar las mayores carencias.

(Hoy tu nombre, amiga, vuelve a estar muy en boga en La Haya aunque no tengas arte ni parte).

esteban lob dijo...

Eso es lo que logra el fútbol, Gabriela. Con todos sus pro y sus contra.

Acerca de lo otro,me alegra tu última conclusión la que hago mía también. La de esperanza para el Perú.

esteban lob dijo...

Gracias Mari por tu presencia. Sé que el fútbol no de da chus ni mus.Por lo mismo.

Ricardo Tribin dijo...

Mi querido Esteban.

Para Chile, lo mejor.

Un fuerte abrazo!!!!!!!!!!

esteban lob dijo...

Mil gracias apreciado Ricardo.

Retribuyo abrazo.

RosaMaría dijo...

Ahora no pasan los partidos por TV, cosa que lamento pues me gusta el fútbol. Tu crónica lo dice todo bien claro, pero, a veces se está arriba y otras abajo. Pasa con todos, por supuesto que los equipos europeos tienen más disponibilidad, disciplina y también algún premio que hace su rendimiento más efectivo. Desde mi punto de vista pienso que los equipos tendrían que ser armados con la mayoría de jugadores locales ya que es difícil ensamblar en poco tiempo jugadores que tomaron otro estilo en todos sus roles. Un abrazo grandote.