lunes, noviembre 13, 2017

Buenos Aires en el recuerdo

Reproduzco La Entrada que publiqué el SÁBADO 20 de  DICIEMBRE de 2008.

  Al cabo de estos años, hay algunos de sus protagonistas que se han ido de este mundo,      MIentras que otras situaciones se han modificado por el avance inexorable del tiempo. 

  Al final de lo señalaDO HACE YA CASI 9 AÑOS, ME REFERIRÉ A ELLO. 




Resultado de imagen para Buenos Aires

Mi Buenos Aires querido

Mi nieto Esteban hace poco fue a Buenos Aires con su papá durante un fin de semana.
La pasión futbolística, un mal “heredado” por ambos sin duda, hizo que mi hijo le prometiera al niño cierta vez que “un día” lo llevaría a la capital argentina a ver a River o a Boca.

Esteban, acostumbrado a acompañar a Mauricio a los partidos de nuestro Colo Colo, desde ese anuncio quedó fascinado. Hasta que hace algunas semanas se presentó la coyuntura y se saldó la deuda. El único imponderable es que por razones del calendario del fútbol argentino, los huéspedes chilenos en lugar de River o Boca, vieron Racing-Colón.

Al regreso, por supuesto interrogué a mi nieto acerca de la experiencia... y él me contrapreguntó:
- Opa (diminutivo de abuelo para la gente de origen alemán), ¿Tu conoces Buenos Aires?
- Claro. Incluso una vez estuve allí más de un mes, cuando la Copa América se llamaba Campeonato Sudamericano de Fútbol y se jugaban todos los partidos en el mismo país...todos contra todos, sin grupos. Por eso duraba tanto.
- ¿Y tú transmitías?
- Sí. Y los días en que no había partido, iba a reportar los entrenamientos de la selección chilena al estadio de Boca.
- ¿Llevabas grabadora?
- No, porque era 1959 y todavía no existían grabadoras portátiles, así que tomaba notas y luego iba a los estudios de una radio que se llamaba El Mundo a despachar para Chile.
- ¿Ibas con los jugadores?
- Sí. En su bus. Mi mejor amigo de esa joven selección que ya preparaba Fernando Riera para el Mundial de 1962, era Luis Hernán Álvarez y nos sentábamos juntos tanto de ida como de vuelta.
- ¿El mismo que hizo 37 goles en un campeonato jugando por Colo Colo?
- El mismo. Claro que los hizo en 1963. Sin embargo el Mundial del 62 no lo jugó por Chile, porque del equipo aquel de 1959 hasta el de 1962, Riera probó a mucha gente y de los de ese Sudamericano de 1959 llegaron pocos.
- ¿Opa... te ves todavía con Álvarez?
- No, porque lamentablemente murió hace varios años.
- Opa... dijo mi nieto en su raciocinio de 7 años...¿y por qué tu no te has muerto?
Jaja. Porque la gente no necesariamente se muere por orden de edad.
Ah, si. En mi colegio dicen que hace unos años se murió una niñita muy chica.

Mientras dialogaba con Esteban, me puse a pensar en ese Buenos Aires que conocí hace casi 50 años, cuando yo tenía 22.
¡22 años...soltero...y en Buenos Aires!
Un Buenos Aires seguramente muy distinto a los que conocerían a lo largo de sus vidas mis amigos blogueros argentinos FerípulaBugmanMarcelo, Mentes Sueltas y otros que por esos tiempos todavía ni nacían.
Estaba yo instalado en el Hotel Carlson de la calle Viamonte. ¿Existirá todavía?

Un Buenos Aires encantador, pero en que ya se decía que los mejores artistas del tango, los mejores cantantes, no equiparaban a los de los años 40. Agregaría, no solamente las orquestas y cantantes, sino los tangos mismos. Esas notables creaciones de Caló, Canaro, De AngelisPugliese... “Al compás del corazón”...”El sueño del pibe”...más los imperecederos éxitos de Gardel de la década de los 30 “Volver”...”Mi Buenos Aires Querido” y tantos más, que se escuchan hasta nuestros tiempos, ya se añoraban a fines de esos años 50.

¡Qué de reminiscencias!... Por esos años yo todavía no relataba fútbol con regularidad. Junto a Nicanor Molinare y Víctor Abt (Q.E.P.D) transmitíamos para Chile por Radio Prat, también Q.E.P.D. Me correspondía hacer la locución comercial y, además, las entrevistas desde el vestuario de Chile, por lo cual bajaba hasta allí en el Monumental de River 15 minutos antes del final de los partidos, perdiéndome naturalmente goles y jugadas decisivas, que por esos años no era posible verlos después en la tele.
Pero como dicen en nuestro campo, “lo bailao y lo tomao no me lo quita naiden”.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Agrego en pleno 2017: 

En estos años también se han ido al más allá, el insigne relator y comentarista deportivo Nicanor Molinare de la Plaza y el artífice máximo del tercer lugar para Chile en el Mundial 1962, el Director Técnico de aquella Selección Nacional de Fútbol,  Fernando Riera. 

Mi nieto Esteban en 2008 de 7 años, ya tiene 16 y muchos de los que vivimos el Mundial del 62, por supuesto ostentamos edades más "avanzadas".

27 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Aquellos que se fueron y nos dejaron antes de su tiempo, yo he perdido muchos amigos de mi infancia y a mi parecer demasiado pronto, pero mientras segamos en vida y con salud intentemos disfrutar de ella y dar gracias por ello.
Que sigas bien y con buen fútbol.
Un abrazo

Ricardo Tribin dijo...

La muerte es un tributo a la vida, mi muy querido amigo Esteban.

Magnifica crónica!!!

Me encanto tu frase “lo bailao y lo tomao no me lo quita naiden” en Colombia diríamos " nadies "

Fuerte abrazo!!!

esteban lob dijo...

Muy cierto Mari-Pi-R. Cuando sobrevivimos tras tantas ausencias definitivas, nuestro andar se hace más pausado y más reflexivo.

Abrazo.

esteban lob dijo...

Gracias Ricardo.
¡Que curiosos son los distintos dialectos¡
Claro que no son patrimonio de América Latina esas grandes diferencias. En Alemania puede que en Munich, un bávaro no entienda una palabra cuando le habla un visitante de Hamburgo y eso que son compatriotas.

Retribuyo abrazo.

Elvira Carvalho dijo...

É maravilhoso o poder da nossa memória que nos leva a recordar tantas vivências passadas, não é mesmo amigo Esteban. Calculo que hoje seu neto, já terá uma ideia diferente, deixou de ser menino. O triste, é os companheiros que vão partindo, mas a vida é assim mesmo.
Um abraço

esteban lob dijo...

Uno en sus nietos, querida Elvira, va viendo día a día la prolongación de sus afanes e ideales, mientras que la partida de colegas y amigos, es parte de la vida misma. Tarde o temprano nos tocará a todos.No hay escapatoria.

Cariños.

Gabriela dijo...

Qué bonito recuerdo.
Me hiciste acordar la admiración que sé que mi primo, amante del fútbol, demostró ante mi papá, que en su calidad de presentador de TV entrevistó a los jugadores peruanos que ganaron la Copa América en 1975. Mira hasta dónde me llevaste.

esteban lob dijo...

Muy adecuado recuerdo, Gabriela, a horas de la posible ratificación del Perú como participante de otro torneo mundial de fútbol, tras 36 años de ausencia.

Me alegra que tu tradicional desinterés por este deporte, se haya atenuado con mis constantes referencias a él. Perú en el Mundial 2018 sería de justicia, si mañana le ganan a Nueva Zelanda, tras la eliminación de los nuestros, como castigo a darnos por clasificados antes de tiempo.

Ana Mª Ferrin dijo...

Imagino los ojos de tu nieto, abiertos como platos tratando de situar a su abuelo en los escenarios que contabas y pensando en cómo serían los vestuarios y los campos. Y sobre todo, el mundo sin teléfonos móviles y sin televisión...

esteban lob dijo...

Y con problemas de comunicación propios de esos tiempos, Ana María.

El partido Chile-Brasil lo transmitimos íntegro, con entrevistas y todo y recién al día siguiente supimos que la señal no había llegado a Chile.

Liliana dijo...

La inocencia de los niños...me has hecho recordar la vez que mi hija menor aprendió a restar números de 4 dígitos y cuando calculó la edad de mi madre, volteó a verme abriendo los ojos grande grande y me dijo, "cuánto ha durado, verdad?" ...creo que andaba por sus 80 primaveras!

Saludos Esteban =)))

esteban lob dijo...

jajajaja. Buenísima la del asombro de tu hija, Liliana.

Primero con nuestros hijos y, en mi caso luego con los nietos, el mayor deleite es escuchar las opiniones de ellos a medida que van creciendo.

Saludos, amiga.

Liliana dijo...

Ahí te va otra de nietos, aunque no míos, sino de mi madre: Mi hija mayor le dijo, con toda naturalidad, "Abuela déjale en tu testamento, a mi mamá el sartén donde haces la papas para cuando tú ya no estés, ella las haga igual de ricas." Mi madre se carcajeaba cada vez que lo recordaba....y luego otra, cuando la menor mía, viéndola ponerse crema en la cara, le preguntó para qué era y ella le contestó, "para las arrugas", decía ella que se le quedó viendo mi hija y luego le preguntó, "y te sirvió?" :P

esteban lob dijo...

Jajajajaja, ¡excelentes, Liliana! A mí me sacaban en cara mis padres durante años, que al preguntar por uno de mis abuelos frente a su foto de pared, y al responderme que estaba ya muerto, les contesté ¿entonces la foto se la fueron a sacar al cementerio?. Nadie está libre.

Liliana dijo...

jajajajajaja muy buena Esteban. =)))

Manuel dijo...

Entrañable, estimado Esteban; y lo importante es que lo cuentas por segunda vez, y te deseo que haya una tercera, cuarta... reedicción de este arículo.
Y tu nieto dentro de la inocencia y curiosidad propia de la edad, por sus preguntas, ya apunta maneras de periodista, Éste, va a seguir los pasos de su abuelo.
Un fuerte abrazo.

esteban lob dijo...

Gracias Liliana.



Hola Manuel.
Lo malo es que las "reediciones" se generan cuando uno recurre a textos antiguos, por falta de ideas nuevas dignas de considerar.

Abrazo desde la madrugada santiaguina.

Michy dijo...

Esteban, es agradable recordar, buenos momentos, recuerdo perfectamente, tu viaje. Pero no sabia que habian fallecido Victor y Nicanor, (q.e.p.d). A ambos tuve el gusto de conocer, saludos

esteban lob dijo...

Efectivamente Michy. Claro que Víctor Abt había muerto hace ya muchos años, más de 30, junto a su esposa en un accidente automovilístico.

Pedro Luso dijo...

Amigo Esteban imagino a alegria de seu neto (e do seu filho) em Buenos Aires, tendo a oportunidade de ver partidas de futebol entre os grandes times portenhos, como Boca e River, pode contar tudo o que viu ao seu avô, com tanta vivência futebolística para transmitir-lhe. Experiências como essas certamente ficarão na lembrança de seu neto. Também imagino a bem que lhe faz ouvir tantas perguntas sobre o futebol e sua vida profissional como narrador esportivo. Orgulho para o filho e para o neto, sem dúvida.
Não quero encerrar este comentário, amigo Esteban, antes de dizer que o meu time, o Internacional (time que teve a honra de ter como zagueiro Don Elías Figueroa) voltou à Primeira Divisão. Uma alegria para os colorados.
Um grande abraço daqui próximo à Fronteira da Argentina com o Chile.
Pedro

esteban lob dijo...

Amigo Pedro:

Agradezco las alabanzas y también me alegro por sus miles de partidarios que Internacional de Porto Alegre haya regresado a la División de Honor del gran fútbol de tu país. Es triste cuando clubes de tanta trayectoria y jerarquía pierden su condición de protagonistas principales, pero Inter se recuperó relativamente rápido del percance.

Retribuyo abrazo.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Una crónica muy bonita, llena de reminiscencias que traen a colación bellos momentos y gratos recuerdos... es que los niños de ahora son muy despiertos y salen con unas charlas geniales.

hablas de tu pasado con un agradecimiento tal que, sin dudarlo, fueron años muy felices.

Abrazos.

esteban lob dijo...

Lo fueron en verdad, Rafael. Lo que cuento sucedió hace ya largos 58 años y me parece recordar por ejemplo esas vivencias en Buenos Aires, como si no hubieran pasado más de unos 12 a 15 abriles.

Retribuyo abrazos, amigo.

Rud dijo...

¡Qué ternura, Esteban!
De tal padre, tal hijo y tal nieto. Un relato muy cercano, hermoso, magnífico, sencillamente encantador. Me parece que Buenos Aires a nadie deja indiferente.
Deseo que estés con excelente salud, un gran abrazo

esteban lob dijo...

Gracias Rud por tus conceptos.También espero que estés, al igual que tu familia, con muy buena salud y bienestar.

Afectuoso saludo.

Tais Luso dijo...

Querido amigo Esteban, em toda sua vida, ficou o exemplo para filho e neto! Que emocionante para seu neto ir com seu avô, que viveu o futebol a maior parte de sua vida, ver um emocionante jogo em Buenos Aires. Grandes times e muita emoção deve ter acontecido no coração de seu neto. E emoções para você! Essas são as coisas simples da vida que fazem a felicidade sua, do filho e do neto. Três gerações juntas fazendo o que gostam.
Beijo, amigo!

esteban lob dijo...

Gracias Tais. Son claramente situaciones que unen a tres generaciones, como lo reflejas muy bien.

También digo en tu idioma, con mucho afecto "Beijo, amiga"!