miércoles, enero 18, 2017

Errores que se repiten: Suazo y Orellana

Resultado de imagen para Chupete Suazo
Humberto "Chupete" Suazo

Hay un famoso tango argentino que sostiene "la historia vuelve a repetirse". También parece argumento de tango la similitud en el triste final deportivo  de Humberto "Chupete" Suazo y el violento salto de Fabián Orellana desde astro del Celta de Vigo a cesante ilustre. 

En ambos casos, la del notable goleador de la Selección Chilena y la del otro compatriota que ha tenido éxitos en el fútbol hispano, se produce una situación común, su absurda salida por culpa propía, desde sus últimos clubes.

Suazo, tras ganarlo todo en canchas nacionales y mexicanas, aparte de sus epopeyas por el llamado equipo de todos, regresó a nuestro país para integrarse a Colo Colo, entidad en la que brillara antes de emprender viaje a tierras aztecas. Volvía con un sueldo abultado para el medio local, a tono con sus pergaminos. No obstante sus reacciones de divo terminaron por pasarle la cuenta. Cierta vez abandonó abruptamente el campo de juego porque consideraba que la cancha no estaba en buenas condiciones, dejando a su entrenador de entonces, José Luis Sierra, asombrado y molesto con  su actitud. 

Más adelante, indignado por que el DT lo cambiaba a mitad de partido, se fue refunfuñando de la cancha y cuando al día siguiente su jefe lo citó  a conversar para buscar acuerdos, no obstante su clara indisciplina, Suazo se negó a ir, lo que significó su lógico despido. 

Hace pocos días  el futbolista del Celta de Vigo de la Liga de España, Fabián Orellana, protagonizó una escena similar. Generalmente llamado también a la selección de Chile y autor del gol del triunfo en un inolvidable partido frente a Argentina en eliminatorias mundialistas, el hábil delantero estaba cumpliendo en Celta una gran temporada. Sin embargo al venir saliendo de una lesión, su entrenador Eduardo Berizzo no lo hizo actuar todavía en el encuentro de vuelta frente a Valencia por la Copa del Rey, lo que enfureció al chileno. Al día siguiente el Director Técnico de Celta de Vigo lo llamó a comparecer a su oficina a lo que Orellana le mandó a decir que se fuera a cag..


Si cualquier hijo de vecino se insolenta de ese modo con  su jefe, no cabe duda acerca de quién gana el gallito, aunque el  subordinado tuviese razón, que esta vez no era el  caso.
Efectivamente: Berizzo solicitó a la directiva que marginara a Orellana del club, cosa a la que por cierto y por un elemental principio de disciplina se accedió.

En resumen, la intolerancia y ofuscación en su momento de Chupete Suazo y ahora de Fabián Orellana, significaron por cuestión ya de edad el fin de la carrera de un notable goleador y esta vez la necesidad  de Fabián de buscar nuevos horizontes, manchando su carrera con una "chiquillada".

Para quienes vibramos por años con los primorosos goles de Suazo y con la ascendente actuación de Orellana en Europa, sus salidas de madre nos duelen, presumiblemente más que a ellos mismos. Suazo en su momento creía tener la razón y Orellana actualmente se considera prácticamente un perseguido. Pero, en realidad, el frío análisis de los hechos no admite discusión acerca de la mala consejera que es la soberbia.

Resultado de imagen para Fabián Orellana
Fabián Orellana

26 comentarios:

MAR dijo...

Nos apasiona el futbol y nos alegra.
Yo estoy orgullosa por que ahora nos creemos el cuento y tenemos la autoestima alta, lo hemos ganado.
Lo demás no entiendo tanto jaja
Pero me encanta el futbol, une y nos alegra un rato.
Cariños para ti.
mar

Jorge Atarama dijo...

La importancia de cultivarse como ser humano, no es la primera vez ni será la última en el fútbol. hemos visto a un genio como Paul Gascoigne completamente demolido por la mala vida. Son casos donde les ha faltado la humildad que tienen los grandes. Saludos desde Lima.

esteban lob dijo...

¡Viva esa autoestima, estimada Mar! Claro que en su justa medida. Y eso siempre es lo más difícil de conseguir, sobre todo al no ser el fútbol un deporte individual.Pero resulta digno de agradecer que la selección nos una y nos alegre...aunque sea un rato.

Cariños también para ti.

esteban lob dijo...

El de Gascoingne, Jorge, es un gran ejemplo de autodestrucción en su máxima expresión,en que casos como los que toco son todavía lejanos, por fortuna.El propio Orellana en otro club podría reverdecer laureles y sentar cabeza, porque sus actos hostiles en contra de "todo lo que se mueve" no son nuevos.Siempre en estos casos se atribuye la inconducta y el desatino a carencias "de cuna", en circunstancias que en el mismo fútbol hay admirables ejemplos de superación no obstante.


Saludos desde un Santiago envuelto en la mayor ola de calor de su historia.¡Nos vamos a terminar derritiendo!

Mari-Pi-R dijo...

Tan solo dejarte mis saludos y que disfrutes del fútbol, un abrazo.

Tais Luso dijo...

Querido amigo Esteban, não entendo nada de futebol apesar de viver no país do futebol, mas vim visitá-lo, só escuto os outros falarem... Mas vim deixar meu grande abraço!
bjs!!

esteban lob dijo...

Con eso basta Mari.
Retribuyo saludos con afecto.

esteban lob dijo...

Retribuyo el abrazo apreciada Tais.

En un país tan futbolizado como Brasil, es difícil no sentirse parte de esa fiesta. De modo que algo debes entender, imagino. Aunque no te des cuenta.

Gabriela dijo...

Es lo que les pasa a quienes tienen humo en la cabeza, estimado Esteban. Al menos en el Perú, gran parte de la prensa deportiva es la principal responsable de que a estos jugadores se les nuble tanto el humo que dejan de pensar con claridad.

Pedro Luso dijo...

Aqui no Brasil também vemos nomes famosos como Suazo e Fabian Orellana brigarem com seus clubes e técnicos, além de terem problemas com tribunais esportivos. Muitas coisas os envolve, como os seus ganhos (la plata), problemas com a torcidas dos clubes que defendem, seus temperamentos, às vezes difíceis de lidar. Não deve ser nada fácil ser presidente de clube, técnico (e até colegas de time).
Aso poucos, amigo Esteban, vou me embrenhando no futebol da língua espanhola., como os seus ótimos artigos.
Grande abraço.

Elvira Carvalho dijo...

Penso que o facto de serem grandes jogadores, não lhes dá o direito de serem mal educados e indisciplinados. Afinal onde têm eles o brio profissional?
Um abraço

esteban lob dijo...

Muchas gracias por tus amables conceptos estimado Pedro.
Sin duda que inconductas como las mencionadas no son exclusividad del fútbol chileno.
Otro tema:a ver qué pasa esta noche en el Sudamericano Sub 20 entre tu país y el mío. La esperanza del recambio para los Alexis y Cía. está en esa selección nuestra. Habrá que ver si a la hora de la verdad como hoy, eso se demuestra.

Abrazo.

esteban lob dijo...

Esa pregunta, amiga Elvira, también me la hago.

Abrazo retribuido.

esteban lob dijo...

Esos humos en la cabeza, apreciada Gabriela, contrariamente a diversas patologías parecen no ser operables, pero en definitiva corresponden a la condición humana y el fútbol no está a salvo de su efecto.

Manuel dijo...

Me dejas boquiabierto. Solamente voy a contar una frase que me decía mi padre, cuando me incorporé al mercado laboral: "En todos los trabajos que estés, sal siempre con la cabeza bien alta".
Un fuerte abrazo, Esteban.

esteban lob dijo...

Gran consejo de tu padre, Manuel.

Abrazo austral.

Tais Luso dijo...

Diria que entendo o básico dos básicos, de ver os comentaristas e minha família conversar... Mas não me arrisco a nenhum palpite!! rsss
Beijo, Esteban.

esteban lob dijo...

Es el caso también, Tais, de mi esposa. Mi hijo, mis nietos y yo tenemos un perfil muy futbolizado, pero ella no se conmueve con el el rodar de la pelotita.

Liliana dijo...

La prensa, las televisoras y ellos que no tienen los pies en la tierra y así les va.

Saludos ESteban =)))

esteban lob dijo...

Pero no tienen la culpa la prensa y las televisoras que ellos no tengan los pies en la tierra, Liliana. Otros sí los tienen y son los más.

Saludos amiga.

Liliana dijo...

Claro que no tienen la culpa, los inflan y ellos no tienen los pies en la tierra, eso digo yo....

Ana Mª Ferrin dijo...

Tu análisis lleno de sentido común me lleva a reflexionar sobre la deriva de ciertos entrenadores.
Cito a Clemente, un tipo de simpatía bilbaína que un día se destapó ante un sencillo reportero con tal mala baba que dejó descolocados tanto a los espectadores como al chico, coincidiendo con el fin de su éxito. A Van Gaal increpando a gritos a los periodistas y a Mourinho cortando las preguntas con acritud y desprecio. O ahora mismo a Luis Enrique, penoso, en menos de tres años ha cruzado el retrato de Dorian Grey. Todos con un cambio radical de personalidad al empezar a recibir las primeras críticas negativas. Saludos

esteban lob dijo...

Gracias Ana María por atribuirme sentido común, que dicen es el más escaso de los sentidos.
Resulta llamativo el fenómeno de transformación de algunos entrenadores, que mencionas.Y en ese marco, creo que no faltan quienes adquieren costumbres lamentables por afán de protagonismo, como en el caso de Mourinho. El portugués iba ganándose un enorme prestigio por su capacidad, hasta que todos los árbitros desde su óptica eran malos, los periodistas ineptos, los espectadores ignorantes y otras perlitas.Curiosamente desde que adquirió la característica de habitual mal perdedor, los resultados le empezaron a jugar en contra hasta que se tuvo que ir por mala campaña del Chelsea y tener cuesta arriba a su actual club, el Manchester United. Sin duda que "por la boca muere el pez".

Saludos.

esteban lob dijo...

Está claro, Liliana.

Un beso.

Ricardo Tribin dijo...

Mi querido Esteban.

Omo diría el expresidente panameño Arnulfo Arias Madrid " La historia se repite en espiral"

Especial abrazo.

esteban lob dijo...

Y se seguirá repitiendo, apreciado Ricardo.